EL DESARROLLO DE LA SOCIALDEMOCRACIA EN ALEMANIA: 1980-2009.

Vilma Spengler Calderín

La Agenda 2010 y las leyes Hartz: Tiro de gracia al Estado de Bienestar.

El 14 de marzo de 2003, Schröder presentó en el Bundestag la Agenda 2010.  La Agenda 2010 tenía como objetivo, frenar la caída en picada de la economía; la agenda con un marcado carácter neoliberal buscaba reactivar la economía alemana que había sufrido un estancamiento, pero ello implicaba reducir aún más el gasto público, por ende mayores afectaciones para las asignaciones a los programas sociales. Esto no fue del agrado del ala izquierda del partido y fueron rechazadas con fuerza por las organizaciones sindicales, las cuales perdieron su capacidad negociadora con las empresas, en posición fuerte por el respaldo que les daban las reformas gubernamentales. A pesar de todo esto, en mayo de 2003 se realizó un congreso extraordinario de los socialdemócratas, en él fue aprobado con el 90% de los votos la puesta en marcha de la Agenda 2010.  Schröder buscó entonces el apoyo de la CDU/CSU, para aprobar en el Bundestag los aspectos de la agenda referidos a las pensiones y la seguridad social, tuvo éxito, la propuesta fue aprobada por mayoría parlamentaria; después de la aprobación se produjo un fraccionamiento en el SPD, pues perdieron un gran número de militantes1; y otros rechazaron fuertemente las políticas económicas y sociales del gobierno; el partido se enfrentó a la mayor crisis interna en toda su historia. Todas estas medidas habían sido anunciadas con anterioridad, pero nadie quería asumir el costo político de la reformas, Schröder realizó todo lo que la derecha no se había atrevido a hacer. El estado social alemán existe desde la época de Bismarck, quien temeroso del empuje de la socialdemocracia y buscando la tranquilidad ciudadana, introdujo los seguros sociales. Ni en los 20 años de la primera gran coalición, ni en los 16 de gobierno neoliberal de Kohl, hubo en Alemania un paquete de medidas tan impopulares. El SPD que presionó a la derecha en coalición o desde la oposición, para mantener el Estado de Bienestar, que durante su primer gobierno aprobó el mayor número de leyes y mejoró las existentes, en favor de una sociedad más equitativa, fue el partido que en el 2003 destruyo ese paradigma. Schroeder se arriesgó y el SPD pagó el costo.
Para justificar los ajustes de la Agenda 2010, el gobierno planteó que el estado no estaba en condiciones de asumir el sistema distributivo que caracterizaba a la sociedad alemana; la natalidad bajaba más cada día, los frutos de la reunificación no eran los esperados, la privatización provocó que continuara el aumento del desempleo, el PIB no creció lo esperado, por otra parte la economía alemana era esencial para la comunidad europea y no pudo en esos años  cumplir sus compromisos con la unión, todos esto factores llevaron a la continuidad de las reformas, que aunque no se hicieron de golpe llevaron a un cambio de situación, el pueblo alemán comenzó a sentir sus efectos y debió adaptarse a las nuevas condiciones, fueron ellos quienes debieron asumir los gatos de salud, asistencia social y las pensiones.
Los cuatro aspectos fundamentales de la Agenda 2010 fueron los siguientes:
1-. Bajar drásticamente el impuesto sobre la renta (recortando el tipo de retención máximo del 48,5% al 42% y el tipo mínimo del 19,9% al 15%)
2-. Recorte de la pensiones (ampliación de la edad de prejubilación y jubilación, hasta los 67 años)
3-. Pago de determinados servicios de la asistencia sanitaria, estos debían ser pagados por los ciudadanos, independientes al seguro (El 26 de septiembre de 2003, el proyecto de ley sobre la reforma sanitaria fue aprobado con en el voto a favor de los democristianos)
4-. Recorte de la ayudas del estado al sector privado y estimulación de la creación de empresas unipersonales.
5-. La a aplicación de la llamadas Leyes Hartz2 (implicaron una reforma sin precedentes en el mercado del trabajo)
Las leyes Hartz I y Hartz II entraron en vigor el 1ro de enero del 2003; plantean la creación de empresas privadas de trabajo temporal, el aumento del número de oficinas públicas de empleo y la introducción de los contratos para desarrollar trabajos de muy baja remuneración, poca duración y exentos, para el asalariado, de cotización a la seguridad social.
Todas estas medidas seguían sin dar los frutos esperados por el gobierno y el 2003 cerró, con un déficit público del 4,1% del PIB, una tasa de crecimiento de solo 0,2% y una inflación del 1,1%.
Hartz III entro en vigor el 1ro de enero de 2004 consistió en la transformación del Instituto Federal de Empleo (estatal) en la Agencia Federal de Empleo (privada).
Hartz IV, fue aprobada por el Bundestag el 16 de diciembre de 2003 está vigente desde el 1ro de enero de 2005, restringió la accesibilidad, la duración de la prestación y la cuantía del subsidio de desempleo, que quedaba fusionado con la ayuda social. Redujo los seguros por desempleo de 32 a 12 meses. Esta provocó las mayores manifestaciones en toda Alemania contra las propuestas de la Agenda 2010, las mayores convocadas por el PDS en la zona oriental donde llegaron a movilizar hasta 100.000 manifestantes.
El gobierno introdujo los cambios buscando un alivio a la situación económica del país, a pesar de todos los esfuerzos, en el año 2004 Alemania se declaró oficialmente en recesión3,  las reformas no lograron la reanimación de la economía , el PIB de Alemania ese año cerró en -0,2 %.
 El 6 de febrero de 2004 Schröder dimitió como presidente del SPD, para concentrarse en la actividad gubernamental. El 21 de marzo en un congreso extraordinario, fue elegido como nuevo presidente del SPD Franz Müntefering, jefe del grupo parlamentario y aliado del canciller en la aplicación de la Agenda 2010.
El 29 de febrero de 2004 el SPD perdió las regionales de Hamburgo, donde llevaba más de 45 años gobernando.  El 17 de marzo perdieron Schleswig-Holstein. El 22 de mayo perdieron Renania del Norte-Westfalia, perteneciente a la cuenca industrial del Ruhr, aporta el 21% de la población y el 22% del PIB de Alemania4, región eminentemente obrera, por lo que fue dominio del SPD por 39 años. La derrota en Renania del Norte-Westfalia, envió una señal inequívoca a los líderes socialdemócratas, la derecha los había derrotado en uno de sus estados bastiones, obtuvieron un 37,1 % de votos por 44,8 de la derecha. No escampaba para el SPD, el 13 de junio en las elecciones al parlamento europeo obtuvieron solo un 21,5% votos y 23 eurodiputados, mientras la coalición de derecha lograba, un 44,5% de votos y la acreditación de 49 diputados en el parlamento europeo.5
Continuaron las pérdidas en las regionales, en Turingia perdieron otra vez con la CDU, con solo el 15 % de los votos, quedaron otra vez en tercer lugar detrás de PDS, que les aventajó en nueve puntos. El 5 de septiembre volvieron a perder Sarre y el 19 de septiembre perdieron Sajonia. Al final se quedaron solo con 5 de los 16 estados: Berlín, Brandenburgo, Bremen, Mecklenburgo-Pomerania Occidental, Renania-Palatinado.
Schröder planteó la convocatoria a elecciones federales anticipadas para el siguiente año. Para lograrlo, se sometió a una moción de confianza en el Bundestag, debía perder deliberadamente, necesitaba la abstención de los diputados del SPD. El 1 de julio Schröder perdió su moción, con 296 votos en contra, 151 a favor y 148 abstenciones, de las cuales 139 correspondieron a diputados del SPD y los otros 9 a los diputados verdes.  Acto seguido el Canciller solicitó al presidente del gobierno que disolviera el Bundestag. El 21 de julio agotando el plazo legal, el jefe del Estado convocó elecciones adelantadas para el 18 de septiembre de 2005.  A la sazón el SPD, recibió mal la noticia del abandono de sus filas de Oskar Lafontaine, quien además se ofreció como candidato a la cancillería en una alianza pactada entre el PDS y la WASG6. El SPD perdía a uno de sus dirigentes más prestigiosos y junto a él un número importante de electores. Schröder y Müntefering elaboraron un programa electoral, que intentó equilibrar el liberalismo contenido en la Agenda 2010 y agregaron algunos puntos dirigidos a sus electores de izquierda, para impedir el traspaso de votos hacia la alianza formada por el PSD y WASG (de la troika Klaus Ernst, Axel Troost y Lafontaine) que se convirtió en una amenaza potencial para la dirigencia de SPD. El nuevo programa electoral del SPD, incluía propuestas como:

Schröder se apoderó del lenguaje de la izquierda y apeló otra vez a su dominio de los medios publicitarios, desplegó una campaña mediática que le dio un empate en los sondeos, aprovechó la inexperiencia de su rival Ángela Merkel, quien no poseía las mismas habilidades para conducirse ante los medios. Schröder logró que el electorado pusiera en un segundo plano su criticada gestión al frente del gobierno, atacando ferozmente el programa de los conservadores, por último en los días finales de la campaña, uso la intimidación del electorado al decir, que un gobierno de derecha seria aún más drástico y masivo en la aplicación de la reducción de las prestaciones sociales.
El 18 de septiembre de 2005 se produjeron las elecciones federales, con un 77,7% de participación en los comicios. El SPD obtuvo el 34,2 % de los votos y 222 escaños, un 1% menos que la formación CDU/CSU, que obtuvo un 35,2% de los votos y 226 escaños. El resultado de las elecciones apuntaba a una gran coalición negro-roja, pero tanto el SPD como la CDU/CSU se resistían a la idea. Estas dos formaciones habían vivido una experiencia similar a nivel federal, entre 1966- 1969, en los estados era más común esta alianza. Schröder y Merkel, se percataron que no tenían otra alternativa, la cuestión entonces era quién sería el próximo canciller. En la primera quincena de octubre se realizaron varias rondas de conversaciones.
El 5 de octubre Schröder, Müntefering, Merkel y Stoiber, acordaron que sin las reformas propuestas en la agenda 2010 Alemania no saldría de la recesión. El 10 de octubre los socialdemócratas aceptaron a Angela Merkel como Canciller; ese mismo día se decidió dividir a la mitad a los ministerios, 8 para el SPD y 8 para la formación CDU/CSU, Müntefering, quedó como vicecanciller mientras que Schröder anunció que renunciaba a cualquier puesto en el futuro gobierno.
El 12 de noviembre la coalición presentó el programa del nuevo gobierno de nombre Unidos por Alemania, con coraje y humanidad, la propuesta fue un intento por elevar los índices de crecimiento económico para dar cumplimiento al PEC en el año 2007, la creación de empleos para detener la elevación del desempleo, aumento del IVA, una disminución del impuesto fiscal sobre las rentas medias y bajas y el reforzamiento de las reformas estructurales, para disminuir los gastos estatales en prestaciones sociales. El 22 de noviembre Schröder hizo entrega de la Cancillería a Angela Merkel, al día siguiente renunció como diputado en el Bundestag.
Culminaron así  siete años de gobierno de “izquierda”, de  la coalición rojo-verde integrada por el SPD y los Verdes, durante su periodo de gobierno la riqueza nacional se duplicó, mientras que la redistribución fue decreciendo vertiginosamente, el 10% más rico de la población, era propietario de más del 50 % de la riqueza del país, un dato que ejemplifica esta situación es que en  año 2000 el estado recibió  de las grandes empresas, vía impuestos 23.600 millones de euros; al año siguiente sólo recibió 1.700 millones de euros. Porcentualmente el impuesto sobre los ingresos de un trabajador (una enfermera, cartero o colector de basura)7 era superior a los de la Daimler-Chrysler, ex Mercedes Benz, uno de los consorcios automovilísticos más rentables del mundo.
El 2005, llegó con la noticia de la pobre recuperación de la economía el año anterior, en la publicación de los datos que salió a la luz el 22 de enero decía, que el PIB había crecido solo 0,8 %, mientras que el déficit público fue un 3,3%, el desempleo subió a más de 5 millones, para una tasa del 11,7%, cifra histórica, la más elevada después de la post guerra. Ante esta situación, el gobierno acumuló todos los datos estadísticos que le permitieran argumentar la imposibilidad del estado de continuar con el gasto excesivo, muy por encima de sus ingresos, haciendo que su endeudamiento público creciera y que el pago de los intereses de la deuda consumiera una parte mayoritaria del presupuesto. El estado solicitó créditos para cumplir sus compromisos, por ejemplo, solo para la jubilación del mes de noviembre solicitó 600 millones de euros, todo ello llevó al gobierno de coalición  a realizar los recortes públicos (30 .000 millones de euro  al año)8 algo que habían previsto en su plan electoral, esas y otras medidas de reajuste aplicadas por el gobierno, para detener la desaceleración no estaban resolviendo el problema de la economía nacional, mientras incomodaba cada vez más  a la población.  

1Entre 1990 y el 2000 el SPD periodo gran cantidad de militantes.  Ver Anexo 6. Para el 2008 esa cifra continuo decreciendo, hasta llegar a 530 000 Ver Perry Anderson. ¿Una nueva Alemania?20/04/2009. www.newleftreview.es

2Leyes Hartz, llamadas así por Peter Hartz, Director de Recursos Humanos del grupo Volkswagen. Ver: Georg Vobruba y Sonja Fehr. Die Arbeitslosigkeitsfalle vor und nach der Hartz-IV-Reform, Berlin, WSI MITTEILUNGEN, 5/2011. Págs. 211-216. Ver: Actualidad Sociolaboral República Federal Alemana. Mercado Laboral y Empleo en Alemania 2000-2009. Berlín. Consejería de Trabajo e Inmigración. Noviembre de 2009.

3El concepto de recesión para ellos parte de dos trimestres consecutivos de decrecimiento. 

4Ver Biografía.  Gerard Schröder. htpp://www.bigrafias/cidob.org/

5Ver: Election to the German.  htpp://www.budeswahlleiter.de/

6WASG (Alternativa Electoral para el Trabajo y la Justicia Social), partido que rechazo abiertamente la Agenda 2010, al frente del cual estaba Klaus Ernst, sindicalista destacado y ex militante del SPD, quien fue expulsado de las filas del mismo en julio de 2004.

7Ver: Alemania. 06/04/03. http:/www.el militante.org/content/view/950/85.

8Ídem.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga