BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


NUESTRA FILOSOFÍA DEBIDA

Andrés A. Correa



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (206 páginas, 673 kb) pulsando aquí

 

 

LA IGUALDAD NO EXISTE

El escritor- .¡ No sé de dónde corno sacamos esa idea de que somos todos iguales! ...¡las cosas que hemos hecho, y las que hacemos para parecernos todos iguales!!

En realidad una cosa lleva a la otra.

Tronco- ¿? ...¡Flor de razonamiento!

El escritor- Que una cosa lleve a la otra, en filosofía se llama “movimiento dialéctico de la historia”. Que en la teoría de este autor, es como decir: nos amacamos de un punto a otro, pero pendientes de un mismo eje conductor (es el caño que sostiene a la maca - en todo caso que esto después se lo explique él, que sabe )

Tronco- ¿dia qué?

El escritor- Mirá Tronco, los argentinos somos tan cínicos que encima decimos: ” Nosotros no somos como aquel país injusto... aquí somos todos iguales” “La ley es pareja para todos”. “la igualdad de oportunidades es nuestra bandera” (¡como nos equivocamos!).

Lo peor, por si no te enteraste, es que confundimos a la igualdad, que es una fantasía intelectual, con la equidad, con total irresponsabilidad.

A la “igualdad” la usan todos. Los políticos, los predicadores religiosos, los jueces y los científicos, entre otros.

¿Nunca pensaste en esta diferencia?

Tronco- ¿en qué diferencia?

El escritor- En la que existe entre querer igualar y querer equiparar a las personas y las cosas.. Si querés te lo explico...no lleva mucho tiempo, mirá:

lgualar, es una tendencia casi instintiva del ser humano, que le ayuda a ordenar su vida, la de los otros y las cosas que lo rodean, para obtener “poder” para administrarlas, dirijirlas, liderarlas, conducirlas o dominarlas a su antojo.

Es como una herramienta para “fines determinados”. Cuando la igualdad se adueña de las circunstancias, sonamos todos.

La igualdad no es un fin en sí misma sino una tendencia conceptual y referencial, que lo seres humanos tenemos para desarrollarnos y crecer como especie. Pero no es un deseo natural del ser humano, ser iguales ante nada. Ni siquiera ante Uno Mismo.

Porque la verdad de la milanesa es que estamos hechos para vivir en la diversidad, en el permanente cambio y en la diferencia.

No toleramos un instante ser iguales al de al lado, y a veces ni a nosotros mismos. Si tenés dudas preguntale a tu mujer si su deseo mayor es ir todos los dias al trabajo con el mismo vestido. Las mujeres son las que más nos indican que los humanos necemos para ser diferentes unos a otros.

Cuando la Igualdad se adueñó de la Justicia (argentina) allí fue el momento en que comenzamos a involucionar como sociedad civilizada. La igualdad en la administración de Justicia viene a ser como “ el imperio de la Guillotina”

Tronco- ¿por qué como una guillotina?

El escritor- Porque la igualdad, empareja, iguala. No compara para “equiparar” como lo hace la Equidad. .

Tronco- ¿y cómo lo hace la equidad?

El escritor- Para empezar te aclaro que la Equidad está en manos del Sentido Común, es decir, de la gente como vos, como Fermin y la que vive en este barrio...

Por un lado, con la igualdad, “esos tipos” pasan la guadaña y a algunos nos cortan la cabeza y a otros nos cortan los pies ( “ses”, – para que Tronco entienda que son los dos...¡esto no es la equidad aplicada a la comunicación?) , según nuestra posición social.

Dicen que es para “emparejar a todos por igual” porque “todos somos iguales ante la ley”

En los hechos vos bien sabés (y ellos también) que esta estúpida e irresponsable administración de ”Justicia ” enferma mas de lo que sana.

Con este tipo de Igualdad estamos haciendo una masacre social y terminamos cuidándonos unos de otros y de no caer en manos de la que la promociona (la Justicia argentina) porque siempre, la única que se salva es ella ( y sus dueños, agregaría yo)

Tronco - ¿y la Equidad que viene a ser entonces?.

El escritor - Por otro lado, la Equidad es otra cosa.

Está en manos del Sentido Común porque es fruto de éste.

Este Sentido es el que tenemos nosotros, la gente común.

Eso sí, su aplicación da mucho mas laburo.

Para empezar hay que tener ganas de trabajar (cosa que nos cuesta horrores) con uno mismo.

Tronco- Y...si empieza a hablar de “trabajar” y antes no habla de vacaciones, vamo a andar mal eh!..

Pero no importa, me las aguanto, siga que me interesa el tema.

El escritor- Con la Equidad, uno tiene que otorgar el Derecho a cada uno según su necesidad y circunstancia histórica real (y eso es ver caso por caso, como en la familia de Uno Mismo , vió?) . No es cuestión de ”administrar justicia”, sino mas bien de “hacer justicia “.

Tronco - ¿y qué diferencia hay entre administrar y hacer?

El escritor- Para ”administrar justicia ” la igualdad nos viene al pelo y además, basta con tener “memoria” .

Tronco- ¡Ah! ¡Como la computadora!

El escritor- Y sí algo así....basta con una buena P.C. en la cabeza.( saben la de jueces y abogados que funciona así?)

Y para “hacer Justicia” uno tiene que tener: discernimiento, juicio y criterio, “ propios”.( por una cuestión de respeto, el escritor nunca lo va a decir, pero esto es mucho pedir para un egresado de Derecho).

Para “ hacer justicia”, debemos conocer las diferencias.

Y esta capacidad humana (saber diferenciar) no está esperándolo a uno en el puesto de trabajo. Uno Mismo la tiene que traer puesta .(sabe la cantidad de jueces y abogados in-capaces que tenemos?...si lo ve, no lo va a querer creer !)

Tronco- Ya entendí, pero ahora hágala corta y digamé qué es entonces la equidad que según usted es cosa de la gente como uno.

El escritor- Por ejemplo en tu casa, en la de Fermin o en la mia, siempre y como una regla del sentido común: ” se come lo que hay” ¿no es así.?

Tronco- Y sí!, ¡ no es un restaurän!

El escritor- Pero no obstante “la patrona” tiene discernimiento propio y sabe qué le gusta y qué necesita cada uno de sus comensales. Entonces le busca la vuelta y le da a cada uno la misma comida pero “según sus circunstancias”.

( A la bebita generalmente se la da en puré y con el jugo de la carne, el adolescente liga el bife mas grueso, el abuelo la papa hervida entera... no hace como la Justicia de la iguladad).

Bueno, esto es la Equidad.

Tronco- Ah! Es como una cosa nuestra (casi “nostra” diría yo ), de la gente Comun.

El escritor.- Y mirá, a veces pienso que hay que “pertenecer” para entenderla y saber administrarla. ¿ no te parece?.

Tronco- Y sí! ¿pero cómo haces para que un Juez sepa esto?

El escritor- No es fácil. Es una cuestión de origen. Es como nacer barrigón (agregue usted mismo: a algunos jueces ”es al ñudo que lo fajen”).

Los empleados de la Justicia de la Igualdad nos dirán, que nuestras mujeres pueden ser Equitativas porque “son habilidosas” o cosas por el estilo que hacen a su medio cultural.

Y yo les digo: ¡ Minga!

Nuestras mujeres- las del Sentido Común - son equitativas porque están pendientes de la necesidad de cada uno de los que están a su cargo a la hora de comer.

Ustedes y yo sabemos que antes de adquirir esa “habilidad “, estas mujeres (eficientes funcionarias del hogar argentino) aceptaron su tarea en base a un requisito que todavía no es esencial para la Justicia de la Igualdad.

Tronco- ¿cuál requisito profe?

El escritor: “el Amor”.

O si quierés otra forma de decirlo: desde “el afecto”, o desde “lo emocional” como vos prefieras, ya sabés de qué hablo.

Tronco- ¿o sea que para ser un buen Juez, no hay que amar?.

El escritor- Este razonamiento es una locura, pero se parece mucho a la realidad.

Para muchos jueces parece que eso de amar, es cosa de los enamorados, de la iglesia ( o de lo que varios de ellos hacen con sus amantes a escondidas) qué se yo...pero nunca lo reconocen como una condición básica para Hacer justicia.

Incluso al amor lo consideran un obstáculo para la presunta “objetividad” de sus decisiones en el campo de la Igualdad.

Tronco- Y con la equidad no pasa lo mismo?

El escritor- Por el contrario, la base de la Equidad es el afecto. Si bien para ser equitativo tenés que conocer bien la situación donde tenés que decidir, la base previa de esa mirada es el afecto. Recién después se construye la racionalidad del acto de Justicia. Y ésta sale prácticamente sola, con una solidez que supera a la peligrosa primitividad de la “ igualdad” de la actual Justicia argentina.

Y te digo más Tronco: para no envidiarle nada a “esos tipos” que se limitan a administrar justicia, te aclaro que el afecto no es tarado. Tampoco es puro instinto. El afecto del hombre del sentido común, es inteligente, es crítico y analítico.

Los caracteres de “irracionalidad” y de “instinto primitivo” que le suelen atribuir a algunos de nuestros hechos de justicia , son erróneos; y son mas atribuibles al principio de Igualdad que utiliza nuestra actual Justicia Administrativa.

Si querés te lo digo de otra manera:

- Estos tipos, borraron de la base de su Sistema de justicia, lo Actitudinal. Cuando justamente, sobre esta base crece y se desarrolla la Aptitud. Allí ( en el actual sistema de justicia) nadie quiere a nadie, vos lo sabes.

- “El Sistema” es amo de todos y por lo tanto, el individuo humano no existe por mas D.N.I. que tenga.

- A esa situación, donde “cada uno hace la suya” , lo denominan “igualdad ante la ley”...¡qué me dicís!


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet