BREVE HISTORIA DE LAS IDEAS ECONÓMICAS

Guillermo Luis Luciano

El doble estándar de los organismos internacionales 

Los países del norte desarrollado impulsaron la creación, después de la segunda guerra mundial, de organizaciones destinadas a paliar las consecuencias más dramáticas del orden económico vigente.
Pero desde el inicio y a pesar de su declaración de principios, la supremacía de las naciones más ricas impuso su ideología a estos organismos.   
A pesar de su declaración de principios, la FAO por ejemplo no ha podido, en sus más de cincuenta años de existencia, eliminar el hambre.
En la práctica, las recetas con que este organismo ha pretendido resolver el problema, no atienden las razones que lo provocaron, sino  a elaborar recomendaciones  que profundizan en su ejecución, las causas que lo generaron y consolidan. 
Basta leer las conclusiones del primer congreso FAO en Roma en la década del cincuenta del siglo pasado, en el que se aconseja a los países que sufren el flagelo del hambre, abrir sus puertas al comercio internacional, eliminando las barreras arancelarias.
Cuando se sabe que una de las causas más expuestas de la miseria de los países pobres, ha sido precisamente, que los países ricos subsidian sus producciones primarias y compiten con aquellos en los mercados internacionales, impidiéndoles obtener ingresos razonables y genuinos por sus productos.
Hoy conocemos las consecuencias que tuvieron para los países pobres,  productores de bienes primarios, la competencia con los países industrializados y sus sectores agrícolas, sobre todo en la segunda mitad del siglo XX.
No debemos tampoco dejar de mencionar la estrecha colaboración de esta organización con otras entidades internacionales co-responsables de los grandes desbalances económicos en el mundo pobre durante el siglo XX, como el Banco Mundial con quien comparte una visión impulsada  a la luz de las ideología de los países desarrollados, responsables de la injusta distribución de los recursos económicos globales y por lo tanto del hambre.
A nadie puede extrañar entonces que a pesar del esfuerzo para terminar con el problema del hambre desarrollado por FAO, no logre su objetivo.
Existen problemas estructurales en los que este organismo no incide significativamente, como los relacionados con el comercio mundial, y específicamente la política agrícola de los países del hemisferio norte, suscrita por la OMC, Organización Mundial del Comercio, que fomenta la persistencia de la desnutrición y el hambre en el sur.
La deuda externa  atenta contra la seguridad alimentaria, en particular los programas de ajuste que imponen los organismos financieros internacionales.
Las patentes y royalties que reservan los beneficios de los adelantos tecnológicos de la producción agrícola, en particular las modificaciones genéticas de las plantas, que son propiedad de empresas agroalimentarias del Norte y que ellos se encargan de otorgarles protección universal, que afectan el acceso a la alimentación.
En la antigüedad los agricultores reservaban un parte de las semillas cosechadas para volver a sembrarlas, actualmente por los convenios logrados por las multinacionales cerealeras en connivencia con funcionarios políticos venales, están inhibidos de esta reserva de semillas y por lo tanto privados de obtener su propio alimento.
De cualquier manera la opinión que aquí se propone no significa que los organismos internacionales no sean necesarios, por el contrario, el debate entre los pueblos es el único camino para resolver estos conflictos pero únicamente será fructífero si la ideología propuesta por los países dominantes es neutralizada por nuevas visiones que cambien el paradigma de la organización socioeconómica actual: la ganancia, por otro inspirado en el respeto y la fraternidad universal.
De cualquier manera, el mundo ha ido avanzando también en la creación de normas y acuerdos orientados a garantizar la seguridad alimentaria en general y el uso de técnicas y substancias que son de uso corriente en la agricultura.
En el balance de los hechos y los resultados la ideología neoliberal predominante hoy en el mundo, ha llevado la civilización a esta era conocida como la Globalización pero solo ha servido para profundizar estos problemas y conflictos.  

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga