"EL TRÁNSITO DE LOS ESTUDIANTES POR LA UNIVERSIDAD"

Verónica Soledad Walker

Estudiar  y trabajar


Como se señaló, la carrera de Ingeniería de Sistemas se destaca en el análisis institucional de la U.N.C.P.B.A. por presentar el mayor porcentaje de estudiantes que trabajan durante sus estudios (junto con la Facultad de Ingeniería, sede Olavarría). En el proceso de inserción laboral temprana que hace que un gran número de alumnos deba compatibilizar estudio y trabajo, el sector empresarial constituye el principal empleador. Precisamente, una de las críticas que los estudiantes le hacen a la carrera tiene que ver con la alta prioridad que se le otorga a dicho sector como futura salida laboral del los Ingenieros de Sistemas en detrimento de otras fuentes de trabajo que no necesariamente tiene que ver con el sector privado. A partir de esto, habría que preguntarse si el 53,5% de los estudiantes avanzados de Ingeniería de Sistemas que dice pretender las empresas privadas como espacio laboral futuro o el 25% que aspira tener su propia empresa, en contraste con un 7,1% que proyecta desempeñarse en el sector público o en la propia universidad1 , no responden a lo que el perfil de la carrera instituye como escenarios laborales posibles. Al respecto, uno de los estudiantes entrevistados sostiene: “lo que más critico es que nuestra formación va directo a trabajar en una empresa”. Y agrega que le gustaría que en la carrera le digan que “Sistemas no es nada más en una empresa, que es un montón de cosas” que se pueden desarrollar en el “ámbito público, en la universidad, en la municipalidad, en un hospital”.
Al analizar la incidencia que la situación laboral tiene en los estudios, resulta conveniente distinguir entre estudiantes que se desempeñan en trabajos desvinculados de la carrera de aquellos que lo hacen en actividades afines a las incumbencias del título de Ingeniero de Sistemas. De estos últimos, vale diferenciar entre los que comenzaron a trabajar a través del Programa de Pasantías y los que no. Del total de estudiantes entrevistados la mayoría de los que trabajan se encuentran empleados en actividades que nada tienen que ver con la carrera (mozo, atención al público en comercio, trabajos temporarios de verano, etc.). Al preguntarles sobre la incidencia que en sus estudios tiene el hecho de estar trabajando, la mayoría plantea, además de la ayuda económica, la organización y el mayor aprovechamiento de los tiempos de estudio.
De los dos estudiantes que trabajan en tareas relacionadas con la carrera, uno de ellos comenzó a hacerlo a través de un auto-emprendimiento (tiene una página web) y el otro por medio del Programa de Pasantías. Cabe aclarar que éste es el único estudiante de los entrevistados que fue pasante en algún momento de la carrera. El resto aduce no haber participado en dichas experiencias para no restarle tiempo de estudio a la carrera, porque no se le dio la posibilidad o porque no supo dónde obtener información al respecto. Sin embargo no descartan la posibilidad de realizarlas una vez que les quede por cursar solamente las materias optativas. Uno de los estudiantes entrevistados plantea: “yo tengo pensado para el cuatrimestre que viene ver si puedo hacer alguna pasantía, pero eso lo puedo hacer porque tengo una sola materia para cursar fija en el plan de estudios y después el plan de estudios te pide creo que tres materias optativas, entonces las materias optativas esas sí contemplan un poco más el tema del trabajo”. Al indagar sobre el aporte que la realización de pasantías puede brindar a un futuro ingeniero de sistemas uno de los estudiantes respondió: “…No las veo muy educativas tampoco, hasta dónde se aprende…Hasta dónde uno aprende a ser un profesional en una práctica en la que uno no hace una cosa muy profesional, hace un trabajo que bueno… del último ahí en la cadena y tiene que hacer el trabajo más feo”. Otro definió el sistema de pasantías como “un empleado barato pero no ayuda al estudiante, ayuda a la empresa”. Sin embargo, hubo planteos del tipo: “para mí lo principal es la experiencia que te da cualquier trabajo relacionado”. De esta manera, si bien para los estudiantes esto no supondría un aporte significativo a la formación, sí brindaría la experiencia que el mercado laboral valora y requiere. Esta valoración positiva de las pasantías como espacio de adquisición de experiencia se encuentra presente también en los juicios de los estudiantes acerca de la posibilidad de que la carrera contemple prácticas profesionales tal como lo plantean los estándares definidos por la CONEAU para la acreditación de la misma2 . Al indagar sobre esta cuestión, las voces de los estudiantes variaron entre posturas que no creen que sea obligación de la facultad proveer dichas prácticas, algunos que consideran que son necesarias en la carrera, otros que rescatan la experiencia que brindan y no pocos que dudan del potencial formativo de las mismas.  Aparecen, también, propuestas de no circunscribir las prácticas profesionales al ámbito privado ytemores asociados a la imposibilidad de conseguir en una empresa la cantidad de horas exigidas por el plan de estudios y terminar retrasando aún más la carrera.
Como puede apreciarse, las opiniones de los estudiantes sobre estos dos modos de prácticas laborales durante los estudios que la facultad promueve -como el caso de las pasantías- o deberá promover -como las prácticas profesionales-, variaron aunque en una misma dirección. Sostienen que si bien no suponen un aporte significativo a la formación y más aún, pueden contribuir a retrasar la carrera, las mismas brindan una experiencia laboral que en el futuro se torna necesaria.


1 De acuerdo a los resultados del proyecto de investigación ya mencionado “Formación universitaria y éxito académico: disciplinas, estudiantes y profesores”, el espacio laboral pretendido por los alumnos avanzados de Ingeniería de Sistemas es: empresa privada (53,5%), empresa propia (25%), ejercicio libre (10,7%), sector público (3,6%), universidad (3,6%) y NC (3,6%)

2 Tal como lo plantea la Ley Nacional de Educación Superior Nº 24521/95 en sus artículos 43 y 46, la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria es la encargada de acreditar periódicamente aquellas carreras de grado cuyos títulos correspondan a “profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes”. A tal efecto, y por medio de la Resolución 786/09 el Ministerio de Educación aprobó los contenidos curriculares básicos, la carga horaria mínima, los criterios de intensidad de la formación práctica y los estándares para la acreditación de la carrera de Ingeniería de Sistemas.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga