LA CALIDAD DE LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR PRIVADAS EN ZACATECAS

Beatriz Herrera Guzmán

Apartado metodológico

Como metodología del trabajo prevaleció tanto el enfoque cualitativo como cuantitativo, utilizando la encuesta y la entrevista estructurada. La metodología cualitativa se refiere a las investigaciones que generan datos descriptivos: las propias palabras de las personas, habladas o escritas y la conducta observable (Taylor y Bogdan: 1996). El empleo de estos métodos se divulgó primero en los estudios de la “Escuela de Chicago” entre los años de 1910-1940. Declinó durante 1950 y resurgió en 1960. Los métodos cualitativos tienen una rica historia en la sociología norteamericana, incluso aunque el día de hoy no tengan una amplia aceptación.
Para Blummer (1969) los métodos cualitativos permiten permanecer próximos al mundo empírico, están destinados a proporcionar datos que describan lo que la gente realmente dice y hace. Estos métodos surgen cuando algunos investigadores creen que los métodos cuantitativos no exponen la realidad social tal y como se encuentra (Pérez S.: 2004). De ahí que los que abogan por el paradigma educativo lo hacen interesados en comprender la conducta humana desde el marco de referencia de quien actúa.
En palabras de Cook y Reichart (citado por Meza) "Cuando se aplican métodos cuantitativos se miden características o variables que pueden tomar valores numéricos y deben describirse para facilitar la búsqueda de posibles relaciones mediante el análisis estadístico. De igual forma significa que la investigación educativa como trabajo científico, ni se reduzca a una descripción empírica morfólógica sin  más utilidad que retroalimentar el discurso del poder.
          El propósito de este trabajo ha sido conjugar los dos enfoques, cualitativo y cuantitativo, ello a fin de concederle mayor objetividad a lo que de por  sí es subjetivo.

Encuesta

Por esta técnica se entiende la recolección sistemática de datos o muestras de poblaciones, que deben conseguirse mediante el uso de entrevistas y otros instrumentos de obtención de datos  (Luengo: S/F). En el campo de la encuesta, el cuestionario es una herramienta muy valiosa, incluso en muchas investigaciones llega a ser el único recurso de la investigación.
La realización de una encuesta comprende tres planos: el intelectual, el práctico y el financiero. El primero consiste en determinar cuidadosamente el objeto de estudio y su aplicación en un cuestionario; el segundo comprende la búsqueda de hallazgos, capacitar a encuestadores, diseñar procesos de codificación y análisis de los datos y; el tercero es la fuente de financiamiento, ya que determina la aplicación o no de la encuesta (García Córdova: 2002).
La encuesta es un método que se realiza por medio de técnicas de interrogación, procurando conocer aspectos relativos de los grupos. Esto se hace a través de testimonios, orales o escritos, provocados y dirigidos, con el propósito de averiguar hechos, opiniones o actitudes, motivaciones o rasgos psicológicos del individuo. Asegura Córdova (2002) que una encuesta es una actividad consciente y planeada para indagar y obtener datos sobre hechos, conocimientos, opiniones, juicios y motivaciones, porque las preguntas generan reflexión en quien debe contestarlas.
Aun cuando se sabe que ésta es más costosa que la investigación documental, su ventaja es que brinda información más reciente sobre procesos actuales (Garza M. 1998; García Córdova: 2002). No obstante que esta herramienta tiene limitaciones, continúa siendo uno de los procesos de investigación más usado en el campo de las Ciencias Sociales.
Por lo anterior, se consideró que la encuesta serviría para conocer la opinión de una población con respecto al problema de investigación. Con el objetivo de obtener mayor veracidad en las respuestas, se determinó que se encuestarían a los alumnos de los últimos semestres de cuatro universidades y de dos carreras específicas. Así, se planeó el diseño, aplicación, captura y análisis de la información derivada del cuestionario, como también los momentos oportunos para contactar a los encuestados. Es preciso mencionar que, la aplicación de una herramienta, en este caso la encuesta, debe ser en un solo momento, contemplando el tiempo en el que los encuestados están dispuestos a conceder su tiempo.
En la encuesta aplicada se contemplaron aspectos como: edad, origen de establecimiento (público o privado), expectativas de su universidad y su carrera, nivel de vinculación de su universidad con el sector laboral, opinión que tienen de su institución, capacidades y habilidades que adquieren en su profesión y las que desarrollan sus profesores, el grado de formación recibida y la valoración del currículum de la licenciatura que cursan.
Los aspectos que caracterizaron la aplicación de la encuesta realizada fueron:

  • La muestra representativa se eligió tomando en cuenta la población de  las carreras seleccionadas, pues la mayoría de ellas no cuentan con la matrícula suficiente, por lo cual se consideró un número de encuestados proporcional que permitiera comparar la totalidad de los establecimientos educativos.
  • Se sugiere que el cuestionario contenga preguntas específicas, claras y estructuradas, procurando ordenar las interrogantes en relación con los temas y/o preguntas de investigación. Para eso, se revisó cuidadosamente la herramienta metodológica antes de su aplicación. Es preciso haber aplicado un piloteo de la encuesta, que en este caso permitió detectar errores de redacción, planteamiento de algunas preguntas que resultaban incomprensibles para los estudiantes y para algunos coordinadores de carrera que insistieron en repasar el tipo de preguntas.
  • La selección de los encuestados se hace con tiempo y se recomienda que la aplicación del cuestionario se haga en un solo momento. De ahí que se procuró tener contactos y permisos previos con los coordinadores de carrera para que propusieran tanto el lugar como el tiempo para efectuar dicha labor.
  • Para tener la certeza de contar con la población contemplada, se tuvo cuidado de preguntar los horarios en que los grupos tienen mayor cantidad de estudiantes. Siendo en este caso, los alumnos de 9º semestre.
  • La duración de aplicación no debe rebasar los 35 o 40 minutos, para evitar la desconcentración de los encuestados. De tal manera que se procuró que, al momento de contestar el cuestionario, los alumnos lo hicieran en un lugar tranquilo, como el salón de clases, para que favoreciera la concentración y la entrega rápida de las preguntas. Lo que se pudo percibir en esta investigación es que el éxito en la aplicación de una encuesta también depende del número de interrogantes, es decir, a mayor cantidad de preguntas, disminuye el nivel de concentración de los interrogados.
  • Algunos cuestionarios no se aplicaron personalmente, se insistió vía telefónica, convenciendo a los encuestados de la importancia de sus respuestas. En este caso, fue debido a que se complicó encontrar estudiantes del último semestre y de las carreras específicas, en parte por la escasa población con la que cuentan algunas carreras, o bien, por  la dificultad de reunir en un solo momento a los estudiantes. Lo recomendable es pactar con las instituciones para aplicar una  herramienta metodológica. En la mayoría de los asuntos las autoridades colaboraron, desde otorgar los permisos hasta el acondicionamiento de los espacios que ayudaron al trabajo del investigador. 
  • Se insistió a los encuestados sobre la importancia de sus respuestas, lo que coadyuvó a que los estudiantes contestaran con mayor objetividad.
  • Se buscó que la hora señalada para aplicar el cuestionario se cumpliera a cabalidad. En este caso, favoreció para que las instituciones atendieran la seriedad de la investigación y para programar las visitas consecuentes a los planteles.
  • Contemplar oportunamente la herramienta de análisis de una encuesta favoreció en gran medida el diseño de la misma. 

 

Una de las ventajas que se perciben de la encuesta es que las preguntas son generales y se aplicar de manera uniforme a todos los sujetos. Sus respuestas están prediseñadas o son de opción limitada, con lo que se asegura que todos den respuesta a las mismas preguntas usando las mismas categorías (García Córdova: 2002).  Además el número de preguntas y la diversidad de temas que se exponen en una encuesta determinan el volumen de información que se puede llegar a obtener por este método.
Entre las limitaciones está el nivel de subjetividad que un encuestado pueda plasmar en sus respuestas, se requiere entonces que la convocatoria que haga el aplicador sea firme, para que motive en mayor grado la seriedad de las apreciaciones que se emitan.


Entrevista estructurada

Tylor y Bogdan (1996) aseguran que la entrevista es la “herramienta de excavar” favorita de los sociólogos. La entrevista es una de las técnicas de interrogación que se utilizan con mayor frecuencia en la investigación social, sobre todo en los estudios exploratorios. El entrevistador se enfrenta cara a cara con el individuo de quien obtendrá la información verbal, generalmente en forma de respuestas a preguntas concretas (Luengo: S/F).
La entrevista estandarizada, estructurada, dirigida, controlada o guiada, sigue un procedimiento fijado de antemano, esto es, un formato establecido de preguntas, a lo que se le conoce como protocolo de entrevista o simplemente cuestionario. Su forma más completa es la entrevista de encuesta, en que a todos y cada uno de los contestantes se les dirigen las mismas preguntas del mismo modo y en el mismo orden. Efectivamente, en esta herramienta no se tiene libertad para adaptar ni reformular las preguntas, como tampoco cambiar el orden de los temas, o añadir preguntas adicionales. Es decir, para alcanzar la uniformidad, se sacrifica la profundidad (Luengo: S/F).
Para Garza Mercado (1998), de acuerdo con el número de personas entrevistadas, la entrevista puede ser considerada como individual o colectiva. De acuerdo con la estructuración de la entrevista, ésta podría clasificarse como libre o dirigida. En el primer caso, el entrevistador dirige la entrevista en una forma más espontánea; en el segundo, el cuestionario se aplica bajo un número de preguntas fijadas previamente. Mientras que en la primera se permite profundizar en los temas, la segunda facilita la comparabilidad de las respuestas. En la investigación realizada, se eligió esta última.
La entrevista tiene la ventaja de que aun cuando se aplique una entrevista estructurada, el entrevistador tiene la oportunidad de observar y reportar las reacciones del entrevistado y si es posible, formular nuevas preguntas y el entrevistado ampliar sus respuestas (García Córdova: 2002).
Algunas características de la entrevista:

  • Permite, además de capturar las respuestas de la entrevista, obtener más información relacionada con el tema de investigación que se esta llevando a cabo.
  • Se parte de un guión de preguntas que permitirá aplicarse a un número reducido de personas, a su vez, comparar la información obtenida. Es preciso aclarar que las entrevistas de esta naturaleza pueden tomarse de 30 a 40 minutos. En esta investigación, la mayoría de las respuestas de las entrevistas estructuradas se escribieron por el entrevistador, lo que permitió agilizar la aplicación o, en su caso, confirmar algunas respuestas que no fueron suficientemente claras.
  • La entrevista se aplicó a directores generales, coordinadores de carrera y a empleadores. A las autoridades universitarias se les localizó en sus áreas de trabajo. En el caso de los empleadores, la tarea se tornó difícil, pues algunas bases de datos que proporcionaron las instituciones sobre el seguimiento de sus graduados no estaban actualizadas; otros planteles no tenían el registro por escrito, por lo que se confió en su palabra. Sin embargo, la mayoría fueron localizados vía telefónica, donde fue necesario, primero, tener certeza del origen de los egresados (universidad y carrera) y, segundo, comprometer la entrevista con el personal que conociera a sus trabajadores. Algunas entrevistas se formalizaron personalmente.
  • Posterior a su aplicación, se pasó al análisis de las respuestas, para que éstas, a su vez, sirvieran para enriquecer la información obtenida de cada uno de los establecimientos educativos y poder contrastar sus percepciones con las de los directores generales, coordinadores de carrera y estudiantes.
  • Por otra parte fue de gran ayuda la información proporcionada tanto por los responsables de área como por las secretarias, quienes formalizaban las entrevistas con las autoridades escolares.
  • Las preguntas destinadas a las autoridades universitarias se dirigieron a conocer la opinión que tienen de sus alumnos, retos de la institución y de las carreras en específico, así como sus tareas pendientes. Por su parte, a los empleadores se le hicieron preguntas parecidas, valorando principalmente el perfil de los egresados y sus sugerencias a las distintas instituciones.

 

Una de las desventajas de la entrevista estructurada es que los entrevistados no tienen libertad para adaptar, reformular preguntas o añadir preguntas ni cambiar el orden de los temas. Para esta investigación se consideró que la aplicación de esta técnica favorece para que el entrevistador pueda replantear o incluso ampliar las respuestas.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga