CONSTRUCCIÓN DE UN MODELO DE PLATAFORMA EDUCATIVA VIRTUAL PARA LA GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO

Víctor Avendaño Porras
victor.avendano@hotmail.com

Aportaciones de la tecnología a la evaluación

Los aspectos de carácter más robusto se refieren a puntos aplicados a la planificación y estructuración de la enseñanza y el aprendizaje y en los aspectos de carácter más endeble se encuentran muchos puntos relativos a la evaluación de los aprendizajes:
La evaluación automática, en el sentido que la tecnología contiene bancos de datos que se relacionan entre ellos y se pueden ofrecer a los estudiantes respuestas y correcciones inmediatas. Las pruebas electrónicas tipo test que incluyen respuestas correctas ejemplifican este tipo de aportación. La segunda aportación de la tecnología en el campo evaluativo se identifica mediante una evaluación de tipo más enciclopédico, en referencia al cúmulo de contenidos que se manejan de una fuente más compleja o de diferentes fuentes. En este caso la ejemplificación más clara se refiere a la elaboración de trabajos monográficos de ensayo sobre una temática específica y para el que se cuenta con internet como un repositorio de información excepcional y muy completa. Y la tercera aportación destacable se refiere a la evaluación colaborativa. En este campo, las tecnologías vienen a asistirnos en relación con la visualización de los procesos colaborativos implicados en una evaluación de estas características. Esta aportación tiene diferentes ilustraciones como los debates virtuales, los foros de conversación y los grupos de trabajo.
Las ventajas de la evaluación automática son tan evidentes como sus limitaciones y ambas realidades se manifiestan en las innumerables aplicaciones de este tipo de evaluación en la red.
La mayor ganancia de esta aportación se refleja en la inmediatez de la visualización de la respuesta correcta hecho que es muy importante para los estudiantes, pero también para el profesor porque su acción retroalimentativa descansa en ella. La respuesta automática se puede igualar a esa presencia docente en la cual el profesor valida el contenido de lo que el estudiante ha contestado. Y al ser un hecho automático que conecta de manera inmediata la pregunta con la validez de la respuesta se trata de una aportación pedagógicamente muy valiosa.
El evidente inconveniente se refiere a la limitada intercomunicación que se da entre profesor y estudiantes, en el sentido que al no ser una comunicación en vivo y ajustada a lo que sucede sino estandarizada, se omite la personalización de las respuestas. También sucede que las premisas sociales de pertenencia a un colectivo de aprendizaje que comparte contenidos que desembocan en una baja sensación de comunidad virtual . La identidad colectiva es muy importante en los contextos virtuales y no sólo en el marco de la evaluación virtual sino por el mismo hecho de reducir el abandono de estudios de este tipo.
Las ventajas de las prácticas evaluativas que utilizan este enfoque tienen diferente cariz si se trata de estudiantes o de profesores. Por la parte de los estudiantes es notorio que consiguen una considerable ganancia mediante un acceso rápido y relativamente cómodo a gran cantidad de información diversa de distintas fuentes en el marco de la internet. Este hecho es significativamente diferente del que ocurre en las prácticas presenciales que resulta de mucho interés para una verdadera evaluación formativa.
En el trabajo colaborativo virtual el profesor puede ofrecer y recibir distintos aspectos instruccionales válidos para el seguimiento del aprendizaje. Mediante el planteamiento de grupos virtuales se puede dar soporte individual a los estudiantes para llegar a un producto concreto y, por su parte, el profesor tiene la posibilidad de visualizar a distancia, en sus variadas formas, lo que está sucediendo con exactitud en los grupos y quién está aportando cada pieza de trabajo realmente.
Relacionando este hecho con la evaluación acreditativa sobre el aprendizaje puede atribuir calificaciones diferentes en función de lo que aporte cada estudiante a parte de otorgar una calificación compartida a todo el grupo. Un inconveniente del trabajo virtual en grupo que se sufre con cierta frecuencia es la oposición que marcan ciertos estudiantes ante el planteamiento de un trabajo en grupo. Muchos estudiantes que optan por una enseñanza en línea tienen la expectativa de realizar las actividades de aprendizaje de manera individual y es precisamente por este factor que escogen esta modalidad formativa sin ataduras aparentes.
Por lo menos en la evaluación en línea , se apunta, a que el mayor responsable del cambio son los instrumentos de evaluación. Se ha hablado de los portafolios, de los test, de los trabajos en grupo, entre otros, puesto que se trata de la parte más vistosa y del mediador más asequible: el instrumento mediante el que se evalúa. Parece que todo ello es lo que preocupa más a los diseñadores instruccionales, a los técnicos que desarrollan la tecnología docente y, en cierto modo, a los propios profesores. Si se revisa con detalle el proceso completo de evaluación y los componentes técnicos que están en juego la evaluación es más que los instrumentos de recogida de evidencias evaluativas.
Parece que interesa confundir la evaluación con los instrumentos mediante los que se recogen los datos evaluables y también confundirla con la calificación que merecen dichos aprendizajes.
Estos dos hechos se reproducen una y otra vez conformando dos de los mayores mitos que se tienen en el ámbito de la evaluación, la preponderancia de los instrumentos y la tendencia hacia la evaluación acreditativa. Los instrumentos responden al objetivo de recoger la información pero es que hay muchos otros retos por lo que se ha de abordar la evaluación desde una visión compleja, no sólo desde la mera fase de recogida de datos.
Existen muchos sistemas virtuales que lo que tienen en cuenta es la participación y su traducción en frecuencia de intervenciones pero no la interacción o la calidad de dicha interacción. La clave es la naturaleza de la interacción puesto que involucra a profesores y estudiantes de igual manera aunque desde diferentes perspectivas.
Uno de los núcleos básicos de la interacción es la dinámica establecida mediante los procesos de feedback que adaptan y readaptan de manera progresiva el conocimiento ajustándolo de un modo correcto.

Implicaciones del uso de la tecnología en el ámbito educativo

La educación para los medios no debe limitarse a formar receptores críticos, también se debe potenciar la capacidad comunicativa de las personas y formas que constituye sin duda la mejor manera de enfrentarse a la unidireccionalidad, el monopolio de la información y la censura que pueden imperar en los medios de comunicación convencionales.
Las primeras experiencias de educación con medios de comunicación y nuevas tecnologías arrancan de la década de los sesenta con la consolidación de la comunicación social en todos los países desarrollados, es en los años ochenta cuando se produce la eclosión universal, el período crucial en el desarrollo de los programas en una gran mayoría de países de prácticamente todos los continentes, incluso en regiones consideradas como menos desarrolladas.
Las universidades, la administración educativa, los diarios nacionales y regionales y las asociaciones no gubernamentales han sido los ejes fundamentales en los que se han sustentado las variadas y múltiples experiencias que se han ido desarrollando. Sin embargo, esta implementación ha sido muy desigual en unos países respecto a otros, tanto en las formas de integración dentro del currículum, en los materiales desarrollados y en los recursos didácticos, así como en la propia concepción de este ámbito de conocimiento.
Asimismo, la inclusión de los medios en la enseñanza se debe hacer teniendo presente la obtención de objetivos; esto tiene una doble finalidad: la de convertirse en objeto de estudio como un tema más del currículum y la de facilitar el aprendizaje como estímulo en la obtención de mejores resultados, insertándose en la planificación de otras actividades de enseñanza-aprendizaje, logrando alcanzar los objetivos marcados en el currículum escolar.
Las funciones y usos educativos de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías en la escuela son los siguientes:
          1.- Utilización en la escuela de contenidos y programas no específicamente educativos de los medios de comunicación de masas.
          2. Utilización en la escuela de programas específicamente creados para ella se trata de un recurso para incrementar la calidad de la enseñanza.
          3. Utilización en la escuela de los medios como recurso de expresión, creación e investigación para los discentes. El objetivo fundamental ya no es aquí el transmitir contenidos instrumentales, a través de los medios, sino el aprender sus lenguajes y su técnica usándolos como medios expresivos, creativos y de investigación. Como fácilmente se puede observar el grado de implicación en la incorporación es mucho mayor.
Los medios de comunicación y las nuevas tecnologías producen efectos que tienen aspectos positivos y negativos en las personas, por lo que desde el contexto educativo es necesario minimizar los negativos y maximizar los positivos con una buena formación para los alumnos.
Esto sería aquélla que les hiciera ver y comprender que los medios ejercen influencia sobre ellos, con unos efectos determinados y, de este modo, entenderían los beneficios y perjuicios que pueden provocar los mismos. Los medios encuadrados en la educación en materia de comunicación abarcan esencialmente un nuevo ámbito de conocimiento relevante, que los estudiantes y alumnas han de conocer para poder interpretar correctamente el mundo que les ha tocado vivir. Así se está ante el nacimiento, de una nueva cultura propiciada en gran parte por los medios de comunicación y las nuevas tecnologías que están produciendo cambios en las propias estructuras mentales, por lo que una enseñanza conectada con la realidad debe de reconceptualizar los conocimientos mediados por ellos. La justificación para su introducción en los contextos educativos ha venido a partir de dos grandes perspectivas: servir de ayuda para la mejora del proceso didáctico educativo de los participantes en la enseñanza, y la inmersión dentro de la sociedad en la que nos se vive.
La influencia de los medios de comunicación de masas puede ser de muy distinta índole. Algunos especialistas han levantado la voz para hablar de realidad medial para referirse al fenómeno a través del cual los medios crean una realidad .
Los efectos que los medios de comunicación tienen sobre los niños y los adolescentes son diversos; algunos muy positivos, como el conocimiento del mundo y otros negativos desde el punto de vista educacional, como la disminución del hábito lector. Esto hace pensar que es necesario disponer de un modelo de valores antes de hacer un análisis crítico de los mensajes de los medios de comunicación.
Es indispensable clarificar qué se espera de los estudiantes antes de evaluar como positiva o negativa la influencia de un medio de comunicación . Al igual que los medios de comunicación se pueden constituir en problemas que dificulten los objetivos a desarrollar por el sistema educativo, también son ventajosos y ayudan en la labor desempeñada por el profesor en el aula, razonamiento éste que hace que el aspecto negativo de ellos se rechace y se aproveche todas las ventajas que pueden ofrecer y aportar a la enseñanza, siempre y cuando se les emplee correctamente.
Los profesores deben valerse de los medios de comunicación para enseñar, utilizarlos como recursos que activen las estrategias de enseñanza-aprendizaje, y que servirán para lograr los objetivos propuestos en el proyecto curricular de las escuelas.
Si se pretende enseñar con y para los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, es pertinente que el profesor adopte una actitud participativa, innovadora, diferente, para lograr una correcta y eficaz introducción de estos medios en la escuela.
Pero también hay que tener presente que los principios éticos a los que deben servir los medios pueden variar y hasta contradecirse, el profesor moderno debe ser consciente de ello para no otorgar papeles y funciones que no correspondan a los medios.  No obstante, son pocos los docentes que utilizan los medios en sus clases y tal vez el razonamiento que justifica esta ausencia de los medios de comunicación en las aulas suele ser la aparente imposibilidad de tratar todos los contenidos, la falta de tiempo y la consideración de que estos medios son más lúdicos que instructivos.
La prensa online en las aulas acerca la realidad a los estudiantes y hace que las enseñanzas y conocimientos dejen de ser abstractos, porque educar y aprender a partir de lo real, actual y cercano al estudiante es más motivador para él y facilita un aprendizaje más significativo, constructivo, participativo, capaz de integrar los aprendizajes de las distintas asignaturas y en conexión con los distintos ejes transversales. Indirectamente, ese planteamiento tiende a lograr una enseñanza de calidad y un aprendizaje funcional que refuerce las capacidades tanto cognitivas como expresivas, de autonomía, autoestima, de integración social, de equilibrio personal, de sensibilidad estética, creatividad, solidaridad, comprensión, respeto y de tolerancia.
El periódico como recurso es un valioso aliado para acercar la institución escolar a los temas más significativos del mundo actual, nadie puede hoy discutir la necesidad de aproximar la escuela a la realidad y esto supone prestar una atención particular a los contenidos propios de esa realidad.
La prensa online puede ser un buen elemento para desarrollar hábitos fundamentales: saber pensar, distinguir hechos de opinión, saber mencionar, aprender a buscar información, a juzgar, analizar, comparar y sintetizar, transformar una información, elaborar nuevos mensajes, determinar la tendenciosidad, aumentar la capacidad de comprensión, velocidad lectora, interrelación e integrar información en unas estructuras mentales propias a medida que van integrando información y descubriendo las propias reglas de formación.
La utilización de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías en la actividad profesional de los docentes para aprovechar sus ventajas y facilitar el aprendizaje de los estudiantes lleva tiempo. Para ello, la necesidad de una continua actualización de los conocimientos también alcanza, y de una manera especialmente importante, a los profesionales de la educación, encargados precisamente de difundir la cultura contemporánea entre los ciudadanos.
Sin duda, la situación mejoraría y se conseguiría una integración plena si los docentes estuviesen más y mejor formados en estos recursos tecnológicos y mediáticos, para introducirlos con fines didácticos en las aulas. A pesar de lo dificultoso de esta tarea para los profesores por lo complicado de su uso y manejo en un primer momento, también son numerosísimas las ventajas que los medios de comunicación y las tecnologías educativas ofrecen actualmente a los educadores para mejorar tanto su formación como su actividad docente e investigadora:

Sin embargo, es conveniente que el profesor no quede deslumbrado por sus ventajas y posibilidades, obviando la reflexión y planificación necesarias para que los resultados didácticos que se obtengan sean los adecuados.
No obstante, la utilización y el aprovechamiento de estos medios de comunicación y nuevas tecnologías por parte del profesor dependen de los recursos e infraestructuras con que cuente su centro de trabajo, así como la disponibilidad y el acceso que tenga a los mismos. Este punto es importantísimo, pero no lo son menos su preparación y buena disposición a utilizar estos recursos tecnológicos de última generación.
Del mismo modo, una buena preparación del profesorado en los medios de comunicación y las tecnologías educativas es el punto clave para su inserción en el currículum de las distintas asignaturas. Así, éste debe asumir el reto de enfrentarse con actitud activa a los medios, a través de una formación y actualización, que revierta en un mejor aprendizaje de calidad para los estudiantes.
La formación del profesorado debe encaminarse a conseguir que ellos mismos sean unos usuarios competentes y no unos expertos informáticos.
Esto supone centrar la formación en el uso de programas y herramientas informáticas que les permitan desarrollar aplicaciones útiles para sus áreas específicas de enseñanza.
El profesor en sus programaciones de clases, puede utilizar los medios de comunicación y las tecnologías educativas como:

Pero el utilizarlos de un modo u otro en el aula exige tener previamente un proyecto curricular de centro que los integre en el mismo. Ante este panorama, es necesario preparar a los docentes para lograr esto desde diversos planteamientos:
Una formación inicial en la universidad, con asignaturas como nuevas tecnologías de la información aplicadas a la educación común para todas las modalidades, puesto que los profesores del mañana deben tener conocimientos adecuados del uso didáctico de los nuevos medios tecnológicos, audiovisuales e informáticos. Se hace imprescindible una alfabetización tecnológica de los docentes, para que incorporen a su quehacer docente, para que con la misma naturalidad cotidiana que ahora usan un libro.
La posibilidad de una formación continua del profesor en ejercicio por medio de los distintos Planes Estatales de Formación. Puesto que los profesionales de la educación deben reciclarse y comprender que los medios de comunicación y las tecnologías educativas que en el próximo milenio pueden sustituir a los actuales recursos didácticos como son los libros de texto y a los conceptos de evaluación. De esta forma pasarán a ser unos recursos aliados con sus funciones que ofrecen muchas ventajas, como son la eficacia, la eficiencia, la interacción y la interactividad.
Es decir, la formación del profesorado es fundamental e imprescindible en la integración de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías educativas en los entornos educativos.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga