EL SISTEMA MONETARIO-FINANCIERO INTERNACIONAL COMO OBSTÁCULO PARA EL DESARROLLO

Jhon Freddy Caicedo Caicedo

Principales características del sistema monetario internacional actual: el sistema de Bretton Woods y su crisis

El sistema monetario internacional surgido en Bretton Woods (BW) nació bajo la óptica sustantiva de reordenar, regular y supervisar las RMI para evitar así caer nuevamente al desorden generalizado de los años de entre guerras, dicho sistema en teoría demostraba cierta estabilidad, basándose en un patrón de cambio oro, y a su vez basado en el dólar estadounidense manteniendo cambios fijos.
La capacidad para ajustar los tipos de cambio cuando surgía un desequilibrio, era el elemento fundamental y la característica que más distinguía al sistema de Bretton Woods del patrón oro, y como la economía de Estados Unidos había salido indemne después de la Segunda Guerra Mundial, por esta razón, tanto el oro como el dólar habían sido las principales fuentes de liquidez internacional y en especial este último. Para que el dólar cumpliera la función de moneda clave del sistema o moneda patrón, Estados Unidos asumía el compromiso de comprar y vender oro a cambio de dólares a un precio fijo de 35 dólares la onza troy1 de oro, transformándose esta moneda nacional en una especie de título representativo del metal; es por ello que  “el sistema de tasas de cambio fijas establecido en Bretton Woods y basado en la relación entre el oro y el dólar, y entre este y el resto de las monedas, tenía un claro sentido regulacionista que pretendía evitar la excesiva separación entre la producción y la circulación y, en lo más inmediato, mantener la especulación bajo control. […] Las tasas de cambio fijas eran un intento de estabilización de la economía mundial, que permitía un cierto orden y cierta predictibilidad.” 2
Estados Unidos, debía mantener el dólar inalterable en cuanto a su tasa de cambio pues en torno a él debían moverse el resto de las monedas. Quizás algo similar a la posición del sol con relación a los demás planetas del sistema solar. A continuación puede observarse un esquema general que expresa el funcionamiento del sistema Bretton Woods.
BRETTON.jpg
Fuente: esquema sobre la relación oro dólar. Esquema tomado de Roberto Muñoz González en el “Curso General de Economía y Políticas Económicas Internacionales”, Santa Clara, Cuba 2007.
La guerra en Vietnam y la emisión descontrolada de dólares por parte de EE.UU para mantener financiada la guerra, hizo posible la ruptura definitiva del sistema de Bretton Woods, la cual se produce en agosto de 1971, con la declaración de suspensión de la no convertibilidad del dólar en oro por parte de los Estados Unidos. País que decide unilateralmente la ruptura del orden monetario internacional de relaciones capitalista. “Es obvio que tal decisión dejaba sin opciones a los países con grandes reservas en dólares, pues si todos intentaban canjearlos a la vez por otra divisa, las cotizaciones del dólar en los mercados financieros se desplomaría y las reservas que tenían en esa moneda perderían sustancialmente su valor. […] en tal coyuntura la comunidad internacional no tenía otra alternativa que resignarse al abrupto cambio en las reglas del juego impuestas por Estados Unidos.” 3
En tal sentido “la Reserva Federal devino en un banco central mundial no oficializado, proveyendo reservas, ofertando la unidad de cuenta y, algunas veces, actuando como prestamista de última instancia.” 4Esta característica hace detallar que el actual sistema monetario internacional tiene cuatros características fundamentales;

En pocas palabras insostenible para la economía internacional, no fue un nuevo orden monetario-financiero internacional el cual quedó establecido sino en tal sentido el mismo sistema pero con la otra cara de la moneda.
Con el rompimiento de las reglas de Bretton Woods se da lugar a un desajuste internacional de las tasas de cambios, pasando desde la tasa fija ajustable, a la tasa de cambio flotante; este último fue el principal rasgo que caracterizó la transición en ese periodo, dando pase a la inestabilidad e incertidumbre en la actividad económica internacional durante las décadas de los años 80-90 y principios del nuevo siglo, centro que formalizó un sistema económico disfuncional extendiéndose globalmente.
En la actualidad dicho sistema no cuenta con “mecanismos para corregir los desbalances externos, de tal manera que en su actual situación, Estados Unidos, al menos teóricamente, puede incurrir en déficit en su balanza comercial, o sea consumir más de lo que produce indefinidamente”5 , por tal razón, el “orden” monetario actual, es el de la flotación generalizada de las tasas de cambio, o sea, la oscilación diaria de sus cotizaciones en el mercado de divisas, y con la inexistencia de una tasa oficial fija. Característica que da lugar a la definición del actual orden monetario como un sistema concienzudo “basado” en el mercado.
Para el 2011 tal situación, sigue vigente, y lo seguirá mientras la posición hegemónica de Estados Unidos en el terreno militar, comercial y financiero lo permita al detentar la moneda de reserva predominante, esto resguarda a EE.UU de tener la capacidad de vender casi ilimitadamente activos denominados en dólares (Bonos de la FED), respaldando su expansión económica a través del consumo y la inversión y a su vez exportando su inflación interna y externa a la economía mundial.
En pocas palabras la economía internacional entró a una época de endeudamiento con fuentes no oficiales de financiamiento, pasando de un patrón de financiamiento fundamentalmente bancario, a otro fundamentalmente bursátil […] Todos estos elementos, han propiciado la expansión financiera o “financiarización”6, como uno de los rasgos dominantes de la economía mundial contemporánea, expresada en el rápido crecimiento del crédito, de las actividades financieras y de la especulación7 . Los grandes recursos financieros provenientes de  los países petroleros y el rápido crecimiento del mercado del eurodólar, posibilitaron que la gran mayoría de los países, sobre todo los subdesarrollados, contrajeran fuertes créditos en el mercado privado internacional. La influencia perturbadora de estos procesos en el SMI se consideraba al menos en dos direcciones: en primer lugar se produce una expansión acelerada de la liquidez privada internacional, lo que permitió a los grandes bancos privados conceder cuantiosos empréstitos a los países en desarrollo. En segundo lugar los flujos internacionales de capital aumentaron rápidamente, lo que al no existir ninguna autoridad monetaria que controlara la expansión del crédito, ocasionó una fuerte desestabilización del SMI.
El primer gran signo de esa desestabilización fue el estallido de la “crisis de la deuda” de los países subdesarrollados que prácticamente abarcó la década de los 80 y de los 90 la cual “…se caracterizó por un vertiginoso desarrollo de lo que podemos llamar la economía internacional de la especulación. En ese período el sistema financiero internacional se basó esencialmente en:

La globalización financiera se desarrolló a un ritmo vertiginoso impulsada por los grandes adelantos en la computación, las telecomunicaciones y tecnologías de la información. Bajo estas circunstancias, el tamaño, la complejidad y la rapidez de los flujos de capital internacional  han tenido un cambio exponencial en esta dinámica, unida con el modelo de apertura financiera y bancaria indiscriminada propuesto por el FMI.  La cual…ha generado una tendencia a shocks financieros cada vez más continuos, profundos y duraderos. Muestra de lo anterior son:” 8

Esto explica como en menos de 30 años ni la desregulación y liberalización financiera de los mercados de capitales, ni la desregulación financiera de los marcos regulatorio a la inversión foránea y el aperturismo financiero pudieron contribuir al desarrollo de la economía internacional, sino que ha sido un revés de las relaciones capitalistas. Esto demuestra lo endeble que es el sistema y que a duras penas se mantiene en pie y que durante los últimos años, ha estado sujeto a la gran arbitrariedad principalmente de los EE.UU. Después del derrumbe monetario en 1971 numerosos países han adoptados reformas a sus sistemas monetarios locales en busca de adoptar libres regímenes de cambios en la que quieran, tomando en cuenta un patrón de divisas como referencia y patrón de cambio internacional, pero sin tener que mantener su convertibilidad en oro; esto ha constituido a lo que se llama una “cesta de divisas”  donde figuran una variedad de divisas principalmente de países industrializados o de aquellos países que mantienen una estrecha vinculación comercial.
Política monetaria post Bretton-Woods 1971


Fuente: tomado de Roberto Muñoz González, Curso General de Economía y Políticas Económicas Internacionales”, Santa Clara, Cuba 2007. Las “cesta de divisas” involucra y se adapta en la actualidad a ciertas divisas como: (Rublo ruso, Dólar australiano, Euro a partir de 2001, Yuan, yen entre otras etc.
En consecuencia después del desmantelamiento del sistema monetario de Bretton Woods la confianza y garantía del SMI y de sus engranajes (FMI, BM, OMC) ha quedado en tela de juicio de la comunidad internacional, tomando en cuenta en particularidad al FMI, como organismo que ha sido nefasto y negligente en asesoramiento en materia de políticas económicas, disminuyendo sustancialmente su papel, originalidad, y capacidad para hacer frente a las recurrentes crisis de desequilibrio monetario-financiero y fiscal. Por tal razón no es casual que Joseph Stiglitz, quien fue presidente del Consejo de Asesores Económicos del presidente Clinton años después, haya declarado de manera oportuna que “las políticas de ajuste estructural del FMI —diseñadas para ayudar a un país a ajustarse ante crisis y desequilibrios más permanentes— produjeron hambre y disturbios en muchos lugares, e incluso cuando los resultados no fueron tan deplorables y consiguieron a duras penas algo de crecimiento durante un tiempo, muchas veces los beneficios se repartieron desproporcionadamente a favor de los más pudientes, mientras que los más pobres en ocasiones se hundían aún más en la miseria.”10 En verdad, cabe destacar que el grupo de países más rico y desarrollado del mundo (G7 y G8) siguen utilizando como instrumento a los mercados de capitales para administrar muy a su antojo la economía mundial; tal como lo indican las recurrentes inestabilidades crecientes del sistema y los constantes catástrofe que representan las frecuentes crisis bancarias y financieras.


1 Antigua medida de peso de valor, según la metrología y el Sistema Internacional de Unidades una onza troy equivale 1/16, es decir una de las 16 partes iguales del peso de la libra la cual equivale de 28,7 a 33 gramos, según las zonas donde se utiliza.

2 Osvaldo, Martínez: La Compleja Muerte del Neoliberalismo, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2007, pp.77-83.

3 Francisco Soberón Valdés: Finanzas Internacionales y Crisis Global, Editorial JOSÉ MARTÍ, La Habana, 2009, p. 257

4 Robert A, Mundell; Financial Crises and the International Monetary System, Conferencia presentada en el “XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo”, 3 de Marzo del 2009, La Habana, Cuba.

5 Ibídem p.257

6 Siguiendo a Salama (2006) y Toporowski (2008), se entiende por financiarización al desplazamiento de capital de la esfera productiva hacia los mercados financieros, lo cual trae consigo un importante desmantelamiento de la producción. Por eso se habla de la etapa actual como la etapa de la financiarización. Se piensa que las crisis, y los problemas y padecimientos que sufren los pueblos, se deben en lo esencial a este dominio del capital financiero, y al parasitismo asociado al mismo.

7 Katia Cobarrubias Hernández; “Estados Unidos en el orden monetario y financiero internacional. Tensiones y retrocesos durante la doble administración de George Bush” versión electrónica del observatorio mundial. http://www.obela.org/node/191

8 Antonio M Ruiz C: Relaciones Monetarias y Financieras Curso de Postgrado, http\\:intranet.fce.uclv.edu.cu, Santa Clara, Cuba, 2009, p.62. Profesor de Economía Política de la Universidad Central “Marta Abreu” de las Villas, pág. web http\\:uclv.edu.cu    

9 Sary Levy– Carciente y Daniel Varnagy-Rado; “Capital financiero y capital social: dos ingredientes del desarrollo”. Revista líder Vol.13 año 10 2005.

10 Joseph E, Stiglitz (2002): El malestar de la globalización, Ediciones tauro.com, http://www.LibrosTauro.com.ar

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga