BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

MIGRACIÓN INTERNACIONAL Y POLÍTICAS MIGRATORIAS

Julieta Nicolao




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (233 páginas, 912 kb) pulsando aquí

 


 

IV. 6. REMESAS

Existen importantes limitaciones para analizar el envío de remesas por parte de los inmigrantes limítrofes asentados en Argentina a sus familiares y compatriotas en sus lugares de origen. En primera instancia, gran parte de las transferencias se efectúan a partir de vías oficiosas, con lo cuál es imposible llevar registro de las mismas; en segundo lugar, existe una amplia proporción de extranjeros limítrofes ilegales que, a raíz de su situación, también optan por otros métodos para enviar dinero ; y finalmente, tampoco existe en el país una base de datos que proporcione información estadística al respecto, lo cuál se vincula, entre otras cuestiones, a las dos problemas antecitados.

Como consecuencia, la información disponible es aquella referida a los montos recibidos en concepto de remesas en cada una de las naciones que proporcionan migrantes a la Argentina, pero que, de todos modos, no discriminan el país de procedencia.

Por otra parte, si bien América Latina y el Caribe es considerada la región que recibe el volumen de remesas más alto del mundo, experimentando un creciente extraordinario en tiempos recientes (pasó de recibir US$ 1.120 millones en 1980 a más de US$ 40.000 millones en 2004); tanto Bolivia, Paraguay Uruguay y Chile son considerados “países con muy baja percepción de remesas” en relación al resto, categoría en las que se ubican los Estados en los cuales tales transferencias no han superado los US$ 500 millones anuales. Más aún, en los casos de Chile y Uruguay, las remesas son consideradas prácticamente inexistentes (CEPAL; 2006).

Distinto es el caso de Brasil, país ubicado entre los “grandes perceptores de remesas” (que actualmente perciben una suma similar o superior a los US$ 2.500 millones anuales) . Pero si bien en términos absolutos Brasil es una de los mayores receptores de la región, en lo que refiere al impacto de estos ingresos en su economía, la influencia es mínima si se la compara con la que ejerce en otros Estados de menor dimensión.

Con todo, justamente en Brasil, la importancia de los envíos desde Argentina es prácticamente inexistente, pues la comunidad brasileña asentada aquí es muy reducida, siendo Estados Unidos, Japón y Paraguay los principales destinos de los emigrantes brasileños y por ende, las mayores fuentes de remesas.

Como ya ha sido expuesto, en Argentina, el dinero que envían extranjeros limítrofes a sus comunidades de origen, alcanzó su momento de mayor auge durante los años de la convertibilidad, la cual posibilitó a los inmigrantes ahorrar parte de su salario para realizar las transferencias. Luego del fin de la paridad entre el peso argentino y el dólar, decretada a partir de la devaluación de 2002, los envíos disminuyeron notablemente y desaparecieron en muchos casos. Fue este el momento en que el fenómeno aparece pero en forma inversa: las remesas comenzaron a tomar relevancia en Argentina a partir de las transferencias realizadas por los argentinos desde el exterior, destinadas a ayudar a sus compatriotas en plena crisis.

Ahora bien, teniendo en cuenta las limitaciones ya expuestas, se abordarán algunas cifras que si bien exceden cronológicamente el período aquí analizado, se mencionan de todos modos para ofrecer una perspectiva general de la percepción de remesas en los países emisores de migrantes hacia Argentina. Según datos proporcionados por el Latin American and Caribbean Center (LACC) (para Bolivia, Paraguay y Uruguay), en el primero de ellos, las remesas enviadas por los emigrantes bolivianos totalizaron US$ 860 millones en 2005. En promedio, los bolivianos recibieron US$ 91,2 per capita en concepto de remesas a lo largo del año y el volumen de estas transferencias equivalió a un 8,8% del Producto Bruto Interno. Tomando en consideración el porcentaje de bolivianos residentes en Argentina, el más importante destino de los migrantes de esta nacionalidad, es de suponer que sea éste país la principal fuente de remesas para Bolivia.

En lo concerniente a Paraguay, comunidad extranjera más importante en Argentina, el volumen de remesas captado por este país fue de US$ 550 millones en 2005. En promedio, los paraguayos recibieron US$ 91,36 en remesas per capita, representando asimismo el 6,6% del Producto Bruto Interno del país. Si bien no se puede hablar de porcentajes, es sabido que el mayor número de remesas provino de Argentina.

Uruguay capturó US$ 110 millones en remesas en 2005, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo. En promedio, los uruguayos recibieron US$ 33,23 en remesas en remesas per capita a lo largo del año, representando 0,65% del Producto Bruto Interno. No obstante, la última oleada emigratoria en Uruguay tuvo como destinos a países más alejados como Estados Unidos, España e Italia, y estos países componen la mayor fuente de remesas (LLAC; 2006).


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet