CONSTRUCCIÓN DE UN MODELO DE PLATAFORMA EDUCATIVA VIRTUAL PARA LA GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO

Víctor Avendaño Porras
victor.avendano@hotmail.com

La educación e internet


Internet es un factor decisivo en la socialización. Actualmente los jóvenes aprenden no sólo lo que se les enseña en las escuelas y en sus casas, sino que del medio imitan, copian y memorizan todos aquellos modelos de comportamiento que les son atractivos. 
Internet está en la sociedad y sus efectos deben ser muy tenidos en cuenta por todos los integrantes del sistema educativo, y de este modo conseguir aprovechar sus potencialidades para la mejora de la enseñanza. Para lograr este objetivo se deben conocer las principales funciones que la internet ejerce, y que, además de las tradicionales de informar y entretener, hay que unir las de persuadir y educar.
Por otra parte es necesario tener en cuenta que en el siglo XXI, internet forma parte de la vida diaria, de la cultura y el futuro, por lo que es imprescindible conocerlo. Es importante siempre y cuando se enseñe a los jóvenes a utilizarla y no solo hacer uso de ella sin conocerla. Se les ha de enseñar a saber abordarlo con espíritu crítico, a saber distinguir sus contenidos e incluso a saber qué empresa hay detrás de cada página web. Identificar que cada mensaje tiene un sentido y puede ser manipulado, por unas u otras personas. 
Ahora la escuela y el profesor no son los únicos difusores del conocimiento, sino que internet tiene un papel verdaderamente importante en la transmisión del mismo. Su uso en los centros educativos contribuye a la formación de los estudiantes como ciudadanos, fomentando actitudes y valores de igualdad imprescindibles para la convivencia, ayudándoles a conocer mejor su tiempo presente, a facilitar tareas de autoaprendizaje y a conocer sus técnicas y sus métodos propios. Hay que formar a los estudiantes en la cultura de los medios para permitirles identificar de forma abierta qué ocurre a su alrededor, quiénes y cómo se lo cuentan y las diversas posturas que puedan adoptar ante los mismos, con lo cual se conseguirá romper las barreras que separan lo que los estudiantes aprenden en la escuela y lo que ven, leen y escuchan en la internet. De este modo se construirá una escuela abierta a la vida, que prepara a los individuos para adaptarse y a la vez, para impulsar las transformaciones de un mundo en cambio acelerado.
Esta función educativa que desempeña internet deriva de su considerable desarrollo y de su creciente poder de influencia sobre la información y los estados de opinión; esto es lo que hace insoslayable una formación específica del alumnado en el manejo crítico de la información.
Por tanto, el buen profesor debe convertirse, en un analizador crítico de esa información y ayudar a los estudiantes a ser reflexivos analizadores y selectores de ésta, procurando ser coherentes en sus acciones consigo mismos y con los entornos en los que se desenvuelven. Un razonamiento similar es el que siguen diversos estudiosos, tales como Cabero Almenara   cuando dice que “una escuela donde el estudiante pueda contar para la interacción con la información con diversos medios, y en la cual se le asignen a éstos diferentes funciones a la de la mera estructuración de los contenidos del currículum, formará sin lugar a duda estudiantes más críticos con los mensajes transmitidos, y más dispuestos a interaccionar y adquirir información por diversos medios, eliminándose actitudes negativas que impidan la interacción con determinados instrumentos culturales y del conocimiento” o Boronat Mundina  al firmar que “La internet y educación son dos realidades sociales de ineludible trascendencia que no pueden existir desconexas”.
Estas posturas ante la integración de la internet en la enseñanza, conducen a afirmar que, hoy por hoy, la escuela no puede ser la única fuente de mensajes y estímulos educativos, sino que desde los centros de enseñanza se debe contar con los medios de comunicación social y abrirse a ellos, ya que dichos medios ofrecen más información, configuran más profundamente las creencias y las actitudes que el sistema de enseñanza, entre otras razones porque su poder de sugestión es muy superior a la del profesor en el aula con sus estudiantes.
Es decir, internet puede ser considerada como una escuela paralela, para lo que hay que estudiar el carácter educativo que este posee y de este modo darle la aplicación y tratamiento correcto en las aulas. Tal planteamiento hace comprender que la escuela, como institución social que es, debe aprovechar las posibilidades que internet le brinda en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
La institución escolar no se puede quedar al margen de la influencia tan extraordinaria que internet tiene en la sociedad y en los estudiantes, y es que las posibilidades que ofrece son numerosísimas, bien como objeto de estudio, o como recurso didáctico o como técnica de trabajo. Con todas estas posibilidades, los docentes tendrán un buen aliado en internet, siempre y cuando tengan la suficiente preparación para hacer un buen uso de ella.
El hecho de conocer críticamente este medio y saber emplear los nuevos lenguajes de forma creativa rompe definitivamente el distanciamiento entre lo que la escuela enseña y lo que los jóvenes viven en sus hogares y en la calle, porque la internet está ya de forma masiva en las calles; su presencia en las aulas depende de unos profesores concienciados y formados y de una administración que asuma teórica y prácticamente la transversalidad de internet.
Es pues necesario que los estudiantes reciban una educación en la comprensión del lenguaje que utiliza internet para que sean, en un futuro adultos conscientes y difícilmente manipulables. En la actualidad, si se observan las concreciones curriculares de diferentes centros educativos, se comprueba cómo la presencia de los medios de comunicación, específicamente internet en los currículos aún no es una realidad. No hay que obviar que los medios de comunicación pueden ser educativos, de hecho lo son en muchas ocasiones, aún sin pretenderlo.
Ciertamente, el complejo mundo de internet, así como la incursión de los mismos en las diversas parcelas de nuestra vida lleva consigo la influencia en el proceso de culturización y formación de la sociedad; así como en la adquisición y variación de los valores, las actitudes y las costumbres de los individuos que la integran.
Esto conduce a reflexionar sobre la conveniencia de que el sistema educativo del nuestro siglo, incorpore los medios de comunicación a su estructura. Internet, presente en prácticamente en todos los sectores de la vida, ayudará a integrar a los individuos en la sociedad, por lo que tiene que cumplir con una serie de funciones, entre las que se destacan las siguientes:
1. Informativa.
2. Recreativa.
3. Pedagógica.
4. Orientadora.
5. Valorativa-selectiva.
6. Crítica.
7. Correctora.
8. Diálogo social.

Además, ha de atender a las siguientes características del estudiante:
- Lo correspondiente a sus actitudes y decisiones intelectuales, humanas y socialmente coherentes y responsables.
- La posibilidad de que pueda enriquecer a la comunidad con una aportación permanentemente renovada.

El objetivo fundamental de la función pedagógica de la información es el desarrollo de la personalidad humana y la consolidación del respeto a las libertades y derechos fundamentales, ya que rompe la pasividad y la inercia mental, además de potenciar la personalidad y la dignidad del individuo al capacitarlo para su incorporación consecuente y responsable del diálogo social.
El sistema educativo percibe de un modo progresivo y creciente el fuerte impacto de las tecnologías de la información y educativas, a lo que hay que unir también las exigencias y pretensiones que tiene la sociedad del momento. Por tanto, es necesario educar para y con los medios de comunicación, puesto que la sociedad en la que se vive está totalmente mediatizada e influenciada por las transformaciones tecnológicas.
Las principales manifestaciones del impacto de la sociedad de la información en educación son las siguientes:
1. Nuevos contenidos curriculares.
2. Amplia oferta de actividades de formación permanente.
3. Importancia creciente de la escuela paralela en la educación de las personas.
4. Nuevos entornos de aprendizaje online.

Internet ejerce una influencia más allá de la simple reproducción de información para pasar a convertirse en un instrumento regulador de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Su introducción en la educación produce un cambio en la relación existente entre el profesor y el estudiante. El primero deja de ser el referente informativo y ambos se igualan. Por ello, si la escuela pretende seguir siendo uno de los principales agentes educativos en la sociedad futura, ha de adaptarse al mundo en que los niños viven, adoptando una postura abierta, crítica y responsable con respecto a elementos cruciales hoy en día como son los medios de difusión, las nuevas tecnologías de la información y la educación multimedia y a distancia.
Siguiendo este mismo hilo argumental, el sistema educativo debe dotar al estudiante y futuro ciudadano de un bagaje de conceptos, procedimientos y actitudes que le capaciten para seleccionar, procesar, sacar conclusiones y exponerlas, ante cualquier tipo de información que reciba por cualquier medio o canal, rompiendo de este modo con los mitos y prejuicios que existen alrededor del uso de la internet como recurso pedagógicos, consiguiendo valerse de ellos para mejorar la calidad de la educación.
La presencia de internet en el ámbito educativo se puede aprovechar para obtener entre otros los fines siguientes:
1. Educar con los medios, transformando a éstos en una herramienta al servicio de la enseñanza.
2. Dar a conocer los medios, para así propiciar al alumnado un conocimiento preciso de la labor que estos medios realizan en la sociedad, formando ciudadanos críticos y reflexivos ante dichos medios.

Internet es incuestionable, está ahí, forma parte de nuestra vida, de nuestra sociedad, de nuestra cultura, su poder es casi infinito, por ello desde la escuela se tiene que potenciar las actividades que permitan a los estudiantes defenderse; hay que crear receptores críticos ante el imparable consumo de nuevos medios tecnológicos y ante la fuerza de seducción de los nuevos medios de comunicación social.
Así pues, es necesario implantar el uso de internet en los procesos de enseñanza-aprendizaje, porque se está en una cultura surgida en gran parte por las llamadas nuevas tecnologías de la información. Por este motivo, la escuela debe introducirlos en sus métodos educativos para dotar a los individuos de elementos de análisis y selección de la información que reciben por un inmenso número de canales.
El empleo de internet en la práctica docente requiere de nuevos planteamientos, tales como:
1. Un nuevo modelo de escuela, cuya apertura a la comunidad y sociedad en general constituya uno de los rasgos más significativos de su organización.
2. Una currículum contextualizado y suficientemente explícito en sus elementos, fruto del trabajo colaborativo de los agentes intervinientes.
3. Un profesor investigador-reflexivo-crítico desde la acción y para la acción cuyo rol en el aula queda configurado en las funciones de dinamizador y orientador del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para ello, la nueva cultura y la trepidante dinámica de la sociedad tecnificada, globalizada y cambiante, exige una continua revisión y actualización de los contenidos de los cursos que se imparten, y en algunos casos, hasta la creación de nuevas asignaturas y la definición de nuevas carreras profesionales que den respuesta a los perfiles profesionales emergentes.
Por otra parte, la enseñanza obligatoria debe garantizar a todos los estudiantes la adquisición de unos aprendizajes básicos que, sin descuidar una adecuada formación humanística, incluya las competencias que hoy en día resultan indispensables para todos los ciudadanos, con especial atención al lenguaje audiovisual y a los conocimientos y las habilidades científico-tecnológicas.
Para no llegar a una sociedad analfabeta funcional se tendrá que disponer de los conocimientos suficientes sobre los medios de comunicación, e incluirlas en el currículum de la enseñanza obligatoria.
A continuación, se destacan sucintamente lo que hay que saber sobre los medios de comunicación, y en que forma tienen que formar parte del currículo:
•         Tecnologías de la información y la comunicación y la sociedad de la información.
•         Los sistemas informáticos.
•         Edición de textos.
•         Búsqueda de información en internet.
•         La comunicación en internet.
•         Tratamiento de imagen y sonido.
•         Creación multimedia.
•         Hoja de cálculo.
•         Bases de datos.
•         Simulación y control

Para conseguir este propósito, los medios de comunicación, internet básicamente, deben insertarse dentro de los proyectos curriculares de las distintas etapas educativas preuniversitarias de dos formas:
1. Como objeto de estudio, y
2. Como recurso didáctico.

Aunque, los medios de comunicación pueden contribuir más poderosamente a la innovación de las prácticas pedagógicas, facilitando nuevos instrumentos que van propiciando cambios en los procesos de enseñanza y aprendizaje, en la organización de los centros, en las tutorías, dando lugar a roles docentes distintos y de aprendizaje diferente, por lo cual la simple disponibilidad de internet sí implica algunos cambios importantes:
- Mayor universalización de la información.
- Metodologías y enfoques crítico-aplicativos para el autoaprendizaje.
- Autonomía de los estudiantes.
- Actualización de los programas.
- Trabajo colaborativo.
- Construcción personalizada de aprendizajes significativos.
- Nuevos espacios para la enseñanza y el aprendizaje.
Se plantea un gran reto para los profesores: el que internet se convierta en aliado, antes que en enemigo de la labor docente, de no conseguirlo se verá como, poco a poco, lenta pero progresivamente, usurpan la responsabilidad y el derecho que sobre la educación de las generaciones futuras se tiene, desplazando a los docentes y haciendo que sus funciones didácticas sean ineficaces ante la formación de los hombres y mujeres del mañana. Internet hace que se plantee un desafío en la enseñanza, por lo que cada centro educativo debe reconsiderar esta circunstancia: introducir estos fenómenos en su proyecto curricular y sobre todo, sacar el mayor rendimiento de ellos.
Los estudiantes deberán cambiar su postura ante ellos, pasando a ser ciudadanos activos, críticos y reflexivos. De este modo se tiende un puente entre lo que ofrecen la internet y los aprendizajes y conocimientos que se adquieren en las aulas. Así pues, hay que tener presente que, sobre todo, la internet no es material específicamente educativo, no obstante constituyen una parte importante de la sociedad y en la educación.
Aspectos positivos que puede aportar internet en su uso educativo. Como aspectos positivos se destacan:
•         Lleva mensajes informativos variados, sugestivos, audiovisuales.
•         Difunde las noticias de manera inmediata.
•         Despierta la curiosidad y la imaginación.
•         Enseña de manera práctica el lenguaje audiovisual.
•         Constituye un instrumento de socialización.
•         Entretiene.

Entre los aspectos negativos se pueden enumerar los siguientes:
•         Los mensajes que proporciona son generalmente parciales e incompletos.
•         El tratamiento directo y puntual que da a algunos temas no resulta educativo.
•         Promueve una actitud pasiva, poco comprometida.
•         Sus mensajes audiovisuales seducen a los espectadores a través de sus emociones más inmediatas y primitivas.
•         Modela a las personas y no siempre mediante patrones deseables (individualismo, competitividad, satisfacción inmediata de los instintos).
•         Ocupa tiempo.
El uso de los medios de comunicación y las tecnologías educativas por parte de los profesores representa un pilar fundamental para promover y desarrollar las potencialidades de los mismos en orden a propiciar aprendizajes de más calidad.
Los profesores son sujetos activos que tienen su propia forma de entender su práctica, y sus concepciones y habilidades profesionales conforman el tipo de uso que hacen de distintos programas y medios educativos.
Facilitar el uso de medios requiere cuidar con esmero las estrategias de formación del profesorado. Dichas estrategias han de incluir diversos tipos de formación propiamente tecnológica, que permita el dominio de los medios, específicamente educativa, que posibilite su integración en el currículum y un tipo de formación que capacite para llevar a cabo este tipo de innovación en el contexto escolar.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga