Tesis doctorales de Economía


EL BLANQUEO DE CAPITALES

César Jiménez Sanz




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (402 páginas, 710 kb) pulsando aquí

 

 

 

1.3. Criminalidad organizada

La criminalidad organizada está considerada una amenaza transnacional para la seguridad de los Estados. Al hablar de amenaza transnacional, aludimos a los problemas transfronterizos, de propiedad común y simultánea, características éstas que atañen al terrorismo, al narcotráfico y a la criminalidad organizada entre otros delitos, que pueden poner en peligro la seguridad de las sociedades y los Estados. En este aspecto lo más novedoso ha sido el proceso de creciente y acelerada transnacionalización que han experimentado las organizaciones criminales.

Dentro de estas amenazas están incluidos el tráfico ilícito de estupefacientes, el terrorismo, la venta de armas y un largo etcétera. Aún siendo una forma de criminalidad de notoria antigüedad, los cambios políticos acaecidos al finalizar la guerra fría con la caída del muro de Berlín, la desintegración del bloque soviético, las convulsiones políticas de algunos países latinoamericanos y las crisis financieras con sus nefastos efectos socioeconómicos y sociales han supuesto un relanzamiento de esta forma de delincuencia.

Las actividades criminales en escala y en combinaciones antes desconocidas, favorecidas por la globalización de los mercados y la mayorpermeabilidad de los mercados, tienen en común el generar altos grados de violencia, originando combinaciones y cruces entre el terrorismo, el crimen organizado, el narcotráfico, llegando incluso el caso de países latinoamericanos en que se han encontrado evidencias de conexión internacional de tráfico de drogas y armas pesadas con fines puramente comerciales.

El crimen organizado se ha convertido en una de las más peligrosas amenazas, alcanzando las esferas política, económica y social de los Estados, aunque en ocasiones esta multidimensionalidad se ve constreñida al tráfico y comercialización de estupefacientes, siendo necesario incluir en su ámbito las actividades de corrupción, fraudes económicos, secuestros y extorsiones, tráfico ilegal de armas y patentes y las migraciones clandestinas.

La criminalidad organizada tiene las siguientes características:

En primer lugar, las actividades que desarrollan no están concentradas en un solo objetivo, sino que sus actividades atienden a todos los campos en los que es posible obtener una rentabilidad adecuada, ordenada en función de estrictos criterios de rentabilidad , aunque esta rentabilidad no responda a criterios únicamente económicos. En segundo lugar, su espacio de actuación traspasa los límites fronterizos del estado originario, es decir, su actividad conexiona varios estados o continentes, este carácter de internacionalización está motivado por la naturaleza de los bienes o servicios que son objeto del delito y cuya situación y actividad delictiva conecta distintos países favoreciendo la creación de verdaderas redes criminales con un importante aparato logístico que sirve de sustrato a sus operaciones, con una estrategia empresarial a la vez global y descentralizada similar a la de cualquier empresa comercial transnacional.

En tercer lugar, el uso de una extrema violencia ejercida en cualquiera de sus formas, ataques físicos, terrorismo, coerción y soborno a los poderes públicos para la consecución de sus objetivos, caracteriza de forma singular esta forma de delincuencia.

Las notas de multiplicidad de objetivos, la internacionalización de las operaciones y el uso de la violencia no son las únicas que caracterizan la delincuencia organizada; así, el carácter de permanencia en el tiempo, contraria a la realización del delito ocasional y aislado, es una constante consustancial a la criminalidad organizada, que al igual que sus homólogas, configuran fines de estabilidad temporal para la consecución de sus objetivos.Las anteriores notas conforman las características de la empresa criminal, siendo este carácter empresarial el más peculiar y destacable del crimen organizado. Schneider, a partir de investigaciones criminológicas, apunta diez criterios característicos de la criminalidad organizada:

1) Satisface necesidades de una parte de la población en cuanto a bienes y servicios ilegales que son prohibidos por las leyes.

2) Escoge sus actividades ilegales pretendiendo minimizar el riesgo adecuando sus esfuerzos y gastos a tal fin.

3) La criminalidad organizada es nuclear respecto a otras formas de criminalidad.

4) El grupo delictivo se forma con el fin de de producir, distribuir y ofrecer servicios y mercancías ilegales.

5) En su actuación domina la planificación estratégica y táctica, racionalidad y distribución de roles.

6) Seguimiento de normas subculturales, convenios tácitos de absoluta lealtad al grupo y anonimato social.

7) Uso de la violencia como último recurso con el fin de mantener la cohesión del grupo.

8) Se mantienen estrechas relaciones entre actividad legal e ilegal aprovechando la zona gris de la economía.

9) Utilización de protectores, consejeros y patrocinadores de la policía, justicia y economía necesarios para el desempeño de sus actividades criminales.

10) Operatividad a nivel internacional con una gran movilidad haciendo uso de los medios de comunicación y transporte, la tecnología y la más moderna infraestructura económica y social.

A pesar de los esfuerzos por definir el concepto de criminalidad organizada con las notas anteriores, en España por ejemplo, todavía se reclama por parte de determinadas instancias públicas una mayor precisión sobre qué debe entenderse como crimen organizado y distinguirlo de otras formas de criminalidad.

La repercusión mundial de esta forma de delincuencia organizada se hizo patente en la Conferencia de Naciones Unidas celebrada en Nápoles en 1994 dedicada a la delincuencia organizada, donde los Estados participantes manifestaron su preocupación en un comunicado conjunto. Con posterioridad los ministros de Justicia e Interior europeos ante la imposibilidad de llegar a una definición única de delincuencia organizada, propusieron una serie de indicadores para calificar a ésta, son los siguientes:

1. Concurrencia de más de 2 personas.

2. Reparto de tareas.

3. Actuación en un periodo de tiempo prolongado o indefinido.

4. Observancia de alguna forma de disciplina.

5. Comisión de delitos graves.

6. Ámbito de actuación internacional.

7. Empleo de la violencia o medios intimidatorios.

8. Uso de estructuras comerciales o de negocio.

9. Actividades de blanqueo de dinero.

10. Influencias en la esfera política, medios de comunicación, administraciones pública, judicial y económica.

11. Búsqueda de beneficios económicos o de otro tipo.

Se trata de una lista abierta en la cual podrían aparecer otras notas para caracterizar la delincuencia organizada, a la vez que no son necesarios todos y cada uno de los puntos para definir esta forma de delincuencia.

En España, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, modificada por la Ley Orgánica 5/1999, de 13 de enero, considera delincuencia organizada la asociación de tres o más personas para realizar, de forma permanente o reiterada, conductas que tengan como fin alguno o algunos de los delitos siguientes: secuestro de personas, prostitución, delitos contra el patrimonio o el orden socioeconómico, delitos contra los derechos de los trabajadores, tráfico de especies de flora y fauna amenazadas, tráfico de material nuclear y radioactivo, delitos contra la salud pública, falsificación de moneda, tráfico de armas y delitos de terrorismo.

En relación al carácter empresarial de la criminalidad organizada se debe reparar en una cuestión esencial, desde el punto de vista económico y social, cual es el mercado que conforman los productos objeto de las transacciones ilegales y del blanqueo de capitales: compra y venta de drogas, armas, tráfico de órganos, inmigración ilegal, propiedad intelectual, prostitución, blanqueadores de dinero, etc. Cada uno de estos productos tienen un mercado definido por una demanda, en algunos casos muy dispersa y numerosa, caso de la droga y prostitución y una oferta, en el caso de la droga, limitada por un número relativamente pequeño de ofertantes en comparación con el número de demandantes, ofertantes que inciden en los precios del producto; en otros casos, la oferta es más limitada y escasa, caso de la venta ilegal de armas nucleares, donde la oferta se encuentra limitada, controlada o incluso prohibida por el Estado.

Las organizaciones criminales que están aprovechando, de forma ilegal, las ayudas europeas, deben conocer los mercados en los que intervienen, las reglas de funcionamiento comunitarias y la normativa aduanera y fiscal de los diferentes países donde actúan. Esto supone un excelente conocimiento de los circuitos financieros y administrativos y una gran diversificación parapoder adaptarse rápidamente a los cambios en los mercados; necesariamente necesitan rodearse de un equipo de profesionales: abogados, asesores fiscales y financieros, agentes de aduana y lobbies políticos si ello fuera necesario.

Los mercados donde actúa la criminalidad organizada han experimentado grandes cambios producidos por el incremento de las relaciones comerciales, la expansión de los mercados internacionales, las transacciones comerciales, los mercado de divisas, los mercados de derivados, el incremento de la oferta financiera en forma de productos “ad hoc” utilizados para el encubrimiento y blanqueo de los capitales, el desarrollo exponencial de las redes de comunicaciones, el incremento del desarrollo comercial en áreas regionales debido a acuerdos comerciales y el desarme arancelario propiciado por los acuerdos del NAFTA, MERCOSUR, ALCA. Todas estas posibilidades comerciales han sido aprovechadas con fines delictivos.

En nuestro entorno, Unión Europea, la libre circulación de capitales, mercancías, servicios y personas han incrementado de forma notable la afluencia de organizaciones criminales y de capitales ilícitos a zonas de nuestra geografía ya características como destino final de las inversiones delictivas: el arco mediterráneo y los territorios insulares.

Ejemplos de Grupos de criminalidad organizada son: las tríadas chinas, las mafias italiana y rusa, las yakuzas japonesas y los carteles colombianos, principales organizaciones criminales que emplean a casi trece millones de personas en todo el mundo .

Las actividades delictivas y los procedimientos de blanqueo de estas organizaciones están especializadas: tráfico de heroína y opio, blanqueo de activos, juegos ilícitos, usura, prostitución y tráfico de mano de obra practicados a nivel local por las tríadas chinas; los sobornos, el tráfico de heroína y cocaína, la protección a comerciantes y el blanqueo de dinero a través de instituciones financieras propias de las mafias italianas; éstas últimas han internacionalizado sus actividades debido a la emigración de sus integrantes, aunque según datos de la Dirección General de Seguridad Exterior de Francia, la principal fuente de financiamiento de la organización conocida como la Cosa Nostra siciliana no es el tráfico de estupefacientes, sino la manipulación de fondos públicos y los programas de subsidios gubernamentales, inclusive en el marco de la Unión Europea, utilizando la inversión en bienes inmuebles, negocios de importación y exportación y restaurantes como principales vías de blanqueo; otros grupos criminales practican actividades como el juego ilegal, el tráfico de anfetaminas, la prostitución, la extorsión, el mercado inmobiliario y el turismo sexual propias de las yakuzas japonesas; el procesamiento y tráfico de cocaína y heroína especialidades de los carteles colombianos; y en cuanto a las mafias rusas, son propias de ellas el tráfico de armas y material nuclear, el tráfico de drogas, el contrabando de armas y de vehículos de lujo, actividades ejercidas a nivel internacional, utilizando fundamentalmente el transporte físico del dinero como método de blanqueo; contrasta el procedimiento del blanqueo con el utilizado por los cárteles colombianos, especializados casi exclusivamente en el tráfico de drogas que cuentan con una estructura de carácter empresarial integrada por contables, asesores financieros, comisionistas y blanqueadores especializados ; respecto a las mafias rusas son varias las razones del aumento de la criminalidad: la falta de transparencia en los procesos de privatización y desregulación del aparato productivo, la ausencia de una cultura democrática y económica en la población y en sus dirigentes y la retirada del Estado de las áreas política, económica y social, produciéndose un vacío de poder que ha sido tomado por estas organizaciones criminales, unido todo ello a la globalización económica y tecnológica sufrida en unos países carentes de las mínimasinfraestructuras, estimándose en unos 3.000 los grupos ilegales establecidos en las aproximadamente 150 federaciones.

Según las autoridades policiales de la Unión Europea y el Informe 2003 Europol de la Unión Europea sobre la Delincuencia Organizada , más de 4.000 bandas organizadas integradas por 40.000 delincuentes operaban en el territorio europeo en este año. Las más importantes estaban formadas por:

Búlgaros:

Conocidos por su habilidad para falsificar moneda y documentos que utilizan los inmigrantes ilegales. Son expertos en el tráfico ilícito de vehículos y están consolidando su papel en el comercio de seres humanos con fines de explotación sexual.

Albaneses:

Sus actividades delictivas están asociadas con un uso extremo de la violencia; han pasado de ser mediadores de campos, por ejemplo en el caso del comercio de heroína turca en algunos países, pero siguen actuando como intermediarios de las bandas colombianas de cocaína. Dedicados también al tráfico de seres humanos se les considera una amenaza para Europa.

Antigua Yugoslavia:

La peligrosidad de las redes de la antigua Yugoslavia no esta clara, aunque si que participan en el narcotráfico, la inmigración ilegal y el robo de vehículos. También asiduos a la violencia, los países de los Balcanes se describen como el eje de las actividades de la criminalidad organizada por su situación en el centro de la ruta entre Europa y Oriente Próximo.

Rusos:

Siguen manteniendo gran poder y controlan los delitos financieros, el blanqueo, la extorsión y la inmigración ilegal. Son grupos muy jerarquizados, con una férrea disciplina sostenida en altos niveles de violencia contra miembros de la banda o competidor. Su éxito radica en los ingentes recursos financieros que poseen y que invierten en negocios legales.

Turcos:

Aún copan el control de la heroína, pero se han diversificado con el contrabando de armas, el de drogas, el blanqueo de dinero y los chantajes para saltarse la competencia. Se unen por lazos sanguíneos y sus funciones están divididas. Cada vez colaboran más con grupos de otras nacionalidades gracias al asentamiento en la UE de segundas generaciones.Nigerianos:

Cuentan con una estructura relajada, libre y flexible tanto para las células como para los grupos que colaboran entre si. Se dedican al tráfico de seres humanos, el narcotráfico, el fraude y las transacciones sospechosas y utilizan a individuos y grupos de distintas nacionalidades como empleados. Les define la subcontratación y el reclutamiento externo.

Marroquíes:

Mantienen vínculos con otros grupos de la UE, lo que les facilita su principal actividad delictiva: el contrabando de cannabis y tabaco, sobre todo. Están relacionados con robo de coches y asaltos. Además, envían dinero de forma ilícita a su país. Su proximidad con España causa graves problemas con la inmigración ilegal, que no disminuirán en el futuro.

Colombianos:

Su papel consiste en exportar cocaína a otros grupos de la UE par la distribución. Sus actividades afectan sobre todo a España, donde están penetrando en los escenarios criminales de las grandes ciudades, aunque se sospecha que se han extendido a Rumania y Eslovenia e incluso a países no comunitarios, dada su colaboración con grupos albaneses.

En España y respecto a las nacionalidades de los delincuentes apresados y en contra de la tesis que relaciona mayor delincuencia con incremento de la inmigración el mayor porcentaje (66%) corresponde a ciudadanos españoles, el 4,6% a otros ciudadanos de la Unión Europea y el 29,3% a ciudadanos de terceros Estados.

Por otro lado, la delincuencia organizada transnacional no debe identificarse únicamente con las actividades desarrolladas por los grupos descritos, sino que comprende también la evasión tributaria, el fraude en perjuicio de instituciones financieras internacionales, la competencia desleal en los mercados internacionales, la importación y exportación de especies protegidas, el tráfico de obras de arte y la eliminación ilegal de residuos tóxicos; no menos importantes, son las violaciones de sanciones y embargos impuestos a los países por la comunidad internacional.

Lugar destacado tiene en la actualidad la inmigración ilegal de personas, que a juicio de responsables políticos y policiales, representa unos ingresos mayores que el tráfico de drogas para las redes criminales. Importantes desencadenantes del aumento de la delincuencia organizada son las grandes disparidades económicas y los conflictos políticos que estallan en muchos países emergentes y en vías de desarrollo, creando un campo abonado para el aumento de esta criminalidad.

Esta creciente importancia del flujo de capitales objeto de blanqueo ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor coordinación y armonización de las medidas de prevención del blanqueo de capitales, a pesar de que la mayoría de los países europeos cuentan con estas medidas de prevención y teniendo en cuenta la importancia de las cifras que manejan las organizaciones criminales.

La lucha contra la criminalidad organizada ha llevado a una serie de iniciativas dentro del espacio europeo:

o Creación de la Oficina Europea de Policía por el Convenio de 26 de julio de 1995.

o Programa Falcone de fomento de iniciativas coordinadas dirigido a los responsables de la lucha contra la delincuencia organizada a través de la Acción Común de 19 de marzo de 1998.

o Red Judicial Europea para facilitar la cooperación judicial entre los países de la Unión por medio de la Acción Común de 29 de mayo de 1998.

o Convenio de Asistencia Judicial en Materia Penal de 29 de mayo de 2000.

o Red Europea de Prevención de la Delincuencia por Decisión del Consejo de 28 de mayo de 2001.

o Programa Oisin II de fomento, intercambio, formación y cooperación de las autoridades policiales y aduaneras de los Estados miembros por Decisión del Consejo de 28 de junio de 2001.

o Programa Grotius II dirigido a los profesionales de la Justicia de la Unión por Decisión del Consejo de 28 de junio de 2001.

o Programa Hipócrates de fomento de la cooperación entre los organismos públicos o privados de los Estados miembros por Decisión del Consejo de 28 de junio de 2001.

o Creación de la Euro orden por propuesta de Decisión Marco del Consejo sobre el mandamiento de detención europeo y los procedimientos de entrega entre los Estados miembros.

o Unidad Eurojust por Decisión del Consejo de 28 de febrero de 2002 que integra a fiscales, magistrados y agentes de policía de los Estados miembros.

o Corpus Iuris de disposiciones penales en materia de protección de los intereses financieros de la Unión Europea.

Las medidas anteriores se completan con las Directivas europeas contra la prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet