EL DESARROLLO LOCAL COMPLEMENTARIO

Mario Blacutt Mendoza

El DELC y La primera Generación de Neoclásicos

La percepción de los neoclásicos, siguiendo a la de los marginalistas, asume la existencia de una infinita disponibilidad de técnicas de producción, percepción basada en la presunción de que es posible sustituir mano de obra por capital o viceversa en cantidades infinitesimales. De este modo, tal como lo pusimos en el capítulo primero de esta obra, para producir un tractor  usarán más mano de obra que capital si la mano de obra es más barata y, si la mano de obra fuera muy, pero muy barata, producirían el tractor, con un solo dólar de capital, pues, de acuerdo con la  teoría  “lo harían todo a mano”. Es de esta locura hecha teoría que deducen algo inusitado: no sólo la mano de obra, sino el capital por sí solo, también es “productivo”, independientemente de la participación del trabajador. En este sentido, otorgan a la maquinaria la capacidad de producir por sí sola y de haber sido producida por sí sola si la mano de obra era lo bastante barata. Intentando demostrar así que su “productividad” es independiente de la persona, del trabajador. Pero la locura  del teórico neoclásico no se detiene ahí; al contrario, dice que para que exista más capital debe haber más ahorro, por lo tanto será necesario que haya transferencias de ingresos de los trabajadores a los capitalistas, pues éstos son los “únicos que tienen capacidad de ahorrar”.

La base teórica DELC rechaza la pretensión de otorgar al capital, es decir, el conjunto de maquinaria, equipo e infraestructura dedicados al proceso productivo, la capacidad de ser productivo “per se”, pues ese conjunto de cosas son sólo insumos que el hombre utiliza para la producción. Tampoco acepta la propuesta de que los factores sean perfectamente sustituibles unos de los otros. Por otro lado, el del no cree que el mercado, por sí solo, tenga la capacidad de establecer algo, mucho menos los salarios y los beneficios; más bien afirma que son los empresarios y las instituciones los que los determinan, siempre en favor de la empresa. Por último, pone como ejemplo la gran desigualdad en la distribución del ingreso que el modelo impone. Así, en los Estados Unidos, el 10% de la población se apropia del 90% de la riqueza creada. Lo mismo sucede en nuestros países.

Página anterior

Volver al índice

Página siguiente

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga