CUANDO EL ALMA ESTA PRESENTE

CUANDO EL ALMA ESTA PRESENTE

Fredy H. Wompner G. (CV)

Volver al ndice

CAPITULO 6. UTILIZANDO TÚ PODER INTERIOR 

“Bienaventurados los de limpio corazón:
Porque ellos verán a Dios”
Mateo 5:8

El poder interno del ser humano radica en su alma. Dice una leyenda veda que Dios al crear el mundo doto al hombre de un enorme poder, pero más tarde vio que el hombre hacia el mal y esto podía traer gran destrucción para él, por esto decidió esconder este poder del mismo hombre, pero si este poder se escondía en la cumbre más alta que existiría, el hombre podría llegar hasta ahí y encontrarlo, si se escondía en las profundidades del mar también el hombre podría llegar hasta ahí y encontrarlo, por eso como única forma de proteger al hombre de su propia naturaleza, decidió esconder este poder dentro el interior del hombre mismo”. Es claro que en esta leyenda el poder del que se habla es el poder del alma humana.
G. H. Pember, en su libro “Eras Primitivas de la Tierra”, mencionó este asunto bajo otro ángulo: “Dos métodos parecen existir, a través de los cuales los hombres pueden alcanzar conocimiento y poder prohibidos y obtener acceso a una relación secreta. Lo primero a seguir... debe colocar su cuerpo bajo el control de su propia alma, a fin de poder proyectarla... El desenvolvimiento de esas facultades es, sin duda, posible sólo a pocos, y asimismo en el caso de ellos, sólo pueden ser alcanzados por medio de un largo y severo curso de entrenamiento, cuyo propósito es quebrar el cuerpo llevándolo a una completa sujeción y producir una perfecta apatía con relación a todos los placeres, dolores y emociones de esta vida, a fin de que ningún elemento perturbador pueda desordenar la tranquilidad de la mente del aspirante e impedir su progreso... el segundo método es por medio de una sumisión pasiva al control de inteligencias exteriores...”. Debemos prestar atención aquí principalmente al primer método, esto es, la activación del poder latente del alma de alguien. Su punto de vista coincide con el de esta obra completamente. Las prácticas ascéticas de los budistas, la respiración abstracta del taoísmo, la meditación y concentración mental de los hipnotizadores y todas las variedades de meditaciones, contemplaciones, los pensamientos concentrados en no pensar en absolutamente nada, y centenas de hechos semejantes que practican las personas, siguen la misma regla, no importando cuán variados sean sus conocimientos y fe.Todas estas cosas hacen nada más que llevar los pensamientos externos y confusos, lasinestables emociones y la débil voluntad del hombre a un lugar de tranquilidad, con su carne totalmente subyugada, haciendo así posible la liberación del poder latente del alma.
En la cábala judía los poderes del alma estarían asociados a los 10 sefirotes1 del árbol de la vida cabalístico y consisten en la fe(emuna o cabeza de Keter), placer (Taanung segunda cabeza de Keter), voluntad o deseo (Rátzon o tercera cabeza de Keter), auto anulación o desinterés (bitul), alegría (Simja), unificación (Ijud), amor (Ahavá),  temor (Ira), misericordia (rajamim), verdad (emet) y humildad (Shiflut). Por lo que el camino para desarrollar el poder del alma estaría relacionado a ir despertando conciencia en las distintas esferas dadas por los sephirotes. En cambio en la cultura hindú el camino que permite despertar las facultades del alma esta relacionado con la apertura de los chacras o ruedas magnéticas que el ser humano posee.
La condición de nuestra alma está íntimamente ligada a nuestra salud mental y física. Si logramos armonizarnos con nuestra alma, podremos despertar este poder interno, pensar más claramente y gozar de una mejor salud.
La condición de nuestra alma varía nuestra biología. La condición de nuestra alma se manifiesta en lo que somos, lo que vivimos y pensamos. Sí ponemos la atención en nuestra alma podremos cambiar nuestra manera de vivir y de percibir el mundo, lo cual cambiara también nuestra biología. Los estudios que empecé hace cuarenta años demuestran que las células cambian en función del entorno, es lo que llamamos epigenética. Epi significa por encima de la genética, más allá de ella. Según el entorno y como tú respondes al mundo, un gen puede crear 30.000 diferentes variaciones. Menos del 10% del cáncer es heredado, es el estilo de vida lo que determina la genética.
Para despertar tu poder interno y prosperar necesitamos buscar de forma activa la alegría y el amor, y llenar nuestra vida de estímulos que desencadenen procesos de crecimiento.
Las facultades de tu alma se reflejan también a través de lo que conocemos como los poderes psíquicos o mentalesy que son, hoy por hoy, en el campo de la parapsicología entendidos como hipotéticas capacidades que permiten percibir fenómenos ocultos a los sentidos.
El origen de la creencia en los poderes psíquicos como algo plausible proviene de los dudosos experimentos de J. B. Rhine, en Universidad de Duke en Carolina del Norte (Estados Unidos). En ellos investigó fenómenos de percepción extrasensorial. Sin embargo, y pese a que los resultados de Rhine hacían aventurar la existencia de un presunto poder de la mente, estos experimentos fueron posteriormente rechazados por la comunidad científica, al no poder reproducir sus resultados y al revelarse que había habido sesgos en las muestras e incluso manipulaciones en los resultados.
Estos fenómenos paranormales llamados «de efectos psíquicos» están caracterizados por la «obtención de información sobre el mundo exterior al margen de los canales sensoriales comunes». La «percepción extra-sensorial» (abreviada PES) incluiría la telepatía (comunicación o transmisión de contenidos de mente a mente, pero también entre hombre y animal), la precognición (conocimiento de sucesos futuros libres), la retrocognición (conocimiento de sucesos pasados ignorados por el sujeto) y la simulcognición (conocimiento de hechos que tienen lugar en distinto espacio, en la misma unidad de tiempo). La utilización de diversos medios materiales excitarían otras presuntas facultades (radiestesia y tele radiestesia, la psicometría y las llamadas «mancias»: quiromancia, cristalomancia, cartomancia, rabdomancia, etc.) en sujetos «dotados» o «paragnostas»
En los fenómenos paranormales llamados «de efectos físicos» se producen -según sus estudiosos- «efectos objetivamente detectables en el mundo exterior al margen del marco de las influencias energéticas conocidas [...]: efectos mecánicos tales como el movimiento de objetos a distancia, sin el concurso de ninguna fuerza física detectable (telequinesis y psicoquinesis), efectos anti gravitacionales (levitación), cambios en el estado de la masa (materialización), transformaciones de energía (termoquinesis, ecoquinesis y efectos electromagnéticos que se originan sin ninguna causa física conocida), y la influencia que ejerce aparentemente la concentración mental sobre reacciones químicas y sobre procesos biológicos».
Existen otros ejemplos de fenomenología parafísica, aparte de los ya citados: las fantasmogénesis y espectrogénesis; las formaciones ectoplásmicas, con posible inclusión en ellas de los fenómenos de transfiguración; los llamados «aportes»: apariciones y desapariciones de objetos que parecen surgir 'atravesando' materia sin afectarla; los «raps» (golpes); la clariaudiencia, audición directa de sonidos para los que no se detecta causa u origen físico; la llamada «transcomunicación instrumental», que incluiría la psicofonía o parafonía y la psicoimagen o paraimagen; la ideoplastia o teleplastia, aparición de figuras y signos en medios físicos; el doblamiento de metales; la combustión espontánea; las experiencias extra-corpóreas; la psicofotografía, plasmación fotográfica voluntaria de contenidos mentales; los «extras», aparición en placa de elementos no presentes al realizarse la fotografía; etc.
Asimismo, dentro de los efectos parabiológicos se encuentran varias formas de diagnóstico y terapia paranormales con presuntos resultados de curación, destacando, por ejemplo, las atribuidas a los llamados «psicocirujanos» filipinos; la transfixión; la dermografía y, dentro de ésta, la estigmatización, etc.
En la parapsicología, los fenómenos psíquicos son los más comunes e intrigantes del universo paranormal. Se trata de la pseudociencia que se encarga de los supuestos fenómenos y comportamientos psicológicos (como la telepatía, las premoniciones, la levitación, la necromancia, etc.) de cuya naturaleza y efectos no ha dado hasta ahora cuenta la psicología. Entre los fenómenos estudiados, se incluyen la percepción extrasensorial, telequinesia, y la vida después de la muerte. Los parapsicólogos se refieren a estos acontecimientos como fenómenos «psi».
El Psi, según la parapsicología, es la concentración de ondas electromagnéticas producidas por el cerebro en un punto, las cuales podrían ser manejadas a voluntad con la práctica. Si bien el cerebro usa señales electromagnéticas como parte de su funcionamiento habitual, no hay ninguna prueba de que estas puedan ser concentradas, ni de que la concentración de estas ondas electromagnéticas pueda producir ninguno de los efectos de los supuestos poderes psíquicos.

1 La cabalá nos enseña que a todo nivel de la Creación, desde el reino perfecto de Atzilut (el mundo de pura "Emanación" Divina ) hasta el plano imperfecto de nuestra existencia terrenal, existen diez sefirot ("emanaciones" o poderes Divinos), con las cuales se construye la realidad. A cada una de estas sefirot se les da un nombre, que describe su rol específico en el modelado de la existencia. Cada una de las sefirotposee dos dimensiones, una externa y otra interna. La dimensión exterior de cada una, es identificada con el rol "funcional" que juega en el proceso de la Creación; la dimensión interna, es identificada con la fuerza motivadora oculta que inspira su actividad. Eljasidismo describe la fuerza inspiradora que hay detrás de cada sefira. Mientras que sus nombres cabalísticos sirven para expresar el efecto Divino que cada uno de esos poderes tienen sobre la Creación, sólo los términos que propone el jasidismo, revelan la dimensión interior de cada sefira.