LA EDUCACIÓN CONTINUA ENTRE EL PERSONAL ACADÉMICO DE LA FACULTAD DE CONTADURÍA Y ADMINISTRACIÓN CAMPUS I, DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS

Manuel de Jesús Moguel Liévano(CV)
moguel_lievano@hotmail.com

3. Clarificación de términos.


Arroyo (1988) afirma que “la actualización, capacitación, educación para adultos, educación extraescolar, enseñanza mutua, son modalidades de la  educación continua” (p. 84), la cual  es una respuesta a la crisis de la sociedad contemporánea, cuyo reto actual se encuentra en el ámbito de las destrezas, la educación permanente, aprender a aprender y autoaprendizaje, (Diccionario de la Ciencias de la Educación,  México, 1984). En términos actuales se busca el reciclaje de los profesionales.
La educación continua es un marco globalizador constituido por  el aprendizaje formal e informal, en el cual subyacen dos ideas básicas: el desarrollo individual y el progreso social. “La educación continua es un proceso que busca la conservación de un desarrollo personal, social y profesional en el transcurso de la vida de los individuos”  (Castrejón y Angeles, 1974, p. 84).
La educación continua se contempla en el sistema educativo mexicano bajo el esquema de educación no formal, entendida como educación orientada a la actualización, desarrollo y capacitación en los distintos campos del conocimiento. La educación formal es la educación escolarizada, desde la preprimaria hasta estudios de posgrado.
En mi opinión, con base en la literatura consultada y en el análisis permanente de las actividades de educación continua, éstas se traducen en actos o eventos académicos como diplomados, cursos, seminarios, talleres, simposia, conferencias, foros, jornadas, encuentros, asesorías, prácticas, congresos, mesas redondas, paneles, círculos de estudios, entre otros, generalmente de carácter extracurricular y públicos.
Podemos observar que los anteriores conceptos guardan simetría y convergencia importante, que permiten tener una idea clara de la educación continua, como una actividad dentro del sistema no formal de educación, dirigida a personas adultas económicamente activas, que trabajan en alguna organización productiva o institución pública, con necesidades de actualización, orientada a incrementar la competitividad laboral.


4. Justificación del estudio.
El tema de la educación continua entre los profesores de las instituciones de educación superior resulta  de gran interés en virtud de que se convierten en portadores de las novedades en ciencia y tecnología y es su deber estar actualizados toda vez que la universidad es el lugar por excelencia para el cultivo del conocimiento, y el profesor se convierte en el vehículo natural para el traslado del conocimiento.
Actualmente tenemos el caso dramático de que muchos estudiantes universitarios superan, en ocasiones ampliamente, a sus maestros en el manejo de los equipos de cómputo y de la tecnología derivada de la comunicación electrónica, o bien hay alumnos que tienen el hábito de investigar en revistas y otros medios, y con frecuencia ponen en aprietos a sus profesores, o el caso de los alumnos que trabajan y acumulan cierta experiencia en el dominio de alguna técnica específica y pueden superar a su profesor. Estas situaciones se presentan todos los días en muchas universidades.
Pero su importancia destaca fundamentalmente porque el profesor vive del conocimiento y debe adaptarse a las nuevas circunstancias  del entorno mundial  que  exigen calidad y competitividad, de lo contrario, en el mediano plazo su conocimiento sería obsoleto, con riesgo de verse rebasado por sus exalumnos.
Un caso real se presenta en la evolución de los requisitos para ingresar como profesor a la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), en la cual hace quince años se podía comenzar a impartir clases sin estar titulado. Cinco años después se impone la exigencia de presentar el título profesional. Hoy día el requerimiento es poseer grado de maestría.
La meta para el año 2006, de acuerdo a las políticas de la SEP en cuanto a educación superior, es que toda la planta de maestros de las universidades públicas posean el grado de maestro, y un porcentaje acredite el grado de doctor.
          Es conveniente señalar que la originalidad de este tema se advierte en que el profesor universitario debe elaborar un plan de vida y carrera, estableciendo las metas a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo en cuanto a su educación permanente, y la institución debe inducir, y en algunos casos, obligar al profesor a reportar un mínimo de horas de formación anualmente, ya que con frecuencia la automotivación del docente no es la suficiente y requiere un refuerzo adicional.
          Resulta ser un tema novedoso toda vez que, aún cuando se establece en la Ley Federal del Trabajo, la obligatoriedad de las organizaciones de proporcionar capacitación a su personal, las IES, como muchas otras organizaciones, no cumplen su compromiso, o bien cuando las instituciones desean participar en la formación de sus cuadros docentes, son éstos los que se resisten a los beneficios.
Es necesario, además, comentar la viabilidad del tema puesto que en el caso de la educación continua de los profesores de las IES, éstas deben atender las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), entre las que sobresale:
Reservar dentro de lo posible, las contrataciones de nuevos docentes   permanentes en la educación superior a personas titulares de un doctorado, o que hayan obtenido una maestría y estén preparando un doctorado; en este último caso, la contratación sólo será provisional, pero se concedería tiempo al profesor para terminar sus estudios doctorales y adquirir un complemento de formación pedagógica (p. 239).
En virtud de lo expresado, el motivo de la elección del presente tema de tesis, obedece al interés del autor por colaborar, en la medida de lo posible, al mejoramiento de los servicios educativos que se proporcionan en la Facultad de Contaduría y Administración Campus I de la Universidad Autónoma de Chiapas, y una forma de hacerlo es fomentar la profesionalización de los cuerpos académicos a través de su propia educación continua.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga