POLÍTICA Y DERECHO. ESTUDIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA DIVERSIDAD DEMOCRÁTICA

Mario Jesús Aguilar Camacho

Libertad de elección

La Democracia o Democracia pura presupone la capacidad de votar, entendida ésta como la manifestación de la voluntad de la persona para elegir a quien ella quiere. No necesariamente al mejor, que prácticamente en muchos casos sería imposible hacerlo, no sólo porque no necesariamente se postulan los mejores, sino que ¿mejores para qué?, ¿mejores en función de qué?; sin profundizar de momento, un candidato podría ser el mejor para acabar con la inseguridad, pero otro con un perfil si no opuesto, si muy diferente, podría ser el mejor para respetar los derechos humanos; otro podría ser el mejor para hacer la economía nacional más competitiva a nivel mundial, aunque fuera sacrificando a la clase trabajadora; y otro el mejor para guiarnos a la gloria de la vida eterna, sacrificando nuestro bienestar en la vida terrenal y/o temporal.
Pero, ¿qué requisitos debe reunir una persona para tener capacidad mental de votar?; desde luego no nos referimos a la edad cronológica, que por otro lado en unos países es una y en otros otra. Los menores de edad no tienen la facultad legal de votar porque se considera que todavía no alcanzan la madurez mental; todavía no están aptos para la toma de una decisión tan importante como lo es el elegir a sus gobernantes. Pero … ¿qué pasa con esos millones de votos en donde quienes los emiten poco saben de la plataforma política de los partidos que postulan a los candidatos?, en donde los votantes conocen a los candidatos únicamente por lo que los medios de comunicación les dicen, y generalmente -casi en todos los casos- esa comunicación es pagada, ya sea por los partidos políticos y partidarios o por los opositores. ¿Y qué decir de esos numerosos mensajes en televisión abierta en horarios estelares patrocinados por algunas asociaciones, como la de Bancos de México cuando todos sabemos que prácticamente toda la banca pertenece a extranjeros?. ¿Debemos de rasgarnos las vestiduras porque la nueva ley que regula los anuncios o mensajes políticos ya no nos va a permitir contratar anuncios en la televisión?, ¡claro!, porque ahora usted y yo, no vamos a poder contratar los numerosos anuncios que pagábamos antes de la aprobación de ésta ley …, ahora sí que afectaron nuestra libertad de expresión …  ¡con los excedentes financieros que tenemos la inmensa mayoría de los mexicanos! (especialmente en estos tiempos)… tiene razón el duopolio televisivo … ¡debo, debemos estar de luto la inmensa mayoría de los mexicanos!, … casi me convencen los excelentes actores, voceros, empleados y/o profesionales diciendo y actuando el guión de manera impecable  … no cabe duda … son de los mejores … y al servicio de quien puede pagar: los medios … pero … ¡ellos no son la mayoría!, su decisión no es democrática …
No se trata de minimizar a las masas, estamos en un ejercicio intelectual de altura. Contextualicemos, ubiquémonos en la época postrevolucionaria en México, cuando durante más de setenta años triunfó el Partido Revolucionario Institucional en todos los procesos electorales del país ¿vivimos esa época democráticamente? …  ¿las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica que tienen un sistema en donde no se refleja en los votos el número exacto de los votantes, y por ende, en estricto sentido puede haber la duda de que sea la mayoría quien decidió, son democráticas?, y ¿Cuándo hay un solo partido o un solo candidato? … ¿Cuándo el nivel de vida es tan bajo que la mayoría o una parte de los votantes está en el nivel de subsistencia … los votos, la mayoría, el triunfo, es democracia?.
Pero cerremos esta reflexión afirmando que la libertad de elección, aparte de la capacidad mental de las personas, requiere de la capacidad real de sufragar, es decir, de manifestar libremente su preferencia, y para que esa libertad de elegir se manifieste es menester que el individuo no se sienta presionado; no debe de pesar sobre él ni la amenaza de la excomunión, ni la intimidación de la represalia.
Son muchas preguntas, y en efecto hay más preguntas que respuestas.

 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga