LA TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS MEXICANAS

LA TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCEPCIONES SOBRE EL PROCESO DE DESARROLLO EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS MEXICANAS

Isaac Enríquez Pérez

Volver al índice

 

 

1.6.- El enfoque de las economías de aglomeración.

Ante la relevancia que adquieren las ciudades y los espacios y fenómenos locales en la inserción de los países en la economía global, en el proceso de generación de riqueza y en la formación de medios de innovación tecnológica y empresarial que atraen a las personas con talento y conocimiento y al capital de riesgo que estimula la innovación, produciendo todo ello en su conjunto una concentración territorial, surge el enfoque de las economías de aglomeración estructuradas a partir de las tecnópolis productoras de las tecnologías de la información dentro de prósperas y dinámicas áreas metropolitanas remolcadas por pujantes ciudades.

Esta perspectiva teórica señala que existen tres motivos para la construcción de estas economías de aglomeración: la reindustrialización tras abandonar antiguas actividades productivas; el desarrollo regional para contrarrestar las disparidades crecientes entre una zona geográfica y otra, de tal manera que el desarrollo de las nuevas industrias se genere en una región central remolcando a las que están cerca de ellas; y, la sinergia que es la generación de nueva información de alto valor a través de la interacción en redes que vinculan a los individuos de distintas organizaciones con un sistema que permite el libre flujo de esa información, así como la generación de innovación. El aparato de Estado en éste proceso de desarrollo tecnológico interviene constantemente de distintas formas y con variados grados de éxito (Castells y Hall, 2001).

En síntesis, es una visión sobre el desarrollo que lo concibe como un proceso orientado a partir de la importancia que hoy en día adquiere el conocimiento al ser aplicado al mismo conocimiento y al proceso productivo con el objetivo de reestructurar la totalidad de la base material de las sociedades. Es más, se argumenta en este enfoque que dependiendo del grado de desarrollo alcanzado por los países se aplicaran ciertas políticas públicas y estrategias respecto a estos nuevos complejos industriales sustentados en la manipulación simbólica y en las tecnologías de la información.