EL DESARROLLO LOCAL COMPLEMENTARIO

Mario Blacutt Mendoza

La Estabilidad Económica

Tomaremos la versión restringida del concepto: la estabilidad económica es la estabilidad de precios (aunque incluye también la estabilidad de otras variables, las que por el momento no son relevantes para el desarrollo de este capítulo) de mane-ra tal que el poder adquisitivo de la moneda mantenga su capacidad de compra y, con ella, la confianza de las poblaciones-territorio. Para el modelo DELC, la estabili-dad sostenible de los precios es otro de los grandes objetivos nacionales.

La Inflación

Se define como el crecimiento generalizado y continuo de los precios de los bienes, servicios y factores productivos de un país e implica la reducción de la capacidad adquisitiva del dinero. La inflación se vuelve problemática no sólo por el crecimiento sostenido de los precios sino, principalmente, porque los precios no varían en la misma proporción unos con relación a otros. Para medir la inflación se usa general-mente el Índice de Precios al Consumidor  (IPC) de un año determinado para compararlo con los índices del año anterior. La inflación tiene efectos negativos en una economía, especialmente si es que el incremento de los precios ha salido ya fuera de control.

Efectos
Provoca graves distorsiones al funcionamiento del sistema económico, pues debido a su asimetría los precios relativos entre los bienes y servicios cambian indiscrimina-damente. Si los precios cambian caóticamente dejan de cumplir su función informa-tiva y las empresas no pueden decidir qué es lo que habrán de producir ni cuánto será el precio que fijarán por lo que hubieren producido.

Transferencias de poder adquisitivo, la inflación produce efectos sobre la distribución del Ingreso entre los sujetos económicos de un país, proceso redistributivo que favorece a algunos y desfavorece a otros. Los deudores de dinero se benefician, pues se han prestado una cantidad de dinero con cierto poder adquisitivo y ahora devolverán la misma cantidad, pero con menos poder adquisitivo. Por su lado, las personas que prestaron dinero recibirán en pago un menor poder adquisitivo. Los ahorradores son castigados con la pérdida de valor de sus fondos. Lo mismo les sucede con los perceptores de rentas fijas: jubilados, propietarios o vivienda no indexada al crecimiento de los precios. El Estado aumentará sus ingresos fiscales, pues cuando los impuestos son proporcionales o progresivos, las tasas impositivas, al ser las mismas, gravan rentas menores en términos reales, con lo que el impuesto real también sube. El efecto es como si las tasas de impuestos hubieran aumentado, por eso es que se dice que la inflación actúa como un impuesto encubierto. Otros beneficiados por este impuesto, además del banco emisor, son todos los bancos que participan en el proceso de creación de dinero.

El aumento del riesgo provocará un aumento en el coste del dinero por lo que los tipos de interés activos deberán incrementarse y la inversión se reducirá. Los tipos de interés más altos traen inseguridad con relación a los precios futuros de los insumos y de los factores de producción, al igual que el de los bienes y servicios.

En épocas de fuerte inflación, es decir de las que tienen dos o más dígitos, las inversiones más seguras y rentables suelen ser las de carácter especulativo. Los que tienen dinero dejan de invertir en la producción de bienes y se dedican más bien a comprar joyas de colección, cuadros famosos, objetos históricos o moneda extran-jera, para especular con ellos. Es por ese mecanismo que las obras de arte llegan a tener precios fabulosos, tal como los cuadros de van Gogh, uno de los cuales, “Los Girasoles” llegó a cotizarse en más de $80 millones.

Causas de la inflación

Debido a que el aumento de unos precios empuja a los demás en círculo vicioso, es difícil identificar causas concretas, lo que da lugar a varias teorías sobre el particu-lar. En general, se distingue tres tipos de causas: el exceso de la demanda, el incre-mento de los costos y los desajustes sociales.

La inflación de demanda, los keynesianos dice que la Demanda Agregada, es decir, la demanda sumada de todas las poblaciones-territorios, puede ser superior a la capacidad productiva del país. De este modo, el exceso de la demanda puede presionar para que la economía vaya más allá de la frontera de posibilidades de producción, es decir, del pleno empleo de sus factores. Si todos sus factores están empleados, un aumento de la demanda no puede ocasionar un incremento de la oferta, por eso es que se expresa sólo en un aumento de los precios. Los keynesianos también dicen que las expectativas empresariales pueden ser causas de inflación.

Teoría de los costes, esta visión explica la inflación por el incremento de los costes de producción: salarios, materias primas, tecnología, tasas de interés, beneficios y otros. Por o general identifican a los sindicatos como los culpables por su afán de pedir aumentos de salarios mediante contratos colectivos con los empresarios y no por medio de contratos individuales. Afirman que estas mejoras salariales están en una proporción superior al aumento la productividad laboral, por lo que el sector laboral percibirá una proporción superior de la renta nacional. El resto de perceptores de ingresos verán reducida su participación y defenderán sus ingresos aumen-tando los precios, dice la teoría. Los trabajadores responderán con mayores reivin-dicaciones desencadenándose así lo que denominan una “espiral salarios-precios”.

Los que buscan el origen en una inicial elevación de los costes del capital, no pare-cen tomar en cuenta que hay grandes empresas con poder monopolístico y oligo-pólicos, las que aumentan los precios de sus productos cuando se les ocurre. Tampoco comentan  el problema de los gastos en extremo dispendiosos que realizan los ejecutivos y directivos de las empresas. Costosas limosinas, helicópteros para trasladarse de un lugar a otro de la ciudad, viajes en primera clase, almuerzos y cenas de “negocios” y pago de placeres para los clientes. Hospedajes en hoteles con más estrellas que un mariscal de campo, recepciones sociales a todos los clientes potenciales, lujos de toda clase y derroche descomunal. Aunque los audi-tores de esas empresas dicen que esos “son gastos, por lo que no inciden en el costo” la verdad es que esos gastos aumentan los costos y, por supuesto, son trasladados a los precios, lo que inicia también un proceso inflacionario.

En otras ocasiones serán las características específicas de los mercados financieros, que son ma-nipulados por los grandes capitales especulativos, las causantes de la inflación. No debemos olvidar la actitud de las empresas endeudadas por políticas de corrupción, disipación de sus ejecutivos y que sólo podrán defenderse mediante el alza de sus precios. Una inflación típica de costos se dio en dos ocasiones durante la década de los ’70. La primera en 1973-74 y la segunda, en 1979. Los países de la OPEP se pusieron de acuerdo para reducir la producción de petróleo y, con ello lograr un incremento de precios muy grande. La medida tuvo repercusión mundial, puesto que el petróleo y sus de-rivados son los energéticos de mayor uso en las industrias de todo el mundo. Ese proceso de expresó en grandes fuerzas inflacionis-tas, las que  produjeron reacciones en cadena de alzas en los precios de muchas otras materias primas. Los países industrializados se defendieron subiendo los precios de los productos industriales y los que menos pudieron defenderse fueron los subdesarrollados, cuyas exportaciones de materias primas se vio reducida ante la recesión que sufrieron los desarrollados.

La inflación importada, se produce cuando los países de los que se importan bienes sufren un alza de precios sostenido, lo que se traslada a las economías que importan de esos países. El grado de influencia de la inflación será mayor, en cuanto mayor sea el peso de esas importa-ciones en las economías que las reciben. Esos incre-mentos de los precios no pueden ser atribuidos a las demandas de los trabajadores, como tampoco se les puede atribuir la inflación ocasionada por los gastos de los ejecutivos.

Página anterior

Volver al índice

Página siguiente

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga