EL CONFLICTO ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY POR LA INSTALACIÓN DE LAS PAPELERAS:
UN CASO DE ESTUDIO

EL CONFLICTO ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY POR LA INSTALACIÓN DE LAS PAPELERAS: UN CASO DE ESTUDIO

Valeria Llamas

Volver al índice

 

 

El industria forestal en Argentina

En cuanto a la actividad foresto-industrial, desde el 2002 creció considerablemente, se abrieron nuevos aserraderos y el país comenzó a posicionarse como exportador de productos forestales con mayor valor agregado.

En junio de 2005, las principales entidades del sector foresto-industrial, tanto forestales, la Asociación Forestal Argentina (AFoA), como celulósicas, papeleras y de la madera, la Asociación de Celulosa y papel (AFCP) y la Federación de Industria de la Madera y Afines (FAIMA), se reunieron en el marco del Foro Permanente de Análisis y discusión de Políticas Industriales para plantear el incumplimiento de la ley de promoción 25.080 que paraliza el desarrollo del sector forestal y foresto-industrial argentino.

El incumplimiento de la Ley, paralizó los proyectos de inversión en forestación por más de 1.500 millones de dólares. Estos proyectos hubieran permitido ampliar en 1 millón de hectáreas la superficie cultivada en el país, la generación de medio millón de puestos de trabajo y el incremento de las exportaciones de base forestal por un valor anual superior a 2.000 millones de dólares . Además el incumplimiento de la Ley, propició que las inversiones millonarias y el empleo genuino se radiquen en países vecinos, como Chile y Uruguay, lo que afectó a la Argentina en su conjunto.

En medio del conflicto con Uruguay por la construcción de las papeleras, en mayo de 2006, se publicó que una empresa finlandesa avanzaba en negociar para construir en la Argentina una pastera aún más grande que la de Botnia. La empresa planeaba construirse en la provincia de Corrientes, ya que este sitio junto a Bahía y Río Grande do Sul son los mejores lugares del mundo para instalar pasteras aunque la polémica por estas con Uruguay, hicieron que no sea el momento propicio para hacer anuncios acerca de este asunto.

Lo que sucede es que en Finlandia, y pese a ser una de las principales industrias del mundo, las papeleras no atraviesan su mejor momento. Ante la escasez de materia prima, los pronósticos no daban mucho plazo para esas industrias por lo que ante este panorama, las empresas comenzaron a expandirse hacia Sudamérica, el sudeste asiático y China.

La nueva tendencia mundial señalaba que la fábrica de pulpa de papel debía estar cerca de la madera para abaratar así los gastos de traslado. Las especies de árboles existentes en Sudamérica tienen como ventaja un crecimiento mucho más rápido que el de otras regiones. La mayor cantidad de materia prima que no se estaba utilizando se encontraba en Uruguay y Argentina y las plantaciones de crecimiento rápido son la clave.