EL DESARROLLO DE LA SOCIALDEMOCRACIA EN ALEMANIA: 1980-2009.

Vilma Spengler Calderín

1.2- Auge de la social democracia: Willy Brand y Helmut Smith.

Entre 1949 y 1969 Alemania vivió en crecimiento económico constante, pero hacia finales de los 60 el Milagro económico (Wirtschaftswunder) comenzó a dar señales de agotamiento: aumentó la tasa de desempleo (esta se había mantenido a niveles muy bajos), se produjo una crisis presupuestaria y por primera vez la economía alemana entró en recesión, esto desató una crisis interna en el partido gobernante, pues entró en contradicciones con sus aliados del FDP quienes se retiraron del  parlamento, ante esta nueva situación los diputados de la CDU/CSU entraron en contacto con los diputados del SPD y les propusieron crear un nuevo gobierno con Kurt Georg Kiesinger como canciller y Willy Brandt como vicecanciller. De esta manera se produjo la caída del gabinete de Erhard y la entrada del SPD al gobierno en alianza con la CDU/CSU. Se unían otra vez los partidos más numerosos y los eternos rivales en la política alemana, en una alianza conocida como la Gran Coalición. El nuevo gobierno contó con 10 ministros de la CDU y 9 del SPD. La coalición funcionó bien con dos hombres de orientación política muy distinta, pero que se complementaron para llevar adelante una política económica que sacó al país de la recesión, el socialcristiano bávaro Franz Josef Strauß y el socialdemócrata Karl Schiller.  Entre 1968 y 1969, el crecimiento anual estaba entre el 7 y el 8%, había disminuido la inflación y se redujo la cifra de desempleados.  El SPD se comprometió con una política impositiva de apoyo a la economía privada, y una política de intervención pública más centralizada, una racionalización económica y una contención de la conflictividad social. Probablemente el gobierno no hubiera logrado esto sin el nuevo aliado.
La alianza del SPD con la formación política electoral integrada por la CDU y el CSU, los partidos de Adenauer, de Kurt Georg Kiesinger, de Franz Josef Strauß, provocó reacciones adversas por parte de todas las fuerzas de izquierda entre ellas la Federación Socialista de Estudiantes Alemanes (SDS), que agrupaba a una gran parte del sector juvenil del partido.  
La SDS había comenzado a manifestar su descontento desde finales de los años 50: disentían de muchas de las estrategias programáticas del partido, mostraron un abierto rechazo al electoralismo, al apoyo de Alemania a la OTAN1 y a la economía de mercado. La aprobación del Programa de Bad Godesberg no contó con el apoyo de las SDS, lo que motivó su expulsión en 19602
La SDS trabajó en función de aglutinar a todas las fuerzas de izquierda, se convirtió en el catalizador de las inquietudes de estas y formó la Oposición Extraparlamentaria (APO) a finales de 1966. Esta funcionó en asambleas de estudiantes que se celebraban en las universidades, animadas con debates sobre los objetivos y los medios de la protesta, el núcleo central e inicial del movimiento radicaban en la Universidad Libre de Berlín. En un principio se pronunciaban por la democratización de los centros universitarios, hasta que vincularon esto con lo que ellos consideraban estaba marcando la vida de la nación: la falta de una democracia real. Estos jóvenes se propusieron, cambiar el establishment, combatían las estructuras que consideraban caducas, claustrofóbicas y represivas, protestaron por la presencia de ex nazis en algunas estructuras importantes de la nación; el escritor Wolfgang Bittner, uno de aquellos jóvenes de la generación del 68, declaró a DW-WORLD.DE.  Una generación de criminales gobernaba el país después de la guerra y nadie hablaba sobre lo que habían hecho. Tampoco en las escuelas se discutía sobre tales crímenes3.
El movimiento estudiantil alemán comenzó el 2 de junio de1967, a raíz de la muerte del estudiante Benno Ohnesorg a manos de la policía, mientras se manifestaban contra la presencia del Sha de Irán en el país. El suceso desencadenó manifestaciones de protesta en el país convocadas por las SDS, los estudiantes exigían que se esclarecieran los hechos, que se condenara al policía que cometió el crimen, la dimisión del jefe de la policía y la expropiación de los bienes del periodista y editor Axel Springer4.
El líder de la SDS Rudi Dutschke, quien había abandonado la RDA al negarse a cumplir el servicio militar, era popular, carismático, inteligente y muy buen orador, en sus discursos incitaba a la revolución permanente; unos lo catalogaron como un anarquista y otros como un trotskista. Su influencia entre los jóvenes provocó el temor entre las fuerzas de derecha. El 11 de abril de 1968, Dutschke fue atacado por un joven de extrema derecha, como respuesta los estudiantes ocuparon las universidades y atacaron al imperio Springer. Los jóvenes culpaban a la prensa por el atentado, la acusaban de alentar la violencia contra los estudiantes. El movimiento fue creciendo y radicalizándose al mismo tiempo, los jóvenes, llegaron a plantearse el derrocamiento del capitalismo. Dentro del movimiento había grupos de las más disimiles tendencias: marxistas-leninistas, socialistas democráticos, grupos armados de extrema izquierda; posteriormente la mayoría de ellos se vincularon con el movimiento de Los Verdes. El movimiento del 67/68 alemán en su esencia se caracterizó por sus posiciones anti sistémicas y supuso el fortalecimiento de la oposición contra la Gran Coalición; los jóvenes acusaban de traidores a los líderes del SPD, al considerarlos defensores de la democracia y la constitución burguesas. El SPD podía haberse negado a entrar en coalición con el partido gobernante, esto hubiera conducido a la celebración de elecciones adelantadas en las que el SPD tenía tordas las de ganar pues ya en las elecciones de 1961 había obtenido el 36,5% y en las de 1965 el 40,1% de los votos5. Las manifestaciones masivas de la primavera de 1968 también eran en contra de la Ley de Emergencia, la cual daba al Canciller amplios poderes, restringiendo los derechos y las libertades individuales y colectivas de los ciudadanos. A pesar de la fuerte oposición el 29 de mayo fue aprobada por el Bundestag, con el apoyo del SPD.
La complacencia de la socialdemocracia con la creciente "economía mixta", festejada en el programa de Bad Godesberg y en otros documentos programáticos de finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta, pronto se vio desafiada por un amplio movimiento de estudiantes, estratos medios y trabajadores jóvenes que rechazaban la lógica de acumulación del capital y el carácter de mercancía del trabajo asalariado.6
A pesar de su carácter coyuntural, su corta duración y su relativa debilidad, el movimiento estudiantil dejó huellas en la sociedad alemana:
 La crisis económica de 1966-1967 y el movimiento estudiantil de 1967/1968 provocaron en Alemania una creciente politización de la sociedad, que exigió nuevas propuestas para la educación formal y no formal. El proyecto de imponer una educación cívica a través de instituciones subordinadas al Estado y a los partidos políticos fue objeto de crecientes críticas. En efecto, se consideraba que dicha "reforma desde arriba" constituía la antítesis de los nuevos enfoques acerca de la formación cívica en las áreas de ciencias sociales y políticas de las universidades y en los departamentos de ciencias de la educación7
Esta demanda de transformación de la educación fue en esencia el inicio del movimiento en las universidades.
La situación política en Alemania era compleja, no obstante a eso, el SPD llegó a las elecciones de 1969 en una posición fuerte,  en su campaña electoral se conjugaron varios factores, el carisma de Willy Brandt, su relación con los intelectuales, su ascendencia entre los jóvenes, un leguaje moderado y el uso eficiente de los medios de comunicación. El SPD venía con una aureola positiva de la coalición anterior con la CDU, que si bien no fue vista con buenos ojos en un principio, fue asimilada en la medida que los resultados económicos y la salida de la recesión se apreciaban a nivel social. A fines de septiembre de 1969, se efectuaron las elecciones al parlamento, el SPD obtuvo el 44 % de votos. Los demócrata cristianos intentaron aliarse con el FDP, pero estos ya había concertado con Willy Brandt, quien se convirtió en el primer canciller socialdemócrata de la post guerra.
El gobierno de Willy Brandt pareció retomar algunas de las banderas del movimiento estudiantil y de los extraparlamentarios, él decía “¡tenemos que osar más democracia!”8 Era la reivindicación de 1969, esta constituyó el lema de su campaña, fue comprendida por muchos pero también hubo malas interpretaciones, deformaciones y abuso de esa idea. Lo cierto es, que Alemania Federal tenía por primera vez al frente del país a un Canciller, un Presidente y varios ministros con un reconocido pasado antifascista. 
Una de las primeras leyes de los socialdemócratas, fue la ley de amnistía para los acusados por su participación en las manifestaciones estudiantiles de 1967-1968. Esto fue un paso importante, que provocó que un gran número de los jóvenes inconformes y rebeldes se acercaran y apoyaran al gobierno en su primera etapa, del  movimiento estudiantil  también surgieron varios grupos que radicalizaron sus métodos de lucha, defendían la violencia como arma política contra las instituciones, estos formaron grupos armados de guerrillas urbanas por lo que fueron acusados por el gobierno y los medios de emplear métodos terroristas, el estado le hizo frente a esto dictando una serie de leyes que limitaron las libertades individuales, entre ellas se aprobó en 1972 un ley que exigía a todas las personas que integraban o tuvieran la intención de  integrarse a trabajar, dentro de cualquier institución del aparato administrativo estatal ser fieles defensores del Orden Democrático Libre, lo que creó una situación de tensión entre una parte importante del sector más radical dentro de la intelectualidad, los estudiantes y el gobierno. Nada de esto afecto la popularidad del gabinete pues la mayoría del pueblo alemán apoyo las leyes. 
El nuevo gobierno tuvo que batallar en más de una ocasión contra la CDU, que mantenía una mayoría en la cámara alta del Parlamento, el Bundesrat. Gunter Grass, al referirse a la gestión de Willy Brandt dijo: En su periplo político pudo superar algunos obstáculos sólo después de intentarlo tres veces.9 No obstante a eso amplió las políticas impositivas, que le permitieron al estado hacer una mejor redistribución de las riquezas, asumiendo el estado todos los costos de los servicios de salud, educación, el seguro de desempleo, las jubilaciones y el sistema de pensiones de todo tipo, esta política se convirtió en el puntal del gobierno socialdemócrata. Aparecieron también las iniciativas ciudadanas, con el fin de defender los intereses de la población. La coalición de SPD-FDP, duplicó entre 1969 y 1975 el gasto social del estado. Algunas de las leyes y reformas más significativas fueron:

En política exterior el gobierno hizo un cambio radical; dio los primero pasos para la disminución de la tensión que existía entre las dos Alemania desde la construcción del muro de Berlín en 1961 (en el momento que comenzó a levantarse el muro Willy Brandt era el alcalde de Berlín Occidental). Abrió un diálogo constructivo con los países socialistas del este, fenómeno que se conoce como “Ostpolitik”. Esta política se concretó en la firma de varios tratados con la URSS y Polonia en 1970, que pusieron fin a conflictos que habían afectado sus relaciones después de la guerra. Negoció el tratado fundamental con Alemania del Este en 1972, que concedió formalmente el reconocimiento a la RDA, y facilitó la entrada de las dos Alemania a la ONU. En 1971 a Willy Brandt, le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz.
Otro de los objetivos de SPD en política internacional, fue la lucha desde dentro de la OTAN por una distensión entre las grandes potencias, por ello en;
…la declaración de Reikiavik durante la reunión del Consejo del Atlántico Norte celebrada en esa capital en junio de 1968, que señalaba el interés común en la consecución de reducciones de fuerzas mutuas y equilibradas. La iniciativa de Brandt pareció despejar el camino para las negociaciones de Viena en 1973 sobre reducción mutua y equilibrada de tropas. Ese mismo año el Informe Harmel inspiró la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa que desembocó en el Acuerdo Final de Helsinki en 1975. A diferencia de lo ocurrido durante las conversaciones de Viena, los soviéticos estaban ansiosos por llegar a un acuerdo para legitimar las fronteras de la posguerra.11
Willy Brandt era un pacifista y llevó ese pacifismo a la política de estado de la RFA.  Durante su gobierno:
…la reducción paso a paso de la tensión Este-Oeste y la anticipación de una agudización del conflicto Norte-Sur, lo que le importaba a Willy Brandt era el mantenimiento de la paz mediante una mayor justicia y la superación paulatina de antagonismos anquilosados de forma dogmática. Quizá sea útil e ilustrativo echar ahora un vistazo, desde mucha distancia y alejándose de cierta auto contemplación alemana, a aquel prolongado proceso que está ligado al nombre de Willy Brandt bajo el título algo impreciso de política de distensión.12
Otro aspecto de esta política fue el acercamiento y apoyo a países del tercer mundo, alertó sobre la problemática de un mundo desequilibrado, en cuanto a distribución de las riquezas y sus consecuencias mediatas, pero sobre todo futuras:
Willy Brandt intentó que el mundo se interesara por la situación conflictiva del Sur, marginada pese a su presencia cotidiana y sus evidentes y sombrías perspectivas, procurando poner en primer plano la contraposición escandalosa entre pobres y ricos, entre la opulencia de un lado y el hambre del otro, y llamarla atención sobre la creciente amargura de los países pobres de Asia, África y Latinoamérica, la arrogancia del rico Norte, que ni estaba ni está dispuesto a renunciar a una parte de su riqueza sobrante ni de su poder económico.13
Willy Brandt trató de evitar los enfrentamientos con los Estados Unidos, a pesar de no estar siempre de acuerdo con ellos. Se comprometió con su política exterior, en la búsqueda de consenso en sus relaciones.
En 1974, se produce un escándalo inesperado que daría al traste con el gobierno de Willy Brandt, quien se vio obligado a dimitir al cargo como Canciller el 6 de mayo, cuando uno de sus colaboradores y asistente personal Günter Guillaume, fue acusado de espiar a favor de la RDA, por lo que fue detenido el 24 de abril de 1974; Brandt renunció a su cargo pero mantuvo su escaño en el Bundestag y continuó como Presidente del SPD. En 1987 renunció a la presidencia del partido y se convirtió en su presidente honorario. Se mantuvo en el parlamento europeo hasta 1983 y fue presidente de la IS desde 1976 hasta 1992. Otro socialdemócrata lo sucedió en la cancillería, Helmut Schmidt, quien había ocupado varios cargos dentro del gabinete: fue Ministro de Defensa entre 1969 y 1972, Ministro de Economía en 1972 y Ministro de Finanzas de 1972 a 1974.
Helmut Schmidt, mantuvo la misma línea de su predecesor en cuanto a política interior y exterior, aunque dentro del partido se le situaba a la derecha de Brandt. Siguiendo las pautas de Bad Godesberg, propició la preponderancia de la libre empresa, pero sin abandonar las políticas sociales; estas se expresaron en el alza de los salarios, las prestaciones a los desocupados, la extensión de la seguridad social y el fortalecimiento de la cogestión empresarial. Los índices de inflación se elevaron, pero a pesar de ello logró mantenerlos en niveles aceptables de un 5,8 como promedio en esos años14.
En cuanto a la política exterior: mantuvo la Ostpolitik, renovó y respetó los tratados con la RDA y Polonia, fue un defensor de la unidad europea, fundó junto con Valéry Giscard d’Estaing, el Consejo Europeo, promovió la creación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y del Sistema Monetario Europeo. Alemania tenía el lastre de potencia vencida en la guerra y eso también contribuyó a convertirla en una potencia económica, su gasto militar estaba limitado y su industria fue renovada durante el período de reconstrucción, esto le valió para hacerse sentir en cuestiones de política internacional, incluso asumió en ocasiones una política independiente en su relación con los EEUU.
Helmut Schmidt logró ser reconocido como un líder altamente eficaz, también se ganó el respeto de la opinión pública nacional e internacional por su oposición a las posiciones de los Estados Unidos. En los meses finales en su cargo como canciller, las posiciones de Schmidt habían influido en las apreciaciones del pueblo alemán; en mayoría opinaban que Alemania no debía apoyar la línea dura de la administración de Reagan hacia la URSS y que debía distanciarse de la política de los EEUU. Los medios de comunicación arremetieron contra Reagan, a quien consideraban un neoconservador guerrerista con ansias de convertir a su ejército, en gendarme y policía del mundo a cualquier precio. Los alemanes temerosos de la guerra, (aún estaban abiertas las heridas de la II GM) vieron en esas posiciones norteamericanas una amenaza a la paz (contrapuesta totalmente a la política impulsada por los dos líderes socialdemócratas desde 1969) y un retroceso en la lucha por la distención a nivel global.
En ese periodo varios acontecimientos internacionales afectaron a la economía global y la potente economía alemana no fue inmune a ello, pasó por el más difícil de sus momentos desde su fundación; Alemania Occidental país importador de hidrocarburos, vio reaparecer la inflación y el estancamiento económico producto de la primera crisis del petróleo, también llamada primer Shock petrolero, que ocurrió entre 1973 y 1975; esta se produjo a raíz de la Guerra del Yon Kippur, cuando  los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) decidieron no exportar más petróleo a las naciones que habían apoyado a Israel en el conflicto bélico, lo cual  provocó una abrupta subida de los precios del crudo. En 1976 la economía alemana comenzó a recuperarse y la tasa de inflación declinó  pero esto duro poco; en 1979 se produjo la segunda crisis del petróleo, la situación en el medio oriente era  muy tensa, la caída del Shah a inicios de año, la instauración en abril de la República Islámica de Irán, la toma de los rehenes estadounidenses en noviembre y el inicio de la guerra entre Irán-Irak en septiembre de 1980, volvieron a disparar los precios del crudo15, estos acontecimientos pusieron fin al modelo económico que había financiado el Estado de Bienestar, a pesar de ello los socialdemócratas alemanes mantuvieron sus postulados clásicos de justicia, igualdad social y pleno empleo, lo cual trajo una fuerte división dentro de la coalición de gobierno. El SPD y el FDP tuvieron serias diferencias en cuanto a la forma de solucionar los problemas, a los cuales se enfrentaron desde el punto de vista económico, los liberales, demócratas y socialcristianos no estuvieron de acuerdo con la política económica socialdemócrata; la formación CDU/CSU propuso reducir el gasto público, lo que implicó una reforma de las regulaciones económicas que sostenían el andamiaje que soportaba al Estado de Bienestar. Por otra parte las fuerzas conservadoras fueron partidarias de elevar la cifra de militares norteamericanos16 y del despliegue de material bélico nuclear en territorio alemán, con lo cual no estuvo de acuerdo el SPD. En octubre de 1982 las diferencias llegaron al clímax, Helmut Schmidt fue removido mediante moción de censura constructiva; el FDP le retiró la confianza, abandonó la coalición de gobierno y se alió con la CDU/CSU liderada por Helmut Kohl, dejando al SPD en minoría en las dos cámaras. Así terminó la experiencia de gobierno socialdemócrata. Schmidt eligió, no hacer campaña como candidato para Canciller por el SPD en las elecciones de 1983. Hans-Jochen Vogel fue la propuesta del SPD, perdió las elecciones con un 38,2% de votos.
Después de la caída del gobierno socialdemócrata se hicieron evidentes las fisuras en la unidad del partido, que si bien habían comenzado a tomar fuerza a finales de los 70, fueron salvadas por el carisma, el prestigio y la habilidad de sus líderes. El partido se mantuvo en todos esos años divididos en dos facciones: los que no querían cuestionamientos al sistema de beneficios sociales, aunque admitían que este debía ser mejorado para no afectar la economía y los que manifestaban la necesidad de reducir los gastos sociales, como solución a la inflación y al déficit público. Los años posteriores llevaron al SPD a presentar programas que se desplazaron al centro incluso a la derecha.


1Después de la derrota electoral 1957, el SPD cambio sus posiciones radicales para convertirse en un partido de masas gobierno, esta mutación se hizo efectiva en el congreso de Bad Godesberg de 1959. En ese lapsus el SPD abandonó sus posiciones contra el rearme. Esta fue una de las causas de la ruptura entre el SPD y su organización estudiantil Sozialisticher Deutscher Studentenbund (SDS). Luis Enrique Otero Carvajal. Verdes y alternativos, Cuadernos del Mundo Actual. Historia 16. No. 75. Madrid, 1995.  

2Después de la expulsión de la SDS en 1960 (esta se oficializa en noviembre de 1961), el SPD expulsó a su sucesora la Liga Socialdemócrata de Enseñanza Superior al inclinarse está a la izquierda en el periodo 1969-1972.Geoff Eley y Josep Fontana. Un mundo que ganar: historia de la izquierda europea 1850-2000. Barcelona,Crítica, 2003, Pág.  413.

3Mayo del 68 en Alemania. Dossier: La revolución del Mayo del 68.  Gente. 28/05/2008. Htpp://www.dw-world.de/dw/article/

4Axel Cäsar Springer nació en Hamburgo-Altona, el 2 de mayo de 1912, periodista y fundador del imperio mediático Axel Springer AG, propietario de los principales periódicos alemanes. En 1968 sus periódicos atacaron a los estudiantes y sus líderes por la realización de las protestas, unos de sus diarios calificó al líder del movimiento estudiantil Rudi Dutschke como una amenaza para el país. Los estudiantes como respuesta impidieron la distribución y venta de sus publicaciones. Murió en Berlín, el 22 de septiembre de 1985.

5En lo adelante para ver resultados elecciones federales, ver Anexo 1. Elecciones Federales RFA. 1949-2009.  

6Göran Therborn. Los trabajadores y la transformación del capitalismo avanzado. Tomado de New Left Review, no. 145, Londres, 1984. Cuadernos Políticos No.43, abril-junio de 1985, Editorial Era, México, D.F. Pág. 17.

7Annegret Ehmanny Hanns-Fred Rathenow. Nacionalsocialismo y Holocausto en la formación histórico-cívica en Alemania. http://learning-from-history.de/International/

8Willy Brandt.Democracia, Libertad y Socialismo. Nueva Sociedad. No.23, marzo-abril, 1976.
 htpp://www.nuso.org 

9Gunter Grass. La casa en la ciudad de las siete torres. El País, España, 20 /10/ 2002. htpp://www.elpais.com

10Göran Therborn. Obra Citada. Pág. 14.

11El 40º aniversario del Informe Harmel. http://www.nato.int/docu/review/2007/

12Gunter Grass. Obra citada.

13Ídem.

14 En lo adelante para ver los tasas de inflación consultar el Anexo 3. Inflación. PIB. Déficit Público. RFA.

15La subida de los precios del barril de petróleo la podemos ver en estos datos en 1970 el barril de petróleo costaba 1,8 USD; en 1972 =, 3,0 a partir de 1974 subió vertiginosamente hasta 11,65 en los años que siguieron se mantuvo la tendencia 1978 =14,0; 1980 = 41, 0; 1981 = 35,0, volverían a bajar entre 1983 y 1984 a 29, 0 USD pero aun alto muy lejano de los precios que tenía al iniciar la década del 70. Informe: Los precios del petróleo. Analítica Research, 14/09/2000. http://www.analitica.com/va/economia-petroleo/

16En Alemania Occidental habían estacionados más de 245 000 soldados del ejército norteamericano. Francisco Soberón Valdés Oro, dólar e imperio. La Habana, Editorial Ciencia Sociales, 2010. Pág. 106. 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga