PROPUESTAS DE ACCIONES PARA LA MARCHA DEL APRENDIZAJE FORMATIVO DE LOS ESTUDIANTES

Carmen María Rojas Sánchez

1.4.- El aprendizaje desde el punto de vista formativo.

Aprender es la condición más importante para la vida humana y representa uno de los más complejos fenómenos de nuestra existencia .Se trata de un proceso dialéctico de cambio, a través del cual cada persona se apropia de la cultura socialmente construida, tiene una naturaleza multiforme, diversa.

Pensemos en muchas clases de aprendizaje que tienen lugar en el curso de la vida aprendemos a andar, a hablar, a bailar, a recordar hechos, a interpretar números y recitar poemas .

Las personas Aprenden lo que les conviene comer, lo que se debe temer lo que es preciso evita se forman preferencias, prejuicios modos de comportamiento Aprenden conceptos, significados y hábitos nuevos, idiomas etc.

Es por ello que el desarrollo del mismo crece de manera sistemática. En el aprendizaje que el asciende al logro de un aprendizaje formativo integrador con diferentes aristas.

Cuando hablamos de aprendizaje formativo debemos tener en cuenta la diversidad educativa en las aulas, en lo referente a lo físico, natural psicológica, cognitiva afectiva emocional psicosocial de estudiantes y docentes, nivel de desarrollo biológico capacidades ritmos y estilos de aprendizaje con necesidades, intereses y motivaciones muy singulares así como los que vienen de ambientes socioeconómicos y culturales muy distintos que por ende tienen una experiencia previa y una historia personal muy originales, aunque estas disparidades también existen entre los docentes .Siempre debemos de lograr instrumentar opciones que les permitan aprender desarrolladoramente, tomando en cuenta sus diferencias con vista a desarrollar al máximo ese potencial individual que cada cual posee .Tiene como encargo social transformar su realidad en un contexto histórico concreto.

Las influencias educativas deben encaminarse a propiciar el crecimiento personal, en el caso de la escuela, esto es un imperativo central, ya que junto a la familia tiene el encargo social de propiciar el desarrollo personal de estudiante a su cargo. Este, puede lograrse cuando en su accionar, en esta institución se posibilita que cada sujeto tenga un aprendizaje verdaderamente formativo.

En ambos casos existido un cambio, el estudiante no conocía y ahora conoce, no sabía y ahora sabe. Si el maestro le aplica un examen para evaluar el dominio del conocimiento o de la acción, el estudiante aprobará e incluso obtendrá altas calificaciones. Pero no aprendió realmente.

Sí se profundiza un poco más y se pide al estudiante que argumente y explique la información, que la valore críticamente, que aporte criterios o ideas personales sobre ella, él probablemente no pueda hacerlo. O si se le insta a que explique cada uno de los pasos de su acción, el por qué de estos y de su secuencia, su opinión con respecto a ello y se exige una propuesta nueva, personal, en relación con algunos de los momentos de la acción o con la acción misma, es muy posible que no pueda hacerlo.

Sí al cabo de un tiempo se le examina de nuevo, seguramente no recordaría nada, ni los conocimientos, ni las acciones concretas para actuar, o solo reproduciría aspectos aislados de lo que supuestamente ha aprendido.

No puede hablarse entonces de un verdadero aprendizaje ni se puede afirmar que creció como ser humano, ni se puede decir que logró una apropiación de la experiencia.

Se ha producido un cambio, en tanto adquirió nuevas conocimientos y fue capaz de realizar una nueva acción, pero esos conocimientos no han sido, comprendidos, no tienen significación, están carentes de sentido para él, la acción no es consciente, no es razonada, no se domina realmente y no puede ser utilizado posteriormente en la solución de una nueva tarea, ni el conocimiento ni la acción son importantes o significativos para él, no entiende para qué las ha tratado de aprender ,por tanto pierden fuerza en la memoria y se dificulta su reproducción, no ha habido compromiso implicación personal, reflexión, ni transformación.

Lo supuestamente aprendido no ha pasado a formar parte del arsenal de experiencias personales del que se nutre el sujeto para autorregular, de modo efectivo su comportamiento. No ha enriquecido verdaderamente su personalidad no ha contribuido a su crecimiento como ser humano.

Siempre en esta enseñanza el aprendizaje formativo va Creando características a fines en los estudiantes de manera que el va conformando un grupo de habilidades rectoras que garantizan a plenitud sus insatisfacciones pues las prácticas que efectúan, los hace crecer y alcanzar formarlo aún más es por ello que en esta educación podemos proponer acciones que eleven iniciativas y que se trabaje con más motivaciones pues la materia prima contribuye a resultados.

A continuación se explica la necesidad para el aprendizaje formativo, en qué se distingue de otros enfoques del aprendizaje descrito por diferentes investigadores y Cómo se define este aprendizaje además Cuáles son sus características esenciales.

El enfoque del aprendizaje formativo parte de la concepción materialista dialéctica del mundo, del hombre, de su desarrollo y de la teoría histórico cultural como fundamento psicológico de la relación entre la educación y el desarrollo psíquico, como base filosófica del aprendizaje, como comprensión de los procesos de aprendizaje y desarrollo humano y como soporte metodológico para su investigación y aplicación en la práctica.

El resultado del aprendizaje formativo, es la adquisición de la experiencia histórico- social, pero no de cualquier experiencia histórico –social, sino de aquella que para el sujeto es importante, necesaria, aquello que tiene significación y sentido personal en su vida en el momento en que lo aprende y en función de los planes y proyectos futuros de cada uno. En el aprendizaje formativo el contenido del aprendizaje coincide con los resultados directos del mismo, es decir el sujeto aprende aquello que se constituye en resultados directos e inmediatos de su aprendizaje. Los resultados indirectos no son contenidos del aprendizaje, sino un producto de este, que se va logrando en el aprendizaje formativo.

El término reproducción no significa que se repita textual o mecánicamente la información o las acciones trasmitidas por alguien que enseña, sino que el individuo vuelve a realizar las acciones que están concretizadas en los objetos y fenómenos de la realidad, haciéndolas suyas, en un proceso activo, en el cual con la ayuda del otro, aprende los procedimientos u operaciones implícitos en esas acciones, logrando como resultado de esa interacción, con el objeto, mediatizado por el que enseña y por los instrumentos necesarios , el dominio de los modos de utilización de esos objetos, como objetos humanos, y con ello, las capacidades y funciones necesarias para su empleo.

Junto con esos procedimientos y modo de utilización de los objetos, el individuo también hace suyos los modos de comportamiento y de interacción propio de los seres humanos que permite la comunicación con los que le rodean.

En el proceso de aprendizaje formativo se observa que en dicho proceso va surgiendo otro proceso paralelo y a la par de él: el proceso de crecer, por tanto en este aprendizaje se dan a la vez, conjuntamente, y transcurren en el mismo tiempo y espacio, siendo muy difícil su superación.

No obstante, cada uno de ellos tiene su propia esencia y especificidad y no se identifican .Por ejemplo el concepto de honestidad, su importancia en la sociedad y la manera en que este se expresa en los comportamientos, puede constituirse en contenido de aprendizaje, pero el valor de honestidad no constituye un contenido a aprender, sino un contenido psicológico a formar. No basta con que el estudiante se apropie del concepto honestidad, de su importancia y de su expresión comportamental para que la honestidad se haya constituido en un contenido personológico que lo caracterice como ser humano y regule su actuación consecuentemente.

Es necesario que este contenido de aprendizaje adquiera un sentido para él, es decir, un alto valor emocional que lo convierta en fuerza movilizadora de sus recursos, de sus potencialidades y que al incorporarse a ellos, modifique sus configuraciones persono- lógicas convirtiéndose en una nueva adquisición del desarrollo.

Tanto si se trata de una nueva adquisición, como si se trata de la modificación de un contenido personológico existente, se requiere un proceso de construcción o reconstrucción personal de nuevos aspectos del sentido, a partir de lo aprendido, que se produce en una nueva cualidad del desarrollo.

.Es importante destacar que el aprendizaje formativo es un proceso por cuanto en él, el sujeto se modifica y pasa de un momento inicial a uno final cualitativamente nuevo, pasando por distintas etapas o momentos. Pero esa nueva cualidad es superior a la que ya existía, le enriquece, le hace más autónomo, capaz e independiente, le hace crecer. Este es un aspecto que diferencia al aprendizaje formativo de cualquier otro enfoque del aprendizaje. No basta con que el sujeto cambie, es necesario que ese cambio implique un nuevo nivel de autorregulación y regulación comportamental, que le permita una interacción más efectiva con su realidad social, es decir, el aprendizaje formativo conduce a un crecimiento personal. A su vez el proceso de apropiación es individual, específico y único para cada sujeto. Se produce en cada cual con un ritmo y características propias. La experiencia, una vez que se incorpora al mundo interno del sujeto, sufre transformaciones que la hacen diferente a la de los demás, lo que tiene ver con la historia anterior, presente y futura de cada persona y con una interrelación con la realidad en que este proceso transcurre. El aprendizaje individual se produce en el grupo, y esa situación especial de aprendizaje le confiere características propias que la diferencian del aprendizaje que transcurre en la relación maestro – al estudiante.

Características del aprendizaje formativo: Las características inherentes al aprendizaje formativo es: persono-lógico, consciente, transformador, responsable y cooperativo. Ellas se constituyen en dimensiones a partir de las cuales pueden ser estudiadas en cada sujeto .A continuación se detallan estas características.

Personológico: El aprendizaje formativo es persono-lógico, lo que significa que el sujeto expresa plenamente sus potencialidades en el proceso de aprender es decir, aprovecha sus recursos persono-lógicos de manera efectiva, a la vez que le imprime un sello propio al proceso, que lo hace distintivo y absolutamente diferente al aprendizaje de los demás.

Lo que va aprender adquiere para él un significado y un sentido personal por lo que se convertiría en algo importante y necesario para lograr sus metas.

El que aprende se siente implicado no solo en relación con los contenidos que va aprender y con los objetivos que ha de alcanzar, sino en relación con los procesos mismos de aprendizaje y desarrollo. Hace suyos los objetivos y se vuelca en el proceso, con todos sus recursos persono-lógicos, con el fin de alcanzarlos .Al existir una coincidencia entre los objetivos del programa de aprendizaje, los objetivos grupales y los de cada estudiante, la tarea de aprendizaje se convierte en motor del desarrollo individual Consciente. Implica la plena conciencia del Modelo del objeto y de la acción , lo que permite ir controlando su marcha y resultados y hacer las correcciones pertinentes , también la conciencia de qué cambios de sí mismo espera lograr en ese proceso de cambio , qué potencialidades y qué limitaciones , lo que le posibilita la toma de medidas preventivas para evitar las dificultades implica ser consciente del transcurrir de sus procesos psíquicos en la realización de la tarea (meta -cognición), de sus vivencias afectivas.

Transformador.

En el aprendizaje formativo la característica de ser trasformador es entendida como aquella que permite al estudiante actuar sobre la realidad y modificarla , y a la vez actuar sobre sí mismo para lograr su auto-transformación en el proceso de aprendizaje El estudiante asume una actitud crítica – valorativa, procesa la información, reflexiona sobre ella. Llega a sus propias conclusiones, la reelabora incorporándole sus criterios personales, aportándole su propias ideas y puede incluso producir una nueva información.

Aunque esta características del aprendizaje (transformador) no está referida específicamente al desarrollo de la creatividad, lo que resulta de suma importancia en la formación y desarrollo del ser humano, teniendo en cuenta las exigencias que la sociedad ha planteado históricamente a cada individuo y el reto que representa para la escuela.

La relevancia de esta cuestión ha sido planteada por numerosos psicólogos .Al respecto, A. n. Leontiev señala: (…), (Leontiev, 1982, pág. 53. (…) la actividad del hombre, diferente a la del animal, es creadora y productiva (…) Los hombres en su actividad, no se conforman con adaptarse a la naturaleza. Transforman a esta en función de sus necesidades en desarrollo. Inventan objetos capaces de satisfacerlos, y crean medios para producir estos objetos. (…) (Ibídem, Pág. 49).

L. S. Vigotsky (citado por J. Betancourt y otros, 1997, p.208) destaca (…). Si la actividad del hombre se limitara a la producción de lo viejo, sería un ser volcado solo al pasado y sabría adaptarse al futuro únicamente en la medida en que reprodujera ese pasado (…). Es precisamente la actividad creadora del humano la que hace de él un ser proyectado hacía el futuro, un ser que crea y transforma su presente.

L. Pérez Martín y colaboradores (1997) en una investigación realizada para lograr el desarrollo de potencialidades creativas en estudiantes Universitarios demostraron que una de las condiciones más importantes para ese desarrollo, era postura activa y transformadora de la realidad y de si mismo del estudiante en el proceso de aprendizaje.

Es interesante que los modelos existente en torno al desarrollo de la creatividad (David, 1982,Shaw y Cliatt, 1986 y otros se aspira a lograr en el sujeto la asimilación de herramientas y técnica que le permitan generar ideas nuevas y en algunos casos, se espera que elabore proyectos de investigación, de intervención y modificación de la realidad, o programa de solución de problemas o tareas metodológicas.

En pocos autores se encuentra la consideración del compromiso real de la persona con los cambios de la realidad y de sí mismo. Tal es el caso de Treffínger (1980) al explicar su modelo de aprendizaje creativo, en el que refiere la existencia de tres niveles de desarrollo de la creatividad siendo el más alto de ellos el que logra una integración de funciones psíquicas que permite la implicación del sujeto, en la realización de cambios reales.

En la transformación de los objetos: Se expresa en el análisis crítico de los objetos de la realidad relacionado con el aprendizaje, en la elaboración de proyectos de transformación de los mismos y en la práctica. Estos proyectos pueden implicar pequeños cambios que perfeccionen los objetos, o cambios más profundos que los modifiquen y conviertan en algo diferente, o puedan conducir a la creación de nuevos objetos.

En la transformación de las otras personas.

Se manifiesta en un análisis de las interrelaciones con los demás, en la reflexión de los problemas y conflictos interpersonales en los que puede estar inmerso, en la búsqueda de estrategias de enfrentamiento y solución de los mismos y en la puesta en práctica de estas en función de lograr influir en las personas con las que interactúan al aprender y contribuir a su transformación y al mejoramiento de sus interrelaciones.

En la transformación de sí mismo.

Se manifiesta en la reflexión sobre sí mismo, sobre sus potencialidades y limitaciones en el proceso de aprendizaje, en el planteamiento y en la realización de esfuerzos para lograr metas en el autoperfeccionamiento.

Aunque ser transformador implica modificar lo ya existente y hacerlo diferente de lo anterior, esto no significa que el sujeto tenga que aportar ideas absolutamente nuevas, o proyectar transformaciones originales, no significa que tenga que elaborar un producto creativo; significa simplemente que aporte un elemento personal al contenido del aprendizaje, que genere ideas propias, que analice y proyecte con su propio estilo lo que va a ha hacer, y o lleve a vías de hecho, de manera comprometida, activa y personal.

Responsable: Ser responsable implica que el sujeto responda por el objeto, proceso y resultado de su propio aprendizaje. Significa participar en la planificación y en la toma de decisiones con respecto a los objetivos a alcanza, a los contenidos, al proceso y a las formas y vías de evaluación y asumir la responsabilidad que le corresponde por su compromiso y participación en las decisiones tomadas, las ideas acerca de centrar la responsabilidad de la educación en el estudiante han sido defendida.

Las ideas acerca de centrar la responsabilidad de la educación en el estudiante han sido defendidas por los humanistas. Rogers se refiere a una “educación democrática centrada en la persona “ la cual consiste precisamente en otorgar la responsabilidad de la educación al estudiante .Esta educación parte de la idea de que cada persona es capaz de responsabilizarse y de controlarse a si misma en su aprendizaje.

Cooperativo.

En el nuevo estilo en la relación del maestro y del estudiante en la facilitación del proceso de aprendizaje, se considera un estilo cooperativo, en el que se propicia una colaboración, en términos de negociación entre el maestro y el estudiante , en la que todos satisfacen sus necesidades y deciden lo que desea lograr y el modo de hacerlo, conjuntamente, tratando de conciliar esto con las exigencias institucionales y sociales (R. Bermúdez Morris, 2001), este estilo elimina todo tipo de posición autoritaria, v necesidades de los estudiantes, contrarios, exige al grupo un comportamiento en correspondencia con las metas y tareas definidas previamente . No se trata de pedir opinión y dar participación a los estudiantes, sino de que estos elaboren y decidan los proyectos y la forma de alcanzarlos y evaluarlos, dentro de los límites impuestos por la época, la sociedad, la institución escolar, el grado o año que cursa el estudiante y la asignatura de que se trate. Pero ese proceso de elaboración y decisión es conducido por el maestro, el que tiene que preparar al grupo para poder participar y decidir. El puede dar elementos y criterios personales, incluso propuestas, pero ha de elegir cuidadosamente el momento y la forma de ofrecerlos, para que su opinión noerticalista y rígida, de centralización y decisión única y, aunque se centra en las determine unilateralmente en las decisiones grupales. El estudiante se convierte en sujeto activo y comprometido con el proceso y resultado de su aprendizaje y crecimiento personal. Exige su participación en todas las decisiones inherentes a estos procesos, lograr de manera consciente y transformadora, con todos sus recursos per sonlógico la consecución de las metas individuales y grupales, y responder responsablemente por los resultados alcanzados.

El aprendizaje se produce en los espacios de intresubjetividad grupal o en la relación entre pares, incluido el par Maestro-estudiante, mediante el intercambio de información, experiencias y vivencias en un proceso cooperativo que enriquece y modifica las existentes en cada estudiante. En esos espacios se va produciendo un cambio, no solo conceptual, sino en los contenidos y modo de funcionar de las configuraciones persono-lógicas del sujeto, que conducen a un nuevo nivel de autorregulación comportamental.

La importancia de los espacios de intresubjetividad como momentos imprescindibles en el proceso de internalización de la experiencia histórico social, como espacio para el diagnóstico y para el desarrollo de la zona potencial del estudiante ha sido demostrado por L. S. Vigotsky y sus continuadores. B. Lomov (19869), ya. A. Ponomariov (1989), N. N. Obozov (1989), V. A. Kolzova (1989), V. N. Nosulenko (1989), A. A. Grachev (1989), E. V. Tsukanova (1989), P. ya. Galperin (1983), L. Venguer (1981), V. V.

Rubtson Más recientemente, M. Colé (1991), han mostrado importantes aristas en la colaboración entre pares y en el trabajo grupal en función del éxito en la solución de las tareas y del desarrollo psíquico en la zona de construcción del conocimiento.

Existen algunos componentes que se interrelacionan en un modelo que a continuación mostramos.

Los componentes que rigen el sistema están muy interrelacionados, la concepción del crecimiento personal y el enfoque del aprendizaje formativo, los que mantienen relaciones de coordinación entre sí y a los que se subordina la concepción del proceso de enseñanza aprendizaje, que a su vez determina el sistema de condiciones psicológicas y la estrategia metodológica para su aplicación. Todos se encuentran en una estrecha interacción dialéctica El aprendizaje formativo fácilmente va integrando la interacción entre crecimiento personal y aprendizaje formativo durante el proceso se adquieren conocimientos, habilidades, formas de comportamiento, estrategias, instrumentos y medios para proyectar los procesos de auto desarrollo, para enfrentar y solucionar situaciones, problemas y conflictos etc.

En la medida en que esto sucede, se van produciendo cambios internos en cada persona que tienen que ver, no solo con el enriquecimiento de sus contenidos psicológicos, sino con los modos de asumir las situaciones y autorregular el comportamiento en función de los objetivos y proyectos personales.

Es decir en el proceso de aprendizaje se va produciendo otro proceso paralelo y a la par del proceso de crecer, por tanto en el aprendizaje formativo los procesos de aprendizaje y los procesos formativos se dan a la vez, conjuntamente y trascurren en el mismo tiempo y espacio, siendo muy difícil su separación. No obstante, cada uno de ellos tiene su propia esencia y especificidad y no se identifican. Es importante destacar dos procedimientos generales de trabajo, que permitían el diagnóstico y la orientación, con un enfoque pedagógico rigurosamente científico.

 Etapas de la metodología de la investigación científica.

 Pasos de la dirección pedagógica.

Estos procedimientos permitían al estudiante orientarse en cada caso particular y enfrentar su estudio y solución de manera independiente, por las vías y caminos que considerara más convenientes, de acuerdo a sus características de personalidad y a su estilo personal, lo que garantizaba el aprovechamiento de las potencialidades individuales, al exigir al alumno un enfoque, análisis y vías de solución personales y flexibles.

La segunda transformación al proceso fue el concebir como sistema lo académico, lo laboral y lo investigativo, todas estas propuestas se contemplan como medio de alcance práctico de los estudiantes logrando fines específico.

El componente laboral se integró a la asignatura, evaluándose y controlando por el profesor de la asignatura y estaba con interacción all componente académico. Las horas académicas debían informar, orientar y preparar al estudiante para la práctica laboral y ser utilizadas, además para discutir los resultados de la misma y llegar a conclusiones a partir de estas.

Se realizó un análisis de los problemas más significativos que, en el ámbito de la asignatura, podrían ser enfrentados y solucionados por los estudiantes. Estos se resumieron en los siguientes.

 ¿Cómo conocer al estudiante?  ¿Cómo ayudarle en su desarrollo psíquico?  ¿Cómo conocer al grupo?  ¿Cómo coordinar o facilitar la dinámica grupal?  ¿Cómo comunicarse positivamente con los estudiantes?  ¿Cómo lograr que aprende mejor?  ¿Cómo conocerse mejor así mismo y crecer como persona? Estos problemas podían ser planteados por el profesor o los estudiantes al iniciar un nuevo contenido o en el momento que se considerara más conveniente, con el fin de estimular el interés a ellos y dirigir su aprendizaje en el proceso de su estudio y solución.

Se debía de estimular la detección de estos problemas y todos ellos debían de abordarse en algún momento en el curso, en las actividades docentes o en trabajos extradocentes.

El análisis de sus problemas de sus causas y soluciones, debían ser enfocados desde diferentes puntos de vista con el objetivo de desarrollar la flexibilidad del pensamiento y las propuestas debían de ser originadas y novedosa vía para estimular el pensamiento divergente y la creatividad, que aunque no constituían los aspectos a desarrollar en el tiempo de la asignatura, debían ser estimulados para su desarrollo a más largo plazo. Al lograba una orientación completa, individual y generalizada, se evitaba el tanteo ciego , el estudiante se orientaba y resolvía las tareas por sí mismo, lo que desarrollaba su independencia y creatividad y se apropiaba de un método general de trabajo y de los conocimientos esenciales de la asignatura, lo que le preparaba para el trabajo profesional futuro, en el que debía resolver múltiples casos particulares, para los cuales no hay reglas específicas y que debía solucionar teniendo en cuenta lo general aprendido en psicología, y su modo particular de enfrentar y resolver las tareas, por medio de procedimientos diversos que buscaba y aplicaba de manera personal.

Nunca que el estudiante formule ideas e inspiraciones, podemos desvanecerle la misma pues de el se aprende y se logra objetivos a fines con propósitos que este al alcance de los demás del grupo independientemente de su nivel de aprendizaje, pues en ellos se puede observar iniciativas totalmente creadoras, a veces nos impresiona desde el punto de vista positivo así como negativo, pero ahí es donde se trata de trabajar con el y apoyarlo, realmente es un trabajo intenso, creador y muy determinante para el profesor experimentado y no experimentado, solo explotar las potencialidades.

Crecimiento Personal: Se basa desde el punto de vista teórico metodológico en los planteamientos de la teórico metodológico en los planteamientos de la teoría histórica cultural, expuesto por Vigotsky y desarrollados de modo brillante de L. S Vigotsky sus seguidores, e integran armónicamente los aportes más relevantes de otras concepciones los que enriquecen su enfoque sobre los procesos de aprendizaje y enseñanza y sobre su relación en las condiciones concretas de la época actual.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga