EL DESARROLLO DE LA SOCIALDEMOCRACIA EN ALEMANIA: 1980-2009.

Vilma Spengler Calderín

1.4- El SPD en la oposición, 1982 – 1998.

A principios de los 80, quedaban en Alemania las reminiscencias del movimiento estudiantil del 60 y de los grupos extraparlamentarios,  muchos de los que habían participado en aquellas luchas se estaban agrupando en los movimientos sociales  y con ellos muchos jóvenes  estudiantes e intelectuales, lo que era una búsqueda de alternativa a las estructuras gubernamentales y políticas establecidas, a los partidos tradicionales, fueran conservadores o de izquierda los cuales no llenaban los vacíos, ni satisfacían sus intereses. Estos movimientos sociales se caracterizaron por su heterogeneidad, se declaraban apolíticos; la mayoría de las veces no tenían objetivos comunes, había feministas, jóvenes, ambientalistas, pacifistas, homosexuales, etc. En Alemania estos movimientos se extendieron con rapidez y fuerza; la mayoría de ellos rechazaban el vínculo con los partidos políticos. A esto no escapaba ni el SPD a pesar de su lenguaje izquierdista. A principios de 1980 apareció en el escenario alemán el partido Los Verdes “Die Grünen”1, un producto directo de los movimientos sociales y donde convergieron políticamente los ecologistas, pacifistas y las feministas. El SPD vio la necesidad de incluir dentro de sus temas, la ecología, la paz, el desarme, la regulación del uso de las tecnologías y los problemas de género, aspectos que no abordaban y que movió a muchos posibles votantes a las filas de Los Verdes, este acercamiento a la ideología de los verdes, tuvo un sentido meramente electoral. Los Verdes criticaban la modernidad, la irracionalidad que caracterizó a los modelos de desarrollo capitalista de la post guerra, culparon al crecimiento económico descontrolado, de la mayoría de los males que sustentan sus reclamos, mientras que los socialdemócratas defendían el crecimiento económico como sustento del Estado de Bienestar y el pleno empleo para mantener su objetivo: una sociedad más equitativa. No es de extrañar, que el SPD haya incorporado a su discurso sobre todo electoral, las problemáticas abordadas por los verdes, si tenemos en cuenta su reconversión en un partido de amplia base. Por demás las alianzas entre verdes y socialdemócratas fueron forzadas, la mayoría fueron realizadas más por conveniencia mutua para llegar al poder, que por coincidencias ideológicas.
Con  relación al tema de la mujer , una de las figuras más prominentes del partido en aquel entonces, Oskar Lafontaine, admitió que existía discriminación con las mujeres en Alemania2, en la distribución salarial las mujeres llevan las de perder, pues sus salarios eran inferiores al de los hombres, señaló que era necesario facilitar a las mujeres liberarse  de la servidumbre en el medio familiar, por lo que era una necesidad replantearse el problema sobre la base de la igualdad, era necesario un nuevo concepto social no discriminatorio de su actividad socialmente necesaria , en comparación con el trabajo retribuido salarialmente, sobre esto dijo Peter Glotz: 
… con respecto a una política hacia la mujer, hay que señalar que las grandes organizaciones tradicionales de la izquierda (por no hablar de la derecha), tanto ahora como antes han estado dominadas por hombres. "La Mujer y el Socialismo", el grande y muy impresionante libro de Bebel, con su concepción básica de que el problema de la mujer es un subcapítulo del problema de las clases, es cada vez más la directriz del asunto político en la dirigencia de la izquierda, a pesar de todos los nuevos logros en cuanto a la igualdad de la mujer y no obstante la evidente influencia que ha ganado el movimiento feminista autónomo en los últimos doce años. Al mismo tiempo, sin embargo, se hace evidente que el problema de la mujer se podría convertir en una de las causas más importantes para el triunfo de la izquierda3.
El SPD tenía que tomar partido con relación a los movimientos sociales y tenía que buscar la forma de canalizar las inquietudes de estos, pero también había rechazo en el movimiento obrero industrial hacia los ambientalistas. Había en el SPD dos posiciones claras en cuanto al tema: un grupo entre los que se encontraba Gerhard Schröder (fue el primer presidente regional del SPD que hizo alianza con Los Verdes) quería establecer vínculos más estrechos y propiciar la integración de estos, otro grupo defendía lo contrario, por temor a perder apoyo dentro del movimiento obrero y empañar las relaciones entre la DGB (Federación Sindical Alemana) y el SPD. Los directivos de las empresas, proclamaban que las exigencias de los ambientalistas y pacifistas, provocarían el cierre de las empresas que contaminan el ambiente, provocando el aumento del desempleo,
Si el desarrollo de las sociedades industriales y de muchos sindicatos y partidos obreros de éstas continúa como antes; si la crisis económica es aprovechada en contra de la ecológica; si las asociaciones industriales - ante las medidas de protección del ambiente - lamentan la destrucción de la capacidad competitiva nacional, regional o internacional (y logran convencer a algunos consejos de empresa); si ven en cada medida para ahorrar energía una amenaza a los puestos de trabajo, entonces la confrontación histérica entre los nuevos movimientos sociales y el "núcleo productivo" de la sociedad será el escenario más probable para algunas de estas sociedades. Aquel que tome parte en este conflicto, aquél que saque provecho de la protección al ambiente y al trabajo, aquél que siembre la discordia entre los estratos materialistas y pos materialistas, imposibilitará cualquier solución para esta sociedad.4
Los encontronazos entre eco-pacifista y obreros se mantuvieron por un tiempo, subsistieron diferencias apreciativas en algunos temas, pero las grandes confrontaciones cesaron y finalmente se limaron muchas asperezas. Los sindicalistas encontraron coincidencias entre sus exigencias y las de lo eco–pacifistas y ambos se percataron que podían unir fuerzas. Los obreros comenzaron a tomar conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente, de impedir los vertimientos de materiales radiactivos y de la elevación de las medidas de seguridad sobre todo en las empresas, por su parte los ecologistas se percataron, que la solución no era el cierre de las empresas, sino obligar a estas a invertir en tecnología no contaminante. El SPD influyó en este acercamiento y vio la posibilidad de tener en los verdes un aliado para el futuro,
Sólo la vinculación reformista entre la economía y la ecología, es decir, una política que haga realizable desde el punto de vista político el desarrollo hacia una tecnología favorable, tiene alguna oportunidad en este sentido. Esto implica cambiar de la reparación del medio ambiente al reciclaje de recursos, del proceso histórico de aprendizaje (posterior) al proceso analítico. Este camino no está libre de agudos conflictos. Más la oportunidad de conquistar las mayorías está allí5
El SPD apoyó a los verdes en el parlamento  en temas como el de la a eco-eficiencia,  las mejoras tecnológicas (en cuanto al uso de catalizadores, los combustibles más limpios y la creación de vehículos menos contaminantes), la disminución de las emisiones atmosféricas del sector energético (calidad del combustible y emisiones de los vehículos, las reducciones de las emisiones de sustancias acidas y destructoras de la capa de ozono), luchó por el empleo de técnicas de reducción de la contaminación, por la sustitución del carbón por gas y por la implementación de proyectos para potenciar el uso de las energías renovables.
En 1975 el SPD estaba en el gobierno pero sus bases estaban decreciendo, es así como surge el Marco de orientación 19856 que sería la guía para el decenio siguiente; este no era propiamente un programa, en él se llamó a un mayor compromiso político y a una mayor participación de sus bases, tal vez pretendiendo cambiar la relación de conveniencia que los ha unido al sindicalismo, buscaban una mayor concientización política de sus bases, en el marco de orientación se expuso: 
La autodeterminación social no puede lograrse, ciertamente, sin la activa participación y sin la autorresponsabilidad de los hombres. Las metas de la política del socialismo democrático no pueden alcanzarse con medidas estatales exclusivamente y por la sola acción del partido. Se requiere un vasto movimiento en el conjunto de la sociedad7.
A pesar de todos estos esfuerzos el SPD perdió las elecciones de 1983; el partido se percató de que el programa de Bad Godesberg era obsoleto, el mundo y Alemania misma estaban envueltos en grandes y aceleradas transformaciones, era necesario actualizar sus estrategias y adecuarlas a los nuevos tiempos, su programa debía variar, era necesario una renovación desde sus bases para recuperar los estados federales y los municipios perdidos. Es por ello que en el Congreso efectuado en Essen en 1984, se creó la comisión programática del partido presidida por Willy Brandt; esta tenía el encargo de elaborar un nuevo programa sustituto del de Bad Godesberg.  Fue así como surgió el Proyecto Irsee, que sería elaborado a partir de ese congreso para ponerlo a consideración de la militancia en 1988. En este congreso fue reelegido como presidente del partido Willy Brandt; para los cargos de vicepresidentes fueron elegidos el presidente de Gobierno del Estado Federado de Renania del Norte y Westfalia, Johannes Rau y el jefe del grupo parlamentario socialdemócrata en el Bundestag, Hans-Jochen Vogel.
El tema más candente discutido en el congreso fue la aprobación de la TV y Radio privadas, algo controvertido para un partido estatista como el SPD, para el entonces Secretario General del partido Peter Glotz, la aceptación de la privatización de los medios de difusión:
 ...es un hecho que no podemos bloquear o retrasar la introducción de las nuevas tecnologías desde el momento en que perdimos el Gobierno federal"... "No olvidemos que gobernamos en cuatro de 11 Estados federados y quiero añadir que, aunque gobernásemos en los 11 Estados, no podríamos frenar el desarrollo de la técnica de los satélites8
Esta aceptación del SPD, estaba encaminada a intentar ejercer una influencia sobre estos medios, al mismo tiempo exigieron garantías de respeto a la pluralidad de opiniones, pidieron asegurar la mantención de la Radio y la TV pública y de evitar la proliferación de monopolios que propiciaran la concentración del poder en la información. Este congreso dejó una imagen de unidad, y un aparente giro a la izquierda.  En lo relacionado a la política nacional el centro del debate fue el tema del desempleo y las críticas al gobierno por sus políticas para enfrentar el fenómeno “in crescendo”, pero el SPD tampoco ofreció una alternativa a esta situación y a las transformaciones del modelo económico, que habían provocado las diferencias entre sindicatos y patronales.
En cuestiones internacionales el congreso se opuso enérgicamente a la instalación en territorio de la RFA de los cohetes Pershing II y Cruise9, mantuvo su posición con relación a la permanencia dentro de la OTAN, pero pidió a esta que renunciase al armamento nuclear, solicitó la creación de zonas libres de armas nucleares, mayor autonomía para Europa dentro de la alianza y manifestó sus intenciones de continuar trabajado por una Europa unida y por el estrechamiento de la relaciones con el Este. También fue muy dura la crítica a la administración de Reagan por las políticas aplicadas en Centro América, sobre todo su intervencionismo en Nicaragua.10
A fines de  agosto de 1986, el SPD efectuó otro congreso en Nüremberg que tenía como objetivo fundamental, elegir al candidato  a la cancillería  y elaborar el programa con vistas a las elecciones que debían efectuarse en enero de 1987; fue electo para la cancillería Johannes Rau, para el cual Willy Brandt pidió todo el apoyo  y rechazó una posible alianza con Los Verdes, con relación al programa electoral, elaboraron un borrador con vistas a que fuera ratificado en un Congreso, que se efectuó en octubre de ese mismo año en Offenburg, cuya única finalidad era la ratificación del programa electoral, para la elecciones federales del 25 de enero del año siguiente. Los elementos esenciales expuestos en el borrador del programa eran los siguientes: la creación de nuevos puestos de trabajo para frenar el desempleo, el cierren en un periodo de diez años de la centrales nucleares, la retirada de los misiles instalados en el país y la retirada del proyecto norteamericano de la Iniciativa de Defensa Estratégica11 (llamado popularmente Guerra de las Galaxias), la defensa del medio ambiente, la igualdad para la mujer y reformas en la política fiscal para mejorar la situación económica de los trabajadores, habían sido afectados por las políticas económicas y sociales del gobierno de Helmut Kohl, no obstante a eso el SPD volvió a perder en la elecciones federales de 1987.

1Entre el 12 y 13 de enero de 1980, se produjo en Karlsruhe el congreso fundacional de Los Verdes “Die Grünen”. En de marzo de 1980 el partido se definió como una organización ecologista, social, democrática de base y no violenta. En marzo de 1983 entraron en el Bundestag. Para la elecciones de 1990 se aliaron con Alianza 90 “Bündnis 90”. En mayo de 1993 se fusionaron surgió así la Bündnis 90/Die Grünen.

2Oskar Lafüntaine. La sociedad del futuro, Madrid, Sistema, 1989. Pág. 24.

3Peter Glotz. Las grandes rupturas, Nueva Sociedad. Nro.72, Julio- Agosto de 1984, Pág. 63.

4Peter Glotz. Obra citada, Pág. 65.

5Ídem. Pág. 64.

6Marco de orientación económico-político del SPD para el decenio 1975-1985. Citado por Willy Brandt en Democracia, Libertad y socialismo. Nueva Sociedad. No.23, marzo-abril, 1976. htpp://www.nuso.org.

7Marco de orientación económico-político del Partido Socialdemócrata de Alemania para el decenio 1975-1985. Citado por Dietmar Kneitschel. Principios de la Socialdemocracia. Materiales de Trabajo. CEDAL. San José. Costa Rica. Noviembre/ 1979. Pág. 21. http://www.cedal.org/

8Citado por José Comas. Los socialdemócratas de la RFA se pronuncian a favor de la radio y la televisión privadas. El congreso de Essen reeligió a Willy Brandt como presidente del SPD. Essen, 21/05/1984 El País, Edición Impresa, htpp://www.elpais.com/

9En 1979 se produjo la instalación de los SS-20 por parte de la URSS; los EEUU, replicaron con la “doble decisión” de la OTAN de instalar 108 Pershing I1 y 464 misiles de Cruise en algunos países de la OTAN. Los Pershing I1 fueron instalados en la RFA. En los últimos días de 1984, un misil soviético lanzado desde el mar se extravía y sobrevuela las defensas de la OTAN, Noruega y se estrella en Finlandia, unas semanas después un Pershing I1 se incendia en la República Federal Alemana, causando varios muertos y heridos. Las conversaciones de Paz estaban estancadas, había comenzado desde 1979 la nueva guerra fría. Pere Vilanova. Unas notas sobre la nueva guerra fría: De la “doble decisión” a la “Guerra de las Galaxias”. Afers Internacionals No. 6, Primavera-Estiu 1985. Págs. 72-75.

10Willy Brandt propicio el dialogo con América Latina y mostro su solidaridad, desde su presidencia de la IS fue esencial para la incorporación Latinoamericana a la IS. El SPD ha mantenido esta tradición ampliando sus relaciones al Caribe. Ver el documento: SPD: Responsabilidades compartidas para un futuro compartido. América Latina y el Caribe, aliados estratégicos para Alemania y Europa. Buenos Aires. Nueva Sociedad.  htpp://www.nuso.org/

11Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE) “Strategic Defense Iniciative (SDI)” conocida popularmente como “guerra de las galaxias”, fue un programa estadounidense de investigación militar para el desarrollo de un sistema defensivo de misiles antibalísticos “Antiballistic Missile (ABM)” situado en el exterior, propuesto por el presidente estadounidense Ronald Reagan en marzo de 1983, destinado a crear un escudo protector virtual del territorio norteamericano. Roberto González Gómez. Estados Unidos: Doctrinas de la guerra fría 1947-1991. La Habana, Centro de Estudios Martianos, 2003.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga