SISTEMA DE ACTIVIDADES PARA LA CAPACITACIÓN DEL BIBLIOTECARIO ESCOLAR EN EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES DE TRABAJO INDEPENDIENTE

Noemí Dueñas Bravo

CAPÍTULO III
SISTEMA DE ACTIVIDADES PARA LA CAPACITACIÓN DEL BIBLIOTECARIO ESCOLAR

En este  capítulo se presenta el sistema de actividades diseñadas por el asesor de información para capacitar a los bibliotecarios escolares en  ofrecer los niveles de ayuda que requieren los alumnos para realizar del trabajo independiente. Se presenta aquí el aparato categorial, el aparato instrumental del sistema de actividades, así como las exigencias teórico- metodológica del sistema de actividades y su valoración mediante validación empírica.

3.1- Aparato categorial del sistema de actividades

Para iniciar el estudio del sistema de actividades que se propone en la investigación se parte de dos conceptos fundamentales, el de sistema y el de actividad. Se asume el siguiente concepto de sistema:

Sistema es “una totalidad, una configuración de elementos que se integran recíprocamente a lo largo del tiempo y del espacio, para lograr un propósito común, una meta, un resultado, que el sistema como un todo tiene propiedades superiores  a cada una de sus partes por separadas”.

El progreso del sistema se estudia siguiendo los cambios en el estado de sistema.  La actividad provoca cambios en el sistema. La actividad es “modo de existencia, cambio, transformación y desarrollo de la realidad social. Deviene como relación sujeto – objeto y está determinada por leyes objetivas”. Es este el concepto que se asume en la investigación.

La actividad humana se manifiesta en procesos de comunicación y de socialización. Su premisa fundamental interna es la necesidad, que es la que dirige la actividad de las personas en su medio; entendiendo la necesidad como algo interno del sujeto, pero que la influencia sociocultural, a partir del accionar de los diferentes agentes socializadores – uno de los cuales es la escuela -, pueden contribuir a potencializarla, de modo tal, que a la vez que los alumnos sientan satisfacción por lo que “hacen en la escuela”, se creen en ellos nuevas necesidades, motivos e intereses por aprender, es decir, nuevas motivaciones intrínsecas.

 Teniendo en cuenta los  conceptos expuesto anteriormente, el sistema de actividades que se propone constituye un sistema, por las siguientes razones:

  1. Surge a partir de una necesidad de la práctica educativa y se sustenta en una teoría.
  2. No representa a un objeto ya existente en la realidad, propone la creación de uno nuevo.
  3. Tiene una organización sistémica. Las actividades no son aislada, se relacionan desde los objetivos generales hacia los específicos. Sus componentes se distinguen entre sí y se relacionan entre sí. Estas relaciones están bien definidas en el sistema de actividades.
  4. Las actividades que se proponen facilitan la práctica pedagógica y se organizan sistemáticamente a partir de criterios teóricos.

3.2. Aparato instrumental del sistema de actividades.

Otra posición conceptual de la cual se debe partir para el estudio del sistema de actividades son los niveles de ayuda. La adecuada utilización de los niveles de ayuda es un elemento fundamental en esta investigación. Los niveles de ayuda utilizados son:
Primer nivel: Orientación de la actividad y atracción de la atención.
 Consiste en repetirle al alumno los elementos que se quiere que aprenda, enfatizando en los aspectos orientadores básico. Los comentarios de este primer nivel van dirigidos a orientar al alumno en los aspectos fundamentales que se quiere que conozcan.
Segundo nivel: Estimulación y ayuda.
Se introduce cuando el alumno no ha comprendido aún los aspectos orientadores básicos. En este nivel es necesario llevar gradualmente al alumno al conocimiento de los aspectos  orientadores con preguntas y tareas de exclusión e inclusión. Es importante la estimulación del alumno cuando llega a conocer los aspectos orientadores, en el caso que el alumno continúe presentando dificultad es necesario que lo sepa, se debe decir, por ejemplo, “ yo te voy a ayudar para hacerlo bien, “ esto ayuda al desarrollo de la crítica del sujeto y a comprender que todavía no ha comprendido.
Tercer nivel: Demostración de la actividad.
Si no se logra que el alumno se apropie del nivel anterior y continúe con dificultades, se pasa a este nivel de ayuda. Es importante saber que no se puede confundir la demostración con resolverle la tarea al alumno, demostrar implica un nivel cualitativamente diferente de ayuda y es consecuencia de un adecuado manejo de los niveles de ayuda anteriores.
El conocimiento de los niveles de ayuda y la adecuada utilización, constituye un principio metodológico rector importante para el estudio del sistema de actividades. Los niveles de ayuda están implícitos dentro del mismo algoritmo metodológico. El sistema de actividades se prepara a través de niveles de ayuda y se tiene en cuenta el estado inicial y real.

   3.3. Exigencias teórico-  metodológicas del sistema de actividades


Las exigencias metodológicas que sustentan la propuesta del sistema de actividades tienen un carácter general. Sirven a la instrumentación lógica de las operaciones que permiten la búsqueda, explicación, fundamentación y estructuración de los nuevos conocimientos y, a la vez, permiten organizar las vías a través de las cuales se pueden obtener los objetivos planteados.
Tales exigencias constituyen fundamentalmente las psicológicas y pedagógicas esenciales y generales y es recomendable atender estas en calidad de requisitos metodológicos para una mejor puesta en práctica del sistema elegido.
a) La unidad del carácter científico e ideológico: permite que las bibliotecarias comprendan que no son un elemento agregado en la escuela, sino parte integrante de la misma, por lo que deben proporcionar un continuo apoyo  a los programas de enseñanza y aprendizaje e impulsar el cambio educativo.
b) La elevación de la calidad del proceso: requiere que los  bibliotecarios escolares comparta con la escuela la responsabilidad de enseñar a los alumnos a pensar con eficacia, eficiencia, en forma creadora, con satisfacción y gusto. Aprender a aprender en la biblioteca requiere además que el bibliotecario funcione como maestro en un papel de guía activo del alumno, que trabaja con ideas a quien se le enseña a desarrollar el pensamiento lógico.
c) La vinculación de la educación con la vida, el medio social y el trabajo en el proceso de educación de la personalidad: permite lograr que los alumnos comprendan mejor el mundo en que viven y que asuman posiciones revolucionarias en pos de su transformación. Para el logro de este objetivo se  incluye en el sistema de actividades  debates, conferencias, talleres y clases abierta que contribuyen al desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje..
d) La interpretación del proceso de enseñanza- aprendizaje, como una unidad dialéctica: permite que exista una relación entre los componentes personales (capacitador, bibliotecario y alumno) y los componentes no personales(problema, objetivo, contenido, métodos y evaluación). Mediante la enseñanza se potencia no solo el aprendizaje sino también el desarrollo humano.
e) El carácter activo del  bibliotecario en el aprendizaje: Surge del  enfoque  histórico cultural de Vigotsky y sus seguidores y constituye uno de los principios de la enseñanza desarrolladora.   Significa que el que aprende debe buscar y procesar  la información en el proceso de formación del conocimiento, mediante la interacción con la información de entrada y de salida, la interiorización,  la reflexión y la acción en el proceso de aprendizaje.
El diseño del sistema de actividades para capacitar a las bibliotecarias escolares en el desarrollo del trabajo independiente permite operar con la realidad, enfrentar al mundo con una actitud científica, personalizada y creadora. En este proceso se debelan las contradicciones entre lo que se dice, lo que se vivencia y lo que se ejecuta en la práctica.
Estas relaciones se pueden graficar de la siguiente forma:
                            Capacitación de bibliotecarias
                
                              Objeto: Trabajo independiente
     
                                   Sistema de actividades

 

Conferencia    Talleres     Clases abierta    Debate       actividades prácticas
                                                                                                                                                                                                                          
                  
                                 Proceso de enseñanza - aprendizaje
            
                 Componentes personales                  Componentes no personales

 

Capacitador   Bibliotecarias  Alumnos   Problema    Contenido     Evaluación
                                                                   Objetivo          Métodos
En este gráfico se muestra la relación entre los elementos del sistema donde el objeto lo constituye el trabajo independiente con el objetivo de capacitar los bibliotecarios escolares mediante  diversas actividades como son  los talleres, las conferencias, las clases abiertas,  las actividades prácticas y los debates. En las que ocurre el proceso de enseñanza-aprendizaje caracterizado por la interacción en el aprendizaje, la socialización, la comunicación, la capacitación y la formación de los participantes.
 En el proceso de enseñanza que se logra, participan, se comprometen e involucran los bibliotecarios y los capacitadores  en la realización de las actividades. Donde los bibliotecarios resuelven problemas presentados  mediante en las tareas de aprendizaje, están presentes además los  componentes no personales:  El problema, radica en la necesidad que tiene el bibliotecario de aprender las habilidades de trabajo independiente y cómo puede enseñárselas a  los alumnos; el objetivo, consiste en capacitarlos; el contenido, está constituido por las habilidades de trabajo independiente; los métodos, son activos en tanto que permiten la reflexión y la acción; mientras que la evaluación  se centra en el proceso y en  los resultados, y considera la auto evaluación , cada bibliotecario valora lo que ha aprendido y cómo  ha ocurrido el aprendizaje en él o ella, y la coevaluación, donde los que aprenden valoran el aprendizaje de los demás.
Este sistema de actividades sigue los fundamentos que desde el punto de vista psicopedagógico  tienen un referente teórico-metodológico con un enfoque histórico - cultural teniendo como base:

  1. Un enfoque dialéctico y humanista del proceso de enseñanza-aprendizaje, centrado en el desarrollo integral de la personalidad, considerando la unidad de lo afectivo y lo cognitivo y de lo instructivo y lo educativo.
  2. El énfasis en el papel de las condiciones, de los distintos tipos de mediadores, de la interacción, la actividad y la comunicación en la formación, expresión y desarrollo psíquico, aspectos que concretan lo esencial de la ley de la doble formación de los procesos psicológicos formulada por L.S. Vigotski.
  3. El reconocimiento del carácter activo, consciente orientado hacia los objetivos, las tareas y la utilización de diferentes instrumentos transformadores de la actividad de los estudiantes  en le proceso de enseñanza-aprendizaje.
  4. El papel otorgado al desarrollo de la conciencia y la autoconciencia en la formación de la personalidad.
  5. El esclarecimiento de los momentos funcionales de la actividad- orientación, ejecución y control- que determinan y expresan particularmente diferentes formas de funcionamiento y de la estimulación del desarrollo.
  6. Las ilimitadas potencialidades de aplicación de los conceptos de situación social de desarrollo, periodos sensitivos del desarrollo y zona de desarrollo próximo al campo de acción pedagógica.

La unidad entre la actividad, la comunicación y la personalidad, fundamenta el carácter de sistema de las actividades, asumiendo como necesidad, la debida organización de la diversidad de acciones .La unidad de lo instructivo, lo educativo y lo desarrollador permite sustentar la interrelación dialéctica entre el aprendizaje y la formación, entre las categorías enseñanza y educación en el proceso pedagógico.
La unidad entre lo afectivo y lo cognitivo observa la creación de situaciones en las que da oportunidades para el crecimiento personal y grupal, no solo del tipo intelectual y conceptual, sino además, afectivo y moral. La unidad entre lo afectivo y lo cognitivo constituye un fundamento psicológico que expresa la conformación y funcionamiento del hombre como personalidad, sino deslizarlo de su inserción en el macro y en el correspondiente micro-medio-social.  

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga