“FACTORES DE LA CULTURA ORGANIZACIONAL INFLUYENTES EN LA SATISFACCIÓN LABORAL DEL PERSONAL ADMINISTRATIVO DE LA SEDE REGIONAL BRUNCA, CAMPUS PÉREZ ZELEDÓN UNIVERSIDAD NACIONAL”

Alexandra Tabash Méndez

Los equipos de trabajo


En los últimos años están sobre la palestra algunas modalidades de administración de empresas innovadoras que son muy efectivas, entre ellas: el trabajo en equipo. ¿Por qué sucede esto? Son varias las razones que se pueden acotar de este “boom”, entre ellas económicas (reducción de costos) y de organización (organizaciones planas con menos niveles jerárquicos) las cuales buscan la optimización de funciones y servicios bajo premisas de calidad total, eficiencia y eficacia, siendo el logro de la misión, visión y objetivos a través de la formación de equipos, cimiento básico en el engranaje empresarial.
Al igual que muchos de los temas de administración de empresas y de liderazgo que se tratan actualmente, el trabajo en equipo y su gran valía para las organizaciones no es una novedad. Desde tiempos bíblicos se hace evidente la importancia del trabajo en equipo. Lorin Woolfe (2002) muestra en su libro Valores para líderes contemporáneos, que en la Biblia hay pasajes en donde al trabajo en equipo se le da un valor e importancia significativos,  aunque quizás no se encuentre el término propiamente expreso:
“Mas valen dos que uno, porque obtiene más fruto por su trabajo. Si cae el uno levanta al otro…Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. Una cuerda de tres hilos no se rompe con facilidad”. Eclesiastés 12:12. (pág 120)
Además Jesús siempre puso especial interés en el logro de objetivos mediante el trabajo en equipo: escogió un equipo de doce apóstoles y los envió a evangelizar el mundo de dos en dos; dejando muy claro la importancia de este tipo de gestión.
 Así a través de la historia se encuentran numerosos ejemplos de diferentes organizaciones, de toda índole, las cuales logran su misión, visión y objetivos mediante el trabajo en equipo.
¿Pero qué es en sí un equipo de trabajo, en qué consisten los mismos?
 Lussier y Achua, (2005) lo definen de la siguiente manera:
“Un equipo es una unidad formada por dos o más personas con habilidades complementarias, que se comprometen en un propósito común y fijan objetivos y expectativas de desempeño comunes, de los cuales se responsabilizan”. (Pág 261)
A partir de la definición anterior se deduce que un equipo de trabajo es algo más que un grupo de personas que laboran para una misma empresa, pues es notorio que en dicha definición ni siquiera se hace alusión a la palabra grupo, más bien se emplea el término “unidad”, el cual hace ver que esta es una de las principales características de los equipos de trabajo.
La formación de los mismos no es tarea del todo sencilla, ya que se deben tomar en cuenta principalmente las habilidades y/o  fortalezas de sus integrantes para que se complementen de acuerdo a la función que se desea que el equipo desempeñe y claro está, para lograr un desempeño óptimo por parte de los colaboradores, a raíz de estar trabajando en áreas de su agrado, en sus áreas fuertes.
De acuerdo con Maxwell (2005):
“La razón número uno por la cual las personas no disfrutan sus trabajos es porque no están trabajando en sus áreas de fortalezas. Cuando los empleados continuamente tienen que trabajar en áreas débiles, se desmoralizan, son menos productivos y eventualmente llegan al agotamiento”. (Pág 236)
Existen otros aspectos que se deben tomar en cuenta a la hora de formar equipos, entre ellos están: la toma de decisiones, coordinación, comunicación, confianza, motivación, solidaridad y colaboración, entre otros, ya que los mismos influyen fuertemente en la eficacia de los mismos.
Al respecto Lussier y Achua, (2005) refieren:
“Los equipos efectivos deben tener la mezcla correcta de destrezas, conocimientos y habilidades complementarias para poder desempeñar su trabajo”.  (Pág 268)

“Tener los mejores jugadores en la cancha no es suficiente, uno debe tener a los mejores jugadores en las correctas posiciones”
John C. Maxwell

Importancia de los equipos de trabajo
Sobre la importancia de  los equipos trabajos se puede decir que la misma es manifestada desde la sabiduría popular mediante el siguiente refrán: “Dos cabezas piensan mejor que una” hasta definiciones y explicaciones más complejas y científicas, por ejemplo la brindada por  Gibson, J., Ivancevich, J. y Donnelly, J. (2003) quienes acotan la importancia de los mismos por varias razones, entre ellas: aumento de la productividad, aumento de la calidad y aumento de la satisfacción del usuario.

Partiendo de lo anterior, se puede afirmar que el trabajo en equipo es de suma importancia para las organizaciones, pues son fuente generadora de ideas, conocimientos y experiencias que ayudan a salir adelante a las organizaciones, ya que permite alcanzar los objetivos, más fácilmente mediante el esfuerzo compartido  brindando la capacidad de aprender de los demás, de sus capacidades y habilidades.
Otro punto a favor del trabajo en equipo es que este brinda beneficios no sólo a la organización si no a los miembros que son parte de la misma ya que todos  comparten intereses, resultados y metas que al lograr cumplir representan el éxito del equipo en general. Además los equipos proporcionan la oportunidad a los individuos de resolver problemas que por sí mismos no podrían resolver. Los equipos pueden llevar a cabo una diversidad de actividades de solución de problemas, como la determinación de las necesidades del cliente, el desarrollo de una tormenta de ideas para descubrir oportunidades de mejora, seleccionar proyectos, recomendar acciones correctivas y llevar control de la eficacia de las soluciones.

Dificultades de la implementación del trabajo en equipo
El constituirse en una unidad con otras personas que tienen diferentes creencias, valores, caracteres, formas de ser y procedencias no es algo que se pueda decir del todo fácil. Para lograrlo se requiere de verdaderos líderes que influyan de tal manera en sus liderados que logren inculcar en ellos un sentimiento de la búsqueda del logro de objetivos mediante la responsabilidad y el compromiso compartidos.
Otro punto importante en la conformación, manejo y funcionamiento de los equipos de trabajo es la rendición de cuentas, en la cual se les debe hacer énfasis a los colaboradores que la misma no es  solamente individual sino que es bipartita o  colectiva.
Aparte de las características del trabajo en equipo ya citadas, una de las más delicadas y difíciles de implementar, por lo menos en la sociedad costarricense por sus características de individualidad y egocentrismo, es la necesidad de hacer entender a los colaboradores la importancia de relegar su ego para buscar el éxito y el bienestar  en equipo no en grupo. Se debe concienciar  a  los empleados sobre la línea de que en el trabajo en equipo, a diferencia del trabajo en grupo, no existen estrellas individuales que destaquen por sus méritos, al contrario, en esta forma de gestión se debe asumir, ya sea el éxito o fracaso, entre todos los miembros de la organización, siendo este  precisamente un  punto  bastante complicado de llevar a la práctica.
Ubicándose en Costa Rica y en la realidad del país se puede  afirmar que el costarricense, por su idiosincrasia, busca  evadir sus culpas cuando se equivoca o comete algún error  o en caso contrario busca el exaltarse a sí mismo cuando triunfa y sale exitoso, olvidándose de los demás.
Sobre el individualismo característico del costarricense, el Sociólogo Miguel Sobrado ilustra de la siguiente manera este tema:
“¿El individualismo que predomina actualmente en nuestro medio es el mismo de siempre, o se trata de un nuevo fenómeno cualitativamente diferente? El individualismo primigenio costarricense, que no excluía la cooperación y solidaridad, ha venido evolucionando en nuestros tiempos, especialmente desde sectores influyentes en las esferas de poder, hacia un egoísmo burdo caracterizado por la frase “’porta’mi”, equivalente del clásico de la literatura española “ande yo caliente, muérase la gente”.
Existen varias hipótesis sobre las condiciones históricas que  el individualismo, se habla mucho del peso histórico que tuvo la pequeña y mediana empresa en nuestra historia y la forma en que ésta propició, en un país sin minerales preciosos y con poca población, el aislacionismo de la región y un distanciamiento físico entre los habitantes. Efectivamente, estas condiciones estimularon cierta forma de individualismo desde las etapas iniciales de nuestra colonización. (La Nación, 08 de febrero de 2009).
Como se puede observar claramente el individualismo y el egoísmo son dos condiciones o características muy arraigadas dentro de nuestra sociedad, convirtiéndose esto, en fuerte obstáculo para la implementación del trabajo en equipo en las organizaciones nacionales. Sin  embargo, si existen líderes motivadores e impulsores del trabajo en equipo que con paciencia, comprensión, inteligencia, técnicas y estrategias sepan “vender la idea” a sus colaboradores de la importancia y beneficio de dicho tipo de trabajo  los obstáculos para su creación e implementación van a disminuir considerablemente.
“Integrarse es el primer paso. Mantenerse juntos implica un progreso. Trabajar en conjunto conlleva al éxito
Henry Ford (Fundador de Ford Motor Company)

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga