LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. 
PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

LA EDUCACIÓN JURÍDICA AMBIENTAL EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA EL MIZC. PROPUESTAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

Aylí Díaz Bacallao

Volver al índice

 

 

1.6. El MIZC en Cuba. Marco político, legal e institucional.

La actual política ambiental cubana está determinada por los principales problemas ambientales que confrontan el país, por los requerimientos que demanda el nivel de desarrollo económico y social alcanzado, por la posibilidad real de enfrentar estos problemas, por los planes y programas de desarrollo previstos y aprobados a corto y mediano plazo y sus posibles impactos sobre el medio ambiente, así como por los avances y las tendencias fundamentales en la arena ambiental internacional. Por lo tanto, la política cubana integra los aspectos políticos, económicos, sociales y ambientales, en la voluntad de lograr sostenibilidad en el desarrollo. (Alonso, 2004)

1.6.1 Marco político en Cuba para el MIZC.

A partir de 1992, con la Conferencia de Río o Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro, Brasil; Cuba se convierte en un partidario fuerte y promotor de la legislación internacional para la protección de los recursos naturales en general y de las zonas costeras en particular. Con la adopción de los principios de la Declaración de Río, Capítulo 17 de la Agenda 21, Cuba reconoce la necesidad inmediata del desarrollo y conservación del océano y los recursos costeros.

Dentro del marco político, el principal documento relativo al medio ambiente en su amplio espectro es la Estrategia Ambiental Nacional (ENA) aprobada en 1997. (ENA, 1997)

La ENA, desarrollada mediante un amplio proceso de convocatoria a instituciones y expertos, constituye el documento rector de la política ambiental cubana y tiene como objetivos: (ENA, 1997: 42)

 Indicar las vías más idóneas para preservar y desarrollar los logros ambientales alcanzados.

 Superar los errores e insuficiencias detectadas e identificar los principales problemas ambientales del país que requieren de mayor atención en las condiciones actuales, sentando las bases para un trabajo ambiental más efectivo en aras de alcanzar las metas de un desarrollo económico y social sostenible.

Por su parte la ENA prevista para el período 2005-2010, plantea como objetivos:

 Establecer el escenario y diseñar las acciones que conduzcan a la preservación y el desarrollo de los logros ambientales alcanzados por la Revolución.

 Contribuir a la solución de los principales problemas del medio ambiente en el país, lo cual incluye la erradicación paulatina de las insuficiencias detectadas en la aplicación de la política y la gestión ambiental cubanas.

La ENA, a partir de un reconocimiento de los principales lineamientos de trabajo sobre zonas costeras, comienza a sentar las bases para introducir el enfoque del manejo integrado de las mismas. (ENA, 1997) (ENA, 2005-2010)

Otro documento importante dentro del marco político cubano, lo es la Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA, 1997) que fue aprobada en 1997. Constituye el documento rector de la política ambiental educativa cubana y encierra los lineamientos fundamentales para llevar a vías de hecho una adecuada gestión ambiental con la participación de todos los actores: organismos centrales, gobiernos locales, uniones de empresa y empresas, comunidades, organizaciones sociales y no gubernamentales. Dicha estrategia será analizada posteriormente.

Por otra parte en la Ley No.81 del Medio Ambiente, de forma más específica, se regula la protección de las aguas marítimas y los recursos costeros. Los principios consagrados son el sustento de toda la legislación complementaria a dicha ley y sirven de punto de partida a muchas regulaciones relacionadas con la zona costera y sus recursos.

 Principios de la Política Ambiental Nacional.

Los instrumentos políticos nacionales relativos al medio ambiente, en general y a las zonas costeras en particular siguen los lineamientos siguientes (ENA, 1997: 42):

 Coadyuvar al desarrollo económico y social sobre bases sostenibles.

 Concentración de los esfuerzos en los principales problemas ambientales del país, sin descuidar los problemas locales y sus prioridades.

 Perfeccionar los mecanismos económico-financieros que permitan enfrentar los principales problemas ambientales actuales y las necesidades del desarrollo.

 Concertación de las acciones en torno al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en su calidad de rector de la política ambiental.

 Participación activa de todos los actores sociales, tanto en el nivel central como local, sobre la base de una acción coordinada, fundada en la cooperación y la corresponsabilidad.

 Proyección de la ciencia y la tecnología cubana en función de contribuir a la solución de los principales problemas ambientales.

 Desarrollo de una innovación tecnológica ambientalmente segura, que contribuya además, a la competitividad internacional de nuestros productos.

 Formación de una conciencia ambiental, que profundice en las acciones de educación, divulgación e información ambiental.

 Perfeccionamiento de la legislación ambiental y el logro de su cumplimiento real, eficaz, sistemático; y de forma coordinada e interrelacionada por parte de los organismos actores de la actividad ambiental, incluyendo los regímenes de responsabilidad administrativa, civil y penal.

 Perfeccionamiento y desarrollo de nuevos instrumentos de gestión ambiental.

 Sustentar el trabajo ambiental sobre la base de la concertación, la cooperación y la coordinación entre las autoridades ambientales y los diferentes organismos sus uniones de empresas y empresas en los territorios.

 Desarrollo de una activa política ambiental internacional, y procurar niveles efectivos de cooperación y de concertación de las acciones.