Tesis doctorales de Economía


DISTRITO TURÍSTICO RURAL UN MODELO TEÓRICO DESDE LA PERSPECTIVA DE LA OFERTA. ESPECIAL REFERENCIA AL CASO ANDALUZ

Francisco José Calderón Vázquez

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (585 páginas, 2.06 Mb) pulsando aquí

 

 

 

II. 2.- El Turismo Rural

Los perfiles del turismo rural como tal actividad turística aparecen difusos, no existiendo un consenso académico o legal sobre el concepto de Turismo Rural, problema puesto ya de relieve por la propia Comisión Europea (1990) quien afirma las dificultades existentes, dada la inexistencia de definiciones y fronteras conceptuales exactas, no ya para el concepto de Turismo Rural sino incluso de espacio rural, conceptos que pueden englobar acepciones muy distintas en funcion de los paises.

Ante este panorama, existe todo un conjunto bastante disperso de definiciones que contempladas desde una óptica integradora podrían ayudar a una mejor precisión el concepto de turismo rural y a comprender la complejidad del fenómeno.

II.2.1- Aproximación al Concepto de Turismo rural

Dada la disgregación apreciada en dicho universo, una visión panorámica debería trata de organizar la dispersión existente en base a determinadas categorías de agregación. Dichas categorías de agrupación propuestas serían las siguientes: A) Definiciones a contrario o por exclusión: tratan de delimitar el concepto de turismo rural a partir de lo que no es, o no se considera turismo rural, en este sentido, Crosby y Moreda, (1996) entendiendo por tal aquella modalidad de turismo que tiene lugar en áreas no urbanas y que sigue un modelo de desarrollo completamente diferenciado del turismo costero masificado.

B) Definiciones por elemento espacial : presentan como denominador comun el hecho espacial del medio rural, encontrando a medida que se profundiza una enorme disparidad, en función de los autores. Así, para Galiano (1991) el turismo rural incluiría el agroturismo y todas las actividades deportivas, culturales y cinegéticas que se desarrollen en el medio rural, mientras que para Gilbert (1992) el turismo rural consistiría en un viaje o pernoctación realizado en una zona rural agrícola o natural. Blanco y Benayas, (1994) adoptan un criterio omnicomprensivo: el Turismo rural comprendería el conjunto de actividades recreativas y turísticas que se realizan en el medio rural y en la naturaleza abarcando todas las formas de turismo de aventura, deportivo, etc. El Manifiesto del Turismo Rural francés (1955) concebía igualmente al turismo rural como un gran contenedor donde incluir cualquier aprovechamiento turístico en el ámbito del mundo rural, precisando que el protagonista principal y destinatario de sus frutos debía ser la propia sociedad rural. Otras formulaciones espaciales serían las realizadas por la Comisión Europea (1990) que entiende por turismo rural la realización de actividades turísticas en el medio rural.

C) Definiciones desde la perspectiva de la Oferta: cuyo denominador común radica en considerar al Turismo rural como un conjunto de elementos situados en zonas agrarias, destinados a satisfacer las exigencias y necesidades de la Demanda. Ejemplo de las mismas podrían ser las ofrecidas por Bardón Fernández, (1990) Euroter (1991) o la Secretaría General de Turismo, (1992). Bardón Fernández (1990) conceptua a la oferta turística rural como el conjunto de alojamientos, instalaciones, estructuras de ocio, recursos naturales y arquitectónicos existentes en zonas de economía predominantemente agrícola. Para la consultora europea Euroter (1991) el turismo rural consiste en la suma de alojamientos en granjas más ocio en el espacio rural. Por ultimo la Secretaría General de Turismo, (1992) concibe al turismo rural como la oferta de actividades recreativas, alojamiento y servicios afines situada en el medio rural, orientada fundamentalmente a los habitantes de zonas urbanas que buscan unas vacaciones en contacto con la naturaleza y la gente local.

D) Definiciones Integradoras : se caracterizan por tratar de englobar en el concepto todos los elementos presentes en la actividad turística rural: espacio físico donde se desarrolla, relación oferta/demanda, características de la Oferta, motivaciones de la demanda y la presencia y el reconocimiento de la comunidad local receptora. Su principal exponente es Fuentes García (1995), quien concibe el turismo rural como aquella actividad turística realizada en el espacio rural compuesta por una oferta integrada de ocio, dirigida a una demanda cuya motivación es el contacto con el entorno autóctono, es decir naturaleza, gastronomia, arquitectura tradicional, folklore y tradicones populares, y que presente una interrelación con la sociedad local. La actividad turística rural puede segmentarse en multiples subproductos.

Cabría preguntarse las razones que explican o justifican por una parte la disparidad existente y por otra la ausencia de una definición comúnmente aceptada, para Grolleau (1988) la respuesta está en que ninguno de los terminos empleados para designar al turismo rural llega a cubrir completamente las disitntas realidades que la actividad turistica rural engloba. Es decir, el turismo rural opera como una suerte de matriz que abarca toda una serie de elementos heterogéneos, representados por el conjunto de modalidades donde se plasma y concretiza la actividad turística rural, como el turismo alternativo y blando, el turismo verde, el agroturismo, el turismo de deporte, el turismo de aventura, el turismo cultural, el turismo de pueblo, etc., que hacen que el turismo rural presente un perfil marcadamente plural.

Bien es cierto que, como argumenta Del Reguero Oxinalde (1994), dichas Tipologías no se excluyen sino que se complementan, si bien la disparidad de las distintas modalidades es evidente, todas ellas presentan un denominador común, así desde un punto de vista físico, todas se producen y se localizan a nivel espacial en el medio rural y desde una perspectiva funcional todas las modalidades se engloban dentro del denominado ocio activo (Crosby y Moraleda, 1996)El problema aparece cuando se constata la disparidad existente en las concepciones referentes al “espacio rural” presentes en los distintos países europeos, derivada de las peculiares características del entorno nacional de referencia y de la política turística ad hoc establecida, en este sentido el caso español resulta paradigmático, así las definiciones de espacio rural predominantes obedecen, bien a criterios cuantitativos de población, es decir, municipios con menos de 2000-1500 habitantes, bien a un abanico de criterios productivos, económicos y sociales; o incluso a un conjunto determinado de características, como por ejemplo “espacio cultivado”, “espacio inculto”, “hábitat referido a pequeños núcleos”, “caminos de pequeña envergadura” (Solsona Monsonís, 1999).

Lo que parece claro es la necesidad de promover una mejora de tales conceptos, puesto que tanto la política legislativa como la política de ayudas públicas nace de la precisión de tales concepciones. En este sentido, Del Reguero Oxinalde, (1994) considera que se dan una serie de factores que pueden ser utilizados como puntos de referencia para perfilar y mejorar lo existente, tales como el perfil de las actividades productivas donde el rol de la actividad agropecuaria es esencial, puesto que crea la identidad rural del espacio conservando las tradiciones y gestionando la naturaleza para evitar su degradación, la estructura profesional de la profesión activa, las instalaciones industriales existentes, etc.

De ahí que para evitar debates estériles se hable de “Turismo en el espacio rural” (Solsona Monsonís, 1999) o bien se emplee la expresión “Turismo en áreas rurales” (Crosby y Moraleda,1996) planteándose la actividad turística en el medio rural como una suerte de marco contenedor, a modo de o framework, donde se integren tanto las nuevas modalidades como las tradicionales.

Un elemento generador de confusión en torno al turismo rural ha sido sin lugar a dudas la puesta de moda del mismo, y el hecho de la aparición en los mass media de artículos, reportajes, referencias constantes que dado su carácter genérico tienden a la simplificación y al solapamiento de conceptos, siendo particularmente chocante la consideración “alternativa” o la referencia a las “nuevas formas de turismo” cuando el turismo rural parece no ser tan nuevo, pudiendo citarse siguiendo a Echamendi Llorente (2002) las actividades vacacionales en áreas de montaña como los Alpes, Rocosas y Pirineos, durante el siglo XIX, como precursores y antecedentes del turismo rural, como tal actividad turística llevada a cabo en el espacio rural.

Si bien tanto el sesgo, hasta cierto punto aristocrático de aquellos turistas, como sus motivaciones son sustancialmente distintas a las actuales. Igualmente parece certera la precisión de Granados (1995) cuando nos recuerda que en la década de los 50 más de mitad de los desplazamientos producidos tenían como meta el medio rural. Asimismo, las modalidades “vanguardistas” del turismo rural como el agroturismo se vienen practicando estandarizadamente desde el final de la segunda Guerra Mundial en los países del centro y Norte de Europa; en el caso español el proceso se iniciará en 1967, a partir del programa “Casas de Labranza” iniciativa conjunta del servicio de extensión agraria del Ministerio de Agricultura y la Subsecretaria de Turismo, en funcionamiento, hasta finales de los 70.

De ahí, que la “novedad” del fenómeno pueda ser puesta en duda, si bien en la actualidad se asiste, tal y como afirma Crosby (1994) a una revitalización o modernización del turismo en espacio rural.

Dado que hemos hecho referencia en párrafos anteriores a las tipos de turismo rural y al formato container del turismo rural, en el Cuadro Nº II.1 podemos encontrar una sucinta referencia a las principales tipologias existentes, siguiendo las orientaciones metodológicas del CEFAT (1994): CUADRO N° II.1 : Tipologías de Turismo Rural TIPOLOGIAS DEFINICIONES MODALIDADES TURISMOVERDE El paisaje es la principal variable, su objetivo es la integración del visitante en el medio humano y natural; Turismo especialmente vinculado con el medioambiente yel contacto con la naturaleza; Senderismo, excursión a caballo, Touring, Rutas paisajísticas, Paseos en bicicleta AGROTURISMO Su localización se produce en granjas (farm tourism) activas, posibilitando hacer participe al turista de las diferentes actividades agropecuarias.

Siempre se relaciona la actividad agrícola y la turística del empresario, buscándose la complementariedad de las rentas agrícola y ganadera.

No es posible separar la dimensión agrícola de la turística, el agricultor ofrece el servicio sin que se produzca cesación de actividad.

Agroturismo está relacionado a la prestación de servicios de alojamiento y/o restauración en granjasMuy desarrollado en Francia e Italia.

TURISMO CULTURAL Esta basado en la utilización de la cultura del territorio como soporte de actividad, orientándose a la conservación de la misma.

Conocimiento de la cultura del área visitada Arquitectónico y monumental Artístico Enogastronomico Etnológico, etno folklórico TURISMO DE AVENTURAS Se basa en el empleo del entorno natural para producir sensaciones de descubrimiento en sus practicantes El turista participa de forma activa en el conocimiento del genus loci territorial. Esta modalidad suele incorporar actividades deportivas y de riesgo. Rafting; Escalada; Parapente; Puenting; 4x4 ;Supervivencia Windsurf, ; TURISMO DE DEPORTIVO Se basa en el empleo de actividades deportivas especiales, donde el espectáculo y la sensación de riesgo son fundamentales. Son actividades al aire libre y alejados de las vías de comunicación por lo que la pernocta se realiza en emplazamientos ad hoc. Piragüismo,Esquí;Caza;Pesca; Tiro con Arco; Vela ;Motocross; ECOTURISMO Prioriza la conservación del espacio natural donde se desarrolla, normalmente áreas protegidas. Por lo que su diseño está especialmente preocupado por le medioambiente. Birdwatching, Observación de la fauna Turismo botánico Fuente: Elaboración propia adaptado de CEFAT (1994), Casillas (1995) y Guzmán Parra (2002)


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet