EL ESTUDIO OPERATIVO DE LA PSICOLOGÍA 
UNA APROXIMACIÓN MATEMÁTICA

EL ESTUDIO OPERATIVO DE LA PSICOLOGÍA UNA APROXIMACIÓN MATEMÁTICA

Josep Maria Franquet i Bernis

Volver al índice

 

 

 

 

9. Tipos de problemas y niveles de resolución

Como ya se ha indicado anteriormente, un S. psicológico se caracteriza por su estructura y por su comportamiento. La relación entre estas dos propiedades puede expresarse de la siguiente forma:

a) A una cierta estructura le corresponde un determinado tipo de comportamiento.

b) A una cierta clase de estructuras les corresponde un determinado tipo de comportamiento.

Por otra parte, los problemas relativos a los S. psicológicos pueden clasificarse de la siguiente manera:

1 – Se conoce la estructura del S. psicológico (“ANÁLISIS”): Su comportamiento debe ser determinado sobre la base de la estructura conocida. Es el problema más simple de los dos que pueden comúnmente plantearse, y comporta:

a) Conocer el comportamiento de los elementos del S., es decir, la transformación para todos los valores de i{1,2,...,n}.

b) Conocer los acoplamientos entre todos los pares de elementos, incluyendo el entorno si el S. es abierto (caso general de los S. psicológicos). Es decir: conocer todas las matrices de Vij para todos los valores de i{1,2,...,n}.

Si consideramos el entorno del sistema S. del ejemplo gráfico del epígrafe anterior 5 como un elemento separado, y lo denominamos por a0, tendremos:

vo = y ; wo = x

siendo x el estímulo e y la respuesta del sistema S. El objeto del análisis es determinar la relación: v0 = T(w0), que es idéntica a la relación anteriormente expresada: y = T(x);

Para lograr este objetivo debe usarse la relación:

wi = Ti(vi),

que es conocida para todos los valores de i  j / i, j = 1,2,...,n.

Las matrices Wij nos permiten expresar los vectores input de los elementos individuales sobre la base de los componentes output de los otros tres elementos. En esto confiamos en el conocimiento de los vectores w0 del elemento a0.

2 – No se conoce la estructura del S. psicológico (“BLACK-BOX”): En este caso, dicha estructura no puede ser determinada directamente. El problema consiste en descubrir el comportamiento del S., y, con su ayuda, si es posible, adivinar su estructura.

El problema de la “caja negra” es, sin duda, el más difícil de resolver y el más interesante para la Psicología como ciencia social. Debe resolverse, en principio, como ya hemos apuntado, encontrando las leyes que gobiernan el comportamiento del S., para posteriormente establecer hipótesis sobre su estructura.

Al parecer, en el plano psicológico, el enfoque dado a dicho problema ha sido, hasta hace poco, meramente intuitivo. La Teoría General de Sistemas va dirigida a enfocar sistemáticamente su solución, pero todavía sospechamos que se encuentra en sus albores, y cualquier avance teórico que se produzca en la solución de dicho problema puede significar la apertura de horizontes amplísimos y esperanzadores.