CONSTRUCCIÓN DE UN MODELO DE PLATAFORMA EDUCATIVA VIRTUAL PARA LA GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO

Víctor Avendaño Porras
victor.avendano@hotmail.com

Educación y sociedad


El proceso educativo, no está ligado sólo a la escuela. Cuando tratamos del proceso denominado educación debemos diferenciar tres posibles alcances: la educación formal, la educación informal y la educación no formal.  La educación formal es aquélla que cumple con un currículo organizado, dirigido a personas debidamente matriculadas en una institución educativa. En otras palabras, la educación formal es el conjunto de acciones, previamente planificadas y organizadas, destinadas a formar personas inscritas en una institución del sistema educativo de un país. 
La educación no formal está conformada por actividades o programas organizados fuera del sistema escolar, pero dirigidos hacia el logro de objetivos educativos definidos.
La educación informal es el proceso de aprendizaje continuo que se realiza fuera de la educación formal o no formal. Se desarrolla, por tanto, en todo momento y en todo lugar y se caracteriza porque todos enseñamos a la vez que aprendemos de todo .
En efecto, insertar la computación en la educación para algo, proponiendo de esta manera una formación del hombre capaz de trascender continuamente las contingencias de la situación histórico-social, e incluso de evitar el inmovilización en los roles profesionales y sociales, pues también éstos cambian con el correr de la historia.
Ahora los profesores suelen hablar de educación por los medios, de alfabetización audiovisual y de alfabetización informática, siendo cierto que la televisión, los videos, las computadoras y los soportes multimedia son nuevos medios educativos, así que las tecnologías de la información, suscitan un cambio que no sólo es de instrumentos docentes, sino que afecta a la estructura del espacio social y educativo.
De hecho la adaptación de los estudiantes hacia las tecnologías de la información ha posibilitado la construcción de un nuevo espacio social, que es lo suficientemente importante como para que pueda ser comparado con las grandes revoluciones tecnológicas habidas a lo largo de la historia (que transformaron profundamente la educación).
En cuestión educativa, se requieren acciones intensas para garantizar el derecho universal a la educación en el nuevo espacio social. Por ello, más que hablar de una educación basada en el uso de medios tecnológicos hay que organizar un sistema educativo en que se incluyan de lleno las nuevas unidades básicas de dicho sistema educativo, que contiene el diseño y la construcción de nuevos escenarios formativos, la elaboración de instrumentos pedagógicos electrónicos y la formación de instructores especializados en la enseñanza en el nuevo espacio social. El modo en que se desarrollen los procesos educativos en el espacio virtual incurrirá intensamente en el tipo de sociedad de la información que se vaya a tener en un futuro inmediato. Es obvio que no se puede tener la certeza en que la sociedad naciente tendrá que moverse en el nuevo espacio -que cada vez está más cerca- vaya a ser democrática, ni tampoco que vaya a estar basada en el principio de igualdad de oportunidades entre sus ciudadanos.
Actualmente, las redes son las expresiones más desarrolladas respecto a la interactividad y con efectos educativos a distancia, sin embargo, no hay que olvidar que en lapsos de tiempos cortos surgen nuevas tecnologías, como los videojuegos, que disponen de memoria y que la realidad virtual abre nuevas posibilidades para el desarrollo de procesos perceptivos y sensoriales .
A través de las redes electrónicas es posible hacer la guerra, invertir, comerciar, trabajar, entretenerse, investigar y hacer arte, entre otras muchas cosas. Para la nueva sociedad las actividades sociales más importantes podrán desarrollarse en las redes, no sólo en los campos, casas, oficinas o fábricas.
Se puede aseverar, incluso, que lo más urgente es aprender a intervenir en este nuevo espacio, más que a buscar información. De ahí que haya que preguntarse cómo se pueden desarrollar los seres humanos en el entorno virtual, en lugar de prestar atención exclusiva a los nuevos artefactos tecnológicos, y cómo usarlos eficientemente.
Lo cierto es que la emergencia del diseño y creación del nuevo espacio social exige diseñar nuevas acciones educativas, complementarias a las ya existentes. Ya no basta con enseñar a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos, además de introducir conocimientos básicos de historia, literatura, ciencias, principalmente.
Claro está que todo ello es necesario y lo seguirá siendo para vivir, trabajar y realizarse en los espacios naturales y urbanos en los que tradicionalmente se ha desarrollado la vida social.
Poco a poco, buena parte de la nueva vida social se desplegará en el espacio electrónico y virtual, y por eso es preciso implementar a la escuela tradicional una escuela electrónica, digital y virtual.
La modificación de la actividad educativa en el nuevo espacio social es tan profunda que, al centrarse exclusivamente en los escenarios, se puede tener una idea bastante precisa de los principales problemas suscitados por el nuevo espacio social hacia la educación.
Hay que distinguir entre escenarios para el estudio, la investigación, la docencia, la interrelación y la diversión. Baste recordar que el actual World Wide Web (WWW) enlazó entre sí universidades y oficinas gubernamentales en Estados Unidos (EE.UU.) .
En la actualidad el pupitre y la mesa de trabajo tienen una distinta expresión en el nuevo espacio social en el que son trascendentes las pantallas de las computadoras y las unidades centrales de procesamiento (CPU´s) con sus diversos aparatos periféricos. El CPU puede ser portátil y estar conectado a una red educativa a la que se puede accesar desde la casa, la escuela o cualquier otro lugar físico, de manera que siempre está disponible para su utilización.
La jornada escolar deja de ser un intervalo temporal rígido, o, lo que es lo mismo, la escuela virtual siempre está abierta. Ello implica un cambio muy importante en los hábitos educativos. Por otra parte, los materiales educativos cambian por completo. En lugar del lápiz, el cuaderno, los lápices de colores, la mochila, los mapas y los libros de texto, el actual utensilio educativo del nuevo espacio social está formado por la pantalla, el ratón, el teclado, el CPU, el software y los videojuegos.
El niño y la niña han de aprender a manejar estos nuevos instrumentos y los creadores de materiales educativos han de saber plasmar el conocimiento y las destrezas en los nuevos soportes. En la escuela del nuevo espacio virtual se estudiará ante la pantalla de la computadora y discos interactivos de física, matemáticas, ciencias naturales o lenguas.
La naturaleza se transforma en virtual y puede ser contemplada con una minuciosidad desconocida hasta ahora. Otro tanto cabe decir de las bibliotecas, los museos, las ciudades digitales o los nuevos paisajes virtuales. Los escenarios para el estudio cambian por completo.
En las mochilas de los estudiantes habrán de caber las laptops, los CD-Rom y para ello habrá que diseñar computadoras específicas para usos educativos, que puedan conectarse a las redes educativas virtuales, pero no a todo La internet. Así como los celulares permiten que los ejecutivos se conecten a internet para sus negocios y relaciones profesionales, así también habrá que inventar mochilas electrónicas para la escuela y las aulas virtuales a cuyos escenarios se accede conectándose a una red educativa virtual.
Aquellos campus virtuales que sepan ofrecer las múltiples facetas de la vida universitaria, y no sólo la relación docente, tendrán un éxito mayor. Si se piensa en la enseñanza primaria y secundaria, conviene recalcar la enorme importancia que tiene otro tipo de escenarios, a los que genéricamente se denominará patio de la escuela. Allí se juega a diversas cosas, unas organizadas, otras improvisadas.
En la gran empresa que nos espera en un futuro inmediato, hay problemas tecnológicos, económicos, de formación de recursos humanos, de elaboración de nuevos materiales docentes, de formación de usuarios, de creación y organización de redes educativas telemáticas.
Por tanto, muchas grandes empresas están desarrollando software de formación. Diversas universidades, como la Universidad Mesoamericana (UMA), está creando campus virtuales, y han surgido universidades específicas del nuevo espacio social virtual, como la UOC o el ITESM. Durante los próximos años proliferarán iniciativas de este tipo y no cabe duda de que otra clase de agentes sociales se incorporarán al proceso de creación de escenarios educativos. Sin embargo, todas esas instituciones y corporaciones ofrecerán oportunidades para educarse en y para el nuevo sistema social virtual, en función de sus propios criterios, intereses y sistemas de valores.
Lo que no es previsible es que algún actor específico vaya a proclamar el derecho a la educación, y mucho menos el derecho universal a la educación en el nuevo sistema social virtual.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga