BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

ACTIVIDADES DOCENTES DIRIGIDAS AL DESARROLLO DE HABILIDADES DE TRABAJO INDEPENDIENTE EN LOS ESTUDIANTES DEL I SEMESTRE DEL CSIJ DESDE LA LENGUA INGLESA

Raidel Tejada Montejo



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (108 páginas, 211 kb) pulsando aquí

 


 

1.3 El desarrollo de habilidades de trabajo independiente en el proceso de enseñanza aprendizaje del Inglés.

La preparación de los jóvenes ha de forjarse hacia el futuro, exige a la escuela la correcta proyección del proceso de enseñanza aprendizaje, indispensable para el desarrollo de la actividad creadora en estos estudiantes. Esta habilidad se desarrolla en la actividad, la comunicación y de manera especial en su autoactividad consciente.

Por consiguiente, teniendo en cuenta lo expresado se asume la definición de proceso de enseñanza aprendizaje ofrecida por Raquel Bermúdez M. y Lorenzo M. Pérez Martín (2004), los que la definen como: “proceso de interacción entre el maestro y los estudiantes por medio de una adecuada actividad y comunicación, facilitando la apropiación de la experiencia histórico-social y el crecimiento de los estudiantes y del grupo, en un proceso de construcción personal y colectiva”.

Por tanto, el rol del docente en el proceso de enseñanza aprendizaje es decisivo; este es quien guía, comunica, expone, organiza, facilita los contenidos a los estudiantes y estos, además de comunicarse con el docente lo hacen entre sí y con la comunidad, lo que nos permite afirmar que es un proceso de intercomunicación.

Evidentemente, una de las exigencias del proceso de enseñanza aprendizaje, dada la implicación del sujeto en este proceso es el desarrollo del trabajo independiente en este, lo que les garantiza verdaderamente un aprendizaje desarrollador. De ahí que, el trabajo independiente constituya un elemento esencial dentro del proceso de enseñanza aprendizaje.

Las actividades orientadas para su ejecución parten de un principio comunicativo previo y posterior, además de realizarse a partir de una adecuada orientación previamente organizada y planificada por el docente y desarrollada a partir de la actividad y la comunicación.

Lidia Turner (1979) define el trabajo independiente “…como un conjunto de actividades que realizan los estudiantes sin la intervención directa del profesor para resolver las tareas propuestas por este en la dirección del proceso docente- educativo” .

Esta autora, se refiere al trabajo independiente solo en el proceso docente educativo, a partir de una serie de actividades que dependen una de la otra, donde no tiene participación alguna el profesor.

Danilo Quiñones (2001) asume el trabajo independiente como: “el método de dirección del aprendizaje dirigido al desarrollo de habilidades para la independencia cognoscitiva dentro y fuera de la clase y que se manifiesta a través de la auto preparación del estudiante, a partir de la necesaria orientación del profesor, donde el sujeto que aprende concientiza fortalezas y debilidades de los resultados alcanzados”.

Este autor asume el trabajo independiente como un método, procedimiento mediante el cual el docente dirige el aprendizaje de sus estudiantes con el objetivo de desarrollar habilidades para la independencia en el conocimiento, este autor se refiere a esta actividad dentro y fuera del proceso de enseñanza aprendizaje, teniendo en cuenta la auto preparación del estudiante, donde este es consciente de sus potencialidades y necesidades.

En el texto de Didáctica General (2001), Capítulo 10, Colectivo de Autores del ISP Enrique José Varona, liderado por la Dra. Fátima Addine F; se expresa que: “la actividad independiente se refiere a la medida en que las acciones planificadas por el maestro para ser realizadas por el estudiante promueven en este último el desarrollo de las habilidades, los conocimientos, actitudes y cualidades para aprender y actuar con autonomía" .

Esta definición ofrecida por la autora enfatiza en la condición y reconocimiento de la importancia de que cada estudiante actúe por sí solo. Esto asiste en gran medida al logro del propósito a alcanzar en cada actividad determinada. En este sentido se manifiesta “el carácter auto consciente del trabajo independiente, para cuya realización el estudiante pone en función todo su arsenal de conocimientos y voluntades y su nivel motivacional lo compromete a buscar los mejores vías de solución a las tareas planteadas, además de estar consciente de los beneficios que en el orden cognitivo le traerá el éxito de la misma” .

Para Carlos Álvarez de Zayas (1999) declara que: “el trabajo independiente es una característica del proceso docente- educativo; es aquel proceso que, en su desarrollo, logra que el estudiante, por sí solo, se auto dirija”. Este mismo autor refiere la importancia que tiene la solución de problemas por el estudiante en la lógica del proceso de enseñanza aprendizaje, es decir, que “en cada tema, aprendan porque resuelven múltiples problemas, los primeros, con ayuda del profesor (…) pero los siguiente por sí solos, con independencia”.

Álvarez de Zayas ve el trabajo independiente privativo del propio proceso de enseñar y aprender, que a partir de la autodirección que hace el estudiante, es decir lo haga solo. Este mismo autor refiere la importancia que tiene la solución de problemas por el estudiante en la lógica del proceso de enseñanza aprendizaje, es decir, que “en cada tema, aprendan porque resuelven múltiples problemas, los primeros, con ayuda del profesor (…) pero los siguiente por sí solos, con independencia”.

Según P Pidkasisti (1986), trabajo independiente es: “el medio para la inclusión de los estudiantes en la actividad cognoscitiva independiente, como un medio de su organización lógica y psicológica” , independientemente que el autor de referencia no aborda la importancia que tiene el trabajo independiente dentro de la propia clase en función del aprendizaje desarrollador y del desarrollo de habilidades, de la independencia cognoscitiva ni la trascendencia de estas habilidades para la formación de modos estables de actuación en los estudiantes, incluye un conjunto de tareas docentes dirigidas por el profesor y en el cual la acción intelectual, el pensamiento y la actitud física del estudiante se movilizan para lograr el objetivo propuesto.

En esta definición, Pidkasisti pone de manifiesto un aspecto que luego es retomado por otros autores, y es declarar como finalidad del trabajo independiente, la inclusión del estudiante en la actividad y desarrollo de la independencia.

En las definiciones ofrecidas por estos autores, a no ser la de Carlos Álvarez de Zayas les ha faltado concebir el trabajo independiente como un proceso, en el cual el docente debe hacer una proyección adecuada en función del cumplimiento de los objetivos de la clase. Durante la misma debe tener en cuenta la motivación, orientación, ejecución, control y evaluación de los estudiantes para poder lograr un trabajo independiente con éxitos.

Por lo que en el marco de esta investigación, en este sentido se asume la definición ofrecida por Marcos Conde (1999) el que define el trabajo independiente como: “ proceso que comienza desde una adecuada planificación por parte del profesor teniendo en cuenta el objetivo, contenido, la habilidad que se va a desarrollar, el tiempo que requieren los estudiantes y cuándo se va a controlar. Después se pasa a la motivación de los estudiantes para poder lograr un efectivo trabajo independiente, teniendo siempre presente una adecuada orientación para que los estudiantes logren una exitosa ejecución y poder realizar un control que desarrolle la autocrítica, crítica y auto evaluación”.

Como elemento importante de la definición de este autor, es que considera que el trabajo independiente debe ser adecuadamente planificado, orientado y controlado bajo la dirección del profesor, que requiere de una motivación hacia los estudiantes para lograr éxitos en su ejecución, lo que favorece la formación de capacidades para utilizar las fuentes de información y ordenarlas en un sistema de conocimientos para su aplicación a favor de la actividad que desarrollan.

El trabajo independiente como proceso hace posible prestar debida atención a las individualidades de los estudiantes de la Educación de Jóvenes y Adultos, materializándose en las etapas de orientación, ejecución y control.

El trabajo independiente se clasifica en:

 Trabajo independiente por modelo

 Trabajo independiente reproductivo

 Trabajo independiente productivo

 Trabajo independiente creativo

Trabajo independiente por modelo: Se desarrolla en los límites de la actividad reproductiva. El estudiante lo revisa siguiendo las instrucciones detalladas. Se elaboran todos los datos para la solución de tareas, analizando el algoritmo de trabajo.

Trabajo independiente reproductivo: el estudiante no se desvía de la actividad reproductiva, sólo resuma la idea para la realización de la tarea, lo cual debe realizar a través de los procedimientos conocidos.

Trabajo independiente productivo: constituye el tránsito entre la actividad reproductiva y la creativa. Se plantea la solución de problemas no conocidos por los estudiantes. Esta solución exige el análisis de soluciones problémicas y una vez que adquieren nuevos conocimientos los emplean en la solución de problemas que se plantean en estos trabajos independientes, una parte determinada del volumen de conocimientos ya adquiridos.

Trabajo independiente creativo: presupone el más alto nivel de la actividad cognoscitiva en el proceso de su realización. A través de los trabajos independientes de este tipo los estudiantes toman parte directa en la elaboración de nuevos conocimientos.

En la Educación de Jóvenes y adultos el docente debe prestar cuidado especial a la concepción y formulación de la tarea docente que el estudiante debe realizar en la clase y fuera de ella, de manera que permita la búsqueda y adquisición de los conocimientos así como el desarrollo de habilidades de trabajo independiente en estos estudiantes. Constituye un elemento esencial en la organización y dirección de la actividad cognoscitiva el estudio independiente, como una intervención estratégica que exijan al estudiante la reflexión, el debate, la búsqueda independiente del conocimiento y el llegar a conclusiones. En resumen, se requiere de una correcta utilización de los diferentes tipos de trabajos independientes en el desarrollo de la actividad cognoscitiva de los estudiantes y del empleo de estrategias didácticas.

Por otra parte, el trabajo independiente como forma de organización del proceso constituye una vía esencial para la atención a las particularidades de cada estudiante. Sin embargo, no siempre se crean las condiciones para que cada estudiante, independientemente de sus posibilidades se sienta parte importante ante la actividad que desarrolla. Resulta entonces necesario preguntarse si realmente se atiende la diversidad pedagógica en el grupo escolar.

El trabajo independiente de los estudiantes de la Educación de Jóvenes y Adultos, se debe garantizar desde la clase. En este caso el docente tiene la misión de enseñar los procedimientos lógicos para la solución de los problemas planteados, así como las vías y los métodos de trabajo, el modo de operar y elaborar mecanismos de acción para ejecutar una actividad. Es por ello, que se puede afirmar que en la medida en que se oriente adecuadamente a los estudiantes las vías y mecanismos de las acciones a desarrollar, permitirá que los estudiantes logren ser más independientes.

En este sentido las tareas deben formularse claramente desde el mismo instante en que se planifica y orienta sus objetivos. El docente durante su planificación debe tener en cuenta la necesidad de aprovechar un contenido utilizando diferentes procedimientos. El docente tendrá en consideración como rasgos esenciales del trabajo independiente:

• Efectividad de las tareas planteadas por el docente y una duración prudencial, esencialmente la carga curricular para su realización.

• Implicación individual o colectiva y esfuerzo de los estudiantes para la realización correcta y óptima de la tarea.

• Actuación del estudiante en actividad y comunicación.

• Necesidad de una clara formulación y orientación de los objetivos.

• Debe llevar implícito la necesidad de aplicar un contenido a través de procedimientos a los que llegan con ayuda o de forma independiente, en tanto que pueden ser ya conocidos o debe sentir la necesidad de buscar nuevas vías para su aplicación.

El desarrollo de habilidades de trabajo independiente debe estar dirigido hacia:

• La asimilación consciente del contenido.

• La consolidación de sus conocimientos.

• El perfeccionamiento de los contenidos en su desarrollo.

• La formación de todos los tipos de habilidades.

• La formación de la tendencia a la búsqueda de la independencia de nuevos conocimientos.

Es preciso que el docente tenga en consideración durante la planificación del proceso de enseñanza aprendizaje los requisitos y principios esenciales para la realización del trabajo independiente.

Entre los requisitos se encuentran:

• Las tareas propuestas han de estar en correspondencia con la estructura lógica del contenido de la asignatura y sus bases teóricas.

• Reflejar los ejemplos fundamentales de la enseñanza problémica como una de las variantes que puede adoptar.

• Variedad tanto de los métodos y procedimientos de su aplicación, como por el nivel de independencia cognoscitiva que requiere su realización.

• Será parte del sistema didáctico de la enseñanza y se combinará armónicamente con otros componentes de la actividad del estudiante.

• Asegurar el vínculo entre los nuevos conocimientos y los adquiridos.

• Tener un tiempo prudencial para su realización por parte del estudiante.

• Existencia de una tarea planteada por parte del maestro y un tiempo razonable para que los estudiantes puedan solucionarla.

• Necesidad de un esfuerzo mental para su realización correcta.

• Debe tener un valor educativo.

• Debe respetar las etapas de la actividad.

• Adaptarán formas particulares de organización de la clase: frontal, de grupo e individual. (En todo caso se recurriría a esta última para garantizar la atención a las diferencias individuales).

Entre los principios se encuentran:

• “En la aplicación del trabajo independiente se deberá seguir el criterio del incremento sistemático de la complejidad de las tareas propuestas.

• deberá realizarse de acuerdo con el criterio del incremento sistemático de la actividad y la independencia” .

Estos principios reflejan elementos esenciales de una concepción desarrolladora de enseñanza aprendizaje, donde se parte del nivel de desarrollo actual del estudiante y se le plantean metas cada vez más altas, brindándoles los niveles de ayuda necesarios para realizarlas exitosamente, los cuales deben ir disminuyendo progresivamente en la medida en que aumenta la independencia y el estudiante alcanza nuevos niveles de desarrollo. Es por ello que es necesario tener en cuenta las tareas que forman el trabajo independiente.

Sin embargo, no siempre se explotan a su máxima capacidad las posibilidades que brinda la inclusión de tareas para cuya solución el estudiante tenga que trabajar de forma independiente, tanto en la propia clase, como fuera de ella, utilizando sus propios recursos, buscando las vías, que a él le sean más adecuadas para apropiarse del conocimiento, elaborando su propio algoritmo de trabajo, llegando a elaborar sus propias conclusiones, que fundamenten los resultados de su trabajo, todo lo cual contribuye favorablemente a su desarrollo.

Es innegable que “en las condiciones de desarrollo una de las necesidades pedagógicas más importantes lo constituye la búsqueda de métodos que contribuyan al incremento de las potencialidades independientes y creadoras de los estudiantes. De ahí que la calidad con que nuestros estudiantes desarrollen las actividades independientes y logren alcanzar un nivel de conocimientos y habilidades depende, fundamentalmente, de las formas que utilice el profesor para dirigir el aprendizaje y de la dedicación y esfuerzo que realice para el logro exitoso de este propósito, lo que presupone de una mayor exigencia tanto en su preparación como en la dirección del proceso de aprendizaje y trabajo de los estudiantes” . “Su efecto ejemplarizante no se debilita, por el contrario, en muchos campos tiene que satisfacer mayores exigencias de los estudiantes. .

Existen diversas formas en que los estudiantes en la asignatura de Inglés pueden realizar el trabajo independiente:

 Elaboración de diálogos, monólogos, juegos lingüísticos, entre otros.

 Trabajo con la literatura básica complementaria y especialmente orientada a la adquisición de nuevos conocimientos y el desarrollo de las habilidades y hábitos.

 Solución de ejercicios e instrumentos del libro de texto u otras fuentes.

 Clases prácticas.

 Elaboración de medios de enseñanza.

 Trabajos científicos investigativos, eventos de concurso.

Es importante para la distribución de las tareas independientes los métodos y procedimientos a ser utilizados por el docente para optimizar la capacidad de trabajo. Para ello, es necesario tener en cuenta: el objetivo por el cual se hace el trabajo, el tipo de actividad que se va a realizar, el tiempo necesario que disponen los estudiantes para su realización, los diferentes procedimientos que deben realizar los estudiantes para ejecutar la actividad, así como los momentos de control sistemático y final de la actividad.

Las actividades para el desarrollo del trabajo independiente en los estudiantes, no sólo constituye el modo de organizar el proceso de enseñanza aprendizaje, sino que su utilización permite que:

 La actitud inestable de algunos estudiantes ante el aprendizaje se establezcan cuando se enfrentan a la solución de verdaderas tareas.

 Incrementa la capacidad de trabajo y aprendizaje.

 Es un medio eficaz para la adquisición de conocimientos.

 Se logra un mayor interés y se desarrollan habilidades necesarias para la organización y desarrollo de las actividades.

 Constituye una necesidad social inmediata, por lo que el docente debe preparar y enseñar a aprender a prender a sus estudiantes ante nuevos retos.

El trabajo independiente constituye una forma de organización de la enseñanza que garantiza la auto preparación de los estudiantes para transitar por las fases del proceso de asimilación del contenido, incluso como antecedente de tipos de clases como las conferencias y las clases frontales, porque representa una preparación anterior que posibilita la comprensión productiva del contenido.

Entre los requisitos organizativos del trabajo independiente se establece que el mismo puede tener lugar a partir de cualquiera de las formas organizativas de la clase, es decir, la frontal, la de grupo o la individual. En cada uno de ellos se refleja la necesidad del estudiante de realizar un esfuerzo individual para resolver el problema cognoscitivo que plantea la tarea asignada.

Una de las características de la clase de lengua extranjera es dar una atención máxima a cada estudiante, a pesar de su carácter colectivo. Prestar atención a la diversidad pedagógica es sin lugar a dudas un elemento de primer orden en el proceso de enseñanza aprendizaje del inglés. La atención a las diferencias individuales de los estudiantes propicia el desarrollo del protagonismo estudiantil en la clase y se encamina al desarrollo integral de la personalidad que le permite implicarse conscientemente y con satisfacción en todas las actividades y que expresa en sus modos de actuación, responsabilidad, toma de decisiones e independencia” .

El análisis del papel que desempeña el trabajo independiente de forma general, en el proceso de enseñanza aprendizaje permite declarar que, como todo proceso reproduce los componentes estructurales y funcionales de cualquier actividad humana, por lo que se materializa a partir de las siguientes etapas: la orientación, la ejecución y el control.

• Orientación: es una de las etapas más importantes del `proceso, es donde se concreta el qué y cómo ejecutarlo. Se aprovechan todas las potencialidades del contenido para una adecuada motivación, sobre la base de los beneficios que reporta el trabajo para los estudiantes, su utilidad presente y futura y qué tributa a los sujetos que aprenden en función de habilidades que se convierten en modos estables de actuación. La base orientadora de la actividad se concreta en una guía para el aprendizaje.

• Ejecución: puede ser en la clase o fuera de ella, se solucionan tareas de carácter individual o colectivo. Es donde se aprende la habilidad y el profesor da seguimiento a las particularidades de su despliegue. Se constata cómo evoluciona el tránsito de la dependencia a la independencia y qué regularidades nos demuestran una transformación cualitativa estable de los medios de actuación del sujeto que aprende ante la solución de nuevos problemas, que le aportan nuevas informaciones, que organicen la lógica de su actuación en función de asumir un rol protagónico como centros del proceso.

• Control: seguimiento constante al proceso desde la propia determinación para constatar cómo va evolucionando el desarrollo de las habilidades propuestas en situaciones de aprendizaje que sean novedosas.

Es el momento que permite comprobar la efectividad de los procedimientos empleados y de los productos obtenidos y de acuerdo con ellos realizar los ajustes correspondientes. Por tanto, cuando el estudiante se da cuenta que no coincide su ejecución con la orientación, inicia un proceso de rectificación de acciones para lograr aproximarse a la respuesta correcta.

Las etapas anteriores además de coincidir en su mayoría con los componentes de la actividad de aprendizaje, implican un modo peculiar de estar y de participar en el proceso de enseñanza aprendizaje, ya que el docente y el estudiante han de valorar en todas sus dimensiones las posibilidades de interrogarse y de actuar.

Lo decisivo para un fructífero trabajo independiente de los estudiantes radica en el contenido y en la índole de las tareas que le encomienda el docente: el planteamiento y resolución de problemas, la elaboración de resúmenes, la redacción de trabajos, y otros, en los que el estudiante se vea obligado a aplicar y relacionar los conocimientos adquiridos en la clase, solo una tarea científicamente elaborada y planteada con un enfoque educativo e instructivo representa una premisa segura para que el trabajo independiente del estudiante sea eficiente. Por otra parte cada tarea deberá ser laboriosa, capaz de despertar el activo interés del estudiante y el afán por cumplirla.

Los buenos docentes deben caracterizarse precisamente por el hecho de que cada paso que orientan incite a los estudiantes al trabajo consciente y activo. De este modo, el trabajo independiente se convierte en un laboratorio de trabajo mental racionalmente organizado y fomenta la actitud creadora en cualquier tarea que el estudiante realice.

En la adecuada y sistemática orientación del trabajo independiente, se evidencia el papel protagónico del docente que debe dirigir de manera correcta a sus estudiantes, profundizar constantemente en cuanto a las actividades que estos realizan en la consolidación, búsqueda de conocimientos y en la adquisición y desarrollo de habilidades. Asimismo sobre el profesor descansa la responsabilidad de realizar de modo sistemático y operativo el control de los conocimientos de los estudiantes y la obligación de informarle de sus dificultades para trabajar más rápido por eliminarlas.

Es muy importante que los estudiantes aprendan a analizar críticamente los resultados que obtienen de sus tareas y si esto se corresponde con lo esperado, el profesor debe desarrollar habilidades en los estudiantes para que autocontrolen su propio trabajo y precisar criterios valorativos que después puedan someter al intercambio con sus compañeros del aula y al análisis crítico y autocrítico.

Por tanto, es incuestionable la necesidad de que nuestros estudiantes aprendan a realizar el trabajo independiente, aprendan a estudiar, aprendan a pensar, pues esto contribuirá a su mejor formación integral, aunque indudablemente estas capacidades el alumno no las adquiere de un día para otro. Para desarrollarlas, es preciso hacer un trabajo sistemático, consciente, de manera tal que llegue a sentir la necesidad de adquirir por sí mismo los contenidos y que sea capaz de hacerlo.

Todo lo anterior le permite al docente la elaboración de actividades docentes para el desarrollo de habilidades de trabajo independiente de manera consciente en los estudiantes.

Después de analizados los fundamentos teóricos sobre el desarrollo de habilidades de trabajo independiente en los estudiantes, se establecen como conclusiones parciales:

 El conocimiento de la evolución histórica del desarrollo de habilidades de trabajo independiente en el proceso de enseñanza aprendizaje de la Lengua Inglesa ofrece los presupuestos teóricos que permiten planificar de manera científica las actividades por las potencialidades para estructurarlas desde el punto de vista docente.

 Existencia de suficientes referentes teóricos, desde una concepción científica, que indican la necesidad y posibilidad, de desarrollar habilidades en el trabajo independiente en la Educación de Adulto.

 Se asumen de manera reflexiva fundamentos de base marxista leninista, como el enfoque histórico cultural y su contextualización desde la filosofía, sociología, psicología y pedagogía, que sustentan la concepción del autor sobre el trabajo independiente y sus relaciones con el proceso de enseñanza aprendizaje.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet