DIVERSIDAD CULTURAL EN LAS CUESTIONES PSICOLOGICAS

Isaura Arreguin Arreguin

El Compromiso

Por principio de cuentas podemos observar que tanto en la terapia individual como en el camino de iniciación tradicional es necesario establecer un compromiso para poder avanzar.  De alguna forma es necesario aceptar las regulaciones, por un lado del encuadre de la terapia y por otro las disciplinas tradicionales (ayunos, abstinencia, participación, etc.). Ninguno de los dos procesos, ni el terapéutico,  ni la iniciación tradicional son cómodos paseos por el campo, ambos exigen de sacrificio y esfuerzo. De algún modo sacrificar la comodidad inmediata en pos de un bien mayor.

Esto queda claro cuando pensamos en las peticiones que se realizan cuando se peregrina o cuando se realiza un ritual. “Pidan, por qué al desierto se viene a pedir” dice el Marakame Pablo “quieren ser cantadores, quieren curar, aquí es donde mero, si no va a pedir a qué viene”. Y este pedir no es un pedir pasivo o autocomplaciente, es un pedir que compromete porque desde la visión tradicional del mundo Wirrarika este pedir moviliza a las potestades del universo, y ante esto uno no puede quedarse inmóvil. No se pide por capricho o para que sin hacer esfuerzo se resuelvan los problemas o se consigan logros, esto sería desde la visión tradicional jugar con los dioses.

Al desierto se va a tomar la responsabilidad, a pedir para cumplir, “si no a qué viene”. La naturaleza ominosa de las revelaciones y respuestas que se reciben en el estado alterado de consciencia en que se encuentra un peregrino en el desierto no dejan espacio para que uno siga “haciéndose pendejo”, cómo definiría el joven huichol Agustín. Es en parte lo crudo de esta toma de responsabilidad que hace que este viaje sea percibido como amenazante para algunos huicholes, he aquí uno de estos casos:

Recuerdo una conversación que tuve con Agustín, un joven wirrarika de Santa María (El nombre de la comunidad fue modificado por el autor en el texto original).
-Y tú, Agustín, ¿ya fuiste a Humun' Kulluaby?
-No, todavía no, pero a lo mejor ya pronto.
-¿Y por qué no has ido todavía?
-Pues porque me da miedo ¡si está bien grueso!, pero uno no va por gusto, sino por obligación.
-¿Por qué dices eso? ¿A qué vas?
-¡Pues a ver! ahí es donde Tamatzin (Tamatz Kallaumari, el bisabuelo cola de venado), te dice qué vas a hacer, si te vas a dedicar al campo o a curar, o a ser cantador o marakame. Nomás que pa' que te hable necesitas batallar mucho, y por eso me da miedo, si no haces todo bien, pues entonces ves puras cosas horribles, demonios y cosas así.
-Y si, por ejemplo, tú quieres curar ¿quién te enseña? ¿Otro curandero?
-No, claro que no. Primero recibes señal allá en la Humun' Kulluaby. Si el venado te habla y te dice: -¡oye tú!, tú vas a curar, pos entonces tienes que curar… pero no empieza luego, luego, porque no tiene confianza y se hace pendejo un buen tiempo. Aunque ya recibió la orden, como que no se atreve y entonces el venado se le aparece en sueños y le dice: ¿qué estás esperando, que no curas? ¡Empieza ya! Y así lo sigue friegue y friegue, y el otro que no se anima. Hasta que un día uno de su familia se enferma y no le queda más remedio que curarlo como pueda: con yerbas, cantando, sacándole el mal con la boca, ¡cómo pueda! Y así es que empieza. Cuando se enferma algún otro de su familia, pues también lo cura. Puede hacerlo, puesto que Tamatzin le dio ese Don. Y así ya es curandero.” (Sánchez, 1996, p. 56)

La responsabilidad a la que nos referimos en estos últimos párrafos es una responsabilidad íntima y personal, es hacerse responsable de lo que uno ve y escucha en este encuentro con lo dioses, es actuar en consecuencia de lo que uno comprende y vislumbra durante el viaje. Hay una frase famosa que dice “uno no puede desentenderse de lo que ya conoce”, aquí ocurre algo similar, si ya me di cuenta de algo mi vida no puede seguir como si no lo conociera. Las revelaciones pesan y exigen, el poder demanda poder. Si regresamos a casa igual que como salimos probablemente el viaje no haya tenido sentido.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga