SITIO WEB PARA LA SUPERACIÓN INFORMÁTICA EN LA FILIAL UNIVERSITARIA MUNICIPAL JESÚS MENÉNDEZ

Lorenza de las Mercedes Hernández Labrada
Belisario Cedeño García
Maria Caridad González Borlet

lorenzahl@ult.edu.cu

CAPÍTULO 1: FUNDAMENTOS DEL USO DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS COMUNICACIONES EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Introducción

En este capítulo se establecen los fundamentos teóricos que serán tomados como referentes para la elaboración de la propuesta de estrategia de superación, para lo cual se analizan aspectos teóricos tales como: Influencia del desarrollo de la tecnología de la información y la comunicación en el mundo y su impacto en los procesos de enseñanza – aprendizajes, tendencias de la Enseñanza y la Superación  en Informática y estado actual de la Superación de los profesionales no informáticos de la SUM Jesús Menéndez.

1.1 Influencia del desarrollo de la tecnología de la información y la comunicación en el mundo y su impacto en los procesos de enseñanza - aprendizajes.

Resulta importante realizar un análisis de cómo el mundo de hoy se ha visto influenciado por el desarrollo de la Tecnología de la Información y la Comunicación, para poder comprender el porqué, de la necesidad de la adquisición de una cultura Informática básica por parte de nuestros educadores.

En los últimos cinco años, la difusión de las TIC en América Latina y el Caribe ha hecho grandes progresos, con impacto creciente sobre el sector público, la economía, la sociedad, la cultura y la integración a la economía mundial. Hay una creciente aceptación de que esas tecnologías han abierto espacios y dado herramientas para promover el desarrollo, el bienestar, la integración y la democracia. (C EPAL, 2003)

El desigual desarrollo económico de los países establece una división en dos grandes grupos fundamentales: los que poseen los capitales monopolizadores de la economía a escala mundial (Empresas Transnacionales) y que lideran el proceso de globalización, las riquezas, las tecnologías más avanzadas, las grandes industrias; y el grupo de los que dependen de la ayuda monetaria internacional, tienen una limitada utilización de tecnologías y con industrias en manos extranjeras, que se convierten por tanto en meros receptores de técnicas, en muchos de los casos obsoletos, porque las tecnologías siguen estando en manos de las grandes transnacionales (Herrera,  2005)

Por otro lado, los recursos tecnológicos no sólo están siendo utilizados para mejorar la vida del hombre, sino que se podría utilizar para tratar de lograr una homogeneización cultural. A esto debe anteponerse una reafirmación de las identidades nacionales de los países que se encuentran en desventaja con respecto al acceso a las tecnologías informáticas (Abascal, 2000).

Como el desarrollo económico es desigual en los diferentes países el acceso a las  tecnologías es desigual y por tanto, elevado es el número de personas en el mundo que nunca han utilizado un teléfono y más grande aún es el número de los que jamás han visto una de las imágenes de Internet.

Desde la caída del campo socialista en el mundo se trata de imponer una política dominante polarizada, que se basa en la relación capital trabajo. Se trata de expandir una política que permita a unos pocos dominar a una mayoría, mediante la injerencia en sus asuntos internos, la penetración ideológica, la exportación de su cultura para suplantar las culturas nacionales, empleando todo tipo de recursos incluidas las nuevas tecnologías, lo que provoca en general, una tendencia a la desnacionalización de los estados (Expósito, 1997).

Cuba desarrolla una política económica que tiene como estrategia enfrentar los grandes problemas que se agudizaron por factores externos y que generaron una crisis económica recesiva que potenció el desbalance financiero externo e interno y la dependencia de inversiones para combustible y alimentos, por lo que se hizo necesario iniciar un proceso de reforma económica que tiene como objetivos: enfrentar el recrudecimiento del bloqueo económico, sanear la economía nacional, facilitar la inversión de capital extranjero de común acuerdo entre las partes, elevación de la eficiencia de los planes de producción y la inversión en la introducción de las nuevas tecnologías (Pérez, 2005).

Son numerosas las intervenciones de nuestros dirigentes dentro y fuera de Cuba en las que queda clara una política que defiende la soberanía, la independencia y las conquistas del socialismo y que trata de perfeccionar lo que hasta ahora se ha hecho. Una política en pro de lo humano, de lo digno, de la confianza en el hombre, de la amistad, la solidaridad y el respeto entre los pueblos.

Se está produciendo a escala mundial un proceso social complejo en que la sociedad está apuntando hacia épocas de cambios civilizadores, donde cada batalla sea clasista o movimientista, si es genuinamente popular, es una lucha por y para la sociedad sin explotación del capital, sin discriminación de sexo, raza, etnia, generación; sin exclusión y con justicia social (C EPAL,  2003).

Las posibilidades de éxito de Cuba para la utilización de esta tecnología fue planteada por Carlos Lage Dávila en el V Pleno del Comité Central del Partido Comunista cuando afirmó, "Nosotros, ante todos estos retos de los cambios científico-técnicos a nivel mundial, estamos en condiciones mejores, a pesar de nuestra circunstancia de bloqueo, por la obra educacional y científica de la Revolución; pero no debemos subestimar la magnitud, la impor­tancia y la complejidad que adicionan estas circunstancias al esfuerzo del desarrollo económico de cualquier país en el mundo actual." (Lage, 1996)

Según Vázquez (1994), la implantación de las tecnologías de la información y las comunicaciones nos obligan a atender nuevas posibilidades de la Escuela, en lo que respecta a nuevos roles de la escuela como tal y de los docentes. Lo que resulta innegable es que las tecnologías están produciendo una verdadera revolución que afecta a todas las actividades de la sociedad, tanto a la producción y al trabajo como a la educación y a la formación.

De igual manera, Touriñán (1998), refiere que las tecnologías de la información obligan, por tanto, a modificaciones en la organización de la educación, porque crean entornos educativos que amplían considerablemente las posibilidades del sistema y no sólo de tipo organizativo, sino también de transmisión de conocimientos y desarrollo de destrezas, habilidades y actitudes. Sin profundizar en este tema, debe señalarse que la clave está en transformar la información en conocimiento y, este, en educación y aprendizaje significativo. Si embargo tener más información no quiere decir necesariamente que se tienen más conocimientos, de ahí la necesidad de que la escuela se organice para transformar la información en conocimientos y estos en educación.

 Castells (1997), evidencia que el impacto educativo de las tecnologías no sólo requiere que analicemos sus efectos en relación a cómo mejorar los procesos de enseñanza para que el alumnado desarrolle más habilidades cognitivas, para que acceda a nuevas formas de almacenar la información y aprenda a procesarla, para que esté más motivado, etc. Las nuevas tecnologías tienen efectos sustantivos en la formación política de la ciudadanía, en la configuración y transmisión de ideas y valores ideológicos, en el desarrollo de actitudes hacia la interrelación y convivencia con los demás seres humanos. En definitiva, entendemos que el estudio pedagógico sobre las nuevas tecnologías y la educación debe incorporar también la reflexión sobre cómo compensar educativamente los efectos perniciosos de las mismas sobre la sociedad. 

Según Ortega (1997), las  tecnologías favorecen la individualización de la instrucción; por una parte, por que el profesor puede adaptar los procesos de instrucción a las características individuales de los estudiantes, permitiéndole el acceso a determinadas bases de datos, presentándole ejercicios de forma redundante, adaptando la instrucción a sus ritmos y estilos de aprendizaje, o adaptando los códigos por los cuales les es presentada la información a las preferencias del usuario; y por otra, en el sentido de que la educación tenderá progresivamente a responder a las necesidades concretas de los individuos, en lo que se está llamando como educación bajo demanda; es decir, respuestas educativas directas ante las solicitudes de formación realizadas expresamente por los estudiantes. Por lo que consideramos que esto nos lleva a la potenciación de una enseñanza basada en el estudiante, y no en el profesor.

Sin embargo Escudero (1995), plantea que la evaluación de actitudes en los estudiantes ha sido siempre un punto conflictivo y difícil de asumir en el ámbito universitario, no obstante no podemos  olvidar que puede ser un factor decisivo en la formación de los alumnos, fundamentalmente de cara a su posterior y necesaria formación en activo o formación permanente. En este sentido, considero que una asignatura como la informática, en la cual el tiempo no permite una profundización en los temas que se van tratando sino más bien una vista panorámica de lo que pueden ser recursos para la enseñanza y sus posibilidades para profesores y alumnos, debe plantearse como objetivos los siguientes:

1. Analizar el papel de los medios en el proceso de enseñanza - aprendizaje.
2. Conocer distintos recursos didácticos y sus aplicaciones educativas.
3. Ser capaces de evaluar didácticamente los distintos recursos en cuanto a calidad, oportunidad, validez, etc.
4. Aprender a utilizar los principales instrumentos informáticos y audiovisuales.
5. Ser usuarios críticos de programas informáticos y recursos audiovisuales.
6. Ser capaces de llevar a cabo la integración curricular de los medios estudiados.
7. Valorar críticamente la utilización de los distintos recursos tecnológicos en el aula.

Esto nos permitió precisar el objeto de nuestra investigación, que es la superación profesional.  A partir del concepto de preparación, un hombre preparado implica la asimilación de una profesión;  la formación de las capacidades, su pensamiento y la formación de otros rasgos de la personalidad como son las convicciones, los sentimientos, la voluntad.

Situados en el marco de la Didáctica, en las Tecnologías Aplicadas a la Educación no se puede entender el conocimiento como algo universal, ni como una propuesta de relaciones causales y leyes implícitas de la naturaleza. Se ha de entender y se entiende como algo que se genera a partir de la interacción humana, que debe ser considerado como provisional, histórico y situacional (Gisbert, 1992).

Pero, ¿qué son las TIC?; ¿cuáles pueden ser sus características distintivas? ¿Qué tipo de conocimientos estas generan?

Respecto a la primera interrogante las definiciones de TIC que se han ofrecido son diversas Para Gilbert (1992), las TIC son el "conjunto de herramientas, soportes y canales para el tratamiento y acceso a la información". Por su parte Fandos, M. (2002), desde una perspectiva abierta, señala que su expresión se refiere a los últimos desarrollos tecnológicos y sus aplicaciones. En esta misma línea, Área (2004), las definen como los "últimos desarrollos de la tecnología de la información que en nuestros días se caracterizan por su constante innovación." Castells (2001), indica que "comprenden una serie de aplicaciones, de descubrimientos científicos cuyo núcleo central consiste en una capacidad cada vez mayor de tratamiento de la información". Y como última, citar la formulada en la publicación de la revista Ministerio de Cultura (1986),  “Cultura y Nuevas Tecnologías”... nuevos soportes y canales para dar forma, registrar, almacenar y difundir contenidos informacionales. Estas definiciones, nos aportan algunos hechos significativos. En primer lugar, lo ambiguo y general del término; que giran en torno a la información y los nuevos descubrimientos que sobre la misma se vayan originando; y que pretenden tener un sentido aplicativo y práctico.

Sandia (2002), refiere que el aprovechamiento de las potencialidades tecnológicas que estos medios poseen, requiere algo más que de conocimientos tecnológicos, requiere de una voluntad de cambio por parte de todos los actores del proceso, y de modelos que orienten la práctica y la reflexión sobre ésta. Las reales potencialidades de las TIC sólo serán apreciables en la medida en que el nuevo modelo didáctico en que estas se inspiren se formule en respuesta a las exigencias del mundo del futuro y en correspondencia con los principios y regularidades didácticas que caracterizan dicho proceso. En tanto la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación tiene efectos más allá de la concepción pedagógica y de aprendizaje, la reflexión sobre estas deberá orientarse en dos sentidos: reflexión epistemológica y reflexión pragmática.

Los adelantos tecnológicos (redes de computadoras, correo electrónico, etc.) han influido en la situación económica, política y social mundial. Estos adelantos ofrecen al hombre potencialidades para su mejoramiento de vida profesional y humano, manifestándose en todas las esferas de su actividad; de ahí que se plantee que se está en presencia de una revolución tecnológica y cultural de alcance insospechado que influirá en la forma que adopte la próxima sociedad, debido al impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad, pero ese impacto puede ser utilizado como instrumento de dominación de acuerdo con quien las desarrolle y controle. Una cosa es el proceso de desarrollo científico – técnico como elemento material, como conjunto de inventos y descubrimientos que benefician al hombre y otra las implicaciones sociales de los nuevos recursos tecnológicos y científicos, y su utilización (Herrera,  2005).

En el 3er Simposio Interna­cional sobre Informática y Educación (1984),  se planteó: " No cabe la menor duda de que la informática facilita el desarrollo y que éste vendrá en beneficio de las sociedades que hagan buen uso de ellas." Es por ello la necesidad de introducir las técnicas de in­formática en la educación, así como el análisis de su  impacto social, el cual ha sido abordado no sólo en el ámbito nacional.

El perfeccionamiento continuo de nuestro Sistema Educacional ha tenido en cuenta entre otros aspectos la integración de la Informática a este sistema, lo que ha llevado a la necesidad de la superación de los docentes en esta rama (Ramírez, 1982).

El desarrollo de la Informática provocado por los avances tecnológicos en la computación, proporciona la posibilidad del almacenamiento, procesamiento y transmisión de la Información, lo cual constituye una revolución de fines de siglo y un reto para el tercer milenio.

Actualmente el uso de la computadora está presente de forma directa o indirecta en la mayoría de las actividades del ser humano. La educación también abre sus puertas a las posibilidades que brinda esta tecnología.

Sin embargo, es innegable que la computadora ofrece potencialidades que pueden ser explotadas convenientemente en el proceso de enseñanza – aprendizaje, por ejemplo:

Las potencialidades antes expuestas y la didáctica como basamento teórico, son tenidas en cuenta por la Informática Educativa, al elaborar los proyectos metodológicos de la enseñanza de la Informática, y las metodologías de diseño, producción y evaluación de software educativo, así como en la enseñanza de otras disciplinas (Rodríguez, 1998).

La Informática en la realidad educativa se concreta en La Informática Educativa, en esta última pueden distinguirse:

Su empleo en este caso no difiere en esencia de otras esferas. Se trata de introducir la Computadora como herramienta de trabajo en todo el proceso de la Administración Escolar, como puede ser en el control de: expedientes de los alumnos, resultados por asignatura, actividades extracurriculares, etc.

Se deben usar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para aprender y para enseñar, es decir el aprendizaje de cualquier materia o la adquisición de habilidades se puede facilitar mediante las TIC.

En este punto podemos encontrar una subdivisión:

La idea de utilizar la potencialidad de la computadora como medio de enseñanza parece atractiva y ha llevado incluso al espejismo de concebirla como sustituto del profesor.

El uso de computadoras conectadas en red permite fortalecer e incrementar: la actividad en el campo de la Educación a Distancia, la comunicación entre especialistas e interesados en el área de la Informática Educativa, la difusión y el acceso a la información de carácter educativo

La importancia de la computadora ha aumentado de forma tal, que se ha hecho imprescindible introducir en los programas escolares la computación.

Se plantea por algunos autores que la instrucción debe incluir cuatro actividades fundamentales:

Partiendo  de estas actividades podemos considerar que los tipos fundamentales de programas de instrucción basados en computadoras que cubren estos aspectos son:

Se encargan de presentar la información y guiar al estudiante en su aprendizaje inicial.

Se ocupan de practicar para aumentar la fluidez y retención de los conocimientos.

Pueden combinar cualquiera de esas actividades, pero, rara vez todas juntas.

Se encargan, como su nombre lo indica, de la fase de evaluación del aprendizaje.

Aún existe un conjunto de problemas sin resolver en el desarrollo de la Enseñanza Asistida por Computadoras, sobre los cuales aún hay que seguir reflexionando, como plantean (González, 1997).

¿Cómo representar los conocimientos?

¿En qué medida las técnicas actuales de representación del conocimiento resuelven las particularidades psicopedagógicas y las dificultades de contenido de nuevos conocimientos que pretende la educación moderna?

¿Cómo relacionar la representación del conocimiento con las propias representaciones intuitivas e imperfectas del alumno?

¿Cómo lograr una interface hombre ‑ máquina satisfactoria?

¿Cómo utilizar el lenguaje natural?

No obstante, como hemos visto hasta aquí, el número de aplicaciones de la Enseñanza Asistida por Computadoras es cada vez mayor en el apoyo de la clase, o en el trabajo independiente del alumno. La introducción de la multimedia, el uso de los sistemas expertos y la Inteligencia Artificial ayudará mucho al profesor en todas las tareas educativas.

En Cuba la Informática Educativa se ejecuta a través de tres sistemas:

Según Addines (2000), el sistema educacional en Cuba está estructurado por niveles de enseñanza, que responden a particularidades generales según el contexto de cada una de ellas.

En el caso del Sistema Nacional de Educación se encuentra en práctica el Programa de Informática Educativa y según Rodríguez (1998),  tiene definidos los objetivos de la introducción de la informática en la escuela, para cada nivel de enseñanza.

Estos objetivos son tenidos en cuenta en la elaboración de la propuesta de superación de los profesores de la SUM, por cuanto estos son los formadores de los futuros profesionales del territorio.

En relación con el hardware, los avances de la micro y la opto electrónica han favorecido de manera progresiva la miniaturización. La tendencia que se observa es su abaratamiento, el aumento de sus capacidades y posibilidades, así como una mayor integrabilidad con otros dispositivos.

Aún deben desarrollarse sistemas más potentes y de más fácil uso para el profesor, que puedan manejar todas las posibilidades del hardware de una manera más transparente para él, y que tengan incorporadas ayudas para el diseño pedagógico empleando técnicas de Inteligencia Artificial.

Como puede verse, la utilización de la computadora en la enseñanza tendrá que seguir siendo estudiada, pero, nadie duda de las potencialidades que tiene esta tecnología para el desarrollo del aprendizaje.  Hay investigadores como Bouzá (1997), que consideran que su verdadero alcance se verá cuando se logren programas que puedan representar, adquirir y trasmitir conocimiento, como gran aspiración de la mayoría de los que están relacionados con esta esfera, planteamiento con el cual se coincide plenamente en esta investigación.

El uso de la computadora también ha favorecido la Educación a Distancia, que está caracterizada por la separación física entre el profesor y los alumnos y entre cada uno de ellos, al introducirse las nuevas tecnologías de transmisión de la información y la comunicación en esta modalidad educativa, se trata de hacer más eficaz el proceso educativo de llevar la educación a todo aquel que lo desee y tenga acceso a la técnica y que por diversas razones, no pueda acogerse a la Educación Presencial. La telemática como tecnología informática ha revolucionado esta modalidad educativa (Sandia, 2002).

 En especial, la utilización de la Internet y los sitios WEB se convierten en armas de gran valor para la enseñaza  de la  Computación como veremos en  el epígrafe sobre las tendencias actuales de la enseñanza y la superación en informática.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga