BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


NUESTRA FILOSOFÍA DEBIDA

Andrés A. Correa



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (206 páginas, 673 kb) pulsando aquí

 

 

¿ESO TIENE QUE VER CON TENER FE EN NOSOTROS ENTONCES?

El escritor- ¿quién acaba de preguntar esto del título?

Troncoso - Yo profe. Lo que pasa que para empezar este capítulo, usted no le puso título y yo me animé a ponerle uno con una pregunta...que es lo que más sé hacer...preguntar...hice mal?

El escritor- No, está muy bien Tronco, fue toda una iniciativa desde tu autoestima por lo que veo...¿Quién dijo que vos no podías poner el título de un capítulo de este libro?

Ya que estábamos hablando de normas, “lo que no está prohibido está permitido”...te felicito!

Tronco - Tenqiu profe.!

“El escritor- Bueno, vayamos a tu pregunta.

Ya les dije anteriormente que sin ir mas lejos, lo de la fe se reduce a creer o no creer. Con esta fe, muy lejos no podemos ir.

Y esto nos lleva entonces al tema de la fe ciega.

Cuando uno cree ciegamente, generalmente cree lo que le dice otro y camina por donde le dice otro, digamos que camina al tanteo. Lo que tiene este tipo de fe es que a la larga uno puede terminar dando un paso al frente... pero justo donde empieza el precipicio. ¡ y alpiste! ¡Fuiste!.Es una fe un poco peligrosa, muy poco aconsejable.

Después existe otro tipo de fe un poco mas segura que la ciega.

Se trata de la “ Fe Tuerta”.

Es la que ve con un solo ojo. Ve, pero no ve todo Entonces se avanza rengueando.

Con esta fe se han manejado miles de individuos pertenecientes a las religiones mas importantes del planeta. En la religión católica apostólica y romana, la mayoría de sus curas y obispos, desde que Jesús los dejó solos, se han manejada con este tipo de fe. A los porrazos.

Fermín- ¿y como se da cuenta que la fe de uno mismo es tuerta profe.?

El escritor- Es muy sencillo- Cuando uno cree que siempre la tiene clara. ..Ahí ya te podés hacer ver por alguien porque seguro que ya perdiste un ojo.

Tronco- ¿la fe tiene ojos?

El escritor- Por supuesto! Los ojos de la fe Humana son los que te permiten ver el sentido de tu existenciua. Saber en donde estás parado, de donde venis y hacia donde vas.

Con la fe tuerta por ahí encontrás el buen camino y safás. Pero ojo! La fe tuerta también te puede llevar a un callejón sin salida.

Miren la de cristianos y curas en crisis que andan por ahí ...sin saber como encontrar su verdadero camino...

¡ Saben la sarta de teólogos de prestigio, de la Iglesia católica, que se pegaron tremendo porrazo, por andar tuertos durante años y años y encima creían que le estaban enseñando a caminar a los demás? ¡Ni les cuento!

Tronco- ¿ y a quien hay que ir a ver si uno se da cuenta que la tiene tuerta?

El escritor- Y... el único que te puede ayudar a recuperar la vista es el que tiene la Buena Fe. Y la buena fe la puede tener Doña Marta, la viejita esa que nos regala cada tanto unas tortas fritas cuando prende su horno, como también un cura de los del Vaticano Segundo, que cada vez quedan menos.

Fermín - ¿ y por qué le dice a esa fe , la Buena Fe?

El escritor- Miren muchacho, le llamo la Buena Fe, o Fe sana, como ya lo dijo Jesús (el que camina sobre el agua). Simplemente porque es la única fe que sirve para vivir.

Con esta fe uno nunca deja de asombrarse y sentirse atraído por el misterio que tienen todos los seres y las cosas que existen en el universo (incluyendo a un dirigente y a un juez argentinos, aunque les parezca mentira).

Con este tipo de Fe realmente uno no cree que la tiene clara, sino que “la tiene clara”.

Les aviso: no se trata de la “buena fe” que utilizamos como pretexto para justificar algo que hicimos mal, o para “victimizarnos” ante quien nos hizo un daño; ni es la “buena fe” de la Justicia, con la que hace uso y abuso para fundamentar dictámenes injustos.

La Buena Fe del ser humano No tiene nada que ver con ese “mundo” de hipocresías..

Justamente estas desgracias y conflictos suceden por no tener esta Buena fe.

Porque uno de los requisitos básicos para tener esta buena Fe, es “darse cuenta” de cómo viene la mano.

Ser lo suficientemente inteligente como para saber que uno va a meter la pata o que a uno lo quieren embromar y optar con total conciencia y libertad de acción ante esa realidad.

Con la Buena Fe que yo les digo, ustedes no firman un pagaré sin leer antes la letra chica.

Saben donde están parados. Porque la Credulidad y el Conocimiento van juntos en esta Buena Fe de la que les hablo.

Es por ello que esta mezcla de saber y creer, se sintetizan en el lo que algunos filósofos denominamos : la Sabiduría del ser humano.

Un tipo sabio no necesariamente tiene que tener titulo universitario. Un tipo Sabio es aquel que puede desarrollar estas dos dimensiones humanas bien equilibradas en el contexto histórico que le toca vivir. La credulidad y el saber no son antagónicos, es más uno no puede existir sin el otro.

Y esta sabiduría se adquiere tanto en el centro de la ciudad de Bs.As. en la hora pico cuando dentro del subte sos una sola masa de carne y sudor con tus conciudadanos, como en el medio de la Puna cuando a la misma hora pico, el coya baja solito la ladera de nuestra inmensa cordillera llevando sus llamas hasta el corral..

De este modo puede decirse que el hombre sabio no solo sabe sino que también intuye, tiene “olfato”. Y si ustedes me permiten cerrar este razonamiento, les diría que, como nuestra inteligencia y nuestro olfato se conectan directamente con nuestro sistema gustativo, la Sabiduría Humana tiene mucho que ver con saber captar el sabor de las cosas. Como quien se mete en ellas, “las degusta”” y se comporta con ellas a partir de su sabor.

Desde este enfoque, cuanto mas conocés más crees en la existencia de Algo o Alguien superior a Uno Msimo que nos convoca a ser sabios.

Por eso, si ustedes quieren ir mas lejos con el tema de la fe, entonces no basta con la fe ciega, ni con la tuerta.

Para ir mas lejos , tenemos que comenzar por proporcionarnos un cuerpo como la gente, capaz de acceder al Conocimiento, que es parte esencial de la Buena Fe.

Nuestro cuerpo humano no son solo víceras. Es psiquis, es inteligencia activa, es “sensibilidad”, fruto de nuestra espiritualidad y corporeidad entremezcladas armoniosamente.

Fermín- ¿ entonces usted está de acuerdo con lo que siempre me dice un vecino de aquí nomás: “ ¡Ah! Yo, si no veo, no creo!.”. .. ¿no le parece una contradicción eso?

El escritor- Y...en coherencia con lo que recién les decía: la verdad que entre él y el que repite como un loro todos los domingos: “Creo en Dios Todopoderoso” y con eso se conforma, yo me quedo con el vecino contradictorio .

Tronco- ¿ Por qué, ?

El escritor- Porque quien dice desde el vamos “si no veo no creo”, ya está poniendo en juego algo tan natural y necesario del ser humano: su criticidad.

Está desafiando a la “fe ciega” desde su propia capacidad de preguntar el por qué de las cosas; su deseo y voluntad de entender hasta donde pueda la causalidad de la existencia.El camino del Conocimiento e el mas corto para llegar a la Buena Fe. Si como el de la Ignorancia es el mas corto para llegar a la Fe Ciega.

Toda esa actividad humana (aparentemente incrédula)lo hace ser mas semejante a su creador, que aquel que repite desde una conciencia mágica: “creo en Dios”.

Les aseguro que es mas probable que esta persona que “quiere ver”, llegue a tener con el tiempo una Buena Fe mucho mas sana que aquel que se abraza a un dogma de fe que inhibe su criticidad.

Fermín. - Profe, según usted, parece que ahora la Fe también piensa”?

El escritor- Y... en cierto sentido, cuando se trata de la Buena Fe, podría decir que sí....

¿o ustedes creen ciegamente en la casualidad?...

Ustedes creen que las cosas son buenas o malas por casualidad?

Que un individuo es buena persona o un H. de P. por casualidad?...

Y que ustedes están leyendo esto por casualidad?...”

Fermin- Y..la verdad que con los inventos que se hacen ahora... debe haber una explicación para cada cosa, no?

El escritor- ¡Por supuesto que cada vez hay una explicación mayor sobre las cosas!...pero en este caso les aviso que las cosas no dependen de nuestra explicación. Lo que sí es tan cierto como esto, es que nosotros, los humanos, no somos la medida de todas las cosas...muchas veces no podemos explicar por qué suceden algunas cosas.

Sin embargo la Buena fe tiene mucho que ver con una buena explicación de las causas de las cosas. Y en esto entran a tallar los que se dedican a analizar las cosas, a conocer cómo funcionan . Y para ello no se necesita ser un científico.

Aunque les anticipo, si ay gente que llega tener la mejor Buena Fe, son justamente los buenos científicos. Ellos conocen tan bien la causa de las cosas, que allí descubren la inmensa cantidad de cosas que aún no pueden explicar acerca de la Vida en todas esas cosas.

Entonces toman conciencia de que siempre es muy poco lo que sabemos de las cosas.

Y una vez allí, con todo lo que pudieron saber de esa cosa y todo lo que sienten que ignoran de esa misma cosa, no pueden dejar de instalarse en un lugar al que denomino la Buena Fe. ¿me entienden?

Tronco- No

El escritor- La Buena Fe es la menos ingenua de todas. Es la que resulta de la relación entre la capacidad crítica y nuestra capacidad de asombro ante la cosa o situación que nos trasciende. ( lo que para este escritor es la Ad-miración filosofica) Y en esta relación , la causalidad y la casualidad no entran en juego.

A veces nos cuesta aceptar este tipo de finitud.

Entonces inventamos el tacho de la “casualidad” (que es el tacho de la ignorancia humana y la fe ciega) y allí tiramos todo lo que escapa a una explicación, a veces envolviéndola con “la Voluntad de Dios“ para darle un cierre mas “racional” a nuestro miedo de asumirnos limitados.

Fermin - y entonces, ¿qué queda por decir de nuestra espiritualidad?

El escritor- Miren ; ya les dije, las cosas son sin pedirnos permiso ni a ustedes ni a mi, ni a nadie.

Este aspecto es importantísimo para empezar a ir mas lejos con eso de la buena fe y del espíritu humano.

Las cosas están. Detrás nuestro, delante , a los costados y mas allá de lo que uno puede llegar a comprobarlo por si mismo. Y esa sensación “de apremio” es la que nos lleva a intuir antes de ser atrapado por las cosas que nos rodean. Y de la Intuición a la Buena Fe hay un camino.

Incluso esas cosas están dentro de Uno Mismo.

Allí dentro nos encontramos con nuestra espiritualidad. Que no es lo mismo que nuestro espíritu.

Fermín - - y qué diferencia hay entre nuestro espíritu y nuestra espiritualidad?”

El escritor- La espiritualidad es la actividad ( o capacidad activa) humana que genera espíritu. Y está muy unida a nuestra corporeidad porque en esta última se origina el conocimiento.

Tronco (interrumpe) - ¡ hepa, hepa! Vaya mas despacio que esto se me está complicando!

El escritor- Y sí, te entiendo perfectamente Tronco, ...y no es porque esto sea complicado...es mas bien por falta de práctica que por falta de capacidad crítica, lo de ustedes. Pero todo se supera con practicar la criticidad. Si quieren tener Buena Fe, no esperen milagros.

Asi que les aumentaré aún más la complicación:

Nuestra corporeidad tampoco es lo mismo que nuestro cuerpo.

La corporeidad humana no es nuestro cuerpo, es otra actividad ( o capacidad activa) con la que generamos a nuestro cuerpo.

Estas dos actividades ( espiritualidad y corporeidad) sí se originan juntan y se desarrollan juntas desde que nacemos como seres humanos. Una necesita de la otra para desarrollarse.

Por ello es que el espíritu humano tiene consistencia aunque no es fácil de verla. Eso que llamamos espíritu también es “corpóreo” .

Además, les informo, nuestro cuerpo posee trascendentalidad

Tronco- ¿lo qué? ¿qué significa eso?

El escritor- Que nuestro cuerpo, aunque aparezca ante la aplicación de nuestra mas avanzada tecnología ( microscopio, distintos tipos de aparatos de observación ) tan solo como una compleja relación orgánica, química y energética, nuestro cuerpo es muchísimo más que eso.

¿me siguen?

Fermin- la verdad que este último temita está un poco difícil, pero,,.creo que sí”.... Usted ¿ quiere decir que en vez de cuerpo y espíritu, somos corporeidad y espiritualidad juntos nó?

El escritor- Eso es Fermín.!- la clásica división cuerpo – alma que aún seguimos utilizando, es muy primitiva, y son solo recursos conceptuales - instrumentales, que inventamos hace miles de años, para poder seguir aprendiendo acerca de nosotros mismos...(que somos más que eso)

Miren! ... si les cuento esto que sigue...ustedes me va a querer tirar con este cuaderno de filosofía por la cabeza o lo van a tirar al fuego.

Pero les aseguro que lo que les voy a decir es ”la pura”.: preparencé:

Aunque no crean en Dios ni en una Voluntad Suprema, o como quieran llamarle, les aviso que “ Ese Dios” no se conoce del todo, a si mismo...y El lo sabe, pero se queda mosca,...incluso más: le gusta tener siempre algo nuevo por conocerse. Y este “siempre” en teología significa “eternamente”.

Por supuesto que este Dios, no es precisamente el que predican en las Iglesias de esta zona del planeta que responden a la doctrina del vaticano Primero.

Es mas bien el Dios de los que sostienen espiritualmente a la Iglesia del vaticano Segundo y a todos los que se le subieron encima.

Este Dios de la renovación permanente, ya no quiere saber nada con el lenguaje de la mayoría de sus primeros predicadores, desde hace siglos.

Si hoy ve venir a uno por su misma vereda, se cruza para la de enfrente.

Lo que pasa es que Dios se quemó mucho con los de la Biblia y después con el tema de los Evangelios oficialistas.

La ignorancia mezclada con la fe ciega o tuerta, (mas una pizquita de mala fe) ha llevado a muchos pueblos a su desaparición (se refiere a la pérdida de su Identidad mas que a su desaparición física) y a sus predicadores a la perversión y hasta a la corrupción .

Acuérdense que toda corrupción se origina en el pensar y en el sentir, luego se maneja por su cuenta en cualquier situación histórica.

Hubo y hay un “manejo” muy turbio con la interpretación de lo que decían los profetas.

La “selección” y “descarte “ de los evangelios que se difundieron desde El Vaticano Primero y los relatos declarados “apócrifos” fue un golpe muy duro para Dios .

Al final Dios dijo ( hace unos veinte siglos mas o menos...desde que le matamos a su Hijo): “- ¡Basta! . Ahora que se las arreglen entre ellos! ... y nos está dejando un rato solos...”o se dan cuenta solos o se van al tacho por “cabezas duras” ( y en esta entramos todos.)


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet