APRENDIZAJE EN LA ORGANIZACIÓN: LAS FORMAS DE GENERACIÓN DEL CONOCIMIENTO EN EL CONTEXTO ORGANIZACIONAL. PROYECTO PROMEP-UNACH

Manuel de Jesús Moguel Liévano

2.9. La actividad reflexiva y el aprendizaje en la organización.

En estudios anteriores en relación con el aprendizaje organizacional se propuso que las personas generadoras de conocimientos utilizan la reflexión en sus actividades de aprendizaje y son quienes aportan nuevas ideas en la organización, mismas que se constituyen en nuevos productos, sistemas y servicios.
En dicha disertación se plantea la posibilidad que estas personas son reflexivas, es decir son consientes y monitorean su propio proceso de aprendizaje, son capaces de generar un metaaprendizaje. Adicionalmente, poseen un sólido código de valores, consideran valiosos los propósitos estratégicos de misión y visión de la organización, y aprecian al aprendizaje organizacional como una ventaja competitiva estratégica.
Los resultados en la presente investigación en relación con las actividades reflexivas de las personas no son tan abundantes como pensamos originalmente. Entre el grupo de profesionistas de la CF, uno de los entrevistados argumenta lo siguiente:
“Las personas reflexivas analizan cual es la tarea, la acción a realizar, y buscan cuál es la mejor manera de obtener resultados con la ley del menor esfuerzo. La reflexión es fijar un esfuerzo para hacer mejor las cosas”.
Otro comentario en relación con las personas reflexivas es el siguiente:
“Las personas reflexivas son gente positiva, no se mete en problemas laborales, más bien se entrega a su trabajo, porque le gusta. En esta empresa hemos logrado que las personas reflexivas se constituyan en instructores y empiecen a dejar su conocimiento acumulado durante años”.
En relación con las aptitudes reflexivas de las personas ante los postulados de misión y visión organizacionales, los entrevistados consideran lo siguiente:
“La gente reflexiva es así por naturaleza, no tanto por la introducción de la misión y visión de la organización. Es creativa de manera natural, aunque desarrollan sus capacidades por medio del trabajo en grupos, equipos y círculos de calidad”.     
Otra opinión sobresaliente en relación con las personas reflexivas y su impulso hacia la cultura de mejora continua es la siguiente:
“Las áreas de la organización se mueven con dinámicas diferentes hacia la cultura de la mejora continua. La gente reflexiva se mueve con mayor rapidez, porque son creativas de manera natural”.
Entre el grupo de personal técnico de la CF, los entrevistados admiten que es importante reflexionar para alcanzar nuevos conocimientos en la organización. La reflexión, afirman, es una especie de “don” que tienen algunas personas de aguzar los sentidos, permitiéndoles analizar las actividades que van a desarrollar, asignándoles un orden de prioridad.
Otra persona invita a sus compañeros de trabajo a dedicar un poco de tiempo para si mismo para reflexionar, y en sus propias palabras:
“Para hacer un autoanálisis como persona, como trabajadores, vamos a estar más despiertos para aprender cosas mejores de nuestras actividades tanto en casa como de la empresa, y eso va a redundar en beneficio de nuestra familia, de la empresa y del país”.
En relación con la pregunta acerca del aprendizaje que puede generarse fuera de la organización, los entrevistados aseguran haber encontrado soluciones a problemas del trabajo fuera de la organización; ya sea en el hogar, durante el sueño o en la madrugada. Sugieren que muchas ideas surgen fuera del trabajo, porque al momento de surgir el problema  hay mucha presión y las personas se bloquean, por lo tanto no piensan con la claridad suficiente. En palabras de uno de los entrevistados:
“En mi opinión un trabajador por equis razón se adentra tanto en el problema que llega a saturarse, a presionarse mucho consigo mismo y se bloquea. En el trabajo la presión puede hacer que uno se bloquee”.
Una persona comenta bloquearse con frecuencia durante la jornada laboral por las presiones del trabajo; pero tiene una forma muy propia de aprender de si misma que se ha venido desarrollando a través de los años. Otro funcionario afirma que cuando tiene una  duda de su trabajo o un problema personal, las ideas le llegan por la madrugada, argumenta que “se le prende el foco”, como con “centelleos”.
Una recomendación importante realiza un entrevistado en el sentido de aprender a estar tranquilo, a ser relajado, a  tomar las cosas con normalidad, muy naturalmente para que su “forma de pensar” no se bloquee. Y sostiene:
“La persona que se presiona llega a perder el control, y quien no sabe controlarse empieza a gritar o a mandar de una manera muy déspota. Eso no debe suceder; debe de estar tranquilo, considerando que si no cuenta con la solución, sí la está buscando”.
Uno de los entrevistados expresa que sí sucede el aprendizaje reflexivo en horas de vigilia. En su caso procede a tener una libreta en la oficina, la cual siempre lleva consigo donde va, apuntando sin profundizar en el tema. Asegura otro empleado que cuando se retira del trabajo y queda un asunto pendiente de resolver, se va pensando y meditando acerca del problema y su solución. Uno de los entrevistados afirma:
“Yo considero que se piensa mejor (fuera del trabajo) porque no tienes el estrés y la movilidad como en el momento del trabajo”.
En relación con este tema el grupo de personas del SM sugiere que los trabajadores  deberían pensar en nuevas formas de trabajar, otros procesos, ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, recursos en general, y entonces se lograría el éxito más pronto. Pero, argumentan, ese es uno de los grandes defectos que tienen las organizaciones, porque la mayoría están acostumbrados hacer solamente lo que les enseñan y son muy comodinos o muy enmarcados.  Uno de ellos comenta su vivencia con las siguientes palabras:
“Aquí entre nosotros, que tenemos gente a nuestro mando es mucho más difícil, pero ya en la tardecita, más tranquilo, es cuando podemos pensar, planear, organizar las cosas y también los sábados porque son muy tranquilos”.
Otra persona acepta reflexionar frecuentemente sobre los problemas suscitados en el trabajo y debe tener un espacio para pensar y clarificar sus ideas para desarrollarlas. En ocasiones, dice, ha llegado a soñar la respuesta a un problema, y cuando se despierta anota la solución, y al día siguiente al llegar al trabajo puede resolver el problema. Esto puede suceder solamente en personas con alto valor de responsabilidad en su trabajo.
Alguien más afirma irse tan “enfocado” en el problema, estando en cualquier otro lugar ajeno a la empresa, trayendo dicho asunto en la mente.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga