EN TORNO A LAS UNIVERSIDADES EMPRENDEDORAS: EDUCACIÓN, VINCULACIÓN, DESARROLLO Y REFORMULACIONES

EN TORNO A LAS UNIVERSIDADES EMPRENDEDORAS: EDUCACIÓN, VINCULACIÓN, DESARROLLO Y REFORMULACIONES

Coordinadores: Ángel Rosales Torres y Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

La industrialización en el actual plan de gobierno: hacia un territorio y sociedad más polarizados

El actual Plan de Gobierno 2006-2012, está integrado por cinco ejes estratégicos :

I. Contigo Vamos Familia

II. Contigo Vamos Comunidad sustentable

III. Contigo Vamos Escuela

IV. Contigo Vamos Empresa, Empleo y Competitividad

V. Contigo Vamos Seguridad, Justicia, Democracia y Buen Gobierno

De ellos, el eje IV contempla las siguientes acciones estratégicas en los siguientes aspectos:

1. Empleos productivos, dignos y bien remunerados

2. Micro, pequeña y mediana empresa

3. Sector agropecuario, forestal y acuícola

4. Turismo

5. Una entidad innovadora y competitiva

6. Infraestructura comercial, industrial y de servicios para el desarrollo

En el marco de las acciones estratégicas, sobresale la nueva estrategia de industrialización que se propone para el estado, a partir del impulso de seis corredores industriales: Para la porción norte del estado los corredores industriales de “Tecnología intermedia” y “Actividades manufactureras”; para la porción sur del estado los corredores industriales “Agroindustrial”, “Textil y confección” y “Electrodomésticos”; finalmente, en la porción central del estado, o sea la parte abajeña industrializada, el “corredor industrial” propuesto contempla la incorporación de industrias con alto contenido tecnológico y valor agregado, en las ramas de la Energía, la Biotecnología, la Nanotecnología, lo Aeroespacial, en las Tecnologías de la información y en la Automotriz y de autopartes.

Para ello, se propone, entre otros aspectos, la atracción de inversiones, la modernización del campo y el impulso de invernaderos, el establecimiento de incubadoras, el desarrollo de capital humano, el financiamiento, la innovación y el desarrollo tecnológico y la internacionalización de las empresas. Con esto se pretende, además de concretar los seis corredores industriales y las cinco nuevas ramas industriales en el estado, generar 270,000 empleos y llevar al estado al 8º lugar en competitividad a nivel nacional.

Sin embargo, de este hecho resalta, de nueva cuenta, la concentración de las nuevas ramas industriales en los municipios más industrializados del Bajío, donde sin duda alguna se sigue concentrado la inversión y la generación de empleos en pocos municipios. Por ello, no resulta extraño que en solo seis municipios del corredor industrial se concentre el 91.18 % de la inversión y el 72.01 % de la generación de empleos en el estado (ver Cuadro 1).

Lo anterior significa, que el actual proceso de desarrollo que vive la entidad, en los hechos se traduce en una mayor polarización entre las regiones y la sociedad. De este nuevo proceso de industrialización, resulta que siguen siendo los municipios del corredor industrial lo que continúan concentrando las inversiones, los empleos y, por ende, las mejores oportunidades para la población. De manera contraria, el resto de los municipios, tanto del norte como del sur de la entidad,

Por otra parte, durante el gobierno de Romero Hicks (2000-2006) se concretaron 304 proyectos de inversión en el estado, de los cuales 105 (33%) correspondieron a inversión extranjera, mientras que 214 (67%) fueron de inversión nacional. Si bien, el monto de la inversión extranjera representó el 58% del total, sólo generó el 34% de los empleos (ver Cuadro 2). Llama la atención que dicha tendencia actualmente se mantiene, con la agravante que la inversión extranjera ha incrementado la proporción de la inversión en el estado, pero no así los empleos. Mientras la inversión de capital nacional representó apenas el 18 % del total invertido en el estado, para el periodo julio de 2006 a junio de 2007, fue la que generó la mayor parte de los empleos al concentrar el 57.8% del total estatal. Esto quiere decir, que si bien el capital extranjero es el que aporta la mayor proporción de inversión en el estado, poco contribuye a resolver los problemas de empleo de los guanajuatenses (ver Cuadro 3). Si durante el gobierno de Romero Hicks por cada millón de dólares invertido generó 7 empleos, durante el periodo julio 2006 a junio 2007, generó 6 empleos. En cambio, la inversión nacional, pese a su aportación menor, durante el gobierno anterior generó 19 empleos por cada millón de dólares invertido, y para el periodo julio 2006 a junio 2007 generó cerca de 38 empleos (ver Cuadro 4).

Esta nueva dinámica de industrialización, además que sigue favoreciendo el desarrollo de la porción central del estado, genera una mayor polarización y desigualdad en el desarrollo regional de Guanajuato. Si en el año 2002, se reportó que tal solo los municipios de León, Irapuato, Salamanca y Celaya, juntos concentraban el 58% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, superior al de otros 30 municipios del estado , actualmente se reconoce que 11 municipios del Bajío industrial , concentran el 86% del PIB en el estado. A la vez, mientras los mejores salarios se concentran en estos municipios industriales, los municipios restantes se van quedando a la saga . El caso de León y Jerécuaro son ilustrativos: el primero tiene un promedio por trabajador de 3.2 salarios mínimos por día, mientras el segundo apenas llega a los 1.23 salarios mínimos por día por trabajador.