CALIDAD TOTAL Y RECURSOS HUMANOS

Juan Carlos Gómez Paz

3.2. El sector turístico Argentino

En nuestro país, hasta no hace mucho tiempo, el crecimiento turístico se producía casi exclusivamente de manera espontánea. La mayor o menor cantidad de turistas que nos visitaban estaba fuertemente influida por el tipo de cambio y el grado de estabilidad política del país.
Más atrás en el tiempo, encontramos que hubo esfuerzos de personas que lucharon para que el turismo fuera entendido como una de las políticas prioritarias para el país. Sin embargo, ese impulso no encontró el acompañamiento sostenido de los diferentes estamentos del Estado (Nacional, provincial o municipal), más allá de algunos períodos en los que el tema se abordó con la seriedad que merece.
Lamentablemente, las frecuentes interrupciones institucionales del pasado, tampoco ayudaron para que en el Siglo XX la Argentina explotara todas las potencialidades del turismo. De esa manera, durante décadas, el país vivió “hacia adentro” de sus fronteras, y esa forma de pensar hizo que el turismo transcurriera bajo el paraguas de los destinos tradicionales, sin investigar ni desarrollar otras posibilidades.
El retorno a la democracia fue un punto de inflexión para la Argentina y, lógicamente, también lo fue para la forma de entender el turismo.
Lentamente, pero sin pausa, fuimos pasando de empresas constituidas por comerciantes intuitivos, valiosos para aquellos momentos fundacionales, a un universo empresarial que cuenta con una fuerza laboral que llega con el valor agregado de la educación formal que se imparte en universidades e institutos de turismo, y que se completa con la práctica cotidiana.
Ese cambio fue provocando enormes transformaciones, necesarias para comprender el cambio global que se fue dando en el mundo, y que se profundiza a la rapidez de las actualizaciones tecnológicas. Si bien al principio fueron imperceptibles, estos cambios fueron generando un salto de calidad en la gestión de las empresas de toda la cadena de valor del turismo.
Detrás de esos resultados hay un enorme trabajo realizado desde el sector oficial y el privado. Es el producto de una enorme inversión en dinero y en horas hombre para provocar ese crecimiento. Eso se consigue, entre otras cosas, con personal calificado y que posee un adecuado nivel de estudios y capacitación.
Sin promoción no hay turismo. Y en ese terreno también se avanzó considerablemente. De acciones promocionales espasmódicas y coyunturales, se pasó a una programación racional que atiende a las verdaderas necesidades del turismo nacional.
Desde hace algunos años, la Cámara Argentina de Turismo y la Secretaría de Turismo de la Nación acuerdan un plan de acciones en el exterior que se basa en el estudio de los mercados y los diferentes grupos de interés que la Argentina puede alcanzar con su diversidad de productos y destinos.
 
También hay que mencionar la capacidad del turismo para generar riqueza con equidad, un aspecto que se enriquece cuando el sector es considerado como una Política de Estado. Esa afirmación es fácil de advertir cuando se recorre el país y se observa el desarrollo horizontal de la actividad, que ha llegado a municipios a los que difícilmente lleguen inversiones de tipo industrial.
Esto ha permitido el surgimiento de destinos que aun se consideran emergentes; la puesta en valor de circuitos de enorme atractivo cultural e histórico; el desarrollo de propuestas vinculadas a la arqueología y la paleontología; y, tal vez lo más importante, la inclusión de las comunidades locales en el proceso productivo.
También es importante el reconocimiento y revalorización de las culturas de los pueblos originarios, que tienen mucho para aportar y enseñarnos y que, sin duda, enriquecen el bagaje turístico de la Argentina.
La toma de conciencia respecto del cuidado y respeto del medio ambiente dentro del sector turístico, es otro elemento que ha superado la moda, para convertirse en una preocupación permanente.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga