GESTIÓN DEL DESARROLLO LOCAL: INSTRUMENTOS PARA LECTURA DE LA REALIDAD COMO SUBSIDIO A LA PLANIFICACIÓN

Romualdo Kohler

2.4- Implicaciones en la economía local de los flujos con el exterior

El ejercicio de abstracción, con la apertura de la economía local, permite el análisis de una realidad más palpable, porque, es la especificidad más mercante de esas economías. Avanzar de un modelo cerrado a un modelo abierto, encuadrado en el Estado Municipal, conforme esta definido en el tópico anterior, nos permitirá, en esta parte del trabajo, sintetizar todos los movimientos macroeconómicos característicos de la economía local.
De esta forma, abriendo la economía para relaciones con el exterior, nuestra producción interna y la renta interna deben incorporar los bienes y servicios enviados al exterior, los bienes y servicios recibidos del exterior y el saldo de la renta de los factores de producción enviada y recibida, además de los flujos de capitales y movimientos de las reservas.
Para que podamos avanzar en esta dirección, estructuraremos una balanza de pagos local que retracte todos los movimientos posibles con el exterior, a la luz del modelo de balanza de pagos de una economía nacional, usual en la literatura económica, con especificidades que creemos pertinentes a las características inherentes a esa economía diferenciada.
Entre esas especificidades destacamos especialmente, una cuenta de transacciones corrientes a la incorporación del balance de rentas en el balance monetario, los depósitos bancarios. También registramos la preferencia de algunos términos no utilizados usualmente, como balance de bienes, de servicios, de factores, de rentas, monetario, incorporación y desincorporación de reservas en papel-moneda y bancarias, que entendemos es más adecuada para marcar los movimientos convergentes y divergentes de renta, en esa economía particular.
En el contexto de abrir la economía local para relaciones con el resto del mundo, se verifica un flujo continuo y real de bienes, servicios, rentas y un respectivo flujo monetario inverso de capitales, de tal forma que a todo débito real corresponde un crédito monetario y vise-versa.
La estructura propuesta a seguir intentará contemplar esos movimientos a partir de dos cuentas básicas: la cuenta de transacciones corrientes, que contempla todos los movimientos reales de la economía con el exterior y cada cuenta de capitales, con los movimientos monetarios y financieros, que se constituyen en la contrapartida monetaria de los flujos reales de las transacciones corrientes1 .
Así, la primera cuenta, de transacciones corrientes, tiene el propósito de abarcar los movimientos reales de bienes, servicios y rentas, de igual forma a la estructura tradicional. La principal innovación propuesta está en la categorización de las rentas de los factores de producción como un balance de rentas 2, visto la especificidad de la economía local en nuestra estructura federada. Entendemos que, en esas economías, el movimiento de rentas de factores de producción y en especial, de tributos, por nuestra convención, asume una dimensión considerable en relación al producto, mereciendo una diferencia especial.
Cuadro 5- Modelo de Balanza de Pagos para la economía local


BALANZA DE PAGOS DE LA ECONOMIA LOCAL

I - Cuenta de Transacciones Corrientes (CTC) = (Bb + Bs + Br)

1- Balance de bienes (Bb)

1.1- (Xb) Agregación por exportación de bienes

1.2- (Mb) Desagregación por importación de bienes

2- Balance de servicios de no-factores (Bs)

2.1- (Xs) Agregación por exportación de servicios de no-factores

2.2- (Ms) Desagregación por importación de servicios de no-factores

3- Balance de rentas (Br)

3.1- (Rr) Agregación por rentas (transferências públicas, intereses, lucros)

3.2- (Re) Desagregación por rentas (tributos, intereses, lucros)

II - Cuenta de capital (CK) = (Bka + Bm) = (-) (CTC)

4- Balance de capitales autônomos (Bka)

4.1- Prestamos y financiamientos

4.2- Amortizaciones de deudas

4.3- Inversiones directas

5- Balance monetário (Bm) = (-) (CTC + Bka)

5.1- Reservas en papel-moneda

5.2- Reservas bancarias

Movimientos en las existencias financieras (Ef) = (CTC) = (-) (CK)

Movimientos en las existencias monetarias (Em) = (-) (Bm) = (CTC+ Bka)

Fuente: elaboración propia.

De esta forma, los bienes o productos tangibles que entran y salen de la economía se expresan en el balance de bienes, así como, en el balance de servicios de no-factores los productos intangibles comprendidos por los diversos servicios. En el balance de rentas, la disminución o no de los factores de producción, trabajo (salarios) y capital (alquileres, intereses y lucros) y por transferencias privadas (como donativos, providencia privada, seguros) y públicas (como tributos, beneficios sociales).
En esta estructura, entendemos es más adecuada la utilización de los términos agregación y desagregación para indicar los movimientos de entrada y salida, ya que el producto interno, expreso en la función (2), debemos incorporar toda a agregación y descontar toda la desagregación por bienes (Xb y Mb) y servicios de no-factores (Mb y Ms), porque parte de la producción de bienes y servicios interna es destinada al exterior, así como, el consumo, la inversión y las exportaciones abarcan en parte los bienes y servicios producidos en el exterior:
PI = DA = C + I + (X – M) (7)
X = Xb + Xs (8)
M = Mb + Ms (9)
Así, la identidad entre el producto y le gasto (7) asume una nueva dimensión, por la diferencia entre demanda interna, que continua con el mismo concepto y demanda agregada, ahora representada por el total de la demanda, o sea, para equiparar al producto interno, la demanda agregada pasa a incorporar a todas las exportaciones (8), siendo necesario suprimir las importaciones (9).
De otra forma, la relación (10) nos muestra que el producto interno mas las desagregaciones por bienes y servicios tienen identidad con la demanda interna ahora incorporando las agregaciones por bienes y servicios con el exterior:
PI + M = C + I + X = DI + X (10)
Merece marcar, que las exportaciones incorporan todas las exportaciones de bienes y servicios no-factores, así como, respectivamente a las importaciones, lo que significa que el producto interno se iguala a el sumatoria del consumo, de inversión y del saldo del balance de bienes y servicios.
De este modo, el balance de rentas no compone el producto interno, pues no representa un flujo de producción, solamente se traducirá en un flujo de rentas por remuneración de factores de producción y transferencias públicas o privadas, razón por la cual pasa solamente a integrar la renta municipal, como veremos mas adelante.
Por lo tanto, el producto interno se conceptúa como toda la producción interna de bienes y servicios de no-factores, destinada a atender la demanda interna y externa de la economía (10), en un determinado espacio de tiempo.
En esta dimensión, deducimos la ecuación (11), que indica, que, si el producto interno excede al gasto interno, la economía local exporto la diferencia líquida, pues la relación entre exportación y exportación será positiva, creando un crédito de realización de producción con el exterior. De lo contrario, si el gasto interno fuese superior al producto, se importó la diferencia, donde la relación será negativa, por lo tanto, de débito con el exterior, dada la realización líquida de importación.
(X – M) = PI – (C + I) = PI - DI (11)
De otro modo, la estructuración de la balanza de pagamentos nos permite acrecentar el concepto de renta municipal (RM), que incorpora a la producción interna la renta agregada por transferencias recibidas de residentes 3 del local, descontada la renta desagregada por transferencias enviadas para no-residentes 4. En otras palabras, la renta municipal corresponde al producto interno más el saldo del balance de rentas:
RM = PI + Br (12)
La ecuación (12) indica que, cuando el balance de rentas es positivo, el producto interno será menor al producto municipal, implicando una agregación líquida de rentas por factores de producción y/o transferencias, o por lo contrario, el producto interno será mayor que el producto municipal cuando las rentas desagregadas fuesen mayores que las agregadas. Por lo tanto, cuanto mayor es la capacidad de la economía local de agregar renta del exterior, respectivamente mayor será su renta municipal.
Esto nos permite apuntar que el saldo de la balanza de transacciones corrientes representa un flujo líquido de ingreso o salida de pagamentos, por el desempeño conjunto de los balances de bienes y servicios de no-factores y de rentas. Ese flujo siendo positivo indica una renta no consumida internamente y por lo tanto, un ahorro que pasaremos a llamar a partir de ahora de ahorro financiero. De lo contrario, un flujo negativo, sostiene que el exterior esta prestando a la economía interna parte de suyas existencias financieras, o mejor, la economía local asume un pasivo financiero con el exterior:
CTC = (X – M) + (Rr – Re) = (X – M) + Br (13)
Así, el concepto de ahorro de la función (4), para mantener la identidad entre producto interno y renta municipal, debe incorporar un concepto mas amplio de ahorro, que llamaremos de ahorro total (St), expresada por el ahorro productivo (Sp), como vimos esta determinada por la inversión productivo, y por el ahorro financiero (Sf), resultado del desempeño de la cuenta de transacciones corrientes.
St = Sp + Sf (14)
Substituyendo la ecuación (12) con las funciones (4) e (13):
RM = C +St = C + Sp + Sf (15)
PI = RM – Br = C + Sp + Sf – Br (16)
PI= RM - Br = C + I + (X – M) = C + St + Sf – Br (17)
Sf = (X – M) + Br = CTC (18)
Como la inversión tiene identidad propia con el ahorro productivo (6), el saldo de la cuenta de transacciones corrientes se expresa en el ahorro financiero (18). Al contrario del ahorro productivo, que amplia la capacidad productiva de la economía, ese ahorro representa el financiamiento de las transacciones corrientes, apuntando a la cuenta de capitales, lógicamente con señal inverso5 . Ese ahorro financiero corresponde a la ampliación de la moneda y del crédito en la economía local de acuerdo a lo que es apuntado por KOHLER6 . En la defensa de la endogeneidad de la moneda local:
Sf = - (Bka + Bm) (19)
Esto indica que la cuenta de capitales significa el financiamiento, o la contrapartida de crédito monetario, de las transacciones corrientes efectivas con el exterior. Ese financiamiento se da a través de movimientos de capitales apuntados en el balance de capitales (Bka) en las reservas monetarias, expresas en el balance monetario (Bm) y que dan significado al ahorro financiero (Sf), como lo expresamos (19).
Por lo tanto, la renta municipal pasa a ser destinada a las familias residentes para el consumo y ahorro total (15), y esta se dimensiona en forma productiva, fruto de la inversión efectiva y en la forma financiera, fruto de saldo de los movimientos líquidos de vienes, servicios y rentas, que es financiado por cuenta del capital. En este contexto el ahorro, incorpora las dos dimensiones de riqueza: elevación de la capacidad de producción (existencias de riqueza productiva) y elevación o reducción de los haberes y obligaciones con el exterior (existencias monetarias y de créditos financieros).
Así, la condición básica para que el flujo de producción altere positivamente al existencias de riqueza productiva, monetaria y/o financiera es la de generar ahorros de acuerdo con la delimitación anterior de sus especificidades.
En este contexto, el balance de capitales autónomos tiene la función de apuntar hacia tres dimensiones básicas en los movimientos de capitales: los prestamos y financiamientos del exterior, de cortos y largos plazos, respectivamente, que ex-post agregan o desagregan intereses en (Br); las amortizaciones que representan las devoluciones del capital de prestamos y financiamiento, por lo tanto pagamentos ex-post en (Bk); las inversiones 7 directas, que representan inversiones productivas en la economía local que agregan o desagregan ganancias ex-post, en (Br).
Ya las reservas en papel-moneda, que se traducen en poder del público residente y los depósitos bancarios al contado, cualquiera sean los movimientos en las cuentas corrientes de residentes en los bancos comerciales, registran los ingresos y salidas del papel-moneda y saldos bancarios de esa economía.
Aquí tenemos otro registro particular de la economía local, la base monetaria y los medios de pago son iguales, pues no existe la garantía de creación local de la moneda escritural y si lo hubiera, se formaría como un préstamo en el balance de capitales autónomos que alteraría positivamente el Balance Monetario. Ocurre de este modo, porque, en nuestra economía abierta y por la estructura financiera nacional, un depósito local al contado no implica necesariamente en préstamo local a plazo para desencadenar la mecánica del multiplicador de los bancos, fuente primaria de la moneda escritural en la macroeconomía nacional8 .
Los movimientos de existencias financieras (Ef), presentados, son conformados como señal, por los movimientos financieros de capitales autónomos y por los movimientos monetarios. De otro modo, el saldo de cuentas de transacciones corrientes mas el balance de capitales autónomos apuntan al ingreso o salida de medios de pagos en el movimiento positivo o negativo, en las existencias monetarias (Em).
Ef = CTC = (-) CK = (-) (Bka + Bm) (20)
Em = (-) (CTC + Bka) (21)
Así también se registra la particularidad de que las existencias financieras y las existencias monetarias son grandezas diferentes, por ser afectados de forma diferenciada por los flujos comerciales con el exterior: el primero por el desempeño de las transacciones corrientes (20) y el segundo por los cotejos de las transacciones corrientes con los movimientos de capitales autónomos 9 (21).
Por fin, para terminar este tópico, retornamos al analice de las funciones (14), (15), (16), (18) e (19) con el fin de agotar (agotarnos) la relación entre ahorro e inversión. Con la introducción de los conceptos de ahorro productivo, de ahorro financiero y ahorro total, creemos facilitado el analice del financiamiento de la inversión.
Todos los libros-textos de macroeconomía y contabilidad social 10 escriben que la inversión es financiada por el ahorro privado y por el ahorro externo11 , constituyéndose esa sumatoria en el ahorro total. Esto implica en la relación de dependencia de la inversión para con el ahorro.
Por los argumentos ya utilizados, entendemos que, para la economía local, siendo fiel a nuestro foco, la inversión no se constituye en identidad con el ahorro total y si, con el ahorro productivo, siendo ésta una variable ex-post. La estructuración de la balanza de pagos nos permite ese mejor analice, por la demostración de que el ahorro financiero es simplemente el resultado de todas las transacciones corrientes con el exterior, del cotejo entre agregado y desagregado, sin ligación directa y restricta con la inversión productiva de la economía.
PI + Br = C + I + CTC = RM = C + Sp + Sf = DI + Sf (22)
Un resultado positivo en la cuenta de transacciones corrientes con el exterior es la expresión del exceso de renta municipal en relación a la renta destruida por el consumo interno más el ahorro productivo, o de agregado líquido de renta por los movimientos con el exterior, o de ahorro financiero positivo. Ya un resultado negativo implica en el exceso de consumo y ahorro productivo sobre a renta municipal, o un ahorro financiero negativo, implicando así en débito con el exterior o reducción de reservas monetarias y/o bancarias.
Ese es un resultado estrictamente financiero y/o monetario, implicando en la expansión o reducción de las existencias financieras y/o monetarias de la economía local y no en la decisión autónoma de consumir o invertir de los agentes, porque, en el caso del ahorro externo financiar los gastos internos, no indica, de ninguna forma, una relación directa, sea con la inversión, sea con el consumo.
Las decisiones de consumir e invertir son decisiones autónomas, condicionadas por la disponibilidad de crédito, al contado vía reservas monetarias o bancarias, o a plazo vía prestamos y financiamientos, por lo tanto una disponibilidad ex-ante de existencia monetarias y/o financieras, interna o externa.
Puede afectar el monto de las inversiones, la decisión exógena vía inversiones directas. Aún debemos remarcar que, en este caso, las inversiones directas representan los financiamientos de inversiones específicos, y que así se corporifican y son registrados, también como pueden ser resultado de adquisición de la capacidad productiva instalada y no necesariamente, por ampliación de esa capacidad, siendo, de esa forma, un flujo de capitales y no un flujo productivo.
De otro modo, la estructura del balance de pagos nos permite inferir que en una decisión de ahorrar en la economía abierta no implica directamente en una acción de invertir, visto que el sistema bancario en los moldes actuales, conforme ya referenciado, no necesariamente capta en el local. También así, la decisión de ahorrar no afecta directamente el ahorro productivo, solamente puede tener reflejos en cadena en el ahorro financiero, vía reducción de importaciones, y por consecuencia, en el ahorro total.
En este contexto, entendemos pertinente la separación del ahorro total en el ahorro productivo, variable ex-post de la inversión realizada, y ahorro financiero, variable ex-post del desempeño de las transacciones corrientes con el exterior. Un incremento en el ahorro total indica una ampliación de la capacidad productiva y/o una expansión de las existencias financieras y/o monetarias y así, cuantitativamente, representando, de una o de otra forma, un incremento en la riqueza total de esa economía.
En resumen, aquí defendemos que la inversión es una variable ex-post en relación de las existencias monetarias y financieras, internas o externas, y ex-ante en relación al ahorro productivo, en cuanto que el ahorro financiero es variable ex-post en relación a las transacciones corrientes de la economía con su exterior. El ahorro total expresa esos dos movimientos generados en el flujo de producción, productivo/financiero, siendo, por consecuencia, también una variable ex-post y no, fuente de financiamiento de la inversión, como apunta la literatura referenciada.


1 Escapando de la regla, así sean los casos menos frecuentes, pueden ocurrir flujos financieros con contrapartida monetaria registrados apenas en la Cuenta de Capitales, o sea, un movimiento en el Balance de Capitales Autónomos puede implicar simplemente un flujo monetario en el Balance Monetario, por no envolver una transacción real corriente. De otra forma, una mercadería donada al exterior, es registrada en el Balance de Rentas, sin movilizar la Cuenta de Capitales, por no envolver recursos financieros ni monetarios.

2 En la literatura económica la estructura del balance de transacciones corrientes está dispuesta en el balance comercial, balance de servicios y transferencia unilaterales. La renta de los factores de producción está clasificada en el balance de servicios.

3 Se define como residentes en nuestra economía particular todas las personas con residencia fija en el local durante el período de análisis.

4 Cuando nos referíamos a renta agregada y desagregada hablamos de todas las rentas registradas en el Balance de Rentas.

5 La señal negativa, como la cuenta de la caja de contabilidad empresarial, expresa un crédito con el exterior o un aumento de reservas, así como lo positivo indica un débito.

6 KOHLER, Romualdo. Simulações acerca da relação entre oferta de moeda e crescimento de pequenas economias abertas. Santa Cruz do Sul, EDUNISC, 2003.

7 Las inversiones directas implican en inversiones financieras en el sector productivo local. No se debe confundir con ampliación de la capacidad productiva de la economía determinada por la inversión productiva.’

8 KOHLER, Romualdo. Simulações acerca da relação entre oferta de moeda e crescimento de pequenas economias abertas. Santa Cruz do Sul, EDUNISC, 2003.

9 Cuando señal positivo indica reducción en las existencias monetarias y vice-versa.

10 PAULANI, L. M., BRAGA, M. B. A Nova Contabilidade Social. São Paulo: Saraiva, 2000.

11 Incluyen el ahorro público, representado por la relación entre recaudación y gastos públicos, que aquí están desconsiderados, conforme convencionamos anteriormente.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga