EL ESTUDIO OPERATIVO DE LA PSICOLOGÍA 
UNA APROXIMACIÓN MATEMÁTICA

EL ESTUDIO OPERATIVO DE LA PSICOLOGÍA UNA APROXIMACIÓN MATEMÁTICA

Josep Maria Franquet i Bernis

Volver al índice

 

 

 

 

10. Clases de sistemas psicológicos

No existe ninguna clasificación de sistemas que sea completa; la dificultad principal reside en que tal clasificación se puede llevar a cabo desde muchos puntos de vista distintos, algunos de los cuales se sobreponen.

Desde el punto de vista estrictamente metodológico, los sistemas psicológicos podrían ser de diversos tipos, a saber:

1 – Cerrados mecánicamente: son aquellos cuyo espacio contiene una historia única, con probabilidad distinta de cero. Su estado preciso, en cada punto del tiempo, es, por tanto, conocido. Todas las variables del S. son endógenas, y sus leyes, estáticas y dinámicas, son del tipo absoluto. Su comportamiento no está sujeto a ninguna suerte de influencia que emane de variables de fuera del S. (lo que, en mi opinión, descarta la inclusión de los S. psicológicos en esta clasificación, salvo casos muy concretos de individuos autistas).

2 – Cerrados estocásticamente: son aquellos cuyo espacio consiste en un conjunto de historias, con probabilidades conocidas para cada una de ellas. Su estado preciso, para cada punto del tiempo, también posee una distribución de probabilidades conocida. El S. es cerrado en el sentido de que sus probabilidades “internas” son fijas, es decir, no afectadas por factores externos. Al igual que en el caso de los S. cerrados mecánicamente, todas las variables son endógenas (dejo al psicólogo la posibilidad de incluir o no a los S. psicológicos, o a algunos de ellos, en dicha categoría).

3 – Semicerrados mecánica y estocásticamente: aquellos que contienen variables exógenas. Serían completamente cerrados si las distribuciones de probabilidad específicas fueran asignadas a las variables exógenas. La semiclausura es mecánica o bien estocástica, dependiendo de la naturaleza de la clausura resultante (en mi opinión, los S. psicológicos pueden estar incluidos en esta categoría).

4 – Abiertos condicionalmente: si todas sus variables son exógenas. Ningún aspecto de su comportamiento está determinado estrictamente desde dentro del S., de acuerdo con la información que se posee. Sus relaciones conectivas son demasiado débiles o demasiado escasas (aquí también dejo al psicólogo la opción de incluir en este apartado a los S. psicológicos).

5 – Abiertos esencialmente: si se tiene la evidencia concluyente de que ninguna información adicional será suficiente para semicerrarlo o cerrarlo (en mi opinión, los S. psicológicos son abiertos en alguna forma).

Resulta importantísimo darse cuenta de hasta qué punto es posible explicarse el comportamiento del S. sin interesarse por las relaciones que existen entre los elementos del entorno. Dicho de otra forma: el problema que se plantea en muchos casos, y que es de gran interés en el caso de los estudios sobre el proceso psicológico, es el de si es posible hablar del entorno como tal, o no hay más remedio que plantearse el entorno como S. En este caso ya no se trataría de las relaciones de un S. con su entorno, sino de las relaciones entre sistemas, habida cuenta de que podría resultar conveniente, desde el punto de vista de entender mejor el comportamiento de un S., el explicarse sus relaciones con los elementos de otros sistemas a un nivel más elevado que el de considerar el entorno como una sola cosa.