GLOBALIZACIÓN CULTURAL EN LA ERA DIGITAL

Mario González Arencibia

Parte I: Tendencias predominantes en el contexto internacional actual

Resulta pertinente a los efectos de este examen presentar al lector interesado una valoración sobre las principales tendencias, que están delineando el actual proceso de globalización cultural en el entorno digital. Según esto el propósito de esta parte de la investigación, consiste en ofrecer un mapa tentativo que dé cuenta de las características del entorno internacional actual.

Estas por su connotación y denotación, ayudan a situar el marco de referencia del cambio de paradigma tecnológico que se esta produciendo en un ambiente socio-político e ideológico complejo y contradictorio. La idea es que estamos ante un proceso de globalización de largo alcance por su naturaleza e impactos en las diversas esferas del desarrollo social. Ello se expresa en las tendencias que a continuación se describen:

a) Intersección de lo global y lo local Primero, los retos que plantea la globalización involucran la intersección de lo global con lo local implicando nuevas circunstancias manifestadas en rupturas y continuidades de las distintas facetas de la sociedad. Esto pasa por reconocer que el análisis de la dimensión cultural de la globalización, está entrelazada con aspectos de naturaleza filosófica, ética, política, ideológica, tecnológica, étnica y económica, es decir social.

b) Imposición de signos "universales", y de sistemas de comunicación instantáneos Segundo, el mundo cultural está fuertemente influenciado por mercados que responden a acuerdos económicos, políticos ideológicos y culturales de orden supranacional. El resultado de esto es la imposición de signos "universales", y de sistemas de comunicación instantáneos que llevan al interior de cada espacio habitacional las más diversas modalidades de consumo, provocando toda una multiplicidad de lenguajes con una visión del tiempo, el espacio y del universo mucho más diversa.

c) Nueva cultura, de formas de pensar y actuar en el tiempo Tercero, en este ámbito el rasgo fundamental que distingue la época contemporánea en términos globales, es la implantación de una nueva cultura, de formas de pensar y actuar en el tiempo, dando como sumatoria, novedosas maneras de concebir los espacios culturales y los valores que los acompañan, en lo que es notoria la transición hacia una era digital con algunas características que son notables en la nueva geografía de las comunicaciones, por ejemplo:

1) La clave de la comunicación se ha desplazado desde la transmisión de información, característica de la era analógica, hacia la producción de contenidos, propia de la era digital.

2) El consumidor de los medios tradicionales ha pasado a ser un usuario activo, que no se limita al consumo de medios interactivos, sino que también participa en la producción de contenidos.

3) Internet ha provocado la disolución de las fronteras que separaban a los medios en función de su soporte y de los formatos de información. Los medios virtuales o sólo digitales, así como las versiones electrónicas de los medios convencionales constituyen nuevas realidades mediáticas que ya no se explican mediante el recurso a los viejos paradigmas matemáticos o ideológicos de la comunicación.

El efecto es que el desenvolvimiento del III milenio está siendo fraguado por un cúmulo de tecnologías asociadas a la comunicación y la información, y por ello es importante tratar de entender sus interrelaciones con la vida personal, profesional y espiritual. Ello requiere valorarlas críticamente y aplicar creativamente sus ventajas.

d) Base del cambio cultural Cuarto, el punto central de las diferencias con respecto a otras épocas es cómo y con qué instrumentos se producen cualitativamente y cuantitativamente los cambios culturales, lo que es conmensurable a partir de la inmediatez de los mensajes culturales que se producen ligados a su velocidad y alcance. Ello es trascendente en medio de los actuales canales de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

El corolario es la producción de formas inéditas de difusión y distribución de componentes de las relaciones sociales que están ligados a la comunicación (nos referimos a Internet) que aceleran la renovación de las culturas tradicionales en el plano tecnológico, y que contienen una profunda transformación social, e impactan los valores que orientan la conducta humana.

En esto es relevante la ruptura que producen los cambios tecnológicos. Ello repercute incluso en las diferencias horarias locales, las que se ven sometidas a un nuevo paso del tiempo, al crearse actividades que funcionan las 24 horas del día, y cuyo alcance global desdibuja las fronteras continentales.

e) Interdependencia, dependencia, desigualdades y exclusión A nivel fenoménico tal proceso no sólo conduce a la interdependencia, sino también a la dependencia y a la exclusión, al tener en su base todo un conjunto de factores que reproducen la integración de partes de la cultura mundial de manera fragmentada, imprimiéndole un carácter de globalización sementada al proceso. Entre este conjunto de factores es posible distinguir la disparidad del dinamismo de los cambios tecnológicos, los cuales se concentran fundamentalmente en los países desarrollados; aparición de un liderazgo compartido que muchos advierten de inestable o de transición; predominio de las empresas transnacionales en los principales flujos que mueven las relaciones internacionales.

Todo en condiciones de un único sistema de relaciones internacionales en que predominan las relaciones capitalistas de producción, con los resultados implícitos de este hecho para las mayorías de las naciones subdesarrolladas. Estas tendencias están determinadas fundamentalmente por las transformaciones que han sufrido los principales países capitalistas desarrollados.

En este contexto los desajustes de unos países son compensados o aprovechados por otros, de manera que ello se convierte en una condicionante de la necesidad de coordinar políticas nacionales, no sólo a nivel de los países capitalistas desarrollados, sino de los subdesarrollados. Se puede situar como ejemplo, la coordinación que se está produciendo actualmente entre los países más desarrollados, lo cual no sólo es expresión del grado de intervinculación alcanzada sino también de la incapacidad y vulnerabilidad de las políticas nacionales.

El mensaje planteado en cada una de las aristas antes esbozadas, consiste en que el contexto internacional en términos tecnológicos, socio-políticos e ideológicos se torna cada vez más, complejo y contradictorio. Lo que exige cada vez más asumir una posición dinámica frente a los cambios, sobre todo en torno a cómo considerar aquellas modificaciones derivadas del ámbito tecnológico.

El desafío profesional al que se enfrentan los países subdesarrollados en el escenario de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones comunicación, no consiste simplemente en "adaptarse al cambio", como si fuera una moda. Lo que se plantea como exigencia es mucho más radical y pasa por comprender, y examinar de manera permanente las nuevas características del entorno. De lo que se trata, es de maniobrar con la idea de ser protagonistas, es decir, constructores y no simples espectadores, de la revolución tecnológica, para poder convertir en realidades "las promesas de la era digital".

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga