LA TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS MEXICANAS

LA TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS MEXICANAS

Isaac Enríquez Pérez

Volver al índice

 

 

1.4.- Los enfoques del desarrollo humano vía la promoción de capacidades en el individuo.

Con la redefinición de las fronteras económicas que fueron propias del Estado-nación capitalista y la consecuente reestructuración de las funciones y responsabilidades socioeconómicas de los gobiernos desde la década de los ochenta y con la promoción de un nuevo asistencialismo que declara hacer frente a la pauperización social, en los países desarrollados surgen los enfoques del desarrollo humano vía la promoción de capacidades en el individuo, que enfatizan una contracción del aparato de Estado respecto a sus funciones socioeconómicas (Sen, 1996 y 2000). Este enfoque argumenta que una concepción satisfactoria del desarrollo necesita trascender los objetivos de acumulación de riqueza, de crecimiento del producto interno bruto y de otras variables relacionadas con la renta; y que sin olvidar la importancia del crecimiento económico, el desarrollo tiene que poner una mayor atención y ocuparse más en el mejoramiento de la vida que llevan los individuos y las libertades de que disfrutan. Para cumplir con ello resulta relevante la expansión de las libertades que los individuos valoran, estrategia ésta importante tanto para enriquecer la vida y liberarla de restricciones como para permitir la plenitud de los individuos sociales y el ejercicio de su propia voluntad y su interacción con –e influencia en– el mundo en el que viven (Sen, 2000:19 y 20).

Esta perspectiva sostiene que si pensamos al mecanismo de mercado como una institución por medio de la cual los individuos se interrelacionan y realizan actividades mutuamente ventajosas, entonces se identifica que los problemas que surgen no se deben en sí a este mecanismo, sino a causas como la insuficiente preparación para hacer uso de las transacciones de mercado, la ocultación de información y la realización de transacciones sin regulación, lo cual puede permitir que algunos aprovechen sus ventajas. Sen señala que los resultados que arroje el mecanismo de mercado dependen de otras instituciones políticas y sociales, pues su contribución ha sido indudable al aumento de la eficiencia entendida como la prosperidad, la opulencia o la utilidad alcanzadas, aunque también ha contribuido a la expansión de las libertades individuales. Se sugiere que los trascendentales poderes del mecanismo del mercado se complementen con la creación de oportunidades sociales básicas para alcanzar la equidad y la justicia social (Ibidem:179). En muchos casos, se sostiene en este enfoque, la creación pública desde el gobierno de oportunidades sociales permite la participación en el proceso de expansión económica, además de que contribuye a la expansión de las capacidades humanas y a la mejora de la calidad de vida.

Es un enfoque arraigado en la tradición de la economía neoclásica que retoma y redefine conceptos filosóficos como los de libertad y justicia en una perspectiva más integral que no reduce fenómenos como la pobreza a la falta de ingresos, sino que la relaciona con la privación de capacidades y con la ausencia de expansión de las libertades individuales.

A esta perspectiva teórica la categorizamos también como el enfoque del desarrollo social individualizado por el excesivo énfasis puesto en el individuo que pertenece a grupos vulnerables y que es asistido mediante la focalización y la compensación, y por la idea implícita de que es la suma del bienestar de los individuos lo que conduce al bienestar social (Enríquez Pérez, 2002c).