FORMACIÓN Y DESARROLLO PEDAGÓGICO. CIUDADANÍA Y DEMOCRACIA. HISTORIA Y CIENCIAS SOCIALES

Cristian Eduardo Ramos Muñoz

CAPÍTULO V
5 REGISTRO DE DOCUMENTOS ESCRITOS
5.1 Introducción


Para el análisis y procesamiento de la información se ha realizado una minuciosa investigación correspondiente al material curricular proporcionado por el Ministerio de Educación sobre concepciones democráticas y ciudadanas dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, entre los que se destacan: Marco curricular de Enseñanza, Planes y Programas de Estudio, Mapa de Progreso área Democracia y Desarrollo.

5.2 Marco Curricular De Enseñanza


El desarrollo de la “ciudadanía y de la democracia” como su ejercicio, se encuentra encausado desde sus bases en el proceso de formación, pues se sustenta en el Marco Curricular Nacional de Educación Regular. Formación General para Educación Básica y Media 1, sector de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, en donde se plantea que:
“El sector se propone que alumnos y alumnas desarrollen sentido cívico, conozcan y comprendan los derechos y deberes que implica la vida en democracia, incluyendo la participación responsable en las actividades comunitarias y ciudadanas, que reconozcan la legitimidad de distintos puntos de vista, los que reflejan la diversidad de visiones que conviven en el país, que actúen responsablemente consigo mismos, con su entorno y en la sociedad, y que valoren los principios fundamentales de libertad, igualdad, justicia, pluralismo, responsabilidad social y respeto a los derechos humanos. Asimismo, busca que valoren la dignidad de todos los seres humanos entendiendo a la persona como sujeto libre, autónomo, dotado de derechos y deberes” (MINEDUC, 2009, 2).
Por lo cual, incentiva el desarrollo integral de la persona, como un sujeto consciente, reflexivo y activo en su quehacer social, respetando principios fundamentales de comunidad y de existencia social. Junto con ello:
“Esto se hace especialmente evidente en los objetivos de formación ciudadana que se vinculan con las múltiples disciplinas que estructuran este sector y que se refuerzan y visibilizan de modo más evidente en el último año de enseñanza, cuando los jóvenes llegan a la mayoría de edad y a convertirse en ciudadanos en plenitud de derechos” (MINEDUC, 2009: 2).
Sobre esta lógica, predomina la concepción de ciudadanía y democracia desde un enfoque técnico político, en donde la mirada se centra, desde el punto de vista pedagógico, en desarrollar estrategias, habilidades y competencias en función y en proyección al ejercicio participativo del estudiantado en sociedad, tal como lo establece la constitución política de Chile:
“Son ciudadanos los chilenos que hayan cumplido dieciocho años de edad y que no hayan sido condenados a pena aflictiva. La calidad de ciudadano otorga los derechos de sufragio, de optar a cargos de elección popular y los demás que la Constitución o la ley confieran”. (Capítulo II Nacionalidad y Ciudadanía, artículo 13)
De tal forma, se desprende un ejercicio ciudadano vinculado al quehacer político, enraizado bajo un paradigma ideológico, que pretende, en primer lugar, concebir la ciudadanía y democracia desde una perspectiva tradicional con bases en la institucionalidad, delimitando los derechos y deberes de cada miembro de la comunidad en pos del bien común de la misma.
Surge aquí uno de los tantos cuestionamientos que el Ministerio de Educación ha detectado, principalmente dentro de la década de los noventa, para realizar ajuste curricular en gran parte de los sectores de enseñanza, respondiendo de esta manera a las demandas y necesidades frente a los cambios del mundo productivo y tecnológico.
5.2.1 Mapa de Progreso: Democracia y Desarrollo
De tal manera, para el cumplimiento de los objetivos, el Ministerio de Educación ha realizado un ajuste curricular, dentro de la disciplina, que pretende desarrollar habilidades y competencias en búsqueda del análisis, de la reflexión, de la crítica y de la participación y ejercicio ciudadano bajo las bases de la democracia. Para lograr y llevar a cabo este proceso se ha establecido, como primer paso, el trabajo con los mapas de progreso, que vienen a constituir el recorrido de los aprendizajes de los/as estudiantes (1ª Básico a 4ª Medio) distribuidos en 7 niveles de habilidades y competencias en el trascurso de su proceso de formación. Los mapas de progreso en la disciplina se encuentran divididos en áreas, tales como: Espacio Geográfico, Sociedad en Perspectiva Histórica y Democracia y Desarrollo. En nuestro caso de estudio se trabajará el área de “Democracia y Desarrollo”, para comprender el objetivo de la investigación, puesto que el Sector de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, específicamente el Mapa de Progreso de Democracia y Desarrollo, posee por objetivo: “…que los alumnos y alumnas valoren la diversidad cultural y su propia identidad construida históricamente, y que comprendan los fundamentos de la vida en democracia y los derechos y deberes involucrados en ella. Que desarrollen habilidades para la convivencia democrática y la participación social y política, así como un sentido de pertenencia y solidaridad hacia comunidades cada vez más amplias, hasta abarcar a toda la humanidad”. (MINEDUC, 2010: 3)
Siguiendo la misma lógica se incentiva el desarrollo integral del ser humano, desarrollando capacidades y competencias, entregando oportunidades de diálogo y discusión, creando puentes de convivencia y ejercicio activo ciudadano, en donde la formación en la escuela es una de las instancias en desarrollar estas capacidades, pues los docentes juegan un rol fundamental en el diseño de sus praxis para el cumplimiento de estos objetivo. Junto a ello nuestro:
“tercer Mapa, Democracia y Desarrollo, describe el aprendizaje relacionado con los desafíos de la convivencia social y política actual, el mejoramiento de la calidad de vida del conjunto de la sociedad y las habilidades que favorecen una ciudadanía activa. La formación ciudadana, entendida como valoración de la democracia y desarrollo de habilidades que favorecen la participación, es considerada transversalmente en todos los Mapas del sector. En ellos se reconoce la legitimidad de diversos puntos de vista, así como la capacidad para argumentar y debatir, que son consideradas imprescindibles para el desenvolvimiento de una sociedad pluralista. También los Mapas reconocen que el rigor en la expresión del pensamiento y el manejo de la información son parte de una actitud cívica responsable. Por último, la empatía con otros seres humanos y el compromiso con la solución de problemas sociales se comprenden como el fundamento de una convivencia pacífica, tolerante y solidaria”. (MINEDUC, 2010: 4)
Teniendo presente los objetivos de los mapas de progreso, se han dividido en siete niveles que promueven la secuencia en la adquisición de aprendizajes y desarrollo de habilidades y competencias, desde primero básico hasta cuarto medio, desde lo más básico a lo más complejo. En nuestro caso de estudio se trabajará con primeros medios que corresponde al nivel cinco, el cual señala:
“Comprende que los sistemas políticos pueden diferenciarse según los derechos que otorgan a las personas, y los sistemas económicos según la importancia que le dan al rol del Estado y a la iniciativa individual, y en cómo enfrentan el desafío del desarrollo. Valora la democracia como la forma de organización política que mejor asegura el respeto de los derechos humanos, y la existencia de un sistema internacional que los resguarda. Se involucra activamente en problemas de su entorno, participando de distintas formas.” (MINEDUC, 2010: 5).
Por lo tanto, el Ministerio de Educación ha reestructurado el curriculum en búsqueda en responder a las nuevas necesidades de la compleja sociedad de las tecnologías, la información y el conocimiento, como también el sistema productivo. Para ello, como hemos visto, se ha rediseñado el curriculum, proponiendo nuevos objetivos que buscan profundizar contenidos, secuenciar el desarrollo de competencias, habilidades y generar transversalidad entre los sectores de aprendizaje, como lo es en nuestro caso de estudio, en el área de “Democracia y Desarrollo”.
Siguiendo la misma lógica, se ha establecido un cambio en la concepción tradicional de democracia y ciudadanía, desmarcándolo de lo prescrito, tradicional e institucional de la concepción constitucional por, al contrario, se ha resignificando el concepto para dar cabida a la diversidad de expresiones culturales, como también a las nuevas formas de participación ciudadanas.
Ahora bien cabe preguntarse, dentro de la investigación ¿Cómo los docentes han sido capacitados para enfrentar estos nuevos desafíos que se plantean? O ¿cómo se están insertando estas nuevas impresiones y trasformaciones en la escuela? Como también, ¿Cómo lo perciben los jóvenes el nuevo escenario que se les plantea? Son ciertas interrogantes que se responderán tras la investigación, pues serán nuestras conclusiones sobre el trabajo realizado desde el Ministerio de Educación, desde la escuela, como también desde la percepción de los docentes.
5.2.3 Programa de Estudio, Primer año Medio Sector de Historia, Geografía y Ciencias Sociales
El trabajo se desarrolla en Primer Año Medio, por tal los Planes y Programas de Estudio de este nivel, se encuentran orientados en la profundización de contenidos (procesos históricos del siglo XX), en el desarrollo de habilidades y de actitudes. Estas últimas se encausan bajo las concepciones de “ciudadanía y democracia”, en donde según el Programa de Estudio, Primer año Medio sector de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, propone que:
“los aprendizajes no son elementos que involucran únicamente la dimensión cognitiva. Siempre están asociados con las actitudes y disposiciones de los estudiantes. Dentro de los propósitos establecidos para la educación se contempla el desarrollo en los ámbitos personal, social, ético y ciudadano. Estos involucran aspectos de carácter afectivos, y a la vez, el desarrollo de ciertas disposiciones” (MINEDUC, 2010: 8). Por ende, se estima que los/as estudiantes sean alumnos reflexivos y analíticos frente a su realidad cotidiana con una participación activa en sociedad. Como lo constataremos, en la segunda unidad de estudio del programa que lleva por nombre: “Hacia una historia global: El mundo en la segunda mitad del siglo XX“. En donde se manifiesta que los estudiantes sean capaces de conceptualizar y caracterizar la guerra fría desde el punto de vista político, social y económico. Junto a ello, investigar sobre las principales trasformaciones sociales del siglo XX.
De tal modo, el trabajo en el desarrollo de estas competencias se encuentran direccionadas en estas unidades en educar al estudiantado sobre los derechos fundamentales del hombre que son parte de nuestra sociedad, y más aún, de la vida democrática que incentiva la participación activa ciudadana.2


1 Definen los conocimientos, habilidades y actitudes que todos los estudiantes deben aprender en los distintos niveles y tipos de enseñanza del sistema escolar. Además, definen las áreas de estudio obligatorias y las reglas para distribuir el tiempo escolar.

2 Contenidos Mínimos Obligatorios Páginas 28-29-30-31.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga