?>
alt="" class="" />

Marlene de los Ángeles Macia Torres (CV)
Alicia Martínez Tena (CV)
Rosario León Robaina
(CV)
Universidad de Oriente
' . $nRegistro; ?>

Volver al índice

 

2.3. INTERVENCIÓN ANTE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR A LAS PERSONAS ANCIANAS. ANÁLISIS DEL ESTUDIO DE CASOS.

La técnica de estudio de casos sigue siendo importante y necesaria representando la génesis y el eje central del diario quehacer del trabajo social. Tal vez por ser una técnica tan utilizada, a veces se menosprecia su valor como forma científica de investigación y nos lleva a creer erróneamente que el estudio de casos es inoperante.
Como todo método el estudio de casos debe seguir ciertas reglas que en el presente trabajo se toman en cuenta para otorgar de objetividad el tema en cuestión.1
El abordar la violencia intrafamiliar al adulto mayor en la comunidad estudiada, permitió encontrar los hechos, en este caso, los factores que condicionan la violencia, para proponer alternativas que posibiliten atenuar los efectos en las personas estudiadas.
Para ello fueron definidas las siguientes etapas2 :

Para una mejor comprensión de los factores que condicionan la violencia intrafamiliar al adulto mayor, fueron estudiados 4 ancianos. Sus relatos contribuyeron decididamente a precisar, del conjunto de factores, aquellos que tienen una mayor presencia en sus realidades cotidianas. Se entrecruzaron esas informaciones con las ofrecidas por otros actores comunitarios, las que validaron la idea científica elaborada.
Caso Nº 1
Descripción del caso:
Generalmente los hijos, después del cónyuge son los principales proveedores de apoyo, pero no siempre resulta así.
Atentos a este caso; tenemos como objeto de investigación a una abuela, madre de tres hijos. Actualmente convive con la hija, a la que se entrevistó, y una nieta.
Se entrevistó también a dos vecinas que frecuentan la vivienda y tiene amplio conocimiento de la situación familiar.
Como resultado de la aplicación del cuestionario a la anciana y de las entrevistas a la hija y vecinas, se pudo llegar a la siguiente información:
La anciana es impedida física, pues no puede caminar por tener fractura de cadera. Vive en una casa de mampostería, con dos cuartos, baño, cocina-comedor, sala, portal y patio. Posee todas las condiciones para tener una vida estable, no obstante, al hacer el resumen de los resultados ha sido posible constatar:

Caso Nº 2.
Descripción del caso:
Anciana que vive con la hija y el nieto. Se utilizaron como fuente de información, el cuestionario realizado a la señora, y las entrevistas realizadas a la hija y una vecina que la visita con gran frecuencia. De la información obtenida se obtuvo lo siguiente:
Esta anciana de 71 años, discapacidad auditiva y con dificultades para orientarse. Vive en casa de mampostería, que posee portal, sala, saleta, tres cuartos, un baño, cocina-comedor y patio interior.
La hija trabaja y por tanto devenga de un salario, y el nieto estudia en la universidad.
Esta anciana goza de todo el ambiente requerido para tener una vida estable, aunque al hacer el resumen de la información recibida se comprueba lo siguiente:

Caso Nº 3
Descripción del caso:
Anciana de 75 años. Jubilada. Vive con la hija que no trabaja y una nieta que estudia en la Universidad.
Para esta investigación se utilizó la información dada a través del cuestionario entregado a la anciana y las entrevistas realizadas a la hija, nieta y vecinos cercanos y que visitan con frecuencia a esta familia. La información brindada por todos, nos señala lo siguiente:
La anciana vive en una casa de mampostería, que posee sala, saleta, comedor, cocina, cuatro cuartos (uno utilizado por la anciana), un baño y patio.
Por la visita a la vivienda y las declaraciones realizadas por los entrevistados, se detecta que esta anciana tiene un medio con condiciones óptimas para desarrollar una vida estable, sin embargo, al resumir las entrevistas y el cuestionario efectuados, se denotan las siguientes situaciones:

Caso Nº 4
Descripción del caso:
El caso de análisis solo contó desde el punto de vista familiar con el matrimonio objeto de investigación, se entrevistaron además a dos sobrinos de la señora, que aunque no viven con ellos ni los visitan frecuentemente tienen conocimiento del desempeño de los ancianos objeto de estudio.
Se les aplicó la entrevista a los vecinos de ambos lados de la casa, por referir ser las personas que en algún momento los han auxiliado. Los resultados de la aplicación del cuestionario a los ancianos y de la entrevista a los familiares y vecinos, se pudo llegar a la siguiente información:
Matrimonio mayor de 80 años ambos cónyuges, viven solos. Su hijo y nieto residen en el extranjero. La anciana es impedida física y pensionada por la seguridad social. Reciben ayuda económica del hijo de manera periódica. El anciano no recibe ningún tipo de remuneración económica porque nunca trabajó.
El matrimonio vive en una casa de mampostería, con cuatro cuartos y tres baños, cocina-comedor, sala-saleta, portal y patio. Posee todas las condiciones para tener una vida estable. Se constató lo siguiente:

Valoraciones:
Estos ancianos, muchas veces sin que exista un ambiente de violencia, igual se puede sentir deprimido, como un estorbo para la familia, con deseos de morir, porque considera que ya vivió su vida y el hecho de no poder valerse por sí mismo y tener que recibir apoyo para alimentarse o atenciones médicas ya causa un fuerte impacto en su estado emocional. Entonces si existe adicionalmente violencia intrafamiliar y las consecuencias pueden ser más devastadoras.
No existen fuentes que puedan proporcionar datos exactos sobre la incidencia de maltrato a este grupo poblacional dado la ausencia de una instancia administrativa especializada abocada a la atención de casos específicos de maltrato a Personas Adultas Mayores.
La violencia intrafamiliar produce una variedad de patologías no perceptibles a primera vista. También se puede asociar a varias condiciones muy comunes en estas personas: inanición, problemas de dinero, lesiones, aislamiento, deshidratación, insomnio, o con la depresión y otros tipos de manifestaciones psiquiátricas. Además hay enfermedades que se ven frecuentemente en los niños, también puede presentarse en la población geriátrica como las quemaduras, fracturas, equimosis, fobias, negligencia higiénica, polifarmacia, incumplimiento de los tratamientos en un paciente dependiente y por el aislamiento social.
Lamentablemente, no siempre es el médico la persona del equipo de salud que está con mayor frecuencia en contacto con este tipo de situaciones, restándole fuerza a una mejor evaluación o control.
El tipo de maltrato de mayor frecuencia es el psicológico.
Los relatos permitieron aseverar que es casi inexistente los mecanismos efectivos para la detección de situaciones de maltrato en las estructuras de la sociedad: consejo popular, consultorio del médico de la familia, Policía Nacional Revolucionaria. Tampoco se pudo conocer de la existencia de algún tipo de legislación que desde lo jurídico, proteja a los adultos mayores de la violencia intrafamiliar.
Al no ser percibido con claridad ante la observación de las acciones la presencia de relaciones armónicas intergeneracionales, se afirma que la cultura de paz, respeto, consideración, admiración, comprensión, veneración hacia los ancianos, es prácticamente imperceptible. De lo expresado se puede entonces aseverar, que estas familias estudiadas a través de los ancianos, no están preparados para enfrentar el envejecimiento de sus padres y abuelos.

1 Para el Trabajo Social, el estudio de caso ha representado un gran esfuerzo. Hacer un caso, como usualmente se dice, representa un gran reto, pues se deben tener en cuenta sus fases, a partir de la propia definición de caso, el cual hace alusión a un conjunto de hechos que den cuenta de la problemática a investigar.

2 Smith Venegas Marjorie: Estudio de caso. Opción para el trabajo social. Ob. Cit. P 40-42

Volver al índice