Conflagración Ecuménica

Conflagración Ecuménica

Mario Turcios

Volver al índice

CONFABULACIÓN

UT UNUM SINT

"Que sean una sola cosa"

Ecumenismo

Fraternidad y Solidaridad

Desde hace miles de años, el hombre ha buscado la forma de construir un imperio de unidad fraternal y solidaridad, con el objetivo de obtener poder y dominio sobre el mundo, capaz de controlar por si mismo las adversidades y obstáculos que le sobrevengan.

En todo individuo existe la necesidad de creer en algo, en alguien o en un ser superior sobrenatural, que lo ampare y proteja ante aquellos acontecimientos que escapan a su poder de desafiar. El mundo se ha constituido en un enorme campo de lucha donde se han ganado y perdido batallas, donde solo los valientes y fieles obtienen, a través de la muerte la victoria, alto el precio a los ojos del ser humano e invaluable el premio que en el cielo les espera a quienes desafiaron al verdugo que un día les infligiera la muerte despiadadamente, ya nada queda en los cristianos presentes del carácter espiritual de aquellos valientes reformadores que ofrendaron sus vidas y conservar la verdad negándose a retractarse ante los inquisidores papales.

En busca de la paz mundial y un bienestar social, ante el caos incontrolable existente a causa de la conspiración desmedida del hombre mismo, en respuesta a tal problema vemos como resultado que ahora se aproxima la más grande confabulación que el hombre haya planeado realizar con el mayor de los éxitos, el movimiento conocido como el ecumenismo, un acto de unificación de iglesias, que como esencia se le podría considerar la inquisición del siglo XXI; sin embargo quienes promueven el ecumenismo buscan las bases Bíblicas que sostengan la prueba incuestionable del significado y justifique tal movimiento;

Si revisamos la historia y nos enfocamos en uno de los casos emblemáticos de interrogatorio llevado a cabo por la bula papal a un reformador acusado de hereje, la exigencia del papado era obtener la declaración donde el acusado se retractase de su creencia en un Dios de amor y por consiguiente el acusado renunciase a sus ideas y aceptase que el papa es el dios infalible de la tierra y el cielo, reconociendo su credo, sus reliquias y legitimidad de sus indulgencias. En el presente se vive una nueva realidad, el surgimiento del ecumenismo es el resultado de un acuerdo entre protestantes, conocido como “movimiento e impulso de los cristianos hacia la unidad. A la luz de la Biblia el ecumenismo es una estrategia diabólica.

Investigado el argumento que justifique y ampare proféticamente el movimiento del ecumenismo a la luz de la Biblia, la Biblia, libro supremo, es clara e inequívoca: “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste” San Juan 17: 21

Dios es un Dios de orden, sus principios son la base y el fundamento de su mensaje, nuestro testimonio de vida, debe ser nuestra misma forma de pensar, creer y actuar. Todo cristiano debe creer en el mismo Dios, somos uno en Jesucristo cuando obedecemos su santa ley y vivimos como nuestro único ejemplo el cual es Jesucristo nuestro redentor quien se merece nuestra honra y gloria, todo hijo de Dios obedece sus mandamientos y ama a su hermano.

Europa fue, es y será la cuna donde se llevan a cabo los ataques contra el plan de Dios. El propósito de éste estudio es llevar el mensaje a los hermanos que aun forman parte de las Iglesias caídas y que aun no conocen la verdad, es necesario que esas ovejas vengan al redil de su pastor, el cordero que dio su sangre por sus almas.

“Para poder entender mejor el desarrollo del ecumenismo veamos los líderes que promueven este movimiento:

1- ) La sociedad misionera de Londres de 1,795 fue formada por miembros de diferentes iglesias.

2- ) La Alianza Mundial de Londres del 1,846 es el principal antecedente al movimiento ecuménico protestante como un intento para unir a las iglesias, dando una nueva visión de unidad al cuerpo de Cristo.

Como vemos en el desarrollo de éste movimiento, las gestiones realizadas por el protestantismo como las iglesias caídas facilitaron el trabajo al papado. Increíblemente la astucia del enemigo suele ser impredecible cuando no mantenemos la debida comunión con Dios, se había realizado ya la primera etapa del ecumenismo sin que el papado ejecutara sus planes y sin mayor esfuerzo:

“En el año 1,910 se celebra la conferencia misionera de Edimburgo, que es la piedra fundamental de los grandes esfuerzos ecuménicos llevados durante este siglo, y representa el desarrollo del movimiento ecuménico en nuestros días. De la conferencia de Edimburgo salieron los cuatro movimientos siguientes. 1- ) Concilio Misionero Internacional 1,921. 2- ) Vida y Obra 1,925 celebrada en Estocolmo. 3- ) Fe y Orden 1,927 celebrado en Lausana, Suiza. 4- ) la unión de los anteriores movimientos formaron el Concilio Mundial de Iglesias, constituida en asamblea de Ámsterdam, Holanda 1948.

Debemos analizar el significado que muchos “estudiosos” le dan al término ecumenismo:

Se refiere a toda iniciativa que apunte a una mayor unidad o cooperación religiosa. En un sentido más amplio, esta unidad o cooperación puede referirse a una unidad mundial religiosa, por la advocación 1 de un mayor sentido de espiritualidad compartida entre las tres religiones Abrahámicas: Judaísmo, Cristianismo e Islam.

1 Advocación es una fiesta o celebración religiosa de una figura, que en algunos casos ha asumido una organización (por ejemplo, parroquia u hospital) o que tiene un papel importante en una religión sirve de identificador de un lugar, mensaje o característica específica a la hora de rezar o recordar alguien o algo sagrado. Enciclopedia libre WIKIPEDIA

Desde un punto de vista específico, ecumenismo es la unidad de todas las Iglesias caídas que constituyen el cristianismo. Si hablamos de religiones nos estamos adentrando en un campo totalmente diferente, el protestantismo se caracteriza por creer en Jesucristo, y por ello se le conoce como cristianismo y es ahí donde se aplica el termino ecumenismo en cuanto a su unidad se refiere; Sin embargo es de suma importancia explicar el por qué no le podemos llamar ecumenismo a la unidad de religiones como el Judaísmo, Cristianismo e Islam. Precisamente porque el Judaísmo no cree en Jesucristo como el Dios que el cristianismo cree, el cristianismo se le llama cristianismo porque cree en Cristo como su redentor y salvador, cosa que difiere mucho del Dios de los Islámicos el cual es Ala y no Jesucristo, por lo tanto cualquier iniciativa o intento de unificación de religiones con dioses diferentes se le llama dialogo interreligioso.

Ecumenismo protestante

Las fuerzas del mal están despertando un interés mundial de las iglesias caídas en relación a la unificación que dará paso al cumplimentemos del la profecía, Dios nos advierte sobre los eventos finales que habrán de suceder, y nos ordena a estar alerta por que se levantaran muchos que dirán tener el mensaje de Dios y trataran de engañarnos en Mateo 24:4.

Debemos escudriñar las escrituras, de lo contrario estaremos expuestos a vivir la misma experiencia de los judíos al no poder entender la advertencia que el hijo del hombre nacería en Israel y este pueblo sería la luz del mundo que impartiría el mensaje celestial, sin embargo ignoraron la palabra del altísimo y se alejaron de sus preceptos y transgredieron su santa ley al punto de cegar su entendimiento. Se hará referencia a hombres alejados de la doctrina divina unificando el mundo cristiano bajo sus propias doctrinas: Profecía que se encuentra en Isaías 4:1 aquel hombre del cual echan mano es Jesucristo y las mujeres representan las Iglesias caídas, en contraste de la mujer de Efesios 5:25, que representa aquella Iglesia sin mancha y sin arruga, la cual es la verdadera Iglesia de Dios. Estos grandes líderes del protestantismo dirigen un ejército de ciegos espirituales que siguen doctrinas vanas y su carácter indomable constituye sus vestiduras impuras ante los ojos de Dios, Satanás pone al frente Instrumentos capacitados en el arte de persuasión ante los cuales aquellas almas inconfesas caen rendidos a sus pies y siguen sus ordenes engrosando las filas del enemigo, veamos estos elementos súbditos del diablo.

“Las tres grandes figuras que pusieron las bases del ecumenismo protestante fueron: 1- ) Carlos Brent. Episcopaliano canadiense. En 1927 reunió en Lausana, Suiza, una conferencia que dio origen al movimiento Fe y Constitución. Su objetivo era unificar la doctrina.

2- ) Natan Sôderblom. Obispo luterano de Upsala, Suecia. Trató de enfocar la unidad de los cristianos bajo el aspecto práctico y no doctrinal. Buscaba la colaboración de las actividades prácticas como camino para llegar a la unidad. En el Congreso de Estocolmo de 1925 fundó el Movimiento Vida y Acción.

3- ) Juan Mott. Metodista, enamorado del ecumenismo. Su lema fue: "Mediante la acción unida de todos, demos muestra de que el ecumenismo es una realidad, dejando a la Providencia manifestarnos el camino a seguir". En 1946 recibió el Premio Nobel de la Paz y fue presidente vitalicio del Consejo Ecuménico.

Ecumenismo católico

“Preocupada por la división de los cristianos, la Iglesia Católica continúa el movimiento ecuménico, a través de distintas acciones:

1- ) En 1925 se organizaron encuentros llamados "Diálogos de Malinas", entre el cardenal Mercier, arzobispo de Malinas y primado de Bélgica, y los anglicanos.

2- ) En 1930, el padre José Metzger fundó la asociación "Una Sancta", con el objetivo de fomentar el ecumenismo.

3- ) El Padre Watson, un protestante convertido al catolicismo, fundó el "Octavario por la Unión de los Cristianos". Consiste en dedicar cada año ocho días de oraciones y estudio a favor de la unión de los cristianos, del 18 al 25 de enero. Este octavario actualmente ha adquirido dimensiones mundiales.

4- ) En 1960, el Papa Juan XXIII, funda el "Secretariado para la Unión de los Cristianos". Fue puesto bajo la presidencia del Cardenal Agustín Bea, es el organismo católico por excelencia para promover la unión de los cristianos.

5- ) El "Decreto Conciliar sobre el Ecumenismo" (Unitatis Redintegratio), presenta las bases doctrinales y las líneas de acción práctica del ecumenismo católico. Fue promulgado por el papa Paulo VI el 21 de noviembre de 1964, durante la celebración del Concilio Ecuménico Vaticano II.

6- ) La Asociación "Ut Unum Sint", palabras tomadas de Juan 17, 21, que significan "Que sean una sola cosa", fue fundada por la Congregación del Concilio y tiene como finalidad promover la unidad de todos los cristianos en la única Iglesia de Cristo. (Iglesia Católica).

7- ) Encuentros ecuménicos de los jerarcas de distintas confesiones:

En 1962, en encuentro del papa Paulo VI con el patriarca ortodoxo Atenágoras.

En 1965 Roma y Constantinopla levantaron mutuamente las excomuniones lanzadas en 1054.

En 1966 Paulo Vi dialogó con el doctor Ramsey, sucesor de Fisher.

La costumbre de Juan Pablo II de orar en común, en todos sus viajes, con los representantes de los hermanos separados.

El encuentro en Ghana, de Juan Pablo II con el arzobispo anglicano de Canterbury, doctor Robert Runcie.

La visita de Elías II, patriarca ortodoxo de Georgia, al Vaticano.

La reunión en Patmos, Grecia, en 1980, de representantes católicos y ortodoxos.

Dios nos ordena salir de las Iglesias caídas, babilonia la grande y no participar más de sus pecados para no sufrir el castigo de las plagas Apocalipsis 18:4. Dios tiene un pueblo en Babilonia y antes que los juicios los visiten, éstos fieles deben salir de las iglesias en apostasía. La pregunta es ¿Quién dará el mensaje a estos fieles que aun están dentro de Babilonia? Debemos dar el fuerte pregón y advertir al mundo de la crisis que se aproxima, la luz que Dios nos ha dado, debemos estimarla y obtendremos más luz en la medida en que trabajemos arduamente en la obra final de la venida de Jesús, probemos a quienes manifiestan tener a Jesucristo en sus corazones y si no pasan la prueba es porque no son instrumentos de Dios.

¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.” Isaías 8:20. La amonestación por parte de Dios es firme, pero siempre está acompañada de una promesa: “Pero Dios tendrá en la tierra un pueblo que sostendrá la Biblia y la Biblia sola, como piedra de toque de todas las doctrinas y base de todas las reformas. Ni las opiniones de los sabios, ni las deducciones de la ciencia, ni los credos o decisiones de concilios tan numerosos y discordantes como lo son las iglesias que representan, ni la voz de las mayorías, nada de esto, ni en conjunto ni en parte, debe ser considerado como evidencia en favor o en contra de cualquier punto de fe religiosa. Antes de aceptar cualquier doctrina o precepto debemos cerciorarnos de si los autoriza un categórico 'Así dice Jehová.'” 2