LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. 
PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

Aylí Díaz Bacallao

Volver al índice

 

 

3.7 Instrumentos para la estrategia de EJA.

Los instrumentos han sido considerados de vital importancia para la materialización de las estrategias nacionales y territoriales. Las vigentes consideran como instrumentos el Ordenamiento Territorial, la Legislación Ambiental, la Evaluación de Impacto Ambiental, la Licencia Ambiental, el Sistema de Inspección Ambiental Estatal, la Investigación Científica y la Innovación Tecnológica, la Educación Ambiental, la Participación Ciudadana, los Instrumentos Económicos para el Medio Ambiente, la Política Ambiental Internacional, el Sistema de Reconocimientos en la Esfera Ambiental y el Sistema Nacional de Información Ambiental.

Para el caso de la introducción de la dimensión jurídica de la educación ambiental en las vigentes, deben mantenerse los diseñados hasta el momento pero se hace imprescindible la articulación e interrelación entre los mismo y no que se vean como herramientas independientes. De modo que la Estrategia de EJA debe salvar este particular y establecer la manera de articularlos.

3.8 Propuestas de inserción de la educación jurídica ambiental

A pesar de los obstáculos y desventajas, el país cuenta con oportunidades y fortalezas reales para la introducción de la dimensión jurídica como dimensión de la educación ambiental en el contexto de la política ambiental educativa. Los documentos rectores de la política ambiental y educativa existen y pueden ser adecuados.

Lo que se propone para introducir la EJA en general y para el MIZC en particular es:

1. Se reconozca a nivel estatal la importancia de las dimensiones de la educación ambiental, tales como la dimensión jurídica.

2. Un necesario proceso de adecuación de los documentos rectores de la política ambiental y educativa del país, a través de los cuales, conservando el núcleo de sus elementos principales, se responda a las actuales exigencias de la política ambiental nacional e internacional. Ello implica:

 Expresar a través de acciones concretas como garantizar el conocimiento de los instrumentos jurídicos normativos vigentes.

 Lograr la articulación de los instrumentos establecidos en las estrategias vigentes tales como divulgación, participación ciudadana, legislación ambiental, entre otros.

3. La adecuación, a tono con los documentos básicos de la política ambiental y educativa, de otros marcos estratégicos específicos y las estrategias territoriales y sectoriales.

4. El desarrollo o creación de otros marco estratégicos específicos, como es el caso de la creación de una estrategia para el MIZC.

Ya propiamente en el contexto del MIZC, se hace necesario la creación de una estrategia propia para este nuevo enfoque, fundamentado en las características particulares del país y la necesidad de manejar los recursos costeros de forma integrada como alternativas más viables para un desarrollo sostenible de las zonas costeras. Dicha estrategia debe garantizar la presencia de la dimensión jurídica de la educación ambiental, toda vez que el MIZC necesita para su materialización, entre otros elementos claves, de un marco legal, político e institucional, que de nos ser conocidos atentan, como de hecho está sucediendo, contra la participación pública conciente en la toma de decisiones y en el éxito de este proceso.