Conflagración Ecuménica

Conflagración Ecuménica

Mario Turcios

Volver al índice

LA MANO DE ROMA

Supremacía papal

Grandes movimientos ecuménicos se realizan hoy: Famosos líderes religiosos, protestantismo y dirigentes de iglesias inscritas en concilio, aliados en grandes asociaciones de carácter espiritual que constituyen una verdadera conspiración contra los principios divinos.

El mundo cristiano esta convulsionado, ignorando las verdades divinas, se dan la mano con el imperio que un día desangrara al mundo entero mediante el terror del error que jamás había existido en la trayectoria histórica de la humanidad. Roma Papal pretende despojarse por un lapso de tiempo de las vestiduras manchadas de sangre de los mártires reformadores ejecutados por aquellas manos asesinas de las bulas papales y se viste ahora de blanco, como un gesto de santidad, bondad y amistad, seduciendo así al protestantismo, el cual busca su aprobación y simpatía a cambio de su propia disposición. Súbditamente el protestantismo se subordina al papado dando así la señal de lealtad al hombre de pecado.

Los protestantes consideran hoy al romanismo con más favor que años atrás. En los países donde no predomina y donde los partidarios del papa siguen una política de conciliación para ganar influjo, se nota una indiferencia creciente respecto a las doctrinas que separan a las iglesias reformadas de la jerarquía papal.”1

Como ya se ha visto en la historia, la Iglesia Católica nunca estuvo en comunión con la verdad divina, desde sus inicios y su nacimiento se caracterizó por defender sus doctrinas contrarias a la doctrina de nuestro Redentor, en clara violación de los mandamientos plasmados en la santa ley (Éxodo 20). Ésta institución declaró la guerra al Dios viviente imponiendo sus Imágenes, ídolos y esculturas hechas de madera, barro y acero fundido, como su salvador a quienes sus fieles seguidores adoran como sus propios dioses implorando sus favores; las Iglesias protestantes han perdido de vista el fin principal que es Jesucristo y ahora caminan en pos del príncipe del error…”el hombre de pecado que se sienta en trono como si fuese dios y se hace llamar dios”. (2 Tesalonicenses 2:1-4).

Pero el romanismo, como sistema, no está actualmente más en armonía con el evangelio de Cristo que en cualquier otro período de su historia. Las iglesias protestantes se hallan sumidas en grandes tinieblas, pues de lo contrario discernirían las señales de los tiempos.”2

  1. G. de WHITE, Elena. Conflicto de los siglos, pág. 551.

  2. G. de WHITE, Elena. Conflicto de los siglos, pág. 553.

El acto de unificación del catolicismo y el protestantismo marca el cumplimiento de la profecía referente a la consolidación de la conflagración más sorprendente que ha existido en el mundo, ambas fuerzas del poder terrenal definen estrategias eficientes orientadas a seducir al mundo, obteniendo así la supremacía de la cual gozara el nuevo Impero Romano. “Los protestantes se han entremetido con el papado y lo han patrocinado; han hecho transigencias y concesiones que sorprenden a los mismos papistas y les resultan incomprensibles.”3

Hay un Consejo Mundial de Iglesias (WCC), que tiene su sede en Ginebra (Suiza), que coordina este esfuerzo y labor. Es como la ONU Cristiana.4 Estratégicamente Roma controla el movimiento ecuménico en el mundo entero, indudablemente la mano del papado pesa sobre el viejo y el nuevo mundo.

Hay un Consejo Latino Americano de Iglesia (CLAI), con sede en Quito. En ambos consejos _WCC y CLAI_ están los católicos como observadores”. 5 Revisando la historia y analizando los días del oscurantismo de la santa inquisición, podemos ver la astucia del papado, por el momento se ha desligado del aspecto inquisitivo haciendo caso omiso de los métodos coactivos por medio de los cuales pretendía desafiar la fe de los fieles mártires logrando en ellos escuchar de sus bocas palabras retractándose de la verdad por la cual murieron y como semillas en tierra fértil su sangre contribuyo al crecimiento firme del mensaje divino derrotando la prepotencia de la Roma Papal.

Imaginemos una bula papal y un pequeño grupo de hermanos luteranos, valdenses o calvinistas orando juntos en tiempos de la edad media cuando el Imperio Papal dejaba caer todo el peso de su autoridad errada sobre los hermanos reformadores acusándolos de herejes condenándolos a la muerte entre llamas, mientras su aliento agonizaba su alma se ensalzaba seguro de que en el cielo le esperaba una corona; hoy día vemos el desarrollo de un movimiento satánico, tal cual éxito es el resultado de la más grande hipocresía papal, se muestra como manso cordero mientras atrapa su presa (protestantismo) desarrollando sus malignos planes de seducción orientados a obtener el predominio que en tiempos de amargura no logro obtener mediante la persecución y sacrificio de aquellas almas Inocentes, catolicismo y protestantismo, cristianismo y papismo constituyen ahora el mas escalofriante ejercito dispuesto a confrontar a Dios. “Como escribiese este beato al catolicismo y admirador del protestantismo, rebosando su corazón de alegría debido al creciente éxito de la conflagración ecuménica: El Hermano Roger Schütz fundó en Taizé (Francia) un monasterio en donde conviven católicos y protestantes, con una fraternidad impresionante. Juntos hacen oración”. 4

  1. G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS, pág. 554.

  2. G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS, pág. 439



Aceptar las condiciones, doctrinas y prácticas papales sería el peor insulto a Dios. Un acto de tal naturaleza sería tan grave, como si el profeta Elías hubiera perdonado la vida de los profetas de Baal, reverenciar al papa sería como postrarse a los pies de la estatua erigida en el llano de Dura en los tiempos de Daniel y el Imperio de Babilonia.

Dios requiere de sus hijos la firme convicción y lealtad a su verdad, levantemos la mirada, visualicemos el camino de verdad y reconstruyamos lo que aún falta por reparar del muro que la apostasía ha causado a la santa ley de Dios y estemos atentos a que nadie os engañe teniendo la profecía en nuestras manos y a nuestra disposición.

El pueblo de Dios debe saber que el “papado es precisamente lo que la profecía declaró que sería: la apostasía de los postreros días. 2 Tesalonicenses 2:3, 4. Forma parte de su política asumir el carácter que le permita realizar mejor sus fines; pero bajo la apariencia variable del camaleón oculta el mismo veneno de la serpiente.”5 Cuanta verdad hay que los hombres aun no conocen, cuanta verdad existe desperdiciada en corazones inconversos de quienes se niegan a alumbrar el camino de quienes día a día mueren espiritualmente por falta de voluntad humana y el egoísmo espiritual, cobardes quienes se rinden ante la indiferencia y negativa de aquellos que por razones obvias suelen rechazar escuchar el mensaje cansados de ver y escuchar tanta hipocresía en quienes profesan ser cristianos. Los hombres cierran los ojos ante el verdadero carácter del romanismo, ante los peligros que hay que temer de su supremacía. Hay necesidad de despertar al pueblo para hacerle rechazar los avances de este enemigo peligrosísimo de la libertad civil y religiosa.6

Como pueblo de Dios tenemos la grande responsabilidad de hacer nuestro esfuerzo en proporción al conocimiento y sabiduría que Dios nos ha concedido por todas las almas que nunca han escuchado del camino que nos lleva a la vida eterna, no está a nuestro alcance el poder de convertir a quien no desea abrir su corazón a Dios, pero es nuestro deber y obligación llevarles el pan de vida, el alimento espiritual que da la vida eterna. Dios usa seres imperfectos y con defectos de carácter muchas veces para hablarles a quienes imploran su misericordia y su amor por sus hijos es inagotable y la única manera de llegar a los pies de nuestro redentor es mediante la humildad y rendirnos a sus pies entendiendo que “un estudio de la Biblia hecho con oración mostraría a los protestantes el verdadero carácter del papado y se lo haría aborrecer y rehuir; pero muchos son tan sabios en su propia opinión que no sienten ninguna necesidad de buscar humildemente a Dios para ser conducidos a la verdad. Aunque se enorgullecen de su ilustración, desconocen tanto las Sagradas Escrituras como el poder de Dios.”

  1. G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS p. 558.

  2. G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS p. 554.

  3. G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS p. 559.

El protestantismo nunca estuvo libre del acecho del papado, recordemos que los primeros colonizadores de América, eran protestantes reformadores que huyeron de la santa Inquisición y por lo tanto, al establecer una nación de libertades religiosas crearían también un sistema de defensa que garantizaría su seguridad manteniendo fuera de los Estados Unidos a los jesuitas quienes habían hecho grandes matanzas de cristianos en el viejo mundo.

En los movimientos que se realizan actualmente en los Estados Unidos de Norteamérica para asegurar el apoyo del estado a las instituciones y prácticas de la iglesia, los protestantes están siguiendo las huellas de los papistas. Más aún, están abriendo la puerta para que el papado recobre en la América protestante la supremacía que perdió en el Viejo Mundo.11

La compañía de Jesús, como se le llama a los jesuitas, constituye para el papado el brazo fuerte en lo que a investigación se refiere, si tan solo los cristianos volvieren la mirada al pasado y revisaran sus acciones en el presente, verían con más claridad el futuro que nos espera. El papado se disfraza de tal manera que se adapta a las condiciones y realidad actual del mundo y el protestantismo, definen estrategias y diseñan sus planes meticulosamente, sus proyectos contienen el trabajo de toda una vida de jesuitas que se infiltraron entre familias cristianas que emigraron del viejo mundo a Estados Unidos, familias compuestas de católicos que se hacían pasar por protestantes se introdujeron entre los colonizadores cristianos y participaban del culto divino realizado por los protestantes, pero en secreto celebraban misa, ceremonia que estaba prohibida ante las leyes de una nación libre, pero rechazaba cualquier influencia proveniente de Roma.

Se aproximan anarquías protagonizadas por grupos que exigen respeto a sus derechos fundamentales, pero que tales exigencias solo responden a orientaciones entre las cuales no se puede definir en un género determinado. Dentro de las Iglesias y grupos sociales en particular se generan a propósito oposiciones que no hacen más que debilitar la estructura social y fortalecer los conflictos que desestabilizan cualquier armonía favorable al orden divino y es entonces cuando el paganismo (papado) toma el control. ¿Quién podrá resistir? “Solo pueden resistir su influencia los que pisan con pie firme en el fundamento de la verdad y cuyos corazones han sido regenerados por el Espíritu de Dios.”12

Que Dios nos ayude y nos de la fortaleza y la sabiduría para desafiar al enemigo, hagamos de la sabiduría divina, nuestra regla por la cual nos conduciremos al camino que nos lleva a la vida eterna.

11 G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS p. 560.

12 G. de WHITE, Elena. CONFLICTO DE LOS SIGLOS p. 555.