EL DESARROLLO LOCAL COMPLEMENTARIO

Mario Blacutt Mendoza

LOS PRIMEROS MODELOS
DE CRECIMIENTO

Los Modelos Económicos

Por lo general, los teóricos neoclásicos de la economía sueñan con hacer de esta disciplina una ciencia con el mismo rango que las ciencias naturales, especialmente de la física, de tal manera que “una ley económica” tenga la misma calidad de pronóstico y universalidad que la ley de la gravedad. En estos delirios de grandezas, tanto marxistas como neoclásicos disputan el honor de ser los verdaderos y únicos descubri-dores de las “leyes económicas”. Los primeros, para denunciar la explotación de los trabajadores por parte de los capitalistas y los segundos, para proclamar que sin el mercado no regulado el mundo no sería mundo.

Todos sabemos que las ciencias naturales pueden experimentar sobre escenarios artificiales, pero la economía no tiene ese privilegio, por lo que debe acudir a los modelos, los  que son simplificaciones de la realidad, con el objeto de hacer pronósticos sobre los efectos futuros de una acción llevada a cabo en el presente. Los modelo tienen variables exógenas, aquellas que no están determinadas por el modelo mismo, y variables endógenas, las que resultan de la interacción de las variables tomadas en cuenta en los modelo. La simplificación de la realidad en un modelo se constituye en un instrumento muy apreciado para conocer la situación de los procesos a través del análisis. Un mapa, por ejemplo, es un modelo que refleja las características más importantes de un país; todos lo aceptamos como tal, aunque seguramente no faltarán quienes digan que “ese pedazo de papel no sirve, dado que el Río Amazonas no es tan pequeñito”. El mapa nos ayuda a conocer una región sin que tengamos que recorrerla de punta a punta en una caminata interminable de investigación. Los economistas están conscientes de que un modelo debe simple-ficarse e incluir sólo los rasgos más importantes de lo que se quiere analizar. En este sentido, los marginalistas-neoclásicos, que son los que escriben los libros que se usan como textos en casi todas las universidades del mundo, cuando quieren analizar un punto específico cuyo com-portamiento depende de muchas variables, suponen que sólo el movimiento de una o dos de ellas es relevante y asumen que las demás permanecen constantes. Sabemos que las teorías, leyes y modelo permiten realizar pronósticos para ser contrastados con la realidad, pero es en este punto donde se muestran las diferencias entre las varias corrientes y escuelas del pensamiento económico. Hay quienes creen que las predicciones son deter-ministas, es decir, que tienen la misma capacidad de exactitud de las leyes de la física. Otros consideran que las predicciones económicas son probabilísticas, en sentido de que no pueden predecir exactamente cuál será el comportamiento de un individuo determinado, en situaciones también determinadas, pues hay muchas variables que se suponen constantes en el modelo. Pero, según esta percepción, que es la que se utiliza en esta obra, se podría pronosticar el comportamiento de grandes agregados humanos con un rango dado de probabilidad. Esto se consigue con la ayuda de las estadísticas y las matemáticas, es decir, recurre a la abstracción de los fenómenos para analizarlos y luego reintegrarlos al total concreto, tratando de encontrar en sus relaciones con los otras partes del todo y con el todo mismo, la posición que ocupa en el total de las relaciones interactuantes.

Otro de los grandes temas de discusión entre los teóricos de la economía es el que divide a quienes creen que los modelos pueden ser construidos sobre la base de axiomas, formulados sin necesidad de consultar la realidad concreta, la que es reemplazada por procedimientos deductivos, por una parte. Por la otra, están los que exigen que las teorías surjan de la realidad y sean contrastadas con éstas en cada caso. En esta obra optaremos por el término medio: si bien, nuestros modelo exigirán que acudamos a las estadísticas, a las costumbres, a las instituciones, a los proceso históricos, a la posición geográfica de cada terri-torio… sin embargo, también estableceremos premisas y conceptos teóricos que servirán de guía para la observación adecuada de los proce-sos y fenómenos.

Por último, un problema que preocupa a los economistas que viven en la realidad es la proclividad de los neolcásicos a confundir el modelo con la realidad misma, lo que, claro está, desvirtúa enormemente la razón de ser  de  los modelo. Eso es algo que siempre trata-remos de evitar en este libro. A continuación estudiaremos los principales modelo de crecimiento que han sido materia de la Historia del Pensamiento Económico.

Página anterior

Volver al índice

Página siguiente

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga