EL DESARROLLO INTEGRADO DE HABILIDADES EN LA LENGUA INGLESA EN EL PROFESIONAL DE LA AGRONOMÍA. UNA PROPUESTA DE CUADERNO

Aynik Marrero Rodríguez
Ana Vázquez Cedeño
Adrian Abreus González
aabreus@ucf.edu.cu

1.3.2 Expresión oral

Sobre el rol que desempeña el lenguaje oral, Antich (1986: 64) plantea: "La primacía del lenguaje oral radica en la realidad objetiva de su naturaleza como fenómeno social y medio de comunicación verbal por excelencia. De ahí la necesidad de conceder prioridad al establecimiento de los mecanismos de comprensión auditiva y del habla, lo cual significa que primero se presenta la lengua oral y que la lengua escrita se enseña a partir de lo que los alumnos han aprendido oralmente."

A partir de este planteamiento se puede decir que la expresión oral es el mayor uso del lenguaje y la base de la comunicación, pues provee la fundamentación para el desarrollo de las demás habilidades necesarias para el estudio de un idioma. Los estudiantes deben practicar la lengua inglesa fuera de clases; para que al igual que en su lengua materna puedan ser capaces de expresar sentimientos, reacciones, etc., ante determinadas situaciones.

Para Byrne D. (1989), la expresión oral no se desarrolla de forma aislada en el aula. Si se buscan fuentes para desarrollar el habla, aparecen la lectura y la escritura como posibilidades para alcanzar este fin.

Otros autores concluyen la expresión oral como la habilidad de expresar ideas, sentimientos, necesidades, deseos por medio del lenguaje, con fluidez y precisión, así como la capacidad para comprender los mensajes que reciben de códigos como hablar, leer y escribir para poder comunicarse teniendo en cuenta los mismos.(González, 2010: 17)

La expresión oral desarrolla un sistema de habilidades a través de:

Pulido (2005) y González (2010), sugieren que al planificar las clases de expresión oral el docente debe considerar las funciones comunicativas de la unidad y su relación con los contenidos precedentes y siguientes; los elementos lingüísticos y socioculturales en función de la comunicación, prestando especial atención a la forma, significado y uso; así como considerar las estrategias de aprendizaje más apropiadas para cada momento.

Según estos autores se necesitará además proporcionar a los estudiantes dos niveles complementarios de adiestramiento:

Coincidiendo con González (2010), se logra el uso de la lengua, entre otros factores, en dependencia de la edad, las motivaciones, las aptitudes del aprendizaje y la calidad de la enseñanza.

Entonces, corresponde al docente estar preparado para los problemas que se pueden presentar en el aula cuando se enfrenta al tratamiento de la expresión oral, es decir, buscar las vías para que los alumnos estén motivados y no sientan temor al hablar así como para que exista una compensación en la participación de todos los estudiantes, incitándolos a utilizar lo menos posible la lengua materna dentro del aula, para de este modo lograr una comunicación oral efectiva en la lengua extranjera.

Partiendo de todos los elementos anteriores la autora concluye definiendo la expresión oral como una habilidad compleja, donde se denota la capacidad o destreza que posee un individuo para hablar y expresarse, o sea, para comunicarse con los demás. Expresión oral es saber expresar oralmente ideas con las cuales se propicia la conversación y la retroalimentación entre el emisor y el receptor; en un idioma extranjero exige además, una pronunciación que no interfiera la comprensión del mensaje, y los conocimientos necesarios para desarrollarlas.

1.3.3 Comprensión  lectora.

La lectura desempeña un papel de vital significación en la vida del hombre y en su actividad profesional, ya que es un medio fundamental de conocimiento y comunicación.

 Antich (1986) plantea que la lectura para los estudiantes es el principal instrumento de aprendizaje, pues la mayoría de las actividades escolares se basan en la lectura. Leer es uno de los mecanismos más complejos a los que se puede llegar, ya que implica decodificar  un sistema de señales y símbolos abstractos y es un proceso complejo que requiere de operaciones mentales como el análisis, la inducción y la comparación, para la comprensión e interpretación de la información escrita.

Murcia (2000:58) plantea que… “la lectura es un proceso interactivo que involucra a tres participantes: el escritor, el texto y el lector; en este proceso el lector tiene que ejecutar un número de tareas simultáneas: decodificar el mensaje reconociendo los signos escritos, interpretar, el mensaje asignándole a los grupos de palabras y finalmente comprender la interacción del autor.

La lectura es una vía fundamental a través de la cual se pone el hombre en contacto con la literatura, con los conocimientos acumulados por las distintas ciencias, con los avances de la técnica, entre otros. (Rodríguez, 2009)

Cuéllar (2010) asume el criterio de  Grellet (1981:12) cuando define la lectura como “un proceso de constante búsqueda y que lo que cada individuo trae al texto es más importante que lo que encuentra en él”

La autora de la investigación coincide parcialmente con varios de los criterios emitidos por los autores antes mencionados, y asume para esta investigación el criterio de Colomer (1997:6) quien considera que… “leer es un acto interpretativo que consiste en saber guiar una serie de razonamientos hacia la construcción de una interpretación de un mensaje escrito a partir tanto de la información que proporciona el texto como de los conocimientos del lector y que implica iniciar otra serie de razonamientos para controlar el progreso de esa interpretación de tal forma que se puedan detectar las posibles incomprensiones producidas durante la lectura”.

La comprensión de un texto depende fundamentalmente del conocimiento previo que posee el lector del aspecto que aborda la lectura, el cual le permite identificar el contexto que se presenta y concentrarse en este. Es por ello que resulta importante y necesario que el lector, antes de llevar a cabo la lectura de un texto, posea al conocimiento lingüístico, estructural y contextual que hará posible la comprensión de este. Entender un  texto escrito significa extraer la requerida información con toda la eficiencia posible (Grellet, 1981:12).

La comprensión, tal y como se concibe actualmente, es un proceso a través del cual el lector elabora un significado en su interacción con el texto (Anderson , 1997)

La enseñanza de la lectura no debe mantenerse aislada de las demás habilidades del lenguaje. El comentario o resumen, tanto oralmente como escrito, de un cuento leído es una actividad realizada de manera natural. Pero la enseñanza de la lectura puede relacionarse con la fonética, la gramática normativa y en especial con el aprendizaje de la ortografía.

Según García (1975) y Rodríguez (2009), el proceso de la lectura comprende las siguientes operaciones:

1-Percepción e interpretación de símbolos gráficos.
2-Reconocimiento de palabras y signos auxiliares.
3-Comprensión de significados.
4-Emisión de sonidos correspondientes.
5-Audición y autocontrol de la cadena fónica.

Cuando se aprende a leer en una lengua extranjera es necesario primeramente aprender a decodificar el mensaje para comprenderlo y además hay que formar la habilidad de captar el mensaje sin pasarlo por la lengua materna. Esto es lo que se llama lectura directa, lo que significa una lectura sin traducción mental. Los hábitos correctos de lectura de la lengua materna se transfieren  a la lectura en lengua extranjera después que se han formado en lengua materna. (Torres, 2007)

1.3.4 Escritura

Según Antich (1986), la redacción dentro del proceso de enseñanza de lenguas extranjeras, ha sido siempre relegada al último lugar de preferencia en la enseñanza de las cuatro habilidades básicas. La autora, no obstante, ve una estrecha relación entre la lengua escrita y la oral partiendo de que la escritura y la lectura son procesos de asociación entre la grafía y el sonido. Por otra parte, cuando se escribe, las palabras se pronuncian en el habla interior. El aprendizaje de la escritura contribuye, por lo tanto, a la formación de hábitos y habilidades de expresión oral.

Diversos autores han profundizado lo referente a las diferenciasentre la redacción en la lengua hablada y la escrita. Para Raimes(1983: 4), Aprender a escribir no es solamente una extensión “natural” del aprendizaje  del lenguaje hablado. Nosotros aprendemos a hablar nuestra lengua materna en casa, sin una instrucción sistemática, mientras que la mayoría hemos tenido que ser enseñados en la escuela a escribir la misma lengua...”.

 Wingard (1989) y Hedge (1988), (citados por Arcia, 2003), hacen referencia a la  diferencia entre la lengua hablada y la escrita. Caracterizan la última como más concisa, más explícita, mientras que el lenguaje oral puede dejar cosas sueltas, que se pueden aclarar en la conversación. Mientras que el lenguaje hablado se apoya en los gestos, tono de la voz, entonación, movimientos del cuerpo, expresiones faciales, la oportunidad de aclarar las ideas, la redacción necesita de un alto grado de organización en el desarrollo de las ideas y la información, alto nivel de limpieza, cuidarse de las ambigüedades, buscar el uso correcto de la gramática y una correcta selección del vocabulario, los patrones de la oración.

Para Antich (1986), las diferencias entre la expresión escrita y la oral, se dan en dos formas: de tipo lingüístico y de tipo psicológico. En lo escrito falta el receptor y la retroalimentación instantánea. Mientras que el que habla observa directamente la reacción a cada palabra que se dice, y se guía por expresiones, el que escribe tiene que organizar mejor su expresión y elegir las expresiones convenientes. Sin embargo, tiene la ventaja del tiempo, que le permite revisar lo escrito.

Por su parte, Saussure  (1970: 71)  ve la lengua hablada y la escritura como dos sistemas de signos distintos, aunque “la palabra escrita se mezcla tan íntimamente a la palabra hablada de que es imagen, que acaba por usurparle el papel principal”.

Con lo anterior, la autora puede llegar a plantear que aún cuando la expresión oral y la escritura difieren en varios puntos, comparten muchos rasgos comunes desde las perspectivas socio-lingüística y desarrolladora. Por  tanto, el lenguaje escrito influye en la expresión oral, por lo que la escritura puede ser una vía para mejorar la expresión oral, partiendo de la idea que la escritura es más fácil de manipular para aquellos estudiantes que no están listos física o psicológicamente para expresarse oralmente en clases y si se tiene en cuenta que la escritura puede reforzar lo que se ha practicado oralmente en clases.

La escritura está también vinculada a otras habilidades. Cuando se lee un texto, luego se responden preguntas sobre lo que se leyó y se resume. De igual forma, generalmente se discuten las ideas antes de escribirlas y se escucha antes de escribir.

Varios autores conciben la integración de las cuatro habilidades básicas (Comprensión auditiva, expresión oral, comprensión lectora y escritura) como un medio eficaz para lograr la comunicación:

Para Rodríguez (2009), la percepción del lenguaje escrito es una habilidad que está vinculada con otras de igual importancia como son la expresión escrita, así como la expresión y comprensión del lenguaje hablado. Todas ellas se reúnen en la habilidad general del individuo de expresarse correctamente por igual vía y captar cualquier mensaje oral o escrito.  

La autora de la investigación se adscribe al criterio de Arcia (2003) cuando plantea que en los últimos años, debido a la influencia de la enseñanza comunicativa de lenguas, así como los elementos teóricos que han aportado la lingüística, la psicolingüística, la sociolingüística, los conocimientos del discurso y otros, se ha producido  un entendimiento de la lengua como sistema de comunicación, en el que no se pueden ver sus componentes de forma aislada, sino, más bien en su conjunto, de la forma que ésta tiene lugar en la vida real. Esto ha favorecido el entendimiento de una estrecha relación en el desarrollo de las cuatro habilidades básicas para lograr la competencia comunicativa.

En resumen, la autora concluye  que no existe un aprendizaje efectivo de una lengua extranjera si no se integran todas las habilidades que la conforman, o por lo menos las habilidades básicas de la misma.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


Real como la economía misma
Por: Armando Roselló
Un desfile de historias y de personajes. El cazador paleolítico, el agricultor neolítico, el rey sumerio, el ciudadano romano, el abad medieval ... Además de una historia económica de la humanidad, los comentarios intercalados a esas historias van mostrando conceptos básicos de Economía y explicando su funcionamiento. Pero además de los conceptos clásicos el autor propone su propia visión heterodoxa de muchos problemas económicos.
Libro gratis
Congresos

Próximos congresos

24 de noviembre al 12 de diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de enero
X Congreso EUMEDNET sobre

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de febrero
X Congreso EUMEDNET sobre

Educación, Cultura y Desarrollo

Enlaces Rápidos


Suscribase a nuestros boletines
y recibirá toda las novedades.
Introduce tu email.

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga