LA EDUCACIÓN CONTINUA ENTRE EL PERSONAL ACADÉMICO DE LA FACULTAD DE CONTADURÍA Y ADMINISTRACIÓN CAMPUS I, DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS

Manuel de Jesús Moguel Liévano(CV)
moguel_lievano@hotmail.com

C. Relación entre actos académicos y educación continua


Hoy día existe una gran cantidad de profesiones que ven alteradas o modificadas sus prácticas tradicionales en el campo laboral, debido a los cambios tecnológicos, organizacionales y de ampliación del conocimiento que presenta la globalización.
          Ante esta situación la educación continua hace aportaciones significativas, dotando a los profesionistas de las herramientas necesarias, a través de una diversidad de actos académicos, para que sean capaces de resolver los nuevos problemas socioeconómicos y políticos que presenta el nuevo milenio, en  prácticamente todas las esferas de la vida de los individuos.
          Aún no existe suficiente difusión sobre la naturaleza y función de la educación continua, algunos piensan en ella como un paquete de cursos, perdiendo de vista su función permanentemente educativa y su propósito de ayudar a las personas a alcanzar una mejor calidad de vida.
          Se debe tener claro que el aprendizaje es un proceso sin fin, porque en la medida en que la gente se educa más, se incrementa su necesidad de aprender, y busca todo tipo de eventos académicos para su aprendizaje.
          Como se mencionó en apartados precedentes, la educación continua es una nueva acepción que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO), otorga al término educación, superando el significado de que solamente es para niños, adolescentes y jóvenes, ampliando el concepto a una educación para toda la vida, desde la cuna hasta la tumba, en virtud de la velocidad con que se presentan los cambios tecnológicos, científicos y sociales.
          Existe una generosa cantidad de acepciones al término, lo cual confunde tanto a los practicantes, a los proveedores del servicio, y a los estudiosos del fenómeno de la educación continua. Las definiciones que se establecieron en secciones anteriores, aportan importantes elementos para la comprensión de la educación continua, pero en realidad se requiere una combinación de ellas para definirla con mayor acierto.
          La práctica de la educación continua se presenta a través de actos o eventos académicos, que como vimos en los apartados correspondientes, pueden llegar a sumar más de 12 diferentes tipos de actos académicos, cada uno con sus características y objetivos bien definidos, los cuales se pueden agrupar en cinco categorías diversas: capacitación y desarrollo, actualización, desarrollo personal, certificación y extensión de la cultura.

          En muchas ocasiones se conforman actos académicos híbridos con la finalidad de explotar las ventajas de uno y otro,  conjuntando dos actos diferentes. Así tenemos seminario-taller, diplomado-curso, curso-taller, encuentro-congreso, jornada-conferencia.
          Las categorías de actos académicos en educación continua más solicitados por los usuarios, según lo que se observa en el comportamiento actual en el mercado son los de capacitación, actualización y desarrollo personal. Aunque en un futuro cercano incrementará la importancia de la certificación profesional.
          Actualmente se está viviendo una fiebre de actos académicos. Por muchas partes encontramos cursos, conferencias, congresos, seminarios, diplomados,  foros, simposia, etc. Se percibe una gran necesidad de aprendizaje permanente por parte de individuos y empresas, y a mi juicio, existen pocas instituciones con la capacidad de respuesta óptima en cada necesidad.
          Esto significa que algunos prestadores del servicio no se desempeñan con el profesionalismo debido, y por este motivo, los servicios de educación continua pierden credibilidad, y los usuarios se abstienen de proporcionar educación continua a su personal, no obstante la necesidad manifiesta, sobre todo en el personal profesional y especializado.
          Actualmente es casi una constante que los egresados de las universidades, principalmente públicas, requieran ser sometidos a programas de capacitación y adiestramiento al incorporarse al trabajo productivo, en virtud de que la educación que se proporciona en los centros educativos, con frecuencia no responde a las necesidades o perfiles de ocupación que tienen las organizaciones productivas.
          Sobre el particular, Ruiz de Chávez (1998),  afirma que: 
    Ninguna universidad del mundo suministra al mercado laboral egresados de licenciatura totalmente formados y maduros.  Los cursos  de educación continua junto con la experiencia laboral facilitan la especialización en algún campo. La educación continua es una opción educativa caracterizada porque se innova constantemente y es flexible en sus programas, contenidos, métodos y normatividad, y comprende cursos de actualización aislados o sistematizados.
Añaden Bennett y LeGrand (citados por Ruiz de Chávez, 1998) que de acuerdo con las investigaciones y la experiencia de más de 75 años en el campo, hay seis factores relacionados con este ámbito:

  1. Muchos profesionales prosiguen aprendiendo aún después de los 50 años de edad.
  2. Las personas que optan por acudir a expensas de un costo en tiempo, esfuerzo y dinero, saben qué quieren aprender y cómo desean poner en práctica lo aprendido.
  3. Se aprende mejor cuando se participa en discusiones, sesiones de preguntas y comentarios o en la solución de casos.
  4. Los conocimientos y habilidades previos constituyen el fundamento respecto de cual se interpretan los nuevos conocimientos.
  5. La retroalimentación pronta y frecuente supera el aprendizaje, porque permite que el participante confronte sus puntos de vista con los de los expertos.

6. La educación continua debe contribuir a que la gente supere sus conocimientos  
    y habilidades.

Sobre este aspecto encontramos también las afirmaciones y los avances logrados en el Encuentro de Educación Continua celebrado por la AMEC en 1998, destacando los siguientes:
- La identificación incuestionable de la educación continua como opción fundamental para la formación y actualización del individuo a lo largo de la vida.
- La necesidad de definir estrategias que consideren las tendencias del cambio y de la capacitación en el marco de la globalización. Esto incluye la apertura comercial, avance tecnológico,  estabilidad, desregulación, e infraestructura.
- La importancia de considerar la interrelación de la educación, el empleo y los procesos productivos. Estos elementos habrán de considerarse para el establecimiento de sistemas para la normalización de competencias laborales.
- La necesidad de fomentar una cultura de la educación durante toda la vida, con énfasis en el desarrollo de habilidades para el manejo de información y de aptitudes generales para el trabajo conjunto y solución de problemas concretos.
- El reconocimiento de la tecnología educativa, en su sentido más amplio, como “conocimiento organizado”. Esto exige el análisis de los modelos pedagógicos pertinentes en función de la estructura cognitiva de los individuos y del proceso de innovación tecnológica como un fenómeno social.
El Encuentro y el Congreso asumen que la educación continua tradicional debe ampliar su espectro, considerando a la sociedad y a las corporaciones como entidades con un importante potencial de aprendizaje y que han de utilizar con la mayor eficiencia las tecnologías disponibles.
En este contexto, el radio de acción de la educación continua, a la que recién se reconoce importancia fundamental y personalidad propia, se ubica en un plano de múltiples dimensiones, ya que su ámbito de competencia instrumental tiene que ver con los aspectos pedagógicos y técnicos, a través de una amplia gama de actos académicos, pero su verdadera sustancia se deriva y se fundamenta en el contexto social y cultural al que sirve.
En mi opinión, las autoridades educativas tienen una brillante oportunidad de replantear las estrategias educativas para los próximos años, tomando en cuenta el potencial que representa la educación continua y adoptarla, como una función sustantiva de la docencia universitaria.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga