MIGRACIÓN Y DESARROLLO. TEORÍA, EDUCACIÓN, DIAGNÓSTICOS Y DIDÁCTICAS

ISBN-13: 978-84-123151-1-0

Fecha recibido: 06/07/2021 | Fecha publicado: 06/07/2021 | Fecha corregido: 06/07/2021 |

Autores

Dr. Antonio Nadal Masegosa. Coordinador

CUESTIONES DIDÁCTICAS, EVALUANDO, TEORIZANDO. A MODO DE INTRODUCCIÓN

Nadie mejor que quien emigra sabe todo lo que ello implica. Ningún congreso internacional puede transmitir al conjunto de la sociedad lo que puede sufrir toda aquella persona que deja su lugar de origen por cuestiones económicas. No tener derecho a un trabajo, ya ni tan siquiera digno. No poder abrir una cuenta bancaria, para poder pagar los recibos de electricidad o agua, y eso si se ha logrado encontrar un hogar, por no hablar de la xenofobia o el racismo, tantas veces agravados por la cuestión de género. Es fácil evaluar y teorizar desde una tribuna universitaria, desde el privilegio, pues si damos voz a las personas desposeídas, las verdades que contarán no resultarán cómodas, agitarían conciencias probablemente, y ese no es un impacto del que desean las presuntamente grandiosas revistas y editoriales de alto impacto.

            ¿Hablaremos de desarrollo, o de desarrollismo? Si desarrollar es aumentar o reforzar algo de orden físico, intelectual o moral, la pobreza en el mundo, el destrozo ecológico disfrazado de sostenibilidad y greenwashing, el turismo sexual y pederasta, la explotación laboral, las condiciones de vida del tercer mundo, o la esclavitud tras los minerales necesarios para la nueva religión tecnológica, es aquello que se está reforzando y aumentando, por lo tanto, más bien, el desarrollismo es la norma, si es que en algún momento histórico no lo fue.

            La declaración de pandemia mundial en función del Covid-19 no hizo más que agrandar la brecha, y los beneficios de determinadas multinacionales, nunca la industria farmacéutica soñó con tener tanto dinero. A quienes, por ejemplo, vieran los cadáveres de víctimas en Ecuador, México o Brasil, probablemente nunca se les olvidará, gráficamente, qué es la desigualdad. Las imágenes de cientos de migrantes centroamericanos/as y mexicanos/as agolpados/as en el puente fronterizo de San Ysidro, en la frontera entre México y Estados Unidos, o el acceso consentido, y quizás fomentando, de miles de migrantes pobres desde tierras marroquíes a Ceuta, aún parte del Estado español, y con ello, frontera europea, son imágenes del año 2021 difíciles de olvidar para quienes no vivimos en el privilegio de ganar miles de euros cada mes, en algunos casos, algunas de estas últimas personas, disfrazadas de benefactores/as de inmigrantes ilegalizados.

            El presente libro incluye las ponencias aceptadas para su publicación tras el V Congreso Internacional Virtual sobre Migración y Desarrollo, celebrado virtualmente del 19 al 29 de enero de 2.021 a través de eumed.net. Atrás quedaron todas aquellas en las cuales se detectó plagio, una conducta que debiera ser impropia para quienes trabajan en universidades, e intolerable. Cuando hablamos de inmigración, tratamos sobre personas, en demasiados casos pobres, pues las migraciones privilegiadas son aquello que suele encumbrarse bajo el concepto de turismo; no hay nada que plagiar, tenemos que investigar, a ser posible, para ir sentando las bases para un mundo mejor, no para perpetuar las desigualdades que reinan. Hay grados, carreras universitarias, de turismo; de soluciones a las crisis migratorias, no. Para ello, los Estados cuentan con la brutalidad de sus fronteras, y sus monopolios de la violencia… la misma, también, que implica que lugares con unos recursos naturales fundamentales para la supervivencia y el lujo de los Estados privilegiados sean expoliados. Véase de donde viene, por ejemplo, el coltán.

            En este libro se habla de educación, de análisis didácticos, de la historia del fenómeno social de la migración internacional en Brasil con énfasis en las realidades actuales en la migración de personas venezolanas, de buenas prácticas con la juventud migrante, del cuestionamiento de la diseminación de la distinción de las categorías países norte-sur, del matrimonio forzoso, del derecho a un trabajo digno, del aprendizaje cooperativo, de las aulas temporales de atención lingüística, y de la situación económica de Jordania a la luz del asilo en Siria, todos ellos temas en los que seguir profundizando, con un deseo de que la investigación no quede en palabras, ni textos, sino en acciones, para desmontar el show de Truman en el que vivimos, y en el cual las universidades son actores principales, y no precisamente de emancipación social, sino de correa de transmisión del capitalismo, con todo el sufrimiento que ello conlleva para inmigrantes ilegalizados/as y para un desarrollo que solo beneficia a los y las de siempre.

            Dejemos de considerar como válidos todos esos textos universitarios que nada aportan a la sociedad, y sí a las arcas públicas -gastos inútiles-, siempre dentro de lo políticamente correcto, acusando a la ambigüedad y no a las verdaderas causas de las problemáticas, que tienen nombres concretos, y apellidos, algunos con una estirpe histórica inequívoca. Si el profesor titular de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma de Madrid, Carlos Taibo, habla abiertamente de la necesidad de frenar de inmediato la locomotora del crecimiento, de eso que llaman desarrollo, (in)sostenible, dado que el planeta, literalmente, se nos va, hay que posicionarse. Y ello, obviamente, no es solo escribir.

            Frontex (la Agencia Europea de Fronteras), por ejemplo, no tiene asignada misión alguna de salvamento y rescate a las personas, sino que hablamos de militarización y represión. Por no hablar del paso previo de determinados países que hacen de barrera de seguridad, sin cumplimiento alguno de los derechos humanos -mas papeles mojados-, para países en mayor situación de privilegio. Queda mejor que las ilegalidades flagrantes las hagan otros.

            Frente a visiones idílicas, la realidad es otra, aunque no se vislumbre desde la tarima de clase -espacio elevado para el profesorado en las aulas… tarima de clase social privilegiada-, desde los despachos, o desde las ilustres revistas de alto impacto o editoriales en rankings. El desarrollo, hasta el momento, no ha reducido ni la miseria ni las desigualdades, ni parece tenerlo entre sus objetivos. Las migraciones son un problema, pues tras ellas en demasiados casos está el hambre, la pobreza, o las persecuciones por cuestiones de todo tipo. Ninguna persona debiera ser ilegal, y no debería estar determinado nuestro destino por unos papeles sellados por Estados. Dejemos las palabras vacías y pasemos a la acción, nos va la vida en ello.

Antonio Nadal Masegosa

Departamento de Teoría e Historia de la Educación y Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación.

Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga

Este libro provee acceso libre inmediato a su contenido bajo el principio de poner disponible gratuitamente toda la información posible.

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.