EL DESARROLLO LOCAL COMPLEMENTARIO

Mario Blacutt Mendoza

Los tres fundamentalismos bolivianos

El DELC identifica al primero de ellos: es el militante de la fracción trotskista de la COB. Desde el primer tercio del siglo pasado hasta hace poco, fue el freno más fuerte e irrazonable que se opuso a las verdaderas reivindicaciones de los trabajadores, campesinos, artesanos y pueblo en general. Su principal utopía, derivada de una interpretación arqueológica del marxismo, soñaba con instaurar “la dictadura del proletariado” en un país donde ell aporte del proletariado en el PIB es menor al 30% y donde su burguesía es una de las más incipientes de Latinoamérica. Ellos son los responsables de que el retorno a la democracia en 1982 se hubiera empañado con una serie de exigencias “revolucionarias” que llevaron al país hasta una hiperinflación del 26.000% anual; todo esto, con la complicidad de un parlamen-to de oposición salvaje. La vieja fórmula trotskista: crear contradicciones artificiales a cualquier precio, trajo un altísimo costo social, político y económico, el que se expresó en la dictación del Decreto 21060, que causó, entre otros, el despido de 25.000 mineros de sus fuentes de trabajo y el ingreso de Bolivia al sistema de libre mercado, siete años antes de que el Consenso de Washington reformulara las reglas del juego internacional, bajo los principios de liberalización total para los países subdesarrollados y del proteccionismo para los desarrollados.  Esperemos que ese fundamentalismo nunca más aparezca en el país.

El segundo fundamentalismo es el del Indigenismo. La utopía del Indigenismo señala que hay cambios cósmicos de tipo cíclico que surgen de la destrucción de las condiciones actuales para dar paso al renacimiento de las condiciones originarias de los pueblos andinos. En lenguaje sociológico, diremos que es la Revolución indígena en todos sus ámbitos: la caída de la cultura dominante y el levantamiento de las culturas aborígenes. El Pachakuti empieza con el caos y la violencia para, como un inmenso terremoto social, destruir todas las estructuras presentes que obstaculizan la nueva armonía con un nuevo orden cósmico que inicia otra era, otro ciclo… otro Pachakuti. Los fundamentalistas del indigenismo toman estas percepciones de la cosmovisión andina en su sentido literal y petenden obran en consecuencia. El triunfo de Evo Morales en las elecciones pasadas parece ser el inicio oficial del nuevo Pachakuti y la promesa de que los indígenas gobernarán el país por el resto de la eternidad. Las declaraciones iniciales de los dirigentes fundamentalistas hacían saber al país que ellos se quedarían 20 años en el gobierno; después dijeron que estarían allí por 500 años; finalmente, otro líder indígena nos hizo saber al país que los indígenas estarían en el Poder “para siempre”.

La verdad, es difícil interpretar los preceptos de la Cosmovisión Andina. En primer lugar, es necesario preguntarse si el Pachakuti, el nuevo orden cósmico, incluye a todo el planeta o solamente a los indígenas del país. Recordemos que lo “cósmico” se refiere al Cosmos, al Universo y a todo lo que hay en él, por lo que parece legítmo preguntarse: ¿ha empezado un nuevo orden económico, social, político, cultural y ambiental en el mundo entero? De ser así, ¿quiénes dominarán y se quedarán “para siempre” en el gobierno de los países nórdicos? ¿En el de Suiza? ¿Quiénes goberna-rán en Cuba? Si el Pachakuti no es planetario, entonces ¿a quiénes afectará” ¿Sólo a Bolivia? ¿Sólo a la parte andina de Bolivia?… Hay muchas preguntas que exigen respuestas que la Cosmovisión Andina no está en condiciones de absolverlas. Sólo nos resta esperar que los principios de complementariedad, de alteridad y de reciprocidad sean los que perfilen el escenario en el que se instaure el nuevo orden cósmico y traiga la igualdad y, sobre todo, la tolerancia para todos los habitantes de Bolivia.

El tercer fundamentalismo, no necesariamente el menos importante, es el neoliberal, con su mito de que todos los sujetos económicos tienen las mismas oportunidades en el mercado, lo que es más ridículo aún que la tesis de la dictadura del proletariado. Pero hay algo extraño aquí: el fundamentalismo neoliberal no es propio de la mayor parte de los empresarios nacionales, más bien lo es de los académicos de cátedra y de escritorio, para quienes los libros de texto son la palabra sagrada, pues está escrita por los apóstoles de las transnacionales.

Página anterior

Volver al índice

Página siguiente

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga