LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. 
PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

Aylí Díaz Bacallao

Volver al índice

 

 

2.3.3.1 Estrategia Provincial de Cienfuegos.

Partiendo de la ENA, instrumento de la Política Ambiental cubana y en coordinación con la Unidad de Medio Ambiente de la Delegación Provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cienfuegos, los Órganos y Organismos del territorio y el Poder Popular de la Provincia, se establece la Estrategia Ambiental Provincial de Cienfuegos en el año 1998. (EAPC, 1998)

Los cambios que hoy se evidencian en el país, también matizados por los cambios globales y expresados a nivel territorial, han obligado a un cambio integrado en el pensamiento, donde cobra singular dimensión el uso correcto de la Información Científico- Técnica y la Propiedad Industrial como herramientas fundamentales para el desarrollo. La Estrategia Ambiental Integrada de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cienfuegos para el período 2002-2007, sustituye a la Estrategia Ambiental Provincial de Cienfuegos elaborada en el año 1998 y constituye la expresión de esta nueva tendencia a nivel de país. (EAICTMAPC, 2002)

La proyección de esta estrategia en la provincia está orientada a contribuir al desarrollo económico y social, sobre bases sostenibles, a partir de la concertación de acuerdos, con el adecuado uso de los mecanismos económicos-financieros, la cooperación y la coordinación entre los decisores y actores apoyado en el cumplimiento real, eficaz y sistemático de la legislación vigente; incluyendo los regímenes de responsabilidad administrativa, civil y penal, que alcanza el período comprendido entre el año 2002 y el 2007. (EAICTMAPC, 2002)

En ella se indican las principales vías, acciones, mecanismos y vínculos necesarios para la solución de los problemas ambientales con la participación activa de todos los actores de la sociedad, y lograr un desarrollo económico ambientalmente sostenible en la provincia de Cienfuegos.

Establece como objetivos:

 Indicar las vías idóneas para preservar y desarrollar los logros ambientales alcanzados por la Revolución en nuestro territorio.

 Superar los errores e insuficiencias detectadas teniendo en cuenta las experiencias acumuladas durante los últimos años.

 Identificar los principales problemas del Medio Ambiente en la Provincia y que requieren de una mayor atención en las condiciones actuales.

 Sentar las bases para un trabajo más efectivo, en aras de alcanzar las metas de un desarrollo económico – social “sostenible”.

 Pensar globalmente y actuar localmente, promoviendo la participación de todos los sectores económicos y sociales del territorio en la solución de los problemas ambientales.

Una vez que se refiere a los principios en que se sustenta el trabajo ambiental coincide con la ENA en la necesidad de formación de una conciencia ambiental, que profundice en las acciones de educación, divulgación e información ambiental y el perfeccionamiento de la legislación ambiental y el logro de su cumplimiento real, eficaz y sistemático. (EAICTMA PC, 2002)

La Estrategia contiene la caracterización del territorio, la identificación de los principales problemas ambientales y las principales debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades, las cuales procesadas a través de una matriz DAFO, permitieron orientar de una manera rápida el foco de atención de la planeación estratégica e identificar las variables que constituyan factores críticos que son los inductores de cambio. Así fueron identificados entre otros:

 La insuficiente acción directa del trabajo de educación ambiental que modifique el accionar en las comunidades y explotación aún insuficientemente de los medios de difusión masivos del territorio en la divulgación del accionar de las áreas de atención del CITMA.

 La indolencia e insuficiente conocimiento de decisores sobre la complejidad de los procesos naturales, socio-económicos, culturales y su repercusión en el desarrollo sostenible.

La Estrategia formula e implementa un Plan Estratégico cuya visión se fundamenta en: ser un instrumento integrador que logra maximizar el impacto de la ciencia y la técnica en el desempeño económico social de la provincia de Cienfuegos, lograr mayor desarrollo en los planes de formación y capacitación de los talentos humanos y lograr un uso más eficiente y eficaz de los medios masivos de difusión provinciales y nacionales para garantizar la educación integral de la población, entre otros.

La Estrategia ha identificado como áreas de resultados claves: la producción de alimentos, el turismo, la energía, la salud, la sociedad, el medio ambiente, la información científica, propiedad industrial y registro documental y administrativo.

Para darle solución a cada uno de los problemas identificados en las áreas de resultados claves se trazan objetivos, criterios de medidas, estrategias y planes de acción, según plantea la estrategia, con un enfoque sistémico e integrador y no como solución aislada de cada uno de ellos. (EAICTMAPC: 2002). Sin embargo no se comparte el criterio que tal sistematicidad se logre en el plan propuesto pues la dimensión jurídica de la educación, es decir, acciones en función de elevar la cultura jurídica de los actores sociales, que por demás es necesaria si se quiere mitigar o eliminar los problemas ambientales del territorio, no se tienen en cuenta.

Un ejemplo donde se manifiesta la ausencia de la dimensión tratada lo constituye la problemática identificada como “Recurso Agua”, la cual se refiere al caso particular de la Bahía de Cienfuegos contaminada debido fundamentalmente al aporte de los efluentes industriales, así como por vertimiento de hidrocarburos y de albañales procedentes del alcantarillado de la ciudad.

Con el objetivo de contribuir a la recuperación cualitativa del ecosistema Bahía de Cienfuegos, la Estrategia concibe un plan de acción que hace referencia al Proyecto de Manejo Integrado de la Bahía, reconociendo así el enfoque de MIZC. Sin embargo no establece para este caso acciones de carácter educativo y aún cuando concibe como acción el hacer cumplir la legislación vigente en materia de regulaciones pesqueras para la actividad comercial y deportiva, para apoyar el trabajo de conservación, protección, y uso sostenible de los recursos naturales de la Bahía, no expresa la forma de hacerlo, ni los responsables en ello.

Como se evidencia, la Estrategia no consigue, en este caso particular, utilizar la educación ambiental como instrumento para el conocimiento y consecuente cumplimiento de la legislación vigente por parte de los actores involucrados en el proceso.

Para el resto de los problemas identificados en las áreas de resultados claves, los planes de acción conciben como acciones importantes las relacionadas con la capacitación de actores sociales a través de las diferentes vías de la educación ambiental como proyectos comunitarios, uso de los medios masivos de comunicación y el fortalecimiento de la introducción de la dimensión ambiental en los planes de estudio y programas de superación. Además hacen mención a acciones relacionadas con la aplicación consecuente de la legislación ambiental vigente, sin concebir la capacitación de los actores desde el punto de vista legal que asegure la prevención de conductas contrarias a derecho, la protección conciente del medio ambiente y la participación pública conciente en la solución de los conflictos ambientales.

Todo lo anterior se corrobora si se analiza especialmente dentro del Área de Resultados Claves “Medio Ambiente” la estrategia No. 10 que se refiere a: Fortalecer el proceso de educación ambiental de la población hacia el desarrollo sostenible, con énfasis en las nuevas generaciones, con la utilización de todas las vías posibles, desarrollando actividades de manera armónica, sistemática y coherente y la incorporación de todos los organismos, instituciones y población en general, que permita lograr un cambio paulatino de la conciencia social respecto a los problemas ambientales y cuidado del medio ambiente. (EAICTMAPC, 2002)

En cuanto a la educación y divulgación ambiental la EAPC está a tono con la concepción de la educación ambiental en la ENEA. Concibe las vías formales, no formales e informales de la educación ambiental en el plan de acción y favorece la introducción de la dimensión ambiental orientada hacia el desarrollo sostenible en todos los ámbitos, político, socioeconómico, educativo y cultural de la provincia y a través de todos los programas y proyectos de desarrollo.

Para garantizar la educación ambiental en sus tres vías y la divulgación se prevé en la Estrategia:

 Fortalecer la capacidad institucional con la creación del Grupo Provincial de Educación Ambiental, con su expresión municipal, con la función de implementar la Estrategia de educación ambiental de la provincia, en las que se conceptualice, identifique y promueva, el papel que al respecto tienen los organismos e instituciones gubernamentales, los medios de comunicación y las organizaciones sociales.

 Promover el intercambio y la cooperación inter-institucional, tanto gubernamental como las organizaciones políticas y de masas, para favorecer la integración de las acciones educativas.

 Favorecer la introducción de la dimensión ambiental orientada hacia el desarrollo sostenible en la actividad política, socioeconómica, educativa y cultural y en todos los programas y proyectos de desarrollo socioeconómico de la provincia.

 Incentivar el desarrollo y fortalecimiento de la disponibilidad y acceso a la información, con énfasis en el nivel de información y conocimiento para los decisores a los distintos niveles de dirección que permita la toma correcta de decisiones, así como la inclusión de la variable ambiental en los planes de desarrollo.

 Incentivar el diseño de proyectos comunitarios para la toma de conciencia en la solución de problemas ambientales.

 Estimular la elaboración de programas de conservación de los recursos y valores en las comunidades asociadas a las áreas protegidas y a las cuencas hidrográficas.

 Fortalecer la instrumentación de los incentivos sociales en la gestión ambiental y uso de los recursos naturales.

 Estimular una mayor participación ciudadana, en temas relacionados con la actividad ambiental, así como tomar en cuenta su opinión para el otorgamiento de las Licencias Ambientales en el proceso de Impacto Ambiental.

 Desarrollar sistemáticamente nuevos estudios de percepción ambiental a diferentes grupos metas, cuyos resultados permitan realizar la evaluación necesaria para conocer hacia donde dirigir los esfuerzos en cuanto al accionar de la educación ambiental en la población como instrumento de la gestión ambiental.

Todos estos intentos pueden ser positivos siempre que los responsables de aplicarlos tengan una mentalidad amplia y conciban a la educación ambiental tal y como es, como un proceso interdisciplinario. Se hace necesario apelar a esta condición, aún cuando la propia estrategia posee los espacios para orientar expresamente el trabajo en las dimensiones a las que se le quiere prestar especial atención.

La idea de la Estrategia ha sido “integrar”. Sin embargo este propósito no se alcanza desde el punto de vista estructural pues no se logra integrar las dimensiones del medio ambiente. Ello puede ser consecuencia lógica de la falta de dichas dimensiones en los documentos de la política nacional vigentes al momento de la promulgación de la estrategia provincial.