Tesis doctorales de Ciencias Sociales

ESTRATEGIA EDUCATIVA PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA ESCOLAR EN LA FORMACIÓN INICIAL INTENSIVA DEL PROFESOR GENERAL INTEGRAL DE SECUNDARIA BÁSICA.

Katerine Regueira Batista


 



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (139 páginas, 442 kb) pulsando aquí

 

CAPÍTULO 2.- LA CONCEPCIÓN PEDAGÓGICA DE PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA ESCOLAR DESDE LA FORMACIÓN INICIAL INTENSIVA DEL PROFESOR GENERAL INTEGRAL DE SECUNDARIA BÁSICA .

Se expone el principal aporte teórico de la tesis, una concepción pedagógica, que constituye un recurso de trabajo de los docentes. Revélanse las dimensiones y las configuraciones que emergen, como abstracción de la conceptualización de la prevención de la violencia escolar, lo que permite fundamentar el principio de la fraternidad escolar, desde sus funciones gnoseológicas- lógicas, teóricas y metodológicas, y su papel direccionador y explicativo del proceso preventivo. Como concreción de la concepción se presenta el método de estímulo de las relaciones fraternales que orienta la lógica interna de la misma y permite su introducción en la práctica social. Se incluyen las conclusiones parciales .

2.- La concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar .

El análisis de las fuentes, y el contacto con la realidad escolar permitió develar, con el auxilio de los métodos científicos apropiados, las categorías, las relaciones y los nexos que se imbrican en la determinación de las fortalezas y carencias del trabajo profesional pedagógico, en lo relativo con la prevención de la violencia escolar y justifican la elaboración de una concepción pedagógica con tal fin, que a continuación se explica a partir de una lógica que considera los elementos que la distinguen:

2.1.- Fundamentos epistemológicos de la concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar .

La pretensión de adentrarse en las particularidades de un objeto con el fin de comprender su esencia y redescubrirlo desde la teoría presupone una compleja labor intelectiva, encaminada a revelar los aspectos que condicionan su comportamiento y conforman la plataforma que soporta los discernimientos que se imbrican para hacer sostenible, desde la ciencia, la investigación. Así, es congruente determinar los fundamentos de la concepción pedagógica y hacer explícitas valoraciones epistemológicas de las categorías y las conceptualizaciones que resultan insoslayables ya que es, precisamente a través de ellas y con ellas, que se viabiliza la aproximación científica.
En consonancia con la lógica asumida y como resultado del correspondiente análisis integral se estableció que la concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar se asienta sobre las aportaciones de las Ciencias de la Educación, refrendadas por la Filosofía Marxista- Leninista y la Sociología. La Pedagogía y la Psicología ofrecen los soportes teóricos y metodológicos directos sobre los que se erige la propuesta .

La filosofía dialéctico- materialista aporta la comprensión teórica- metodológica, los métodos científicos generales de los que se auxilian las ciencias particulares, el pensamiento humanista, que constituye un rasgo direccional de la concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar; además, lo relativo a la teoría del conocimiento, que puntualiza la vía por medio de la cual este transita desde la contemplación viva al pensamiento abstracto y de ahí a la práctica, como criterio de la verdad, pues evidencia la naturaleza y las fuentes de la violencia escolar, cuya consideración resulta imprescindible para trazar acciones encaminadas a prevenirla .

La Sociología permite comprender la esencia humana en un contexto socio-histórico específico, en un entorno concreto e inmersa en un sistema particular de relaciones, que posibilita afirmar que la persona deviene ser social a través de un complejo y sistemático proceso de socialización en el que la escuela como agente socializador, desempeña un importante cometido. Esta comprensión se asume porque apunta a descubrir el carácter fraternal de la naturaleza humana, congruente con la tendencia a buscar en los semejantes las fuentes de las que se emerge sujeto y brotan los atributos que le acreditan así, distinto, pero no divergente de la comunidad en cuyo seno se deviene persona.
La Pedagogía, como ciencia de la educación, ofrece el marco teórico para entender el proceso pedagógico como un proceso preventivo, por antonomasia, educativo, que quiere decir coadyuvador a la configuración de personalidades desarrolladas integralmente; lo que referido a la formación inicial intensiva del Profesor General Integral de Secundaria Básica alude a la incorporación de atributos de profesionalización que aseguren un desempeño exitoso susceptible de ser singularizado en la prevención de la violencia escolar .

La teoría del carácter consciente del proceso educativo de la ciencia pedagógica, Álvarez, C. M. (1998) y Fuentes, H. (2003) es asumida porque la concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar adquiere sentido desde la participación activa y consciente de los protagonistas del proceso pedagógico, que se implican en las interrelaciones y en las acciones inherentes al mismo, desde posiciones fraternales, excluyentes de la violencia escolar .

La Psicología hace sustentable la concepción pedagógica que se defiende desde la revelación de la esencia histórica social de las funciones psíquicas superiores y su condicionamiento por la cultura elaborada en el devenir de la humanidad, que se asimila en interacción con los demás en el transcurso del proceso pedagógico. Esta posición teórica vigotskiana sirve para esclarecer las escabrosidades de los aprendizajes que humanizan y permiten los saltos cualitativos en el crecimiento personal y revelan los senderos que han de transitarse para entronar la no violencia como rasgo distintivo de las relaciones interpersonales en los marcos del contexto escolar. Desde esta perspectiva el grupo es un factor que no puede ser soslayado por su contribución al despliegue de las potencialidades individuales, y porque es en su seno donde adquieren sentido todas las adquisiciones y se gestan las conjunciones que se encuentran en la base del mejoramiento humano, tanto en el plano individual como colectivo .

Los planteamientos expuestos se complementan en el sostenimiento de la comprensión de la prevención de la violencia escolar que se define como el sistema de influencias educativas dirigidas a lograr el establecimiento de relaciones fraternales entre los protagonistas del proceso pedagógico, favorecedoras del crecimiento personal y grupal en correspondencia con los fines del proyecto social, que toma en consideración las particularidades de los sujetos y los contextos de actuación para potenciar la configuración de la personalidad del individuo, que se opera desde la formación inicial intensiva de los Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica y posee un carácter dialógico, flexible y participativo .

Para los efectos de la presente investigación el sistema de influencias educativas, alude al conjunto organizado y secuenciado de acciones diversas tendentes a hacer transitar al sujeto de un estado inicial a un estado final deseado, y esto es pertinente porque aflora la esencialidad de la concepción que se defiende, cuyo núcleo está constituido por el carácter fraternal de las relaciones interpersonales que se desarrollan entre los protagonistas del proceso pedagógico .

Las relaciones fraternales se refieren al tipo de relación interpersonal que se distingue por la tolerancia recíproca, la disposición a la colaboración y la contribución a la creación de las circunstancias y de las condiciones favorecedoras del crecimiento personal de los sujetos implicados en ella, en un clima psicológico distendido, excluyente de comportamientos violentos. Asunto este que es consustancial a la esencia fraternal de la naturaleza humana y consonante con su génesis social .

Los protagonistas del proceso pedagógico son los sujetos que contraen y ejecutan responsabilidades específicas en el círculo escolar, relacionadas con la labor de instrucción y educación, en virtud de lo cual establecen vínculos específicos que definen su contribución al funcionamiento y al decursar de la actividad y la comunicación que los implica y les aporta los aprendizajes correspondientes .

Se asume la definición de González, A.M. (2002) de proceso pedagógico como el “proceso educativo donde se pone de manifiesto la relación entre la educación, la instrucción, la enseñanza y el aprendizaje, encaminado al desarrollo de la personalidad del educando para su preparación para la vida”.
El crecimiento personal y grupal connota la interacción entre lo individual y lo colectivo, que permite comprender el despliegue de las potencialidades del sujeto, consustanciales a su desarrollo, en los marcos de un contexto social concreto, que presupone el reconocimiento de las influencias recíprocas entre las personas y el grupo, y las que se materializan entre diferentes grupos, que dejan huellas en la configuración de la personalidad, sus tendencias orientadoras e imprimen su impronta en las características grupales .

Con proyecto social se enfatiza el carácter histórico-social, clasista y concreto de la prevención de la violencia escolar, que la hace inteligible desde su condicionamiento por la formación económica social en cuyo seno se concibe y con la cual guarda una estrecha relación .

El carácter dialógico le es conferido a la prevención de la violencia escolar porque la misma privilegia el empleo de la comunicación, que por ser un tipo específico de esa forma natural de interacción humana no tiende a suscitar reacciones adversas o de rechazo en los protagonistas del proceso pedagógico, que son los gestores y destinatarios de los beneficios consustanciales a la exclusión de la violencia escolar.
El carácter flexible constituye el atributo que viabiliza la adecuación de la prevención de la violencia escolar defendida a los requerimientos y las exigencias de los contextos de actuación y los sujetos implicados, que le proporciona la versatilidad necesaria .

Es oportuno entender el carácter participativo como la condición indispensable relativa a la implicación de los protagonistas del proceso pedagógico en todo el quehacer inherente a la aplicación de la prevención de la violencia escolar de manera consciente y activa .

Como se infiere de las especificaciones realizadas acerca de la prevención de la violencia escolar, constituye una pretensión de la presente investigación la consecución de trasformaciones tendentes a entronizar la fraternidad como el rasgo distintivo de las relaciones interpersonales entre los protagonistas del proceso pedagógico. En tal sentido, se necesita puntualizar que se asume por fraternidad la propensión del ser humano a exhibir actitudes positivas en las relaciones con sus semejantes y el entorno, que se expresan en comportamientos solidarios, amistosos, cooperativos, tiernos y amorosos .

Realizadas las especificaciones que delimitan el alcance de las categorías de las que se auxilia la justificación científica de la prevención de la violencia escolar es conveniente, en consonancia con la lógica de la investigación, puntualizar lo relativo a la violencia, la violencia escolar, la situación de violencia y la formación inicial intensiva del Profesor General Integral de Secundaria Básica .

Desde los referentes que sostienen la posición defendida, la violencia es considerada como el comportamiento vinculado a la intención de imponer los propósitos personales o grupales mediante diversos medios y métodos, que resulta lesiva para sí mismo, otra u otras personas o el entorno. Así, es comprensible que los comportamientos violentos no se producen por generación espontánea, sino que están condicionados por determinados factores, donde se conjugan el tiempo y el espacio con los estados subjetivos a todos o algunos de los niveles de expresión de la subjetividad, a saber: el sujeto, la personalidad, el grupo, la comunidad y la institución .
La violencia escolar se asume como el comportamiento lesivo asociado al contexto, el contenido, el decursar y los resultados del proceso pedagógico; así como a las particularidades de los sujetos involucrados y las relaciones que establecen entre ellos, que afecta a uno, varios o todos los elementos mencionados.
Al conjunto de circunstancias y de estados subjetivos que favorecen el surgimiento y la consiguiente expresión de comportamientos violentos, se le denomina situación de violencia .

Desde la óptica asumida en la investigación, la situación de violencia es un concepto que desempeña un notable papel metodológico, ya que sirve para explicar la génesis del comportamiento violento desde una posición dialéctico materialista y revelar las fuerzas motrices que actúan en la interacción entre lo externo: las circunstancias, y lo interno: los estados subjetivos que posibilitan actuar sobre ella para producir las modificaciones excluyentes de la violencia .

Las circunstancias aluden a los factores externos tales como conjunciones de lugares, de acontecimientos, de tiempo, de personas, en tanto que los estados subjetivos se refieren a lo pertinente con la existencia y el reflejo del nivel funcional de la expresión de la subjetividad, que abarca los estados fisiológicos, la preparación cognitiva e instrumental y la esfera de regulación afectiva volitiva; es decir, necesidades, motivos, conflictos, frustraciones y los estados de tensión y afectivos. Asimismo resulta insoslayable que la prevención de la violencia escolar aborde el manejo de los conflictos .

El manejo de situaciones conflictivas se justifica porque la vida presupone la implicación en disímiles conflictos, cuya aparición es inevitable y por tanto la aspiración de evitarlos es improcedente. De lo que se trata es de manejarlos adecuadamente a fin de que no engendren reacciones de violencia, a las cuales se tiende cuando no se poseen otros recursos más convenientes y productivos .

La formación inicial intensiva constituye el primer peldaño de la formación inicial que sienta las bases para la ulterior adquisición de los aprendizajes profesionales que permiten un desempeño exitoso y marca los matices de la preparación pedagógica, así como la orientación esencial del crecimiento personal. En ello estriba su principal significación y de ahí se deriva el reconocimiento de las necesidades de encausar el proceso de enseñanza- aprendizaje profesional en cuestión en las condiciones y las circunstancias más favorables posibles, pues el fondo de tiempo con que dispone es limitado y presupone su óptimo empleo para posibilitar la configuración de la personalidad deseada en los sujetos, futuros Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica .

La concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar desde la formación inicial intensiva de los Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica, parte de la justificación argumentada de las relaciones en que se asienta y distingue las configuraciones que le confieren el valor profiláctico que le es inherente, lo cual apunta, en su disección científica, a dejar establecida su esencia, su naturaleza y el movimiento ascendente del proceso preventivo, con lo que se contribuye a iluminar epistemológicamente los constructos científicos subyacentes. A partir de esta concepción el proceso de prevención debe:
 Favorecer la elevación sostenida de la calidad del proceso pedagógico, con el consiguiente impacto positivo en la configuración de la personalidad de sus protagonistas .

 Potenciar la exclusión de los comportamientos violentos en el contexto escolar, desde la modificación de las situaciones de violencia que los engendran .

 Estimular el establecimiento y el desarrollo sostenido de las relaciones interpersonales fraternales, en consonancia con la esencia de la naturaleza humana .

 Coadyuvar a la profesionalización en el cumplimiento exitoso de las funciones consustanciales al quehacer pedagógico, en particular, lo concerniente a la orientación educativa .

 Identificar los comportamientos violentos en el contexto escolar, como premisa para su modificación, desde la integración de sus portadores a los sistemas de relaciones que potencian su transformación hacia la fraternidad, la ternura y el amor .

 Anticipar eventuales comportamientos de violencia escolar, desde una posición proyectiva, que contempla lo discursivo y lo retrospectivo como elementos de obligatoriedad en la estructuración de las relaciones fraternales, que se erigen en barreras de freno de los mismos .

 Fomentar sentimientos de amor por la naturaleza, sentido de la responsabilidad por el cuidado de la flora y la fauna, así como los recursos naturales y sociales, como premisa para lograr una existencia gratificante en armonía con el entorno .

La esencia de la concepción pedagógica de prevención de la violencia escolar desde la formación inicial intensiva de los Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica dimana de la síntesis de sus componentes básicos, lo que le imprime una consistencia científica que resiste los análisis críticos, y le posibilita afirmarse como un constructo teórico- metodológico de carácter pedagógico, que redimensiona la preparación de dichos profesionales, en una arista de extraordinaria actualidad e importancia social, por cuanto la solución del problema de la violencia escolar está indisolublemente ligado al quehacer profesional pedagógico y su influencia positiva sobre la configuración de la personalidad de los educandos y consiguientemente sobre la salud ciudadana .

Desde la perspectiva holística configuracional asumida se impone precisar que las configuraciones dan cuenta de aquellas cualidades que, en tanto expresiones dinámicas de los procesos, al relacionarse dialécticamente con otras de la misma naturaleza, se integran en un todo que adquiere niveles cualitativamente superiores de comprensión e interpretación que constituyen, a su vez, configuraciones de orden superior; es decir, dimensiones. Por tanto, cuando se pone el acento hacia el interior de las configuraciones connotan procesos, mas cuando se repara en las relaciones afloran como cualidades susceptibles de integraciones en cualidades de orden superior inherentes a las dimensiones .


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet