COSMOVISIÓN MAYA Y SU RELACIÓN CON EL ACONDICIONAMIENTO TERRITORIAL

COSMOVISIÓN MAYA Y SU RELACIÓN CON EL ACONDICIONAMIENTO TERRITORIAL

Edwin Alberto Castillo Lepe

Volver al índice

 

 

1.2.1 EL MAIZ COMO FUNDAMENTO DE LA COSMOVISIÓN MAYA:

Al ser creada la humanidad, o mejor dicho, al ser desarrollada su conciencia en base al cultivo del cereal sagrado “ el maíz es un signo sagrado, básico para la cultura Mam, pues junto a todo su ciclo de la vida, gira también la vida del hombre, su economía su política y su religión” (Madre Tierra, 1,998). Por eso mismo, dentro del pensamiento maya Mam lingüísticamente se puede determinar esa unidad entre persona y maíz. Maíz en Mam es Jal y persona en mam es Xjal (memoria oral del pueblo Mam); lo que nos determina que la humanidad ha evolucionado a partir del maíz; además el maíz es trasmisor de vida y esa vida deberá de ser devuelta por la persona a su entorno y éste de nuevo a la persona, hasta formar un proceso dialéctico, infinito y eterno. Esta es una gran virtud que denota el triunfo de la vida.

“Para los abuelos, el hombre es un elemento más de la naturaleza. La tierra es madre del hombre, como también de la mujer, porque nos da la vida” (Madre Tierra, 1,998).

Así la visión cosmogónica del pueblo maya es integradora, pues la creación no fue únicamente antropocéntrica, ni exclusivamente para la materialidad, sino todo lo contrario; se desarrolla hacia la ampliación de niveles de conciencia y sentido de pertenencia con la naturaleza. De ahí la importancia para la humanidad maya cuando se refiere a la naturaleza como Madre, por ser un hijo de sus entrañas que usa substancias que ella generosamente brinda a los creadores y formadores para la formación de la humanidad.

Así el territorio en Guatemala, como parte de la naturaleza, en las comunidades indígenas se considera sagrado, principalmente en todas las áreas donde se cultiva el maíz, no sólo como alimento, sino como vínculo entre tradiciones culturales, usos y costumbres.

Ello también implica no solamente las áreas rurales y altiplano occidental, pues también los centros urbanos como cabeceras departamentales y municipales son abastecidas de productos agrícolas, sobre todo de maíz; quizá este hecho explique el porque los centros urbanos tienen mucho de la cultura sacra-mental de los mayas, aunque reelaborada, pero existe.